Lo que el Judaísmo Progresista tiene que decir sobre la Torah y la Biblia
 

 

En la condición de judíos progresistas nos vemos delante de un documento antiguo, cuya línea histórica general consideramos verdadera, pero cuyas varias historias traen en si bien claras las marcas del ambiente en que fueron escritas, bien como la visión del mundo específica y muchas veces falible, de sus autores. Como Judíos reafirmamos la idea de que la Torah nos revela la palabra divina de Dios. De esta forma, la consideramos como una obra de verdad eterna, cuyo todo es mayor de lo que la suma de sus partes. 

Por ser la Biblia el Libro de nuestro Pueblo, nosotros la consideramos con amor y respeto. Ella es ciertamente un testimonio vivo del pacto entre Dios e Israel. La Biblia Hebrea es el registro escrito del inicio de la historia y de la identidad judaicas, sobre cuyo texto fue construida una civilización religiosa llena de vitalidad. Los libros de la Biblia incluyen un periodo de mil años y nos describen el desarrollo de una nueva y sorprendente actitud con relación a Dios y al comportamiento ético. 

Para el judío la Biblia es el cerne de una vasta literatura correlativa. La postura del Judaísmo Progresista es de valorización y aprecio por esta herencia. Ningún texto, sin embargo, por más antiguo que sea, puede ser utilizado para justificar lo que es moralmente injustificable. El antiguo texto hebreo y aramaico debe ser comprendido en el contexto de su época, ya que no surgió en un vacuo cultural, económico y religioso. 

Con la vuelta del Pueblo de Israel a la Tierra de Israel en la época moderna, el lenguaje de la Biblia si hizo todavía más importante y los estudios bíblicos florecieron. La arqueología del Oriente Medio, el conocimiento de antiguos idiomas relacionados al hebreo y la descubierta de los Manuscritos del Mar Muerto expandieron mucho nuestro conocimiento y aumentaron nuestra valorización del pasado. 

El estudio de la Biblia se hizo una tarea compartida por estudiosos judíos y no-judíos, reduciendo diferencias religiosas y estimulando la cooperación entre estudiosos de diferentes religiones.

Fuente: WUPJ

 
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal