Los matrimonios mixtos de judíos de ‎EE.UU.‎

Lic. Naum Kliksberg ‎


La última investigación Pew sobre aspectos demográficos de EEUU incluye datos muy interesantes sobre los judíos norteamericanos. Se basan en 847 personas encuestadas que se identificaron a sí mismas como judíos/as, de un total de 35.071 norteamericanos encuestados.

Veamos algunos de los datos e interpretaciones de ellos que implican a los matrimonios mixtos y a sus hijos/as.

1- De los 35.071 encuestados en el informe no se menciona cuántos hijos/as de hombre judío o madre judía no se identificaron como judíos/as, ni cuántos de ellos integran matrimonios mixtos o son hijos/as de ellos. Estos no fueron incluidos en los 847 encuestados que se identificaron como judíos/as. Posiblemente muchos de ellos se encuentran dentro del grupo que dijo no sentirse identificado con ninguna religión, en esta investigación se informa que en el 2014 son 56 millones de personas, el 22.8 % de la población del país. Este es un grupo en muy rápido crecimiento ya que en el 2007 era el 16,1 %. Cuanto más grande es este grupo es esperable que mas aumente la cantidad de judíos/as que constituyan matrimonios mixtos, ya que al no sentirse identificadas estas personas con ninguna religión son las más proclives a constituir matrimonios mixtos.

2- De los 847 entrevistados que se autodefinieron como judíos/as, quienes dijeron que es por una identificación religiosa: el 44 % dijo que se identifica con la corriente del judaísmo religioso reformista, el 22 % con el judaísmo religioso del movimiento conservador, el 14 % con el de los religiosos ortodoxos, el 5 % se identificó con otros movimientos religiosos judíos, y un 16 % no especificó.

Por ser el movimiento judío reformista el más abierto hacia los matrimonios mixtos y sus hijos/as se puede suponer que una cantidad importante de matrimonios mixtos y de sus hijos/as integra el mencionado 44 %.
No dispongo del dato de cuantos manifestaron en esta investigación una identificación con el judaísmo por otros motivos que no son la religión. Pero es una buena referencia el tener en cuenta que en la anterior investigación Pew, realizada del 20 de febrero al 13 de junio del 2013, publicada con el título “Un retrato del judío norteamericano”, al indagar sobre lo que acerca a los judíos al judaísmo, solo un 19 % dijo que lo acerca la religión.

3- Un sorprendente 17 % de los 847 que se asumieron como judíos/as no nacieron como hijos de hombre judío ni de mujer judía, declararon que se convirtieron al judaísmo. La mayoría de ellos dijo que antes era: protestante, católico, o evangélico.

La mayoría de quienes se convirtieron al judaísmo seguramente no lo hicieron con rabinos ortodoxos, lo hicieron con rabinos de los movimientos conservadores o reformistas. Habrá incidido en querer convertirse el tener un cónyuge judío/a o ser hijo/a de un matrimonio mixto con madre no judía. Los hijos de madre judía no requieren conversión porque son reconocidos por la cuestionada Ley del Vientre (1).

Una cantidad no determinada de no judíos/as que integran matrimonios mixtos con judíos/as no se convirtió al judaísmo como este 17 %, pero eso no significa que en mayor o menor medida no se identifiquen con el judaísmo, no dispongo de datos sobre este punto.

4- El 65 % de los judíos y judías está casado o convive en pareja con otro judío/a. El 35 % de los judíos y judías está casado o convive en pareja con un no judío/a.

O sea que de cada 100 judíos/as 65 forma pareja entre si constituyendo 32 parejas, mientras que los 35 judíos/as en pareja con no judíos/as forman 35 parejas, por lo tanto más del 50 % de las parejas en las cuales hay por lo menos un judío/a son parejas mixtas, lo cual significa que del total de hijos/as de las familias con parejas mixtas y no mixtas más del 50 % son de parejas mixtas. La cifra es aún mayor si sumamos a quienes siendo de descendencia de un padre judío o madre judía no se incluyeron entre los 847 entrevistados porque no se asumieron como judíos/as.

5- El porcentaje de 35 % de judíos/as que están casados o conviven en pareja con no judíos/as incluye parejas constituidas en su mayoría en los últimos 50 años. Este porcentaje está creciendo rápidamente porque en los últimos de estos 50 años son mucho más los judíos/as que se casan con no judíos/as que en los años anteriores.

6- En la actualidad se puede estimar que de cada 100 judíos/as que se casarán este año en EE.UU., 77 % lo harán con no judíos/as. Esto se confirma viendo la velocidad del crecimiento de la cantidad de matrimonios mixtos de judíos/as con no judíos/as en este país desde 1920, veamos.

Casamientos de judíos/as con no judíos/as (2)
AÑOS:
1920: 2 %
1940: 3%
1950: 6.7%
1970: 31.7%
1990: 52 %

Como se observa, aumentó un 20% la cantidad de matrimonios mixtos constituidos por un judío/a en el periodo 1971-1990, o sea que aumentó a un promedio de 1% por año (con tendencia creciente cada año). Ese crecimiento hace que sea muy probable que en este año, 2015, de cada 100 judíos y judías de EE.UU. que se casen el 77 % lo haga constituyendo un matrimonio mixto. La elevada cifra está causando un gran impacto en quienes desconocen esta realidad (3).

Este número es mayor aun si sumamos a quienes no se incluyeron en los 847 encuestados por no autodefinirse como judíos/as aunque su padre o madre hayan sido judíos.

7- En la investigación de Pew de este año no se informa de cuantos de los que se casan este año con un no judío/a se identifican con los rabinos ortodoxos. Pero en la investigación Pew anterior a la actual dice que son 13 % más los matrimonios mixtos que constituyen los judíos y las judías que no se identifican con los rabinos ortodoxos, lo cual también da un número muy alto de matrimonios mixtos entre quienes se identifican con los rabinos ortodoxos.

8- La investigación Pew informa que de los adultos judíos el 62 % está en pareja (56 % está casado, un 6 % convive con su pareja sin estar casado con ella). El 38 % no está en pareja, de ellos el 15 % estaban casados pero ahora están divorciados o viudos, el otro 23 % no estuvo ni está casado ni convive con una pareja (en el 2007 este grupo era el 19 %).

De quienes integran este 38 % sin pareja en los próximos años la mayoría de ellos (siguiendo la mencionada tendencia estadística actual) constituirá matrimonios mixtos, posibilidad que se potencia cuanto mayor es el nivel de educación de la población judía, la cual es de las más altas de EEUU. Cuanto más elevada es la educación que tiene el judío/a más posibilidades tiene de casarse con un no judío/a.

Si bien en el total de población judía, entre casados y no casados, el 52 % son hombres y el 48 % son mujeres, si tenemos en cuenta el concepto de que judío/a solo es quien nace de mujer judía, entonces muchos menos judíos nacerán de los judíos y judías que en este momento no están en pareja, porque son mucho más los hombres judíos casables que las mujeres judías casables. Veamos los números: la investigación Pew informa que el 71 % de los judíos/as casables tiene de 18 a 29 años y el 57 % de ellos son hombres judíos, solo el 43 % son mujeres judías. El 19 % tiene de 30 a 49 años, también entre ellos son mayoría los hombres judíos con un 55 %, mujeres son solo el 45 %. Recién a partir de los 50 años de edad son más las mujeres judías que los hombres judíos. Como se ve es mucha la diferencia entre la cantidad de hombres casables judíos en relación a la cantidad de mujeres casables, por lo tanto entre los hombres judíos una gran cantidad de ellos se casará con mujeres no judías, lo cual hará subir rápidamente el ya muy elevado porcentaje de matrimonios mixtos. Lo cual se facilitará, por el numeroso grupo de personas en EEUU que se declaran no pertenecientes a ninguna religión (ya mencionamos que son el 22,8 % de la población, son 56 millones de personas), la mayoría de ellos jóvenes, que no están casados. También facilita a los judíos contraer matrimonios mixtos el hecho de que en la población de EE.UU. está aumentando rápidamente la cantidad de personas que cambia de religión y la cantidad que constituye matrimonios mixtos.

Fuente: Aurora
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal