Testimonio de una participante de Masá

 

Dominique Cathalifaud

Les quiero contar un poco de mi experiencia en Israel, cuando decidí irme tenía muchas ideas, muchas expectativas y muchas dudas de como seria.

Al empezar a hacer el proceso todo se fue aclarando y decidiendo que haría allá finalmente y con qué programa de Masá. 

Cuando llegue a Israel me recibió mi madrija y en ese momento me di cuenta que las cosas serian distintas a lo que imagine. No mejor no  peor, pero diferente en la realidad. Cuando uno se va solo a un viaje se imagina solo. Pero al llegar conocí muchas personas que considero hoy mis amigos y que espero que lo sean por mucho tiempo más a pesar de las distancias, que algunas cosas que creí que serian fáciles, no lo fueron y al revés. 

Pero sin duda fue una experiencia maravillosa, la que repetiría sin dudar, vivir en Tel Aviv me abrió todo un mundo distinto una cultura distinta y uno aprende a apreciar lo que tiene y lo que te puede entregar otras personas y otras culturas. 

A pesar de que ya volví hace algunos meses, sigo pensando en estar allá con la gente que conocí y como sería volver,   Lo recomiendo 100%, salir a otro país y tener que tomar decisiones por uno mismo y para uno mismo, que cada día sea algo distinto y maravilloso.

 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal