¿Por qué la Pascua cristiana no tiene fecha fija?

David Mandel


La Pascua, a diferencia de la Navidad, que siempre es el 25 de diciembre, y de otras celebraciones religiosas cristianas, no tiene fecha fija en el calendario.

Para entender esta anomalía hay que conocer el origen de la palabra "Pascua". Viene del latín vulgar, pascŭa, que lo tomó del latín pascha, que lo trajo del griego πάσχα, y este a su vez lo importó del hebreo pesaj.

Pesaj es el nombre del festival judío que conmemora la liberación de los israelitas que habían sido esclavos en Egipto. A la vez también es el Festival de la Primavera.

Hay cierta controversia respecto al significado de la palabra Pesaj, pero el más aceptado es "Pasar por encima", y se refiere a que el Ángel de la Muerte, cuando visitó las casas de los egipcios y mató a los primogénitos, pasó por encima de las casas de los israelitas sin entrar en ellas. Por eso es que en el idioma inglés el festival es llamado Passover, mejor dicho "pass over", (pasa por encima). Éxodo 12:29

En el calendario judío, que es lunar y no solar, la Pascua judía empieza el día 15 del mes de Nisan (generalmente fines de marzo a principios de abril), cuando hay la primera luna llena después del equinoccio* de invierno.

Los primeros cristianos fueron judíos y celebraban Pesaj al igual que lo hizo Jesús en la "Última Cena". Décadas después, cuando el cristianismo rompió sus vínculos con el judaísmo, la celebración de la liberación de los esclavos se transformó en la celebración de la resurrección de Jesús, pero se conservó la tradición de fijar anualmente la fecha en relación a la primera luna llena después del equinoccio de invierno.

* Equinoccio es cuando el Sol alcanza el cenit (el punto más alto en el cielo con relación al observador, que se encuentra justo sobre su cabeza (90°). La palabra equinoccio proviene del latín equinoctium y significa «noche igual». Ocurre dos veces por año: el 20 o 21 de marzo y el 22 o 23 de septiembre de cada año, épocas en que los dos polos terrestres se encuentran a una misma distancia del Sol, y el día tiene una duración igual a la de la noche en todos los lugares de la Tierra.

Fuente: Mienfoque
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal