Israel: Un referente en la recuperación de aguas para la industria

 


(Artículo publicado en Directorio Minero de Chile).

En febrero el Ministerio de Obras Públicas decretó zona de escasez hídrica por un período de seis meses en 19 comunas de la III Región de Atacama y IV Región de Coquimbo. Sin duda, el impacto de la sequía a tales extremos es totalmente nuevo para Chile, no así en cambio para Israel, que por siglos ha debido lidiar con la falta de agua. Enclavada en medio del desierto, Israel dispondrá este 2015 de nada menos que 500 millones de metros cúbicos de agua (500 billones de litros cúbicos de agua). Con el fin de recoger el valioso modelo israelí, Direcmin conversó en exclusiva con Gerardo Galaz, Delegado Comercial y Gerente de Nuevos Negocios de la Embajada de Israel en Chile.

Hace años que Israel arrancó con el megaproyecto de recuperar aguas, luego de que los expertos estudiaran la particular situación de clima y suelo del país, marcada por una estación extremadamente seca entre abril y octubre y otra lluviosa (noviembre-marzo). Así, se concluyó que había importantes oportunidades de reutilización del recurso, lo que implicaba diseño de ingeniería, innovación y aplicación de tecnología de punta.

Según explica Gerardo Galaz, Delegado Comercial y Gerente de Nuevos Negocios de la Embajada de Israel en Chile, la nación hoy trata y reutiliza el 80% de total de sus aguas municipales. “De hecho, reciclamos 630 millones de metros cúbicos al año de aguas grises (que provienen del uso doméstico y presentan restos de jabón, detergente y otros químicos) y aguas negras (o aguas residuales que presentan contaminación de desechos orgánicos). Lo anterior es posible gracias a que contamos con varias y pequeñas plantas municipales, además de grandes plantas de tratamiento de aguas residuales como la de Shafdan, emplazada en la región de Dan y que actualmente es la más grande y avanzada de Israel, y de todo el Medio Oriente”.

Esta planta trata de 130 millones de metros cúbicos de agua residual al año y el agua reciclada se utiliza principalmente en el riego de cultivos, es de calidad potable y contribuye a la calidad de vida de más de 2 millones de personas que habitan en la región de Dan. Para ver en detalle cómo el agua es inyectada al desierto luego de ser tratada, ver páginas 32 y 33 del link http://www.water.gov.il/Hebrew/ProfessionalInfoAndData/2012/02-Israel-Water-Sector-Overall-Review.pdf

Además de tecnología de última generación para reciclar las aguas grises y negras, Israel además ha desplegado una red de plantas desalinizadoras de agua de mar que contribuyen a una mayor disponibilidad del recurso hídrico. En este sentido, Galaz precisa que “la desalinización en Israel se lleva a cabo a través de la Osmosis Inversa, sistema reversible que permite el nivel más fino de filtración y tratamiento del agua de mar. En otras palabras, este método es capaz de rechazar elementos tan pequeños como la sal en el agua, mediante una membrana semipermeable y apoyada por un proceso de difusión controlada”.

Todo este procedimiento, agrega el delegado comercial, tiene una efectividad de hasta un 99%. “Sin embargo, requiere de un alto consumo de energía lo que dispara considerablemente los costos de producción de la desalinización. Así, el costo promedio de un metro cubico de agua desalinizada supera el US$1,20 el metro cubico, pero en el caso de Israel nuestros costos son mucho más competitivos llegando a US$0,5 el metro cúbico en la planta de desalinización de Sorek y que inició su producción en 2014”.

Aunque el experto no se aventura a especificar cifras de inversión en una tecnología de este tipo, sí asegura que la inversión en desalinización, según los parámetros de las plantas de Ashkelon, Hadera y Sorek, asciende a cientos de miles de millones de dólares. “Aunque en el caso de varios de ellas, el costo para Israel fue cero”, recalca Galaz, “dado que fueron producto de una inversión privada de la empresa I.D.E, donde el gobierno creó un contrato y aseguró la compra del 100% de la producción de agua a un costo predeterminado”.

En síntesis, del 100% del agua tratada en Israel el 60% tiene como destino la agricultura, mientras que el porcentaje restante es para la actividad industrial y el consumo residencial. “En cuanto al agua desalinizada, hoy del consumo total de agua un 50% corresponde a agua desalinizada de mar”, especifica el delegado comercial. “También es importante destacar que existen otras plantas de tratamiento de agua salina (no de mar) que también son tratadas para el consumo y utilización a nivel de industria y agricultura, entre otros sectores”. (ver mapa hídrico en este link http://www.water.gov.il/Hebrew/ProfessionalInfoAndData/2012/israel_national_water_system-map.pdf)

“El agua está total y absolutamente ligada con la economía de Israel”, sentencia Galaz, “y considerando que el lago Tiberías es la única fuente de agua dulce del país, ello nos ha obligado a investigar, aplicar toda la tecnología disponible y a invertir en un modelo de recuperación de aguas que hoy es el motor de nuestra actividad económica. Por este mismo motivo, hoy contamos con un Ministerio de Aguas que también asume los temas de energía e infraestructura.”

Fuente: Direcmin
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal