Abbas Rechaza ‘Dos Estados’ si Uno es ‘Judío’

Tzvi Ben-Gedalyahu


Mahmoud Abbas, una vez más, ha aprovechado una oportunidad de perder una oportunidad y ha rechazado una resolución patrocinada por Francia en las Naciones Unidas que le daría un estado a la Autoridad Palestina sobre la base de las antiguas fronteras de 1949-1967.

Entonces, ¿cuál es su problema?

El problema es que la propuesta francesa no sólo reconoce a la Autoridad Palestina como un país, sino que también reconoce a Israel como país judío.

Esta no es la primera vez que Abbas ha rechazado reconocer “el Estado Judío de Israel”, sino que nunca lo ha hecho, frente a una dorada oportunidad para castrar al país.

Abbas no tiene ningún problema con Israel, siempre y cuando no exista, y reconocerlo como “judío” impediría el sueño del mundo árabe y de UNRWA de transformar a los judíos en una minoría en el país, mediante la importación de unos pocos millones de árabes que han estado, durante décadas, bajo el así llamado cuidado de la agencia de la ONU.

Israel ha cabildeado en contra de la propuesta de Francia y Estados Unidos no ha prometido que la vetaría.

Pero resulta que Abbas la vetará, tal como ha frustrado cada otra oportunidad para un acuerdo con Israel durante 11 años, desde que fue elegido para un período de cuatro años, plazo que expiró hace siete.

La resolución francesa exige el principio de “dos estados para dos pueblos”, las fronteras como exigió Abbas, y “compensación” para los prisioneros de los campos de UNRWA, llamados “refugiados”.

La resolución establece un límite de 18 meses para las negociaciones para llegar a una “solución justa, duradera y amplia de paz, y si la fecha límite pasó, Francia reconocería el “Estado de Palestina”.

Su rechazo de la resolución francesa quedó perdido entre los titulares menos significativos y confusos de hoy de que el gobierno de la Autoridad Palestina se está o no quebrando, dependiendo de la versión que se lea.

Abbas se nutre de tres cosas: dinero de la Unión Europea, el no reconocimiento de la Autoridad Palestina como país, y una eterna crisis en su régimen que le permite mantenerse en el poder. Las tres están entrelazados.

Hoy estaba en su mejor momento.

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld
 Fuente: Jewishpress
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal