Rabinos se rasurarán la cabeza en recuerdo de niño víctima del cáncer


Superman Sam, víctima del cáncer

En marzo, decenas de rabinos se afeitarán la cabeza en la Conferencia Central de Rabinos Americanos del movimiento reformista. Pero el niño de 8 años de edad, cuya lucha contra el cáncer inspirara la campaña de los rabinos, no estará allí para ser testigo de su acto de solidaridad.

Samuel Asher Sommer, hijo de los rabinos Phyllis y Michael Sommer, murió el sábado en el área de Chicago, después de una batalla de 18 meses contra la leucemia mieloide aguda.

Su funeral se celebró en la tarde del lunes en Am Shalom, donde Phyllis Sommer es rabino asociado.

Phyllis Sommer había creado “Superman Sam”, un blog que documentaba la lucha de su hijo. Junto con un compañero rabino reformista, se le ocurrió la idea para el movimiento “36 Rabbis Shave For The Brave”, con el fin de recaudar dinero para la investigación del cáncer pediátrico y mostrar su solidaridad con Samuel, quien perdiera su cabello debido a la quimioterapia.

En los días siguientes a la muerte de Samuel, más rabinos se unieron a la campaña.

Para el lunes pasado, 51 rabinos, en su mayoría afiliados al movimiento reformista, se habían comprometido a perder su cabellera. Otro 11 habían ofrecido como voluntarios para ayudar de otras maneras .

De acuerdo con la página Web “36 Rabbis Shave For The Brave” la campaña ha recaudado 122.808 dólares a partir del lunes por la tarde, para la Fundación St. Baldrick, una organización no lucrativa con 13 años a su activo, que recauda dinero para la investigación del cáncer pediátrico.

El rabino Charles Briskin , uno de los rabinos que se comprometieron a afeitarse la cabeza y recaudó $4.339 dólares , dijo que firmó el porque él es amigo de los Sommers y ” sintió impulsado por la causa. ”

Según el sitio web del St. Baldrick Fundación, sólo 4 por ciento de los fondos destinados a la investigación del cáncer en los Estados Unidos se centran en los cánceres pediátricos.

Como resultado, los médicos deben luchar para aplicar a los niños los protocolos que han sido desarrollados para los pacientes adultos. El tratamiento que funcione para los adultos puede ser tóxico para los niños, ya que estos son mucho más pequeños .

Fuente y traducción: Enlacejudío

 Comparta este articulo con sus contactos:

 Tweet   

 

Ir a página principal