Un tribunal egipcio condena a muerte al expresidente islamista Morsi y al Guía Supremo de los Hermanos Musulmanes

 


Varios líderes de los Hermanos Musulmanes, entre ellos el ex presidente islamista egipcio Mohamed Morsi y el Guía Supremo de la cofradía, Mohamed Badie, han sido condenados este sábado a pena de muerte en un juicio en el que estaban acusados de espionaje y de conspirar con milicias extranjeras. Según el sistema judicial egipcio, la sentencia aún no es firme, pues en los casos de pena capital, el Gran Muftí de la República, una de las máximas autoridades religiosas del país, debe antes ofrecer su opinión al respecto. La sentencia se inscribe en una severa ola de represión contra el movimiento islamista iniciada tras el golpe de Estado contra Morsi en julio del 2013.

Este es la segunda sentencia contra Morsi de los cinco procesos abiertos contra él tras su derrocamiento. En el primer fallo, dictado el pasado mes de abril, el expresidente fue sentenciado a 20 años de cárcel por haber ordenado la intimidación y tortura de decenas de opositores en unos incidentes callejeros sucedidos durante su presidencia, en diciembre del 2012. Por su parte, Badie, el Guía Supremo de la Hermandad, ya recibió una sentencia a la pena de muerte, razón por la que compareció en el juicio con un traje de color rojo.

Los cargos de este juicio están relacionados con el asalto a varias cárceles egipcias durante la Revolución de enero del 2011, lo que permitió la liberación de miles de reos, entre ellos varios dirigentes de los Hermanos Musulmanes. Según la versión de la policía, avalada el sábado por el juez, la milicia palestina Hamás y la libanesa Hezbolá se encontraban detrás del asalto, que habrían planificado con la Hermandad. Sin embargo, los responsables de la cofradía islamista siempre han negado estas acusaciones, y afirman que fueron familiares de los presos quienes, aprovechando el caos en el que se sumergió el país, irrumpieron en las prisiones. En concreto, Morsi se encontraba en la cárcel de Wadi Natrún.

Además de los principales lideres de la cofradía, otras docenas de miembros y simpatizantes de la Hermandad han sentenciados hoy a la pena de muerte. Entre ellos, el conocido religioso Yusuf al Qaradawi, residente en Qatar. También han sido juzgados in absentia varios ciudadanos palestinos, alguno de ellos encarcelado en Israel. En total, 105 personas han sido sentenciados a la pena capital, una nueva condena masiva que añadir al triste historial de la justicia egipcia tras el golpe de Estado.

Una vez recibida la evaluación de una de las máximas autoridades religiosas, el juez tiene la capacidad de modificar la sentencia. Por ejemplo, en uno de los más de 40 casos abiertos en su contra, Badie fue condenado a la pena capital en una primera instancia. No obstante, tras emitir su juicio el Gran Muftí, el tribunal conmutó su condena a cadena perpetua. En este caso, la última palabra del juez será el próximo 2 de junio.

Fuente: El País
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal