EEUU y el prejuicio anticristiano

Raymond Ibrahim


¿Por qué Estados Unidos minusvalora o niega los ataques contra cristianos? 

A última hora de la tarde del 8 de mayo, NewsMax TV anunció que la presión de norteamericanos comprometidos con la hermana Diana Momeka hizo que el Departamento de Estado revisara su decisión de negarle el visado y le permitiera entrar en EEUU. Previamente, ella y otros habían sido rechazados.

Luego de invitar a una serie de líderes religiosos extranjeros, la mayoría musulmanes, el Departamento de Estado negó por segunda vez consecutiva una visa a un cristiano, pese a que son los cristianos los que están siendo perseguidos por musulmanes. O quizá por eso.

A la hermana Diana, una influyente líder cristiana iraquí que tenía previsto visitar EEUU para abogar por los cristianos perseguidos en Oriente Medio, le fue denegado el visado a principios de mes por el Departamento de Estado, aunque ya había visitado el país en otras ocasiones, la última de ellas en 2012.

La hermana Diana formaba parte de una delegación de líderes religiosos iraquíes –entre los que había también chiíes y yazidíes– que iba a visitar Washington para describir la situación de sus correligionarios. A todos se le otorgó el visado; salvo a la única cristiana, la hermana Diana.

Igualmente, en marzo de 2014, luego de que el Instituto Norteamericano por la Paz (USIP, por sus siglas en inglés) reuniera a los gobernadores de los mayoritariamente musulmanes estaos del norte de Nigeria para una conferencia en EEUU, el Departamento de Estado bloqueó la visa al único gobernador cristiano de la zona, Jonah David Jang, un ministro ordenado, aduciendo problemas “administrativos”. El USIP confirmó que se invitó a los 19 gobernadores del norte de Nigeria, pero la organización no respondió a los requerimientos sobre por qué mantuvieron las conversaciones sin el único gobernador cristiano.

Según Emmanuel Ogebe, un abogado nigeriano especializado en derechos humanos radicado en Washington DC, los “problemas de visa” del gobernador cristiano se debieron al prejuicio anticristiano del Gobierno estadounidense:

Estados Unidos insiste en que los musulmanes son las víctimas principales de Boko Haram. También proclama que los cristianos discriminan a los musulmanes en Plateau, uno de los pocos estados del norte de mayoría cristiana. Luego de que [el gobernador cristiano] les dijera [a las autoridades norteamericanas] que estaban ignorando los 12 estados regidos por la sharia en los que se ha institucionalizado la persecución (…) enseguida surgieron los problemas con el visado (…) La cuestión sigue siendo, ¿por qué EEUU minusvalora o niega los ataques contra cristianos?

En lo que hace a la hermana Diana, activistas cristianos y pro derechos humanos demandaron al Departamento de Estado que revirtiera su decisión.Según John Moore, un activista que se encontró con ella en Irak,

la hermana Momeka es un regalo para el mundo cuyo trabajo me recuerda (…) al de Madre Teresa. Es incomprensible para mí que el Departamento de Estado no invite a Momeka a una visita oficial a EEUU, en lugar de prohibirle entrar en el país.

Chris Seiple, presidente del Instituto por el Compromiso Global, escribió en un post:

En la misma semana en que el Departamento de Estado dice que se tomará muy en serio la dedicación de los líderes religiosos (como anunció en su revisión cuatrienal hace dos días), deniega la visa a una monja cristiana perseguida que ha huido del ISIS, la hermana Diana.

A este respecto, el expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich dijo:

Esta es una Administración que nunca encuentra una buena excusa para socorrer a los cristianos, sino para pedir perdón a terroristas (…) Espero que (…) el secretario [de Estado, John] Kerry rectifique. Si no lo hace, el Congreso ha de investigar, y quien tomara esa decisión ha de ser despedido.

En una entrevista con Newsmax TV con J. D. Hayworth, Johnnie Moore agradeció a la audiencia que ejerciera presión sobre la Administración Obama para que permitiera acudir a la hermana Diana a Washington a hablar de la persecución contra los cristianos en su país, devastado por la guerra. “Lo de que la gente protestara funcionó. Escribieron a sus congresistas, presionaron a todo el mundo en todos los sitios (…) [A la hermana Diana] se le ha concedido la visa (…) He aquí la prueba de lo que ocurre cuando la gente de este país levanta la voz”.

Pero la pregunta de Ogebe sigue ahí: ¿por qué EEUU minusvalora o niega los ataques contra los cristianos?

Fuente: Elmed.io
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal