El Centro Progresista Judío - Meretz Chile, conversa con la cantante Ajinoam Nini - Noa

Gunter Seelmann y Claudio Mandler


La notable cantante israelí, que llegó a Chile en el marco de una gira latinoamericana, y que ofreció un inolvidable concierto de Iom Haatzmaut en el Mercaz invitada por la Wizo, nos dio la oportunidad de tener una  conversación con ella la noche anterior a su presentación, en la cual compartió con los javerim del CPJ-Meretz algo sobre su vida, su música, y su visión sobre Israel y el conflicto entre israelíes y palestinos.

Noa nació en Israel y es de origen yemenita, tercera generación en el país. Su familia llegó a pie a Palestina en 1890. Es profunda admiradora de la cultura de sus antecesores, destacando el carácter de la mujer yemenita como "fuerte, colorida y responsable".

Vivió en nueva York desde el año y medio hasta los diecisiete años de edad, donde se formó musicalmente. Su hogar era sionista no religioso pero sí tradicionalista. Emigró de vuelta a Israel sola, siguiendo el amor. En el ejercito sirvió en la banda musical del comando norte.

Sus intereses culturales son múltiples y entre ellos destaca, entre otros, su afición por la poesía y prosa de Octavio paz y Pablo Neruda.

Musicalmente, Noa combina finamente la precisión de la lírica, los ritmos de jazz, los acompañamientos orientales, la fuerza del rock, la melodía del pop, entre tanto cromatismo musical. Asimismo destaca como percusionista genial. Ha actuado en importantes escenarios de América y Europa. Se hizo famosa cantando el Ave María frente al Papa Juan Pablo II y al grabar la banda sonora de la película La Vida es Bella. Ha cantado junto a una larga lista de músicos reconocidos mundialmente, entre los que destacan Serrat, Sabina, Sting, Mercedes Sosa, Carlos Santana, Stevie Wonder, etc.

Pero Noa es mucho más que una gran música y una voz privilegiada, siendo una valiente activista por la paz entre palestinos e israelíes y en el mundo. En reconocimiento a esto, la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) la designó su embajadora de buena voluntad.

Es por todo esto que nos interesaba mucho dialogar con ella y conocer su visión sobre el conflicto.

Al entrar en conversación con ella resaltan la facilidad y cordialidad con que se vincula con las personas, y además la calidez de todas sus expresiones.

Nos sorprendió mucho su sencillez,  simpatía y claridad al expresar sus ideas y su visión sobre la complicada realidad en el Medio Oriente. A pesar de declararse intrínsecamente sionista y de amar su país, sus convicciones políticas y su postura frente al conflicto le han significado muchas críticas en Israel e, incluso, la cancelación de muchas presentaciones en Israel  y en otros lugares del mundo. Sin ir más allá, Noa ha sufrido  hasta de amenazas, más de una vez, simplemente por ser abiertamente de izquierda.

Pero es justamente su amor por Israel y el compromiso con su futuro y el de todos los habitantes de la región, que no se da por vencida: en su currículo podemos ver cooperación con diferentes músicos de origen palestino, entre los cuales destaca, quizás, su amistad con Mira Awad, con quien representó a Israel en el Festival de la Eurovisión en 2009, con la canción "Tiene que haber otra forma".

Noa ha participado de varias ceremonias alternativas en el marco de la celebración de Iom Haatzmaut en Israel, como por ejemplo la que organiza anualmente el Circulo de Padres, Foro de Familias (http://www.theparentscircle.com), organización que agrupa familiares de palestinos e israelíes que han perdido seres queridos a causa del conflicto. Dichas ceremonias dejan de lado un nacionalismo exacerbado,  y privilegian una visión más empática hacia ambos pueblos, reconociendo sus tragedias,  dejando claro que solo al establecerse un Estado palestino al lado de Israel, y que ambas naciones convivan pacíficamente, colaboren entre ellas, y tengan sociedades más justas e igualitarias, se habrá realmente logrado el sueño sionista.

Noa participó cantando en el Rally por la Paz organizado por el Gobierno de Itzjak Rabin en Tel Aviv en 1995, para impulsar los acuerdos de Oslo y como respuesta a la creciente y violenta ola de protesta proveniente de los sectores más radicales de la derecha israelí. Esa noche, Noa bajó del escenario por las mismas escaleras que lo hiciera Rabin media hora más tarde. Cruzó miradas con un joven de kipá, de origen yemenita, como ella, quien dispararía su arma tres veces en contra del primer ministro, a quemarropa, pocos minutos después, asesinándolo a él, y, hasta ahora, al proceso de paz entre palestinos e israelíes.

Cuando Noa reconstruyó en su mente los sucesos de esa noche, según nos contó, entendió que gran parte de la sociedad israelí estaba en una situación de euforia con el proceso de paz, pero el asesinato fue un shock tremendo y un punto de inflexión: se convenció de que la lucha por la paz sería larga y complicada, y que había que tomarla como un proyecto y un compromiso personal.

Nos sentimos privilegiados por el tiempo que Noa nos dedicó, ya que fue una experiencia muy estimulante dialogar con esta cantante que no solo prestigia el arte y la cultura israelí, sino también por su compromiso inclaudicable por la paz y los derechos humanos, haciéndole honor al carácter "fuerte, colorido y responsable" de la mujer yemenita, y dejándolo más que claro: "Tiene que haber otra forma".

 La actuación de Ajinoam en Brasil, que fue muy parecida a la de Chile:

 

Ajinoam representando a Israel en la Eurovisión de 2009 con la cantante árabe-israelí Mira Awad, cantando "There must be another way":

 
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal