El ex presidente Eduardo Frei y el ex senador Camilo Escalona,
distinguidos en el acto de Iom Hashoá de la Sociedad Chilena para Yad Vashem

 


La sede de Jabad Lubavitch en la zona Oriente de Santiago, fue escenario del acto de conmemoración de Iom Hashoá organizado por la Sociedad Chilena para Yad Vashem, que preside David Feuerstein, empresario, filántropo y sobreviviente del campo de concentración y exterminio de Auschwitz.

El acto comenzó con la presentación de un video compilación de diversas actividades en las que participó Feuerstein en su calidad de sobreviviente, como la inauguración de la escultura “Madre y sus hijos” en la sede de WIZO Chile, que fue donada por él; la inauguración del memorial del Block 27 en Auschwitz, que contó con la presencia del Primer Ministro de Israel Benjamín Netanyahu y en la cual Feuerstein leyó el Kadish de Duelo; la ceremonia en el Congreso de Chile donde se le otorgó la “Nacionalidad por Gracia”, proyecto promovido por la senadora Lily Pérez, entre otros hitos.

Un homenaje a los niños víctima de la Shoá fue el que leyó Raquel Hassón, Vicepresidenta de WIZO Chile, en su intervención, junto con un mensaje de Puppy Fuerstein, hija de Don David. Cabe recordar que el también Presidente Honorario del Keren Kayemet Le Israel  para Chile perdió a dos hermanos en la Shoá, además de sus padres.

También el millón y medio de niños asesinados por los nazis fueron honrados en el poema que leyó el abogado y escritor Gabriel Chapochnick, quien recordó en las líneas de la pieza literaria la visita al pabellón de Yad Vashem que recuerda a los menores y que ciertamente es una de las estaciones más emotivas en el recorrido del memorial y museo.

El acto contó con la presencia del ex  Presidente de la República Eduardo Frei y su esposa, Marta Larrechea, además de dos de las hijas de ambos; el ex Senador Camilo Escalona y su esposa; la ex Senadora Soledad Alvear; la Senadora Lily Pérez; el Senador Hernán Larraín; el Diputado Marco Antonio Núñez; el ex Director de la Policía de Investigaciones de Chile, Nelson Mery; los embajadores de Turquía, Filipinas, Brasil y Polonia; los cónsules de Estados Unidos, Bélgica y Alemania; el Presidente de la Comunidad Judía de Chile, Gerardo Gorodischer, y representantes comunitarios, entre otras autoridades, que participaron activamente en el encendido de las seis velas del candelabro memorial de Yad Vashem.

En la ceremonia, fueron homenajeados el ex presidente Frei y el ex senador Escalona, con la entrega del candelabro memorial y las llaves de Yad Vashem, además de diplomas que certifican su inscripción en el Libro de Oro del KKL, máxima distinción de la ONG. En su discurso, el ex mandatario señaló que “es para mí motivo de gran orgullo recibir este reconocimiento, por sobre todas las cosas porque me lo dan Uds., porque forman parte de una comunidad con la que tengo lazos profundos desde hace muchos años. Lo aprendí de mi padre, un gran amigo de Israel, gran amigo de Golda Meir”. En tanto, el ex parlamentario se refirió a la importancia de que los pueblos trabajen por conservar y promover su memoria histórica, en especial en momentos en que tienen que hacer frente a ideologías como el fascismo.

La memoria también fue el tema de la alocución de David Feuerstein, organizador de la ceremonia, quien citando a al sobreviviente y filósofo Primo Levi señaló su deber de recordar el horro nazi para enseñarlo a las nuevas generación y como esta misión había sino su motivación de vida. Ciertamente, a sus 90 años, puede dar testimonio de haber cumplido con esta misión.

 

 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal