A todos los socios de nuestra querida Comunidad Sefaradí:

 


Como candidato a director, con el mayor de los respetos y en un ánimo absolutamente conciliador:

Muchos de Uds. me conocen.

Mi nombre es Daniel Abaud Hasson y soy parte de la lista, a la que me invitaron a participar en un momento en que mi hijo Yair se encontraba fuera del país , y por respeto a su interés accedí.

Con gran sorpresa me encuentro con estos correos en que se refieren a miembros de la lista B con descalificaciones.  Si estoy escribiendo estas líneas es solamente para intentar hacer ver a los miembros de nuestra institución que estamos en un momento crucial en la vida de nuestra querida comunidad. No tenemos juventud, no tenemos nada que atraiga a matrimonios jóvenes y de seguir así el futuro lamentablemente no es muy prometedor.

Me causa mucha extrañeza  la carta y la poca autocritica de los Sres. de la lista A, han dirigido la CIS por muchos años y nos encontramos en una etapa en la cual si no hacemos un  giro importante corremos el riesgo de desaparecer.

 Como saber si existe una comunidad interesada en que nuestros valores y el legado de nuestros padres y abuelos permanezca y se proyecte?

Si después de tanto tiempo en que no hay elecciones, lo que se debiera escuchar de parte de quienes lo han hecho por tantos años debiera ser solo de bendiciones y apoyo, no entiendo verdaderamente que tipo de cariño es este, que viendo en las condiciones que esta nuestra comunidad quieran permanecer haciendo lo mismo.

Los que nos han dirigido, y especialmente algunas personas, no me cabe duda lo han hecho y lo hacen con la mejor intención, pero no creen que si no hacemos un cambio importante estamos condenados a desaparecer?  .

No puedo hablar en nombre de toda la lista, pero si lo hago a título personal y de mi familia. Mis abuelos y padres fueron fundadores de la Comunidad. Por parte de mi madre de la Comunidad de Temuco y de Santiago por mi padre. Hemos permanecido en la CIS por siempre, pero soy el único de mi familia paterna que aun es socio, mis primos(todos) son socios de otras instituciones (Bnei Israel, Kolel, Aish . etc, etc.) muchas veces me han llamado para que nos integremos y nos ofrecen atractivos culturales importantes y muy cercano a lo que buscamos como judío y como Sefaradí, pero nuestra comunidad es esta y nos gustaría permanecer y ayudar a que sea más fuerte y un referente para el resto del Yshuv, pero si no somos capaces de hacerlo con respeto y dando oportunidad a que tomen la posta nuevas personas  con la ayuda y el consejo de quienes ya lo han hecho antes sacar a nuestra institución adelante y ponerla en el lugar que siempre debió estar.

Por último agradezco a mi hijo Yair por el interés demostrado en nuestra comunidad, y solo pido que acciones como estas no lo hagan pensar si vale la pena o no.

Sé que mis padres y abuelos estarían orgullosos de que uno de nosotros tenga interés y ganas de trabajar para engrandecer a nuestra querida Comunidad Sefaradí.

También se  que ustedes piensan lo mismo y que por eso entraron en este desafío, ojala podamos seguir adelante en lo que nosotros creemos es lo mejor para la comunidad.

Daniel Abaud Hasson

 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal