La historia de los judíos de una calle de los Países Bajos

Dr. Manfred Gerstenfeld



Hotel Kurhaus en el balneario de Scheveninge en La Haya

“Investigando el microcosmos, a menudo se empieza a ver el surgimiento de patrones más grandes. Relativamente poco se ha escrito sobre la historia judía de La Haya, de la cual el balneario de Scheveningen es parte. Junto con Hanneke Verbeek, he utilizado Harstenhoekweg como punto de partida para nuestra investigación sobre el tema. Era una calle donde muchos judíos, la mayoría de ellos con orígenes europeos del este, han vivido, casi desde que  se construyó la calle a principios del siglo pasado”.  [1]

 

El profesor de historia en la Universidad de Leiden Wim Willems, y su investigación se centran en la historia de La Haya.

 

“Durante la Primera Guerra Mundial, muchos refugiados judíos huyeron de Bélgica a los Países Bajos, que seguía siendo un país neutral. Esta inmigración llevó a un aumento de la población judía de Scheveningen. Los inmigrantes eran principalmente judíos europeos del este procedentes de Amberes, muchos de los cuales se dedicaron a la profesión de los diamantes. Después de la guerra, algunos regresaron a Bélgica, pero otros se quedaron y pidieron naturalizarse como ciudadanos holandeses.

“Poco a poco se fue creando una infraestructura social y religiosa judía local. Esta comunidad es un ejemplo muy interesante de integración de inmigrantes en la sociedad holandesa. Entonces me pregunté si se podría mapear la creación y desarrollo de esta comunidad. 

 

“Esta comunidad judía del este-europeo en Scheveningen era sociológicamente muy diferente de la pequeña comunidad judía del este-europeo de Rotterdam, por ejemplo. La comunidad de Rotterdam constaba de judíos que habían llegado a la ciudad portuaria en el camino a los Estados Unidos, pero finalmente decidió quedarse. Crearon una comunidad judía del este europeo junto a la comunidad judía holandesa mucho más grande y más antigua en Rotterdam.

 

“Nuestra investigación se centró en todos los judíos que jamás habían vivido en Harstenhoekweg a lo largo de los años hasta 1941. Ese es el último año que todavía se puede ver quién vivía allí por información que se encuentra en los archivos municipales. Resulta que 455 familias judías vivían o habían vivido en esta calle en particular, un total de aproximadamente 1.400 personas.

 

Calle Harstenhoekweg en La Haya, Holanda

Calle Harstenhoekweg en La Haya, Holanda

“Después del Holocausto, la comunidad judía diezmada permaneció en Scheveningen. Durante el verano se experimentaría un aumento temporal de muchos turistas judíos belgas que llegaban al balneario a relajarse. Durante muchos años todavía hubo un restaurante kosher en el primer piso de la sinagoga judía del este europeo en Harstenhoekweg. Esta sinagoga, fundada en 1926, se estableció en un edificio que anteriormente había sido un salón de baile. Por lo tanto, en Scheveningen se creó una infraestructura religiosa judía permanente.

“La comunidad judía se desarrolló lentamente después de la vuelta del siglo 20. Se establecieron muchas organizaciones, incluidas las de música y entretenimiento. Se fundaron movimientos juveniles, como scouts, un club de teatro, organizaciones sionistas y religiosas. Se abrieron tiendas Kosher en el barrio. 

 

“Un aspecto muy importante que deseaba investigar era el de la interacción social entre la comunidad y los demás. Muchos se concentraron en la vida familiar porque tenían que trabajar tan duro. Algunos iban los días de semana en tren a la bolsa de diamantes en Amsterdam. Antes de la Segunda Guerra Mundial, el intercambio era judío, en gran medida. En Amsterdam se hallaron tarjetas de membresía de algunos judíos de Scheveningen. Otros trabajaban en el cambio de moneda en Rotterdam.

 

“Encontramos que los inmigrantes que vinieron, por ejemplo, de Cracovia o Lviv interactuaron en su mayor parte con la gente de la misma ciudad o región. Por lo que pudimos comprobar, hablaban idish o alemán entre sí o en casa. Muchos de los que se quedaron en Scheveningen después de la Primera Guerra Mundial también hablaban holandés.

 

“Viajamos a lugares en Polonia y Ucrania, ex Galicia, de donde procedían muchas familias. No encontró ninguna de sus pertenencias, pero al menos nos familiarizamos con su entorno original. Con la excepción de Cracovia, casi nada se ha investigado o hecho respecto a la reconstrucción de la historia de los judíos en la antigua Galicia.

 

“También hablamos con un número de sobrevivientes del Holocausto en los Países Bajos, Inglaterra, Israel y Bélgica. Nos dijeron que antes del Holocausto, en su escuela no judía, viernes por la tarde, sonaba una campana – llamada la campana judía. Los alumnos judíos sabían entonces que se les permitía salir de la escuela temprano e ir a casa a tiempo para el Shabat.

 

“Otro ejemplo de pluralismo religioso era el día de fiesta holandés de Sinterklaas. Todos los niños recibían chocolate en forma de una letra del alfabeto, normalmente la inicial de su primer nombre – y los niños judíos recibían letras de chocolate kosher. En Navidad, era típico que los niños holandeses recibieran dulces especiales y los niños judíos recibían dulces kosher”. 

 

El Profesor Willems resume: “Encontramos mucha más información de la que esperábamos al primero cuando empezamos a investigar la historia de esta comunidad judía. Nos gustaría encargarnos de que el material histórico que se encuentra actualmente en posesión privada no se pierda. No hay una sola calle en Scheveningen, que ha recibido el nombre de un individuo judío. No hay un monumento que honre la memoria de los muchos judíos asesinados, que vivían en la zona. Si se crea más conciencia sobre la historia de la comunidad judía de Scheveningen, estas cosas pueden llegar a ser posibles”.

 

[1] Antes de finales de 2015, el editor Bert Bakker publicará su libro: Wim Willems y Hanneke Verbeek, ‘Hier woonden wij’. Hoe een stad zijn Joodse Verleden herontdekt.

Traducción: Silvia Schnessel para Enlace Judío México

Fuente: The Times of Israel
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal