Dos Almas Unidas en la Vida y en la Muerte
Rabino Jaim Koritzinsky

 

La parashá de la semana pasada se llamaba Balak debido a un rey no Israelita que contrata a un profeta llamado Bilaam para maldecir a los Bnei Israel. Pero notablemente cada vez que Bilaam trataba de maldecir a los israelitas, las únicas palabras que salían de su boca eran bendiciones. Esta semana quiero honrar la memoria de dos líderes influyentes de la comunidad judía del siglo 20.  Ambos eran muy conocidos por sus bendiciones y ambos dejaron un importante legado.

La semana pasada fue el yortzeit (aniversario) del Rebe de Lubavich, Rabino Menajem Mendel Schneerson zl.  El murió el gimel Tamuz, el 3 de Tamuz, hace 20 años.

Schneerson fue nombrado el séptimo (y último) rebe en 1950 tras la muerte de su suegro, Iosef Itzjak.  Schneerson hizo crecer  el movimiento Lubavitch en forma significativa. De ser una pequeña comunidad en la post guerra en Brooklyn se transformó en un movimiento con sinagogas, escuelas y centros judíos de todo el mundo.  Una de las tradiciones especiales del Rebe era entregar billetes de $1 para que luego fueran donados para Tzedaká.  La gente hacia largas filas para conseguir un billete de un dólar del Rebe, junto con su bendición.

Otra cualidad especial del Rebe fue su capacidad para reconocer los talentos y dones que cada persona poseía. Identificó a individuos y parejas para servir como shlijim, emisarios, para trabajar en las comunidades judías en ciudades y lugares remotos de todo el mundo. Según una fuente de Jabad, en 1994, 1.243 parejas fueron emisarios del Rebe en todo el mundo. Hoy esa cifra casi se ha cuadruplicado, a más de 4.000 parejas que trabajan en 84 países.

Dos de sus primeros emisarios fueron Shlomo Carlebaj y Zalman Shachter Shalomi. Fueron enviados a los campus universitarios para revitalizar la vida judía de los estudiantes universitarios. Reb Shlomo atrajo a los estudiantes a través de historias jasídicas y a través de la música. Reb Zalman lo hizo a través de experiencias de rezos profundos basada en enseñanzas jasídicas y cabalísticas. Ambos contribuyeron al nacimiento de la renovación judía o Jewish Renewal.

¿Qué es Jewish Renewal? La idea fundamental del Judaismo Renovado era que el judaísmo había dejado de tocar las almas. Como Reb Zalman decia, "las sinagogas se habían convertido en lugares para la celebración de eventos del ciclo de vida, no eran lugares para vivir experiencias religiosas de transformación." Él no se refería a una denominación en particular, sino más bien al pueblo judío que había perdido su brújula espiritual. La religión y la espiritualidad se habían divorciado y llevaron a muchos judíos en los años 1960 y 1970 (y a los israelíes hasta hoy) a viajar a lugares como la India para conectarse con una espiritualidad que no podían encontrar en el judaísmo.

Reb Zalman, viniendo de la tradición jasídica de Jabad, creyó que se podía encontrar la espiritualidad dentro del judaísmo, pero necesitábamos cultivarla con una inversión de tiempo, recursos, y lo más importante, con un cambio de conciencia.  Junto a su amigo (y fundador de mi escuela rabínica) Rabino Arthur Green, Reb Zalman fundó en Boston una comunidad espiritual y de aprendizaje llamada “Javurat Shalom” que sirvió como incubadora de la visión compartida con Green de la vida judía.  Rab Zalman dio otro paso al ofrecer apoyo espiritual y smijá (ordenación rabínica) a varios líderes judíos emergentes.  Entre estos líderes se encuentran el rabino Moshe Waldoks, actual rabino principal del Templo Beth Zion en Boston (mi comunidad en los Estados Unidos y también la sinagoga donde la Rabina Claudia Kreiman oficia) y el Rabino Ebn Leader (esposo de Claudia y mi maestro y mentor en mi seminario rabinico Hebrew College en Boston).

