Israel y las catástrofes internacionales

Eli Cohen


"Desde su nacimiento, Israel, con todos sus errores y problemas, ha sido ejemplo global en muchas cuestiones, empezando por  la respuesta rápida y eficaz ante los desastres naturales y las grandes catástrofes"

El devastador terremoto de Nepal ha dejado la friolera de casi 6.000 muertos y subiendo, y más de 10.000 heridos. Cuando un desastre natural de tal magnitud provoca una cifra tan elevada de víctimas, ciertas realidades afloran al albor del desescombro; la más comentada, que en Katmandú las viviendas no están construidas como en los países desarrollados, lo que actúa como efecto multiplicador de la devastación y del número de víctimas.

Otro de los asuntos por analizar es cómo la comunidad internacional ayuda a los damnificados, en las labores de rescate y en la reconstrucción. Según la CNN, Israel es el país que más efectivos ha desplegado en la zona para ello: 260 doctores, enfermeros y equipos especializados, que han llegado en siete aviones. La misión israelí ha levantado el hospital de campaña más grande. Además, Maguén David Adom (la cruz roja israelí, para entendernos) llevó el domingo medicina y bienes de primera necesidad para la atención de bebés. Zaka, una organización israelí cuya misión es recuperar los cuerpos de las víctimas de ataques terroristas y desastres naturales, también está desplegada en Katmandú. Tevel B’Tzedek, una ONG israelí que dirige programas de capacitación de liderazgo y desarrollo comunitario en Nepal, está trabajando para ayudar a las comunidades locales, reunir a las familias y proporcionar apoyo a turistas y lugareños.

Ciertamente, Israel tiene un largo historial en la ayuda y cooperación internacional. La respuesta de Israel ha sido notable en todos los aspectos desde 1953, cuando envió un equipo de rescate a la isla griega de Kefalonia después de un terremoto.

Desde entonces, Israel ha desarrollado una gestión de emergencias ejemplar para muchos países. Así, los funcionarios de la FEMA (Federal Emergency Management Agency) y la Guardia Nacional norteamericanas viajan regularmente a Israel para estudiar sus ejercicios y procedimientos.

En el atentado contra la maratón de Boston de abril de 2013 fue muy útil que los médicos del Hospital General de Massachusetts hubieran recibido formación de expertos israelíes, que habían ayudado a actualizar el plan de respuesta a sucesos con gran número de víctimas.
El 12 de enero de 2010 Haití sufrió un devastador terremoto de 7,0 en la escala de Richter. Israel envió de inmediato un equipo de 250 médicos, enfermeras y trabajadores de rescate. Según la entonces corresponsal de la CNN en la región, Elizabeth Cohen, médicos de distintas misiones internacionales enviaron pacientes que requerían cirugía al improvisado hospital de campo de los israelíes. “Esto es como otro mundo comparado con otro hospital improvisado”, dijo Cohen, y se preguntó cómo podía ser que los Estados Unidos aún no hubieran instalado un hospital en Haití y sí los israelíes, que venían “desde el otro lado del mundo.”

Los equipos de rescate israelíes han acudido a ayudar en terremotos en todos los rincones del mundo, como México (1985), Armenia (1988), Turquía (1991), El Salvador, la India y Perú (2001) e Indonesia (2006).

En 1994, durante la crisis de los refugiados de Ruanda, Israel lanzó la operación Interns for Hope, que comprendía el establecimiento de un hospital de campaña en el vecino Zaire para llevar ayuda médica a los refugiados.

Tras el apocalíptico tsunami de 2004 en Indonesia, Israel fue uno de los tres primeros países en ofrecer ayuda a las víctimas. Al principio, las autoridades de Sri Lanka rechazaron la ayuda israelí porque en la misión inicial, de 150 efectivos, había 60 soldados. Fue mediante IsraAid, una organización humanitaria que responde a emergencias producidas en cualquier parte del mundo, como se llevó a cabo la colaboración.

Desde su nacimiento, Israel, con todos sus errores y problemas, ha sido ejemplo global en muchas cuestiones, empezando por ésta de la respuesta rápida y eficaz ante los desastres naturales y las grandes catástrofes.

Fuente: Elmed.io
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal