El Camino organiza en Israel el primer Encuentro Internacional entre rabinos,
cardenales y obispos

 


El papa Francisco invitó a reforzar los vínculos de fraternidad entre las dos confesiones religiosas en un mensaje dirigido a los participantes

Este jueves ha finalizado el primer Encuentro Internacional entre Rabinos, Cardenales y Obispos organizado en Israel por el Camino Neocatecumenal, con motivo del 50 aniversario de la Declaración Nostra Aetate y del 70 aniversario del fin de la Shoah (Holocausto).

El papa Francisco ha enviado el siguiente mensaje, para subrayar y reconocer esta iniciativa como un instrumento de hermanamiento entre los dos pueblos:

“Envío mi saludo a todos vosotros que participáis en este encuentro, y os aseguro mi cercanía espiritual. Espero que vuestro encuentro sea una ocasión para reforzar los vínculos de fraternidad que compartís, y para profundizar en vuestra tarea de dar a conocer el grito de los inocentes a través del lenguaje de la música. Unido a vosotros, oro al Señor para que escuche este grito y que sane las aflicciones de todos aquellos que sufren. Así también yo rezo para que los corazones sean abiertos a la invocación de los inocentes de todo el mundo. Con estos sentimientos, invoco abundantes bendiciones divinas sobre todos vosotros como prenda de paz y fuerza.

Franciscus”

La reunión ha tenido lugar en la Domus Galilaeae, en la región de Galilea, y han participado 7 cardenales, 20 obispos y 120 rabinos de todo el mundo. También han acudido personalidades del mundo de la docencia, el arte y la cultura de las dos confesiones religiosas.

El encuentro ha sido guiado por el Equipo Internacional del Camino, Kiko Argüello, Carmen Hernández y el P. Mario Pezzi, junto al director de la Domus Galilaeae, el P. Rino Rossi. También han asistido numerosos catequistas itinerantes del Camino Neocatecumenal y presbíteros, en total unas 400 personas. “Se trata de una iniciativa sin precedentes que ha sido sostenida por el Vaticano”, han informado este viernes los organizadores en un comunicado.

A lo largo de cuatro días, los participantes han hablado sobre algunos desafíos comunes: la misión salvífica del pueblo judío y de la Iglesia católica en el mundo de hoy; la transmisión de la fe a la siguiente generación; el contraste entre la antropología judeo-cristiana y las antropologías que tienen como premisa la negación de Dios; y el resurgir del antisemitismo y el fundamentalismo xenófobo.

Además, la Orquesta y el Coro del Camino ha interpretado la Sinfonía de Homenaje y Oración “El Sufrimiento de los Inocentes” como un acto de amor y de reconciliación con el pueblo judío por el sufrimiento de la Shoah.

El último día, los rabinos han compartido la experiencia de este encuentro y han expresado su sorpresa de la presencia de Dios en una comunión maravillosa: “Ha sido un encuentro histórico. Nunca en el judaísmo nos habíamos reunido tantos rabinos de todas las diferentes expresiones: ortodoxos, conservadores, reformados, reconstruccionistas, etc”.En un comunicado final, han asegurado que “hemos quedado impresionados de cómo, en el Camino Neocatecumenal, se está transmitiendo la fe a los hijos, las familias se reconstruyen y los fieles llegan al conocimiento de las Escrituras y a las raíces del cristianismo: de todo esto ha nacido un gran respeto y amor por el pueblo hebreo”.

“El homenaje sinfónico y de oración, compuesto por Kiko Argüello, que recuerda la tragedia de la Shoah, nos ha ayudado a meditar sobre el sufrimiento de los inocentes, que hoy continua también entre los cristianos en algunos países de África y de Oriente Medio”, han añadido.

También “hemos expresado nuestro común empeño por la presencia de Dios en el mundo y en nuestro común deseo de trabajar en el tikkun olam, en reparar el mundo, para toda la humanidad, incluyendo la creciente preocupación por el sufrimiento de los pobres, un respeto aún mayor por la creación y por el refuerzo de la familia”.

“En cualquier caso, se ha dado un inmenso cambio de los prejuicios y las divisiones del pasado y este evento hace presagiar una nueva primavera de amor entre el Hebraísmo y el Cristianismo”, han concluido los rabinos.

Fruente: Zenit
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal