Hace 99 años, fallecía el célebre artista judío Scholem Aleijem

 

Ruth - Lilien


En 1916, murió a los 57 años el popular humorista y escritor judío de literatura en iddish Scholem Aleijem, famoso por “El violinista en el tejado”, película basada en su novela “Las hijas de Tevie”. 

Scholem Aleijem nació el 2 de marzo de 1859 con el nombre de Sholem Yakov Rabinovitsh o Rabinnovitz en el pequeño poblado judío de Periaslav, cercano a Kiev, Ucrania. Es posiblemente el autor popular más reconocido de la literatura judía en idish. 

A los 15 años, influenciado por la lectura de Robinson Crusoe, decidió ser escritor, firmando sus obras con el seudónimo que lo hará inmensamente popular: Scholem Aleijem, el tradición saludo que significa “la paz esté con ustedes”.

Originariamente escribía en hebreo y ruso, además de idish, pero en 1893 decidió hacerlo solamente en el idioma popular de los judíos ashkenazím. Ese mismo año se casó con Olga Loev, hija de un comerciante, con quien tuvo seis hijos: Lyla, Ernestina, Emma, Marusi, Elimelej y Najum.

En los años siguientes escribió una importante cantidad de obras y en 1890 fue considerado el más popular de los escritores judíos europeos, lo que le permitió poseer una pequeña fortuna, parte de la cual dedicó a promover a otros escritores judíos.

En 1890 pierde su fortuna en la Bolsa de Valores, y siguió escribiendo, pero lo hacía en ruso para un periódico de Odesa, y en hebreo para la publicación de la intelectualidad judía rusa, Vosjod. 

En esos años se enfermó por primera vez de tuberculosis, trasladándose en 1891 a Odesa y luego a Kiev. En 1905 viajó a Estados Unidos, mientras su familia se quedó viviendo en Ginebra, Suiza, a donde regresó para seguir escribiendo y realizando giras por los centros judíos dando charlas y presentando sus obras.

De ese tipo de recaídas en la vida Scholem buscaba que el pueblo judío aprendiera y lo plasmaba en su literatura, sobre todo a través de su personaje Menajem Mendel.

Ya en el nuevo milenio, tuvo una recaída en su enfermedad y pasó dos meses internados en un hospital ruso en el que se encontraba de gira. Quedó imposibilitado por cuatro años y casi no podía escribir. Pero con mucho esfuerzo, su familia sobrevivió gracias a importantes donaciones de amigos y de admiradores.

En 1914, la mayor parte de su familia emigró a Estados Unidos, residiendo en Nueva York. Su hijo Misha enfermó de tuberculosis y no pudo regresar al país, por lo que debió permanecer en Suiza junto a su hermana Emma. Falleció en 1915, suceso que dejó a su padre profundamente deprimido.

Un año después, el 13 de mayo de 1916, Scholem Aleijem falleció en la ciudad de Nueva York, a los 57 años, y fue enterrado en el cementerio judío de Brooklyn, a donde acudieron unas cien mil personas a rendirle homenaje.

Fuente: Itongadol
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal