Flores contra la diabetes y el cáncer

 

Investigación palestino-israelí, Bio-Xplore. Gran parte de la información sobre los usos medicinales de las plantas se basó en el folclore y la medicina tradicional

Las selvas tropicales son el hogar de plantas que se han utilizado en el 65 por ciento de los fármacos prometedores contra el cáncer. Ahora, resulta que las flores medicinales crecen también en el clima mediterráneo también. En los últimos tres años, investigadores israelíes y palestinos han unido esfuerzos para descubrir el potencial sin explotar de la diversidad vegetal en la cuenca mediterránea. A lo largo de su estudio, los investigadores recogieron plantas de diferentes regiones de Israel y de la Autoridad Palestina, y descubrieron propiedades de las plantas que se utilizan en el tratamiento de la diabetes, infecciones y enfermedades virales, y también para usos cosméticos.

El proyecto de investigación en colaboración, llamado Bio-Xplore, es dirigido por el profesor Bertold Fridlender y el Dr. Gili Joseph de Colegio Académico Hadassah en Israel. Bajo su instrucción, investigadores israelíes, palestinos, griegos y españoles examinaron miles de muestras de plantas y se analizaron las propiedades de las plantas, tales como antioxidantes, anti-virus, anti-bacterianas, anti-cáncer y agentes anti-hongos.

Gran parte de la información sobre los usos medicinales de las plantas se basó en el folclore y la medicina tradicional. Joseph habló con los miembros de las comunidades árabes, que pasaron la información de generación en generación, sobre estas plantas medicinales. Su objetivo es promover estas tradiciones y el uso de la ciencia para identificar los materiales e ingredientes activos con beneficios para la salud, que la llevaron a estudiar más de 4.000 muestras de plantas con una amplia gama de actividades medicinales. “Si somos capaces de identificar compuestos que son activos, podemos desarrollar nuevos fármacos e incluso productos de venta libre”, declaró Joseph.

Durante el estudio, los investigadores descubrieron que enfermedades como la diabetes, que afecta a más de 347 millones de personas en todo el mundo, se pueden abordar utilizando la rica diversidad de plantas de la región. Un ejemplo es la flor Senecio, un género de la familia de la margarita, y es una planta que se encuentra en casi todos los campos en Israel. Se encontró que tienen propiedades esenciales para el tratamiento de la diabetes tipo 2.

Además de la subvención de la Unión Europea, los investigadores han obtenido una subvención del Ministerio de Salud de Israel para crear un centro de excelencia que desarrollará antibióticos basados en las plantas – un proyecto prometedor que se espera llegará tras los avances científicos.

Fuente: Aurora 
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal