No seas una langosta – Shlaj lejá

Gabriel Sirota

¿Por qué la sentencia al Pueblo de Israel fue 40 años de espera en el desierto? ¿Qué tan grave fue lo que hicieron? Analicemos brevemente lo sucedido.

El Pueblo está a punto de llegar a su objetivo: la Tierra Prometida. Manda espías quienes vuelven con un reporte negativo. Dicen que es imposible conquistar la Tierra. Agregan: “Nos veíamos como langostas, y ¡así nos miraban ellos también!”.

¿Cómo sabían cómo los miraban los pobladores de la tierra? ¿Cómo sabían que los veían como langostas? Claramente, como “langostas” era como ellos se sentían.

En psicología esto se llama “proyección”. Es un mecanismo de defensa por el cual el individuo proyecta en otro sus propias inseguridades. Ellos no querían tomar el paso siguiente: la conquista concreta del objetivo. ¿Cuál podría ser su inseguridad que los convertía en “langostas”? El miedo a la realidad.

Durante su estadía en el desierto, eran cuidados por D-os en todas sus necesidades. Ahora se enfrentarían a la realidad de ser RESPONSABLES del trabajo duro de la tierra para que dé su fruto y todo lo necesario vivir con bienestar.

¿Por qué el miedo a la realidad? Porque en la nube teórica de posibilidades todo es fácil, pero cuando llegas al momento de concretar a tierra vienen los problemas. Llegas a dudar de tus talentos, dudas de ti mismo. Tu incertidumbre genera miedo al futuro. Hay múltiples variables allí lejos, y ciertamente no sabes qué ocurrirá.

Pero la alternativa a no avanzar y concretar, es el peor “castigo”: el trágico paso del tiempo; años sin tomar una decisión, sin concretar tus ideas. Ahora es más entendible la consecuencia-castigo a la actitud negativa del Pueblo (40 años en el desierto). Era necesario que pasen años para cambiar la generación con mentalidad de “desierto”. Planificar es más agradable que concretar. Parece ser más cómodo un desierto inhóspito conocido, que una tierra fértil sin conocer.

Nunca sabrás con seguridad qué ocurrirá en el futuro, pero la alternativa es mucho peor. Por tanto, simplemente comienza a HACER y el camino se aclarará. Pero sobretodo confía en ti y confía en D-os que por un fin especial te está haciendo marchar por este camino.

 

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
 
Home