Netanyahu destacó que Israel recibe abiertamente toda corriente de judaísmo

 


Las declaraciones del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en tres ocasiones distintas la semana pasada sobre el hecho que Israel es el hogar de todos los judíos, se dirigieron a aquellos segmentos de la Diáspora judía enfurecidos por los comentarios despectivos sobre la reforma judía que hizo el ministro de Servicios Religiosos David Azoulay. 

Azoulay fue citado la semana pasada diciendo, durante un discurso, que la reforma religiosa que intentan llevar a cabo las Mujeres del Muro, una organización feminista israelí que lucha por el derecho de las mujeres a orar en el Muro de los Lamentos, es considerado “un desastre para el pueblo judío”.

Sus comentarios incitaron varias llamadas de Netanyahu repudiando los dichos e incluso pidiendo su renuncia, algo políticamente irrealista ya que eso haría caer la coalición.

En cambio, Netanyahu publicó un comunicado donde afirma “su fuerte” desacuerdo con las declaraciones. 

El martes por la noche, en el evento de la entrega del Premio Génesis 2015, subrayó que “todos los judíos pueden sentirse como en su hogar acá (en Israel)”. 
Netanyahu expresó que “estaba comprometido para reforzar la unidad del pueblo judío” y continuará “rechazando cualquier intento de dividir al pueblo judío y de deslegitimación hacia la comunidad judía. Todos son bienvenidos – reformistas, conservadores y ortodoxos también. Todos”.

El domingo por la mañana, Netanyahu, se dirigió a la Junta de Gobernadores de la Agencia Judía y remarcó nuevamente que todo judío es bienvenido en Israel.
“Quiero que sepan eso. Pasé una gran parte de mi vida política asegurando que Israel siga siendo la patria de todo judío, reformista, conservador u ortodoxo”, resaltó.

“De eso se trata y se tratará Israel”, concluyó.

Fuente: Itongadol
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal