Obama: Un Israel debilitado sería un 'fracaso' para mi presidencia

 


En entrevista con el periodista del The New York Times Tom Friedman, el presidente de Estados Unidos se compromete a apoyar a Israel si es atacado, dice que es “personalmente difícil” que se dude de su compromiso.

El Presidente estadounidense Barack Obama, dijo este domingo que sería un fracaso “moral,” no sólo estratégico para su administración si Israel se debilitara como resultado de su política, reafirmando la solidaridad con su a pesar de las diferencias recientes sobre el acuerdo nuclear de Irán. “Yo lo consideraría un fracaso de mi parte, un fracaso fundamental de mi presidencia, si en mi cadenciao como consecuencia de mi trabajo, Israel se vuelve más vulnerable,” señaló Obama, y añadió que los desacuerdos entre Israel y Estados Unidos no podrían romper el vínculo entre ambos países.

Obama admitió que Israel tiene razones para preocuparse por su enemigo, Irán, pero defendió el acuerdo marco sobre el programa nuclear de Irán elaborado por los negociadores la semana pasada.

El Primer Ministro Benjamín Netanyahu ha denunciado firmemente el acuerdo negociado entre las potencias mundiales y Teherán, como un mal trato que ponen peligro la supervivencia de Israel, mientras que Irán conserva todas sus instalaciones nucleares intactas, permitiendo que continúe el enriquecimiento de uranio de manera limitada tasa durante diez años, hasta que estas limitaciones sean eliminadas.

Ambos líderes también se han enfrentado en cuestiones del proceso de paz. Netanyahu ha declarado que no existirá un Estado palestino bajo su mandato – una declaración que retractó rápidamente, mientras que la Casa Blanca ha estado presionando para una solución de dos estados.

“Incluso en medio de los desacuerdos con el primer ministro Netanyahu, con respecto a Irán,  o la cuestión palestina, he sido consistente en que nuestra defensa de Israel es inquebrantable”, afirmó Obama.

En cuanto a la defensa, durante la operación contra Hamas en Gaza del verano pasado, las tensiones entre Obama y Netanyahu se vieron incrementaron cuando Obama bloqueó una transferencia de misiles Hellfire y ordenó a un mayor escrutinio sobre futuros envíos de armas.

Una vez más, el presidente estadounidense defendió el acuerdo nuclear con Irán: “No hay una fórmula, u opción más eficaz que la iniciativa diplomática y el marco que hemos presentado para evitar que Irán obtenga nuevas armas. Eso es demostrable,” dijo Obama a The New York Times.

Por su parte, Netanyahu ha insistido que Estados Unidos aumente sus sanciones contra Irán para forzarlo a aceptar una mejor opción. Israel ha señalado que de los 17 estados con programas nucleares con fines pacíficos, ninguno de ellos se dedican al enriquecimiento de uranio, un componente clave en la fabricación de armas nucleares.

Obama subrayó que Israel “tiene derecho a preocuparse” sobre Irán, y envió un mensaje a los enemigos del Estado judío.

“Al entrar en este acuerdo enviamos un mensaje muy claro a los iraníes y a toda la región que si alguien se mete con Israel, Estados Unidos estará ahí,” añadió.
En las negociaciones sobre el programa nuclear de Irán, Obama dijo que el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, es “bastante duro” y “sospechoso del occidente.”

Sin embargo, Obama agregó: “Jamenei se da cuenta que el régimen de sanciones debilitan a Irán a largo plazo, y, si él desea que su  país forme parte de la comunidad de naciones, tendría que hacer cambios.”

Fuente: Arutz 7.
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal