Abraham Foxman deja la Liga Anti Difamación después de 30 años

 


Abraham Foxman, quien dirige la Liga Anti Difamación – es una organización judía fundada en los Estados Unidos, cuyo objetivo es detener la difamación del Pueblo judío- desde 1987 será sucedido por Jonathan Greenblatt, un emprendedor social y asistente de la Casa Blanca.

La Liga Anti Difamación (LAD) se convirtió, bajo el liderazgo de Foxman, en una organización de 60 millones de dólares al año, que promueve programas de entrenamiento y educacionales, monitorea las actividades antisemitas en Estados Unidos y alrededor del mundo, aboga por una legislación antidiscriminatoria y mantiene oficinas a lo largo del país para ejecutar estas funciones. Además, sirvió a Foxman para convertirse en el jefe mundial del arbitraje de lo que califica como antisemitismo.

“Tiene un sentido impecable para saber con qué involucrarse”, expresó Myrna Shinbaum, quien trabajo para la LAD por 20 años y sirvió como la directora de Relaciones e Información Pública de Foxman.

La historia personal de Foxman tiene una huella moral en trabajo. Nació en 1940 en Polonia, a principios de la Segunda Guerra Mundial, sus padres de origen judío lo dejaron para salvar su vida en manos de su niñera católica. Cuando terminó la guerra, sus padres fueron a buscarlo, pero su niñera se negó a entregarlo y así sus padres se involucraron en una batalla por la custodia.

Cuando sus padres obtuvieron la custodia, se lo llevaron a América y gradualmente le inculcaron los hábitos de la religión judía.

“Soy el producto de lo peor y lo mejor de la humanidad”, manifestó Foxman. “Fui muy afortunado. Levantarme todas las mañanas y tener la oportunidad de intentar hacer la diferencia luchando contra el odio y construyendo amor- fui realmente privilegiado.”

    Fuente: Itongadol
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal