A salvo de la tragedia por la Ley Judía

 

El vuelo MH370 de la empresa Malasya Airlines que se dirigía de Kuala Lumpur a Pekín se encuentra desaparecido y aún no hay noticias de ninguno de los pasajeros. Un hombre quiso sacar pasajes para abordar ese avión, pero el agente de viajes se negó a vendérselo porque no le recomendaba volar en Shabat. Sin saberlo, le salvó la vida.

El popular blog de descuento de viajes DanDeals.com ha divulgado una historia increíble pero real: un pasajero judío que quería comprar un pasaje para el vuelo MH370 de Malaysia Airlines, que se encuentra desaparecido y del cual se sospecha que haya sido víctima de un ataque terrorista, se cambió a un vuelo alternativo debido a que su agente de viajes en Israel era ortodoxo y se negó a reservarle un itinerario durante el Shabat.

Según la ley judía ortodoxa, facilitarle otra persona la profanación del Shabat - embarcar en un avión sería un ejemplo- está tan prohibido como profanarlo uno mismo. Esto causó que, sin saberlo, el vendedor le salve la vida al pasajero.

Tras la desaparición del avión, la empresa publicó en su blog el intercambio de mails entre el agente de viajes y el cliente, certificando que la historia trascendida es cierta.

Andrew, el cliente, mandó en primer lugar su mail con el itinerario que deseaba realizar, incluyendo el viaje del 8 de marzo desde Kuala Lumpur hasta Pekín. En su respuesta, el agente le pasó todos los datos, con una salvedad, el viaje a China estaba reservado para el 7 de marzo, un día antes.

Cuando Andy se quejó porque necesitaba ese día extra en Malasia, el vendedor alegó que debido a su religión no le gustaba vender vuelos a judíos los sábados, pero que le ofrecía la posibilidad de reservarlo por su cuenta, dejando el resto de la reserva como estaba. “Quisiera poder ofrecerte el vuelo un día después, pero no me gusta que los judíos vuelen en Shabat”, se excusó.

Unos días después, Andy afirmó que “debiera ser más observante” aceptó la propuesta del agente, quien se mostró encantado de que el cliente hubiera aceptado su oferta. Así fue que el 14 de enero cerraron el trato, y descartaron, sin saberlo, el viaje en el avión de la tragedia.

El 9 de marzo, un día después de la desaparición del MH370, Andy se comunicó vía mail con el vendedor y manifestó su agradecimiento: “D-s Santo. Seguro has oído lo que pasó con el MH370. No puedo dejar de pensar en esto. Este es un verdadero milagro para los Libros. Usted es un verdadero protector de la vida. No puedo pensar en nada más. Hablaremos más adelante esta semana. No sé cómo agradecérselo lo suficiente”.

El agente, con la suficiente humildad, concluyó la historia y le contestó: “Estoy muy feliz por usted. Yo no soy el salvador, D-s y el Shabat fueron sus salvadores. Usted les debe algo”.

Fuente: Radiojai

 
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal