Uri Rosenzweig, equitador nacional: "Si Chile no destaca ahora, no lo hará jamás"

Uri Rosenzweig es uno de los jinetes más destacados de Chile. Sobresalió desde los inicios de su carrera, cuando con 23 años destacó como el campeón nacional más joven de la historia. Actualmente se encuentra radicado en España, lugar en donde prepara para en los Grandes Premios de Europa y sueña con representar a nuestro país en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

Rosenzweig conversó con La Tercera sobre la actualidad de la equitación, la participación chilena en el Mundial de Francia y sus objetivos en las competencias europeas.

- Fuiste el campeón chileno más joven de la historia… ¿Cuéntame sobre eso?

"Ganar el campeonato de Chile con 23 años fue una gran experiencia,  sin duda algo que posteriormente me inspiró a tomar la decisión de entrenar y competir en el extranjero".

- Estás preparándote en España ¿Cómo es tú día a día allá?

"Mi día a día es ir a montar por las mañanas con Patricio Maldonado, un gran entrenador español del cual he aprendido mucho. Mis caballos se encuentran en el Club de Campo de Madrid, el cual cuenta con toda la infraestructura que cualquier club europeo pudiese tener. Trotadoras para caballos, pistas de galope de primer nivel y pistas cubiertas para entrenar con lluvia. Por las tardes, voy al gimnasio y luego hago trabajo administrativo del proyecto, pagina web y lo relacionado".

- ¿Por qué no participaste en el Mundial Ecuestre?

"La verdad es que no me considero listo para un campeonato del mundo. Cuando uno compite de forma internacional, hay varios niveles de exigencia donde representamos al país y que se clasifica por estrellas. Yo me mantengo saltando CSI - 2 y 3 estrellas, esto se define por el monto en dinero que reparten en premios de 24.000 a 50.000 euros. Las alturas fluctúan entre 1,45 y 1,50 metros,  pero los niveles de exigencia son inferiores a un 5 estrellas, que es básicamente la Global Champions Tour. Esta copa se considera más grande que la anteriormente mencionada, muy técnica y muy difícil. Pero falta mucho para eso, llegar ahí es uno de los últimos pilares en mi proyecto. Jamás antes de un Panamericano o una Olimpiada".

- ¿Cómo has visto la representación nacional en Francia?

"Voy a ser estadístico y cuidadoso en esta pregunta. En mi opinión el único jinete chileno que podría decir que estaba listo para este nivel, es alguien que haya participado en CSI5 Estrellas durante el año, y ese es Samuel Parot. El no participó en este Mundial y creo hubiese marcado la diferencia de los resultados que se obtuvieron. El resto de las representaciones creo que solamente hubiesen sido válidas si querían sumar experiencia. En cualquier caso, creo que hay otros lados para hacer experiencia, menos técnicos e importantes que un evento de este nivel. De igual forma apoyo a mis compatriotas que defendieron a la bandera ese fin de semana, siempre he dicho que el único objetivo que debemos tener es posicionar a la bandera lo mejor posible. A veces se puede, otras no".

- ¿En qué ejemplares estás participando? ¿Qué cualidades tienen?

"Actualmente tengo dos caballos de alta competencia. Elton Flandria Horse, es belga y lo uso para pruebas de velocidad. Salta 1,40 metros aproximadamente, varía un poco la altura, pero el objetivo es terminar la pista sin faltas y en menos tiempo que los demás participantes. Con este he logrado hacer sonar el himno dos veces en Europa, la última vez fue hace poco en Vimeiro, Portugal, y contra velocistas muy conocidos en Europa.

El otro caballo se llama Qrack de la Love, es francés y lo uso para los Gran Premios 2 y 3 estrellas. Es un caballo muy potente y su objetivo es terminar las pistas sin derribos para afrontar un desempate contra el cronómetro en posterioridad. Así Qrack ha logrado sumar 20 puntos para el ranking del mundo (Ranking FEI). Eso era una meta para este año, porque para ganar los puntos hay que finalizar los grandes premios entre los primeros 15 participantes, entre 100 competidores que buscan hacerlo. Nunca es fácil ganar estos puntos".

- ¿Cuáles son tus próximas competencias?

"Este fin de semana tenemos un concurso nacional en Madrid, donde se prepararan los caballos para una gira por Portugal, Vilamoura. Luego viajarán a Mijas, cerca de Marbella, donde se enfrentarán a cuatro semanas de CSI2 Estrellas. La meta es hacer sonar el himno en las pruebas de velocidad con Elton y saltar los cuatro Gran Premios con Qrack, tratando de confirmarlo en este nivel para un posterior ascenso de nivel en el próximo año".

- ¿Y tus objetivos en el mediano y largo plazo?

"Mi objetivo principal es terminar el año con alguna buena participación más, ojalá obtener un podio más antes de diciembre y con más puntos para el Ranking del Mundo. El próximo año uno de mis proyectos principales son los Panamericanos de Toronto. Será decisión del jefe de equipo chileno si hemos llegado en buenas condiciones o no, pero haremos todo lo posible para lograrlo".

- Se dijo que ibas a representar a Israel y no a nuestro país. ¿Al final por qué país competirás?

"Voy a competir por Chile, como lo he venido haciendo el último año, y ojalá con los mismos resultados o mejores. Hemos subido un escalón en el nivel y me emociona mucho escuchar mi himno nacional cuando logro ganar. Israel nace por mi necesidad de mostrar mis orígenes judíos. El representar al país Israel como judío siempre será un sueño presente con mi pueblo, pero hoy tengo una meta con mi gente y con mi país, la que voy a cumplir".

- ¿Qué le falta a Chile para lograr el sitial internacional que alguna vez tuvo?

"Aprender de Europa. Ser claros en cómo se hacen las cosas, en especial los procesos de quienes son los que representan al país, y establecer un camino. Pero lo más importante es seguir un proyecto y no poner metas inalcanzables, porque eso no es apuntar alto. Apuntar alto es saber a dónde voy y llegar cuando me lo haya planteado.

De todas formas, creo que el sitial lo tiene actualmente. Samuel Parot compite en la Global Champions Tour, que es una liga transmitida en Eurosport y en FEI TV. Ahí compiten los jinetes más importantes del mundo. El no solo compite, ganó en Mónaco, Madrid y Gijón. Sus logros no han tenido la cobertura que merecen en Chile. En cuanto a los que venimos atrás y tratamos de llegar ahí, falta tiempo para seguir aprendiendo y seguir compitiendo. Ya vamos a llegar".

- ¿Crees que con la nueva camada de equitadores Chile logre posicionarse nuevamente a nivel mundial?

"Si no lo logra ahora, no lo va a hacer jamás. No recuerdo cuando fue que tuvimos tantos jinetes de primer nivel juntos. Samuel Parot destacando en todo el mundo, Carlos Milthaler en Argentina, Tomás Couve en Francia y Matías Fernández en Estados Unidos. Jorge Matte Capdevila junto a Samuel Parot padre de gira, Samuel hijo y yo en España y de gira por Portugal. Además de muchos talentos que compiten en Chile  como Michael Ziller, Carlos Mostard, Cristian Santis, Rodrigo Carrasco, Nicolás Imchinezqui, Octavio Pérez de Arce, entre otros. Eso sin contar inmensas tradiciones ecuestres como Joaquín Larraín, que hoy se dedica al comercio ecuestre y que es un gran aporte al ambiente nacional.

En fin, creo que hoy más que nunca lo que nos sobran son representantes buenos. Caballos buenos siempre ha habido, lo que aquí falta es apoyo del gobierno en cuanto a recursos y difusión. Y en cuanto a nuestra federación faltan reglas claras y procesos selectivos, claros y transparentes. Debemos copiar lo que hacen las demás potencias del mundo, si hacemos eso te garantizo que en el próximo mundial tendremos una participación de un gran nivel, como lo logró Colombia o Venezuela".

- ¿Por qué hay que imitar a los europeos?

"Porque a nuestro país le falta entender que esto es más que un deporte. Es una cultura en Europa muy vigente y nosotros somos los embajadores del país cada vez que vamos a un campeonato por el mundo. La única razón por la cual la bandera chilena cuelga de ese mástil es porque nosotros estamos ahí compitiendo, sin apoyo del gobierno y con recursos propios. Incluso a veces logramos que suene el himno en alguna ciudad de Europa y si nos apoyaran, sería mucho más factible ganar".

Fuente: La Tercera

 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal