Entrevista a Jorge Kirszenbaum, abogado y ex presidente de DAIA

Dr. Guido Maisuls


1.     ¿Cuál es su visión de la Argentina después de las elecciones del 2015?

 Entiendo que se abre una posibilidad esperanzadora, de un mayor apego a la institucionalidad democrática, teniendo en cuenta que el verdadero progresismo es aquél que se sustenta en la ley, el equilibrio de poderes, propendiendo a un desarrollo económico que trate de achicar el desequilibrio social.

Si perdiéramos esta oportunidad, creo que entraríamos en una etapa muy difícil para salir de la patológica decadencia que vive la Argentina.


2.   ¿Cómo considera el accionar del Papa Francisco como una esperanza para un mundo libre de terrorismo fundamentalista?

 Creo que el Papa Francisco, encarna un accionar muy positivo para combatir al terrorismo. No obstante, creo que él junto con los líderes de las grandes potencias, deberían reunirse en una cumbre específica para emitir una declaración universal contra este flagelo y diseñar políticas muy efectivas y contundentes contra el terrorismo, sin dejar de lado ninguna opción.


3.   ¿Cree que es posible construir la Paz en el Medio Oriente? ¿Nunca?, ¿Cómo?, ¿Cuando?

 No creo que en el contexto actual, sea posible construir la paz en el Medio Oriente.

Entiendo que Israel carece de interlocutor creíble y legítimo. Todo se arreglaría en cinco minutos si alguno de estos posibles interlocutores, declarara públicamente que estarían dispuestos a reconocer al Estado de Israel. Mientras ello no ocurra y habida cuenta del fracaso de las conversaciones de paz en todos los escenarios que se han podido imaginar, mi perspectiva sigue siendo muy pesimista.


4.   ¿Considera capaz al judaísmo del futuro, seguir contribuyendo positivamente a esta compleja y sufriente humanidad?

 Tanto los valores del judaísmo como los del Estado de Israel son capaces actualmente y en el futuro de contribuir al desarrollo positivo de la humanidad; el aporte a la ciencia, a las artes, al mundo académico, a la política y al pensamiento en general, dan una prueba acabada de lo que pueden dar el judaísmo y el Estado de Israel a la vida universal. No debemos olvidar el precepto de que el judaísmo debe ser una luz para el Universo; y así será.


5.    ¿Existe espacio suficiente para los intelectuales, escritores y periodistas dentro de los marcos de la Comunidad Judía Argentina?

 Existe el marco para los intelectuales, escritores y periodistas, dentro de la comunidad judía en la Argentina. Pero ello nunca es y será suficiente porque debe propenderse a ampliar permanentemente esos marcos. Sin intelectuales, escritores, periodistas, artistas y creadores que puedan dar su aporte y sostener el pensamiento crítico, no se podrá dinamizar la contribución del judaísmo a su propio crecimiento y la irradiación al exterior de la comunidad.


6.   ¿Cómo cree que afronta DAIA, los desafíos del presente?

 En mi opinión personal, tanto con sus aciertos y sus errores la DAIA afronta positivamente los desafíos de este dificilísimo presente.


7.    ¿Cómo se imagina la DAIA del futuro?

 En el futuro imagino una DAIA combatiendo las crecientes dificultades que se le están creando a la vida judía en la Argentina.

Para ello deberá optimizar las aptitudes legales, intelectuales y de conducción. No olvidemos que se atacó a la comunidad, desde el atril presidencial tanto en la Asamblea de las Naciones Unidas como en la apertura de las Sesiones Ordinarias del Congreso de la Nación; siendo que además la Cancillería argentina formalizó un desastroso e inexplicable pacto con Irán, refrendado por el Congreso Nacional y que fuera declarado inconstitucional en un fallo que todavía no está firme por la Justicia argentina.

Estos acontecimientos que son de una gravedad inusitada, dejarán sus huellas por mucho tiempo y la DAIA del futuro, deberá ser sumamente creativa, racional y potente para encarar esos desafíos. Tendrá que ser la ONG de mayor prestigio, tanto en los foros nacionales como internacionales, para que sus políticas y objetivos sean receptados positivamente.                                                                             

Fuente: Identidades
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal