Seder de Pesaj Interconfesional de la B'nai B'rith.

 



El día martes se efectuó, en la sede de la B’nai B’rith, el ya tradicional encuentro interreligioso de celebración de la festividad de Pesaj, que conmemora la salida del Pueblo judío de la esclavitud en Egipto, hacia la libertad física y espiritual.

Esta es la séptima vez consecutiva que se efectúa esta convocatoria que reúne a personeros de las diversas religiones, parlamentarios, personeros de las fuerzas armadas y de Gobierno, representantes del cuerpo diplomático y Hermanos de la B’nai B’rith.

En esta oportunidad, en un evento que fue calificado por los presentes como fraterno y familiar, estuvieron presentes el Nuncio Apostólico Monseñor Ivo Scapolo, el Diputado Sr. Ramón Farías, el Ministro del Tribunal Constitucional Sr. Nelson Pozo, Los Embajadores de Colombia Mauricio Etcheverry, de Panamá Sr. José Antonio Sossa Rodriguez, los Embajadores Juan Aníbal Barría y Enrique Barriga. Miembros del Cuerpo Diplomático de Israel, Polonia, Alemania, Estados Unidos, Grecia y Rusia, el Contraalmirante Pablo Lubascher, el Director de la Oficina de Asuntos Religiosos del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, Sr. Humberto Lagos, el Director de Organizaciones Sociales del Ministerio del Interior, Sr. Camilo Ballesteros, el Director del Instituto Nacional de la Juventud, Sr. Nicolás Preuss, Obispos, Pastores y Sacerdotes del Mundo Cristiano, Rabinos, seminaristas y público especialmente invitado.

En la hermosa celebración ofició como Maestro de Ceremonia, el Sr. Mario Sadovnik. El Seder fue conducido por el Rabino Shmuel Szteinhendler, secundado por los Rabinos Daniel Zang, Jaim Koritzinsky, Alejandro Bloch y Ari Sigal, quienes tuvieron a su cargo ilustrar sobre los diversos elementos de la ceremonia.

La Presidenta de la B’nai B’rith, dio la bienvenida a los participantes, con un discurso que incluimos in extenso, en esta edición.

El Nuncio Apostólico, Monseñor Ivo Scapolo, se dirigió a los asistentes con emotivas y sinceras palabras.

En representación del Mundo Evangélico, se dirigió a la concurrencia el Obispo Jorge Méndez, que en una alocución emotiva, pero no exenta de humor, sacó risas y aplausos de los presentes.

En resumen una actividad alegre y participativa que no dejó a nadie indiferente y que culminó con los presentes entonando la Canción de la Alegría y leyendo a coro una invocación final, con un llamado a la paz y la fraternidad universal.

 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal