Dura carta del Vaad Harabanim de Chile, al Presidente de Israel, Sr. ‎Reuven Rivlin

 


Santiago 24 de Sivan 5755

11 de Junio 2015

S.E. Presidente del Estado de Israel

Sr. Reuven Rivlin

 Jerusalem

 Israel

 

De nuestra mayor consideración:

 Los abajo firmantes, miembros del Vaad HaRabanim de Chile que reúne a los Rabinos que servimos en las principales Kehilot de Chile y cuyos miembros a su vez son parte directiva de las principales instituciones del Ishuv nos vemos en la penosa obligación de dirigirle estas líneas con profunda consternación, decepción y dolor.

Hace aproximadamente un mes el alcalde de la ciudad de Rejovot ordenó la cancelación de la ceremonia colectiva de Bar Mitzvah para niños con discapacidad con una anticipación de escasas 48 horas después que los niños compartieron y participaron durante un período de seis meses de preparación para celebrar dicha ceremonia. ¿El motivo de dicha cancelación? Simplemente porque la ceremonia se llevaría a cabo en la sede de la Kehilah Masortit/Conservadora de dicha ciudad. El alcalde ordenó específicamente que la referida ceremonia debía celebrarse específicamente en la sede de una sinagoga ortodoxa dirigida por un Rabino de dicha orientación. Además de lo anterior el alcalde exigió que los padres involucrados firmen un formulario de consentimiento confirmando que los niños tendrán que volver a estudiar y prepararse para poder realizar la ceremonia de acuerdo a la versión ortodoxa.

Cabe aquí destacar que el programa que nuestros colegas y miembros del Movimiento Masorti en Israel han desarrollado y aplicado un programa especialmente preparado para la celebración de ceremonias de Bat/Bat Mitzvá de niños con discapacidad desde hace 20 años siendo éste, hasta la fecha, único – por sus características, contenidos y valores - en el Estado de Israel.

 La oficina para la atención de Asuntos para la Diáspora estableció hace dos semanas un compromiso de acuerdo al cual la ceremonia se llevaría a cabo en su residencia presidencial y que la misma sería co-oficiada en conjunto por el Rabino Mikie Goldstein y el Rabino Dr. Benny Lau.

En una reunión celebrada en su residencia presidencial con su equipo de asesores y representantes de la referida oficina de Asuntos para la Diáspora se planificaron, acordaron y concluyeron todos los detalles inherentes a la ceremonia. En ese entonces los padres de los niños involucrados fueron informados con lo que para su alegría y tranquilidad sus hijos podrían tener su tan anhelada y especial celebración sustentada en un programa único diseñado para ayudar a niños con grandes dificultades de comunicación verbal.

Cuál no sería nuestro asombro, consternación y profunda decepción cuando nuestros colegas de Israel nos compartieron la semana pasada el programa enviado por el Director Ejecutivo de la residencia presidencial de Israel al Director Ejecutivo de la oficina de Asuntos para la Diáspora que eliminaba- en su contenido- totalmente el plan de conducir la referida ceremonia de acuerdo al programa especial al que se ha hecho referencia previamente indicándose en dicho programa que la ceremonia sería oficiada exclusivamente por un rabino Ortodoxo.

¿Conclusión? S.E. el Presidente del Estado de Israel, llamado a ser –en sus propias palabras el Presidente de todos los judíos de Israel y referente como tal para promover la unión fraternal de todos los judíos del mundo, asumió la misma actitud discriminatoria que el alcalde de Rejovot.

Sr. Presidente, no vamos a reiterar aquí los méritos del programa al que aludimos que –como lo hemos ya mencionado- tiene ya 20 años de probada y exitosa aplicación, pero sí queremos manifestarle nuestro pesar y repudio a una decisión tomada que tan solo funge como discriminatoria atentando contra la libre voluntad de los involucrados- niños y familias que soñaron y se prepararon durante meses para una celebración que se ha transformado- gracias estas decisiones, en una lamentable manifestación de discriminación.

Gran tristeza nos genera que desde la “ciudad de la ciencia” se haya exportado hasta la propia residencia presidencial en Yerushalaim una práctica que muy pobre favor nos hace a todos. Nosotros, Sr. Presidente, somos parte del Pueblo Judío- todos- en igualdad de derechos y obligaciones, y nosotros –los judíos masortiim/conservadores- rechazamos cualquier acto que discrimine dentro del seno de klal Israel provenga de quien provenga y se dirija a quien se dirija.

 Sr. Presidente, nosotros, todos- Ud. y nosotros y nuestros hermanos en Israel y en el mundo, sin distinción de su práctica u orientación religiosa – conocemos por historia y por experiencia propia el dolor que ha causado y causa la discriminación y la práctica de modelos de “apartheid” estableciendo preferencias. .Y cuando se trata ya en la propia residencia presidencial con el aval del Presidente, o sea: Ud!: la máxima autoridad gubernamental del Estado de Israel cabe aplicarse las palabras del profeta Shmuel “ ¡ האיש הוא אתה ! ” ¡Ud. es el hombre! En sus manos y en su responsabilidad descansa el tema de fondo.

Si de algo estamos orgullosos nosotros, los que hemos elegido ser parte del Movimiento Masorti/Conservador, es que más allá de cualquier disidencia de opiniones siempre hemos estado, estamos y estaremos junto a Medinat Israel y en ese espíritu trabajamos empeñosa y comprometidamente por nutrir y fortalecer la continuidad de nuestro pueblo respetando la diversidad que le es característica históricamente.

 Justamente por lo anterior es que no podemos permanecer callados. Estamos junto a nuestros colegas y las familias. Nos duele profundamente que la aplicación de un programa establecido desde hace años orientado a llevar alegría y celebración a familias con niños en condiciones especiales haya sido utilizado por el alcalde de Rejovot y ahora – triste y lamentablemente - por Ud. en un accionar que está muy lejos de las enseñanzas de nuestros maestros y del sueño sionista de Hertzl en el sentido que Medinat Israel sea una sociedad ejemplar.

Sr. Presidente: ¿dónde ha quedado la sensible consideración por esos niños y sus familias? ¿Son las preferencias políticas y religiosas personales más importantes que esos niños y que ese programa que ha demostrado su alcance y satisfactorios resultados con creces durante años, mientras nadie más se preocupó por generar tal propuesta?

 Respetuosamente- dada su alta investidura- rechazamos enfáticamente la decisión tomada y le exhortamos a considerarla por respeto a las familias y a los niños, por respeto a todos y cada uno de los judíos de Israel y del mundo, más allá de cualquier otra calificación cuyo único resultado concluye en generar distanciamientos, quiebres y separación que finalmente lamentaremos todos, Ud., el alcalde de Rejovot, nosotros y todos aquellos a quienes importa una dinámica y constructiva continuidad de nuestro pueblo.

Sr. Presidente, la dinámica de continuidad de nuestro Pueblo, que ha sobrevivido, y supervivido, a persecuciones y discriminaciones enfatiza que nadie es dueño de la absoluta verdad más que el Ribono shel Olam, lo mismo sucede con cada acto ligado con la experiencia religiosa como lo es la ceremonia a la que hacemos referencia.

 Estamos próximos al mes de Tamuz y con él al período que concluirá el 9 de Menajem Av, fecha en que recordaremos una vez más la destrucción de nuestros dos Grandes Templos, uno de ellos por “ם חי את שי ” le exhortamos, en su calidad de Presidente de Medinat Israel que lidere un proceso de “ם חי אהבת ” y reconsidere su decisión.

Bebirkat Shalom ubrajá

Rabino Alejandro Bloch

Rabino Pablo Gabe

Rabino Gustavo Kelmeszes

Rabino Alejandro Mlynski

Rabino Ari Sigal

Rabino Shmuel Szteinhendler

Rabino Eduardo Waingortin

Rabino Daniel Zang

Miembros del Vaad HaRabanim de Chile

 
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal