Tres rabinos de Chile, presentes en el encuentro internacional de líderes religiosos judíos y católicos, para analizar juntos los desafíos del siglo 21

Rabino Shmuel Szteinhendler

Durante esta semana, con los auspicios del Movimiento Neo Catecumenos se está llevando a cabo un encuentro internacional en las sede del Domus Galileus, ubicado en el Monte de las Beatitudes a orillas del Kineret, que reúne a más de 300 líderes religiosos de ambas expresiones de fe especialmente invitados para trabajar juntos bajo esa consigna.

Al evento asisten- entre otros- grandes rabinos  de Sudán, Taiwán, Hong Kong, China, Suecia, Rusia, Nápoles, Sicilia,  Serbia, Ucrania, Francia, Viena, Australia, Sud África, el rabino David Rosen encargado del diálogo Judeo Cristiano del la AJC y distinguido por el Vaticano por promover esta tarea,, y otros, sumando asi 120 rabinos que provienen de 30 diferentes países.

A su vez por parte del liderazgo católicos contamos con la participación de 180 líderes religiosos destacando, entre otros, los cardenales de. Túnez, Zaragoza, Sicilia, Tokio, Viena, Suecia, Nápoles, Grecia, Australia, de varias ciudades de Estados Unidos , de Montreal, de Sud África como también un cardenal especialmente enviado al encuentro como miembro de la Curia Italiana portador del especial mensaje escrito y firmado en persona por el Papa Francisco.

De Chile asisten especialmente invitados el Rabino Shmuel Szteinhendler, rabino de la Comunidad Beit Emunah, Miembro del Comité Ejecutivo del International Council of Christians and Jews y Presidente de la Confraternidad Judeo Cristiana de Chile; el Rabino Daniel Zang, rabino de la Comunidad Sefaradi, Miembro del Consejo Asesor de la Oficina Nacional de Asuntos Religiosos y De RILEP y el Rabino Alejandro Bloch de la Comunidad Bnei Israel, Rector de la filial Chile del Seminario Rabínico Latinoamericano. Junto con ellos asisten el Obispo Jorge Vega y el padre José Manuel Arenas SJ encargado del Vaticano para las relaciones Inter religiosas en Chile, miembro del ejecutivo de la Confraternidad Judeo Cristiana de Chile y del Consejo Asesor de la ONAR.

El encuentro inicio con un saludo especial del ministro de turismo de Israel, Uzi Landau, la lectura del mensaje especial del Papa Francisco destacando la importancia y trascendencia de este destacado evento en el año del cincuentenario de la Declaración Nostra Aetate que dio un nuevo impulso a las relaciones Judeo Cristianas. Acto seguido el fundador del Movimiento Neo Catecumenos, Kiko Argüello ofreció un extenso saludo y reflexión acerca del sentido y objetivo del encuentro.

La apertura contó con la presencia del alcalde de la  región de Korazim y de un delegado especial del alcalde de Jerusalem, y de otras autoridades involucradas tanto en Israel como en los más de 45 países de los que provienen los obispos, arzobispos, cardenales y teologos participantes.

El lugar -centro de estudios y formación, centro espiritual y lugar que sirve reiteradamente para promover encuentros entre líderes judíos y católicos - es un maravilloso marco, mirando al Kineret, para ofrecer inspiración y espiritualidad como fuente de motivación para las importantes sesiones y deliberaciones que se llevan a cabo.

En el marco del encuentro se ofreció una presentación especial de la Sinfonía " El Sufrimiento de los Inocentes" en homenaje a la bendita memoria y honrando a todos los inocentes que han sufrido y destacando muy especialmente el homenaje a las víctima se de la Shoa. La sinfonía fue ejecutada por una orquesta y coro de180 participantes todos miembros del Movimiento Neo Catecumenos y estremeció a toda la concurrencia.

Las fotos adjuntas muestran la delegación chilena participante, especialmente invitados al encuentro y un par de tomas de la sala de sesiones plenarias del Domus Galileus

 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal