La comunidad judía de Chile espera una fuerte sanción
a un club de fútbol por comentarios antisemitas

 


El director ejecutivo de la comunidad chilena, Marcelo Isaacson, afirmó a la Agencia Judía de Noticias (AJN) que iniciaron “acciones legales por la Ley de antidiscriminación y por injurias y calumnias” al director técnico y al dirigente del club Cobreloa por criticar que “dos judíos extranjeros manejan el fútbol chileno”. El técnico recibió 25 fechas de suspensión y apeló el fallo.

Una declaración que hizo Sebastián Vivaldi, el director deportivo de Cobreloa, un club que está en la ciudad de Antofagasta al norte de Chile, “generó reacciones de todo tipo en la opinión pública” por su alto grado de antisemitismo, explicó a la Agencia Judía de Noticias (AJN) el director ejecutivo de la comunidad chilena, Marcelo Isaacson.

Como el club no cumplió con un tema reglamentario, le retiraron puntos y descendió de categoría. A partir del próximo torneo comenzará a jugar en la B.

Varios clubes presentaron la demanda del incumplimiento reglamentario, y entre ellos estaban los dueños del club Ñublense, que son judíos, Patrick y Alex Kiblisky. Además, en la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile hay otra persona de la comunidad, Exequiel Segall, que es el presidente del Tribunal de disciplina y aplica las sanciones, por ejemplo, a los jugadores cuando le sacan una tarjeta roja. 

“Este dirigente del club Cobreloa dijo que ‘dos judíos extranjeros manejan el fútbol chileno’, como una excusa de la mala gestión que hizo el club durante el año por no ganar partidos, excusándose y desviando el foco en el descenso de categoría de este club”, recordó Isaacson.

“Obviamente nosotros como comunidad empezamos con las gestiones para que lo sancionen de alguna manera”, agregó el director ejecutivo de la comunidad judía chilena.

Además, el domingo 3 de mayo jugaron un partido Cobreloa contra Ñublense. Allí, el director técnico del club Cobreloa, Marco Antonio Figueroa, fue expulsado en el minuto ‘38 del primer tiempo. Al salir de la cancha, agarró un micrófono de ambiente que había en el estadio y profirió insultos contra los hermanos Kiblisky.

“Hasta el momento se están haciendo gestiones según la legislación de la Asociación Nacional de Futbol Profesional, donde se presentó una demanda por parte de los dueños del club Ñublense”, comentó Isaacson. La comunidad esperaba que sea “sancionado con la suspensión de 50 fechas de fútbol, tanto el director técnico como el dirigente del club”. El técnico recibió 25 fechas de suspensión y apeló el fallo.

“Nosotros, como institución representativa de la comunidad estamos haciendo algunas gestiones con nuestro departamento legal para iniciar acciones legales contra estos dos personajes por la Ley de antidiscriminación o también por injurias y calumnias”, concluyó. 

 Fuente: Itongadol
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal