Declaración Pública B'nai B'rith Chile

Como judíos, pertenecientes a un pueblo milenariamente perseguido a través de la historia y también como chilenos, deseamos levantar nuestra voz para llamar la atención en pro de los cristianos y católicos del Medio Oriente que, en estos momentos, son la minoría más perseguida y en mayor riesgo respecto de su continuidad y de sus vidas en esa región. 

El embate de la barbarie islamista en el Medio Oriente, conducida por grupos tales como ISIS, Al Qaeda,  talibanes y otros, tiene como uno de sus objetivos manifiestos dispersar y exterminar a las comunidades cristianas que llevan más de 2.000 años de presencia en la región. Esta persecución se lleva a cabo por los medios más terribles, tales como crucifixiones, mutilaciones y hasta decapitaciones de niños, hechos que los propios islamistas se han encargado de difundir (se estima que actualmente en el Medio Oriente, cada cinco minutos es asesinado un cristiano). 

Las más altas jerarquías de la Iglesia Católica y de otras confesiones cristianas han declarado su horror y preocupación  frente a estos hechos, llegando a hablarse incluso de genocidio. Los cristianos han sido tradicionalmente discriminados y tratados como gente de segunda categoría en los países islámicos y  ahora están expuestos a la más terrible persecución, impedidos de practicar su fe incluso con riesgo de sus vidas. 

No existe ninguna nación cristiana en Oriente Medio.  Las comunidades cristianas son minorías en esos países y con la situación actual, expuestos a ser exterminados y dispersados. Sus plenos derechos solamente son respetados en el Estado de Israel. No teniendo estas comunidades cristianas del Medio Oriente una nación propia que los acoja y los proteja contra quienes desean expulsarlos o exterminarlos (como sí la tienen los judíos en Israel), el mundo de la democracia y la tolerancia tiene el deber de defenderlos y actuar contra quienes sostienen este vil propósito de exterminio.  

Declaramos nuestra solidaridad con los cristianos perseguidos, oramos e invitamos a orar por ellos, nos ponemos al servicio de cualquier iniciativa o campaña que se efectúe para apoyarlos en esta difícil contingencia a la que los empuja el extremismo islamista y hacemos un llamado a la conciencia de los gobernantes de Chile y del mundo para que rechacen dicha nefasta ideología y la denuncien por todos los medios, así como dispongan de lo que sea necesario para ayudar y salvar a los perseguidos.

 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal