Para detener propagación del cáncer, científicos israelíes
desarrollaron método contra las células mensajeras

 


Los seres humanos necesitan comunicarse entre sí, pero también lo hacen las células en nuestro cuerpo, que transmiten mensajes de sus paredes exteriores de su núcleo interno, los cuales incitan a tomar acción inmediata. Ahora, resulta que si las células cancerosas no reciben ciertos mensajes, la propagación del cáncer a través del cuerpo puede ser detenido. ¿Cómo? Gracias a fármacos elaborados por investigadores israelíes con el que buscan cortar el exceso de información que crea mutaciones cancerosas.

La célula viva promedio debe transmitir un flujo constante de mensajes de forma rápida y eficiente de sus muros exteriores al núcleo interior, donde la mayoría de las “decisiones” del día a día se hacen. Pero este rápido sistema de comunicación, de larga distancia queda abierto a mutaciones que pueden dar lugar a un “ataque de spam” que promueve el cáncer.

Fue así que un grupo científicos del Instituto Weizmann de Israel, encabezado por Rony Seger, identificaron una droga que funciona como molécula potencial y detiene sólo las células cancerosas de seguir enviando su mensaje antes de que pueda llegar al núcleo.

Este método podría ser utilizado para el tratamiento de un número de diferentes tipos de cáncer, especialmente aquellos que desarrollan resistencia a los tratamientos actuales, y, posiblemente, podría inducir menos efectos secundarios que ellos.

El equipo identificó una molécula potencial que tuvo un buen desempeño, por lo que Seger dice que las células cancerosas se vuelven “adictas” a la constante flujo de señales y cuando se corta el canal de esa adición, a las células cancerosas solo les queda la muerte.

Fuente: Itongadol
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal