Israel entrena ratones para detectar explosivos en los aeropuertos utilizando su olfato

Simon Calder


Mientras el conflicto estilo “el gato y el ratón” con los terroristas se intensifica, los roedores podrían ser enlistados para mantener los cielos a salvo. Una empresa israelí de seguridad afirma que los ratones pueden detectar explosivos de forma más efectiva que los humanos, los perros o las máquinas.

Si se adopta el sistema propuesto por X-Test, la seguridad en los puntos de revisión de los aeropuertos del futuro desplegará criaturas pequeñas y peludas para atrapar terroristas.

El vice presidente de la empresa, Yuval Amsterdam, era un experto en eliminación de bombas de las Fuerzas de Defensa de Israel. Ahora, se encuentra desarrollando lo que él califica como el sistema de detección de explosivos más efectivo- con ratones en la base del mismo. “Son tan buenos como los perros en cuestión de su habilidad sensorial, pero son más pequeños y fáciles de entrenar, dijo el Sr. Amsterdam. “Son baratos y no los tienen que sacar a pasear. Una vez que los entrenas, se convierten en bio-sensores”.

Los ratones no correrán libremente entre los pasajeros y sus maletas, sino que estarán dentro de unas cajas en los puntos de revisión. De forma discreta, olfatearán a la gente y sus efectos personales, buscando sustancias para las que han sido entrenados, identificarlas y enviar una señal cuando detecten una amenaza.

“Como una gran cantidad de ratones puede ser entrenada por la máquina, pueden producir resultados mucho más confiables”, señaló Yuval Amsterdam.

La seguridad de aviación actualmente está llena de agujeros. Depende de detectores de metal y rayos X para revisar el equipaje de mano. Solo unos pocos pasajeros son seleccionados para una prueba de rastros de explosivos, lo cual implica limpiar una superficie, tal como un teclado de una laptop, y colocar el hisopo en un detector de explosivos.

 

Los desarrolladores esperan que los ratones sean capaces de identificar a las personas que transportan explosivos implantados en el cuerpo- considerados en la industria como una amenaza clave para la aeronave.

Philip Baum, editor de Aviation Security International, le dio la bienvenida a la innovación: “Actualmente, no tenemos capacidad de detección de explosivos en nuestros portales, o una forma aceptada de detectar a los ‘transportadores internos’. Los ratones podrían tapar ese agujero de seguridad”.

De momento, ningún aeropuerto del Reino Unido planea reclutar roedores para perseguir terroristas pero podrían ser un elemento en el creciente enfoque de seguridad ‘basado en el riesgo’, en el que se cataloga previamente a los individuos y se les asigna un perfil de riesgo. Un pasajero con una historia inusual de viajes es más probable que levante un mayor interés que una familia que se va de vacaciones.

La industria está avanzando hacia el concepto “carriles dinámicos” en los puntos de registro de los aeropuertos, donde los pasajeros ya no tendrán que separar los líquidos de las laptops de sus maletas, ni quitarse los zapatones o cinturones. Las medidas específicas de seguridad dependen del perfil de riesgo del pasajero.

La semana pasada, Adrienne Gibbs, gerente de aplicación del programa de Smart Security, dijo en la conferencia Body Search 2015 en Heathrow: “Estamos desafiando a los proveedores de industria y tecnología a pensar en cómo podrían aplicar una capa de seguridad adicional sin hacerle sentir a los pasajeros que han sido identificados”.

El Sr. Amsterdam también cree que el despliego de roedores podría extenderse más allá de la detección de amenazas, hasta combatir el contrabando. “Podemos enseñarles cualquier cosa que tenga un olor- ya sean explosivos, drogas, marfil africano. Lo que sea que tenga un olor”.

 Fuente: The Independent / Traducción: Miriam Baley.
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal