Algunas drashot del rabino de Varsovia Kalonimos Szapiro (II y Final).

Traducido de la versión inglesa por Jorge Tachauer Sebök

Por las fechas se imaginarán la situación circundante. El rabino Szapiro fue deportado desde  el ghetto al campo de exterminio en 1942.


SEGUNDO DÍA DE SUCOT 5701 (Octubre 18,1940).

Ahora es el momento de regresar a Él e invertir un esfuerzo mayor en nuestra relación con Él. Esto debemos hacerlo no sólo en beneficio nuestro. También por nuestros santos mártires debemos profundizar nuestro arrepentimiento y nuestro servicio. Aunque aún no nos sea aparente, por causa de nuestros muertos martirizados Él nos debe ayudar. De otra manera su sangre habrá sido derramada en vano, D’s no lo quiera.


ROSH HASHANA 5702 (Septiembre 22 – 23, 1941).

Cuando D’s creó el mundo, Él primero formó y destruyó sucesivamente mundo anteriores, como nos narra el Midrash. La destrucción de otros mundos representa el “rompimiento de los cauces”  a partir del cual el producto final – el mundo del Tikun – fue creado. El “Ari” (Rabí Itzjak Luria), de bendita y santa memoria nos enseña que la muerte de Diez Mártires era necesaria y que una nueva catástrofe era necesaria debido a la proliferación de malas acciones.

La muerte de esos hombres, los mejores de su generación, era también un proceso de “rompimiento de cauces” para que una mejor sociedad pudiera emerger de sus fragmentos. Así, cuando hoy padecemos tantos sufrimientos y tantos de nosotros, entre ellos muchos estudiosos y servidores de D’s, ya no están con nosotros, debemos creer que nuestra inmensa aflicción es una forma de “rompimiento de cauces” desde la cual aparecerá una nueva creación que nosotros, con arrepentimiento y buenas acciones, podemos y debemos apurar. Con seguridad D’os, el Justo, que dijo “suficiente” cuando creó el mundo, dirá “suficiente” a nuestras lágrimas a nuestro dolor y a los sufrimientos de todo Israel.

 
PARASHÁ JUKAT 5702 (Junio 27, 1942).

 En verdad, uno no es capaz de entender cómo el mundo continua existiendo en medio de tantas lágrimas y tantos gemidos. Con respecto a los Diez Mártires se dice que los ángeles en lo alto gemían: “¿Ésta es la Torá? ¿Cuál es su recompensa?

Una voz celestial les respondió: “¡Suficiente! Si escucho un gemido más transformaré el mundo” en agua.

¿Y ahora? Tantos niños inocentes, ángeles puros, y adultos, hombres y mujeres santos de Israel, han recibido una torturante muerte sólo por ser judíos y por ser más grandes que los ángeles. Y sus gritos reverberan a lo largo del Universo…pero el mundo no se ha transformado en agua. No, permanece firme e inmóvil como si nada hubiera sucedido, D’s no lo permita.

 

PARASHÁ MATOT, 5702 (Julio 11, 1942)

¿Qué podemos hacer para elevarnos un poco y no vernos sobrepasados y golpeados por las aterradoras noticias, nuevas y viejas, que diariamente nos paralizan de miedo?

Sólo podemos creer que Él, bendito sea, si estuviera aquí sufriría con nosotros. “Yo estoy con él en su angustia” (Salmo 91:15).

Tampoco debemos olvidar esto: Hay sufrimientos que seguramente merecemos padecer por nuestros pecados. También existen los “Sufrimientos por Amor” que existen para borrar nuestros defectos y purificar nuestras almas y que Él, bendito sea, también sufre por compasión a nosotros. Y también hay sufrimientos que sobrellevamos sólo por Él, por la Santificación de Su Nombre:

“Padre nuestro, Rey nuestro (Avinu Malkeinu) ayúdanos por amor a aquellos que fueron asesinados por amor a Tu Santo Nombre”. Judíos que fueron muertos por causa de Él y por reivindicar Su Nombre.

“Ayúdanos, por favor, que llevamos Tu carga”, esto es, sufrimos Su dolor.

Principalmente, sufrimos a causa de Él y por Él porque al soportar tal dolor y tales sufrimientos, nos  volvemos más grandes y más elevados y, al mismo tiempo, de alguna forma nos sentimos animados y fortalecidos.

                                                   ¨¨¨¨¨¨

(Esta fue la penúltima drashá del Rabino Szapiro antes de ser deportado y asesinado).

 

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
 
Home