Este renacimiento de la vida judía inspiró a Rab Zalman para fundar la primera comunidad Jewish Renewal en Filadelfia llamada  Bnei Or.  Otras comunidades de Jewish  Renewal pronto se fueron creando, formando una red de comunidades (incluyendo un programa de formación rabínica), todo bajo la organización paraguas llamada "Aleph: La Alianza para el Jewish Renewal".  La joya de la corona del Judaísmo Renovado fue el establecimiento de un "ashram judío" o centro de retiro en Nueva York llamado “Elat Jaím” que fue sede para seminarios, talleres y cursos para los judíos que buscaban reincorporar la espiritualidad en sus vidas religiosas.  Judíos de todas las denominaciones empezaron a regresar.  Ya sea en Elat Jaím o en su comunidad de origen, los “spiritual seekers” (buscadores espirituales) comenzaron a sentir que por fin habían encontrado un hogar dentro del Judaísmo y no tenían que viajar a la India para alimentarse espiritualmente.

(Irónicamente, Rab Zalman viajó a la India como uno de los principales participantes en el diálogo inter-religioso con el Dalai Lama. El Dalai Lama había invitado a una delegación judía a Dharamsala para discutir y compartir las lecciones claves de cómo sobrevivir y prosperar como una comunidad de la Diáspora.  Rab Zalman no sólo fue uno de los oradores principales, sino también encabezó la delegación en experiencias de rezo. Este encuentro interreligioso fue documentado por Rodger Kamenetz en su libro "el Judío en el Loto")

Lo extraordinario de Rab Zalman fue no sólo que él fundó lo que hoy llamamos "Judaismo Renovado", sino también su capacidad de cambiar el discurso acerca de la observancia religiosa.  Le gustaba distinguir entre estudiar la Torá y el estudio desde la Torá. La Torá era para él una guía espiritual, no sólo un libro de reglas. Insistió en que la observancia religiosa y los principios éticos tenían que encontrar una mayor integración.  La Torá, para él era un camino espiritual que nos debía llevar a una existencia más significativa y ética.

Por ejemplo, Rab Zalman promovió la idea de que la kashrut no sólo depende de la forma en que el animal es asesinado. También tiene que ver con las condiciones del animal mientras está vivo.  ¿Los pollos o vacas podían pastar libremente o habían sido encerrados toda su vida en una jaula?  Ya sean animales o plantas ¿se usaron pesticidas u hormonas de crecimiento en la producción de un producto?  Y ¿qué pasa con la gente que trabajaba en la planta de los animales o en el campo o en el restaurant, sirviendo la comida?  ¿Se les pagó un salario digno? ¿Las condiciones de trabajo eran decentes? Rab Zalman sentía que estas preguntas también debían ser consideradas en la determinación de si un alimento o un lugar se considera kosher. Hoy en día este movimiento se conoce como eco-kashrut o kashrut-ética y grupos de judíos ortodoxos y conservadores participan activamente en el fomento de los establecimientos kosher para incorporar este hejsher, un sello ético de aprobación.

En otras palabras, Rab Zalman estaba constantemente desafiando a todos los sectores de la comunidad judía a ser más coherentes espiritualmente y más auténticos. Él solía decir que vivimos en una tensión entre lo que somos y lo que sentimos que "deberlos " ser.  No necesitamos ceder – éticamente o espiritualmente- con el fin de ser religioso.  Hablando personalmente, ésta es una de las principales lecciones que he aprendido de Rab Zalman: ser yo mismo cuando se trata de mi vida judía y la observancia. Como líder, ¿si no soy auténtico conmigo mismo, cómo puedo esperar de otros lo sean?

Zalman Schachter Shalomi exhaló su último aliento la semana pasada, justo en la misma semana que su mentor espiritual Menachem Mendel Schneerson dejó nuestro mundo 20 años antes.  Tal vez el destino lo quiso juntar.  Reb Zalman tenía 89 años.  

Que Rab Zalman y el Rebe Menachem Mendel - dos personas que trajeron y entregaron bendiciones a este mundo- sean recordados por haber inspirado  a una infinidad de Judíos a volver al judaísmo, por empoderarlos en su camino judío, y por dejarnos a todos nosotros un legado de integración espiritual y ética, desafiándonos  para que nos expresemos auténticamente-- no sólo considerando lo que sentimos deberíamos ser, si no que siendo de verdad quienes somos.

Zijronam Livrajá.  Bendita sea su memoria.

 

 
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal