Y Elegirás la Vida - Ubajarta bajaim
Dr. Guido Maisuls
 

Una pareja judía en Nueva York eligieron la vida, en la circuncisión de sus trillizos les dieron de nombres  Eyal, Gilad y Naftali, los nombres de los tres chicos israelíes secuestrados y asesinados por el Terror.

Dicen que el Terror es el sentimiento del miedo llevado a su máximo extremo. Comentan que el Terror irrumpe cuando el miedo ya ha superado los dictados del cerebro y la razón huye despavorida a territorios muy remotos. Sabemos que el Terror es utilizado hoy en día como una poderosa arma de dominación, de sojuzgamiento, de alineación y de muerte por los que odian la Vida. El Terror esta inexorablemente al servicio de la Muerte.

Se equivocan y muy a lo grande, estas fuerzas retrogradas y oscurantistas del Islam, ya que esta gran debilidad, este apego a la vida, es realmente la gran Fortaleza de Israel; esas ganas de vivir que no es un invento artificial y superfluo creado en forma espontánea en su creación como Estado ni es importada de ningún creativo mercado tecnológicamente muy sofisticado y novedoso, simplemente la heredamos de nuestros valores judíos, esos valores ancestrales que permitieron sobrevivir a nuestro pueblo en las condiciones mas adversas y extremas, teniendo que optar permanentemente entre la vida y la muerte.

Eligiendo siempre la vida, durante los amargos 2000 años de su diáspora, expulsados de sus hogares, obligados a conversiones forzosas, quemados en la hogueras de la inquisición, masacrados en los caminos de las cruzadas, exterminados en los campos nazis, segregados y discriminados en los guetos de la vieja y culta Europa o de las exóticas mil y una noches musulmanas, vagando por el mundo como los eternos errantes, como los desheredados de la tierra. 

A pesar de todo, el éxito del pueblo judío es rotundo, no solo se consiguió sobrevivir también se concreto el legendario y mítico sueño de retornar a nuestra tierra ancestral y construir nuestro propio Estado y todo gracias al simple, natural y elemental recurso: El apego a la Vida, el Amor a la Vida.

Estamos viviendo momentos críticos y decisivos, las amenazas se ciernen sobre nosotros, el fundamentalismo islámico aliado a las fuerzas más irracionales, oscuras y primitivas del planeta quieren borrarnos del medio oriente y del mundo. 

Tenemos muchas debilidades a las cuales debemos sobreponernos pero también poseemos grandes Fortalezas. Nuestra principal Fortaleza fue y seguirá siendo nuestro apego a la vida cotidiana, a los padres, a los hijos, a los amigos, a la tierra, a las instituciones y al futuro. Nuestra gran Fortaleza es luchar por la vida, amar apasionadamente la vida para que nuestros hermanos, nuestros hijos, nuestras almas y nuestra sangre vivan para siempre.

Y Elegirás la Vida - Ubajarta bajaim

Fuente: Cartasdesdeisrael

 
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal