Columnista egipcio: Los países árabes deberían ‎convertirse en estados en proceso de adquirir ‎capacidad nuclear a fin de obtener influencia ‎global

 


La Cuarta Conferencia de Revisión de las Partes al Tratado de No Proliferación sobre las Armas Nucleares (TNP) se celebró entre el 22-27 de abril, 2015. [1] Al final de la conferencia, los Estados Unidos bloquearon una propuesta liderada por Egipto a fin de convocar a una cumbre en marzo, 2016, con o sin el consentimiento de Israel, sobre el tema del desarme del Medio Oriente de armas nucleares.

Antes de esto, el Dr. Muhammad Al-Sa’id Idris, columnista del diario egipcio Al-Ahram, publicó un artículo en el que sostuvo que, en lugar de ser miembros del TNP, los países árabes deberían esforzarse por desarrollar programas nucleares verdaderos y convertirse en estados en proceso de adquirir capacidad nuclear. Este escribió que la participación de los árabes en la conferencia era insignificante, ya que Israel, apoyado por los Estados Unidos, no firmará el TNP y continuará oponiéndose a un Medio Oriente libre de armas nucleares. Por lo tanto, a fin de ganar influencia a nivel mundial, los estados árabes deben abandonar el TNP y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y desarrollar sus propias capacidades nucleares.

Cabe señalar que el Dr. Idris publicó varios artículos en este año pidiendo a Egipto avanzar su programa nuclear y comenzar a enriquecer uranio. [2] Esto, a raíz de las declaraciones del Presidente ruso Vladimir Putin durante una visita el 9-10 de febrero, 2015 a Egipto sobre la cooperación entre los dos países en el ámbito nuclear y tras la firma de un memorando de entendimiento egipcio-ruso sobre el establecimiento de una planta de energía nuclear en Al-Dab’a. En un artículo el 17 de febrero, 2015 Idris pidió a Egipto “revivir su sueño nuclear” y poner en marcha una “economía con capacidad nuclear”, es decir, “un programa nuclear completo incluyendo no sólo la compra de una planta de energía nuclear, sino también uranio enriquecido y producción local de combustible nuclear”. [3] En un artículo el 24 de febrero, 2015 este escribió: “El mundo entero se está volcando hacia la energía nuclear con fines pacíficos, y hay quienes poseen armas nucleares ¿Cómo es que Egipto ha permanecido totalmente fuera de este ámbito, haciéndolo un país fácil de dirigir y controlar?” [4]

El ex delegado de la OIEA en Egipto, Dr. Mustafa Al-Fiqi, también llamó recientemente a los países árabes a poner en marcha un programa nuclear árabe a fin de restablecer el equilibrio estratégico en la región. [5]

Lo siguiente son extractos del artículo del Dr. Idris: [6]

“Egipto y los demás países árabes que participan en la Conferencia de Revisión del TNP, que comenzó el 27 de abril, 2015 en Nueva York y continuará hasta el 22 de mayo, entienden la crisis de los dos temas principales que afectan a todos los países árabes. El primer tema es la negativa de Israel, con el apoyo de los Estados Unidos, en firmar el TNP, que cuenta actualmente con 190 estados signatarios, y cumplir con todas las reglas y principios de la OIEA, principalmente [la demanda] de abrir todas las instalaciones nucleares israelíes para que sean inspeccionadas por la OIEA. El segundo tema es la negativa de Israel, también con el apoyo de los Estados Unidos, de celebrar una cumbre internacional para el desarme del Medio Oriente de todas las armas de destrucción masiva.

“Los países árabes, en especial Egipto, entienden esto y saben con certeza que Israel posee armas nucleares desde la década de 1960 y que no sólo No renunciará a este tipo de armas, sino que también no permitirá que ningún país árabe posea tecnología nuclear avanzada…

“En ese caso, la pregunta obvia es: ¿Para qué participan Egipto y [otros] países árabes en las actividades de la Conferencia de Revisión del TNP? ¿Tienen estos algunos planes conjuntos calculados para alcanzar logros en esta conferencia que obligaría a Israel a firmar el TNP y obedecer todas las garantías y disposiciones aplicadas por la OIEA… [y provoque] celebrar la cumbre internacional a celebrarse en Helsinki y encargada del desarme del Medio Oriente de sus armas de destrucción masiva – a la cual Israel se opuso y los Estados Unidos frustraron en el 2012?

“Hasta el momento, a pesar de que han pasado más de dos semanas desde que comenzó la actual ronda de revisión de la conferencia, no se han producido acciones colectivas árabes, o coordinación con el bloque no alineado respecto a un curso de acción o de algún plan para beneficiarse de esta ronda de la conferencia. Hasta ahora, lo único que ha sucedido ha sido una [mera] declaración de crítica respecto a la crisis sobre el futuro del TNP. Estas críticas y posturas, a pesar de su importancia, de ninguna manera constituyen presión sobre la conferencia considerando [especialmente] la confianza de Israel de que esta conferencia no logrará nada y que está totalmente protegida de cualquier presión…

“La confianza de los israelíes de que la conferencia convocada en Nueva York en estos momentos no producirá ningún resultado no sólo deriva del total apoyo estadounidense por la postura de Israel o los rumores de un acuerdo norteamericano-israelí-iraní’ respecto a un trueque que involucre ‘el acuerdo en materia nuclear con las capacidades militares nucleares de Irán e Israel’- queriendo decir que Israel se hará la vista gorda ante el acuerdo en materia nuclear con Irán a cambio de dejar sellado el tema de sus armas nucleares. [Poseer el potencial de presión] de un entendimiento israelí de que, en la actual sombría realidad, los árabes no constituyen una fuerza que puede presionar a Israel a que cumpla con sus demandas respecto a las capacidades militares en materia nuclear [de Israel]. Los principales factores de esta sombría realidad son los grupos terroristas islámicos takfiri, la profundización y ampliación de la brecha entre lo que los medios de comunicación norteamericanos e israelíes llaman ‘árabes sunitas’ y ‘árabes chiitas’ y el surgimiento de Irán como potencia regional que sea una amenaza para muchas naciones árabes sunitas – al punto de que Israel está ahora convencido de que algunos países árabes están más preocupados por las aspiraciones expansionistas iraníes de lo que ellos mismos están preocupados y le temen al monopolio de armas nucleares israelí [en la región]… Las expectativas del Secretario General de las Naciones Unidas a la Conferencia de Revisión en Nueva York no son menos deprimentes, porque… este no estuvo ansioso de dar declaraciones en la sesión de apertura de la conferencia, en su lugar hizo diferir la [tarea] a uno de sus ayudantes, a pesar de que la sesión tuvo lugar en la sede de la ONU. Más importante aún, prefirió hablar en general y evitó las complejidades del tema del Medio Oriente, y no dijo ni una sola palabra sobre el cómo debemos desarmar al Medio Oriente de sus armas de destrucción masiva. Antes de [esta conducta del] secretario general, los miembros de la OIEA se opusieron a una propuesta presentada por el bloque árabe en septiembre, 2014 que llamó en Israel a adherirse al TNP.

“Las delegaciones árabes que actualmente asisten a la Conferencia de Revisión del TNP en Nueva York… todas se saben y recuerdan estas cosas de memoria, pero nadie responderá nuestra pregunta del por qué vinieron [en primer lugar] [a Nueva York] a participar en la conferencia, sabiendo de antemano que sus esfuerzos estaban destinados a fracasar tal como lo hicieron en las rondas anteriores. Y si alguien se pregunta si tenemos alguna opción alternativa, la respuesta es sí. Tenemos opciones alternativas, pero es más importante tener voluntad política para que estas opciones tengan éxito. Los países árabes pueden retirarse colectivamente del TNP, ya que este es un derecho que se nos concede en el propio tratado. Además, ellos pueden suspender su participación en la OIEA y en las actividades de la conferencia de revisión en protesta por su doble discurso, que se ha convertido en una de las características más importantes del injusto orden mundial [actual].

“Si algunos piensan que estas opciones son [también] pasivas, entonces nosotros [también] tenemos opciones proactivas, principalmente para transformar el tema del desarme nuclear del Oriente Medio a uno [que involucre] la opinión pública y a las organizaciones de la sociedad civil, a fin de deshonrar la postura israelí y en especial la postura estadounidense. Sin embargo, lo más importante es luchar por un programa nuclear verdadero, incluyendo el así llamado ‘ciclo del combustible nuclear’, sin esforzarse por obtener armas nucleares. Queriendo decir que [los países árabes] estarán en proceso de convertirse en estados con capacidad nuclear, al igual que al menos otros 50 países alrededor del mundo. Entonces el mundo escuchara nuestra voz, porque seremos países con capacidades y recursos y no sólo países expresando objeciones a las que nadie hace caso”.

Notas al final:

[1] Esta conferencia, celebrada cada cinco años desde 1995, tiene como objetivo el formular un nuevo tratado para reemplazar el TNP de 1970.

[2] El programa nuclear de Egipto fue iniciado en la década de los años 1950 con el objetivo de construir plantas nucleares en Al-Dab’a, en la gobernación de Matrouh al noroeste de Egipto, pero fue suspendido en 1986 a raíz de la catástrofe de Chernobyl. El programa fue renovado en la década del 2000 bajo el entonces presidente Mubarak y fue detenido de nuevo después de su derrocamiento en el 2011. Muhammad Mursi consideró renovar el programa durante su corta presidencia, pero no avanzó mucho en esta iniciativa. En octubre, 2013 el entonces presidente ‘Adly Mansour anunció oficialmente la renovación del proyecto nuclear en Al-Dab’a y el comienzo de los primeros pasos hacia el establecimiento de plantas de energía nuclear con fines pacíficos allí. Sobre el programa nuclear egipcio consulte los siguientes informes de MEMRI:

Despacho Especial No. 5477, “Egipto renueva su programa nuclear”, 11 de octubre, 2013;

Investigación y Análisis No. 118, “Egipto replantea su programa nuclear Parte I: Capacidad científica y tecnológica Vs. compromisos internacionales”, 14 de enero, 2003;

Investigación y Análisis No. 119, “Egipto replantea su programa nuclear Parte II: El lobby nuclear egipcio”, 17 de enero, 2003;

Investigación y Análisis No. 120, “Egipto replantea su programa nuclear Parte III: El lobby nuclear (continuación)”, 17 de enero, 2003.

[3] Al-Ahram (Egipto) 17 de febrero, 2015.

[4] Al-Ahram (Egipto) 24 de febrero, 2015.

[5] Véase MEMRI Despacho Especial No. 5982, “Ex delegado egipcio de la OIEA: Armas nucleares árabes son cruciales para crear equilibrio estratégico en la región”, 4 de marzo, 2015.

[6] Al-Ahram (Egipto) 12 de mayo, 2015.

Fuente: MEMRI
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal