"Sexualidad: Hormonas, Cultura, Ciencia y Religión" con la Dra. Mijal Barylka de Luria
Jshbell Naymes
Hoy en día, existe un reciente cambio histórico en cuanto a la postura religiosa judía ante el sexo

En Israel, los últimos tres meses han marcado un notable cambio del sector religioso, lo cual ha llevado a un periódico local a titular su artículo de ocho columnas “Después de una era de silencio, los religiosos marchan hacia el orgasmo”.

Este 13 de julio; a las 8.00 pm. Tuvimos la oportunidad de escuchar a la Dra. Mijal Barylka de Luria, quién es hija del recordado rabino ortodoxo y catedrático Yerajmiel Barylka, nacida en México, alumna de la Yavne, antes de hacer Aliyá y que está de visita en nuestro país para hablar sobre “Sexualidad: Hormonas, Cultura, Ciencia y Religión”.

El grupo Guimel presentó a la Dra. Mijal Luria, ginecóloga y terapeuta sexual, quien dirige el Centro de Salud Sexual del Hospital Universitario Hadassah y coordina el curso de sexualidad humana para estudiantes de medicina de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

La Dra. Barylka, explicó que el origen de la homosexualidad sigue siendo bastante desconocido, siendo la teoría más aceptada, la base biológica, pero depende también de las circunstancias del desarrollo.

El estudio de distintas regiones geográficas demuestra que el entendimiento de la sexualidad es distinto según las culturas. El etnocentrismo es ver al mundo desde dónde se está. Una prohibición parece ser universal: El incesto. Las demás prácticas sexuales incluyen casarse con todos los hermanos (tribu Lepcha), el sexo seco, no muy agradable para las mujeres (Suriname), También el tercer sexo (hombres afeminados) que son aceptados en la policía de Samoa y, por supuesto, la mutilación genital femenina, que afecta a 140 millones de niñas y mujeres, y que a pesar del repudio generalizado de la cultura occidental, ha sido reivindicada por un médico de origen africano, Dra Wairimi Nagarviya, como rasgo cultural valioso.

Hemos visto cómo la ciencia ha evolucionado desde los textos de Rambam; hasta hoy, pasando por los informes de Kinsey y las investigaciones de Masters y Johnson. Aprendimos que hay 750 razones por las cuales los humanos tienen sexo y 4 principales por las cuales no lo hacen (siendo éstas últimas el cansancio, el aburrimiento, la baja autoestima y las preocupaciones estéticas).

La Dra. Mijal comento que desde Israel, ha estado atenta del nacimiento de Guimel y comenta que estamos en el umbral de “una nueva época de la historia comunitaria”. Está consciente del reto que representa para nuestra Comunidad la aceptación del grupo LGBT, en contraste con la sociedad israelí, la cual es una de las más incluyentes del mundo; pero reconoce que, algunas veces, son inútiles las discusiones con personas que han decidido rechazar el sector gay. Como también para ella es un honor participar en esta cruzada de la diversidad, pues “los componentes culturales y religiosos de la sexualidad están en continuo movimiento”.

En cuanto a la inclusión de las personas gays a la sociedad religiosa, la Dra. Mijal explica que dicha sociedad se encuentra en proceso de cambio y que hay que tener paciencia. Menciona a un rabino de este movimiento, Yuval Sherlo, quien recientemente admitió: “Hace seis años, si me hubieran hablado de “la orientación inversa”, hubiera dicho que no existe. Me hizo cambiar de opinión el Internet y la película “Temblando ante D-os”, y hoy, estoy en contacto con 300 personas que hablan con honestidad y dolor”.

Otra postura más ortodoxa propone que, si no funciona el proceso de “reparación” (volver heterosexuales a los homosexuales)…. se puede intentar casar a homosexuales con lesbianas.

En la actualidad, hay parejas de transexual y homosexual que tienen hijos. Dentro de su área de especialización, la Dra. Mijal, se ha enfrentado con retos y con familias “distintas”. Es el caso de Shira, una mujer que decide cambiar de sexo, manteniendo su aparato reproductor y se vuelve Yuval. Yuval, bajo un tratamiento de testosterona, se casa más adelante con Nathan, un homosexual. Todo se “complica” para esta pareja que deciden tener hijos, lo cual es posible, pues Yuval puede embarazarse (de hecho fue el segundo hombre embarazado del planeta). Gracias a Mijal, hoy la pareja tiene dos bellos niños…

Fuente: Eldiariojudío

 
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal