Satisfacción en la comunidad judía de Perú por el Premio Nobel a Vargas Llosa

La comunidad judía de Perú recibió con satisfacción la noticia del Premio Nobel de Literatura otorgado al escritor Mario Vargas Llosa. “Como peruano estamos todos muy contentos y orgullosos de que Vargas Llosa haya sido premiado con el Nobel de Literatura porque se merece esa distinción, pese a que ha tenido opiniones variables respecto del Estado de Israel”, expresó, John Gleiser, presidente de la Asociación Judía del Perú, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias. A los 74 años y a pocos días de que su nuevo libro salga a la calle, Vargas Llosa fue distinguido con el Nobel de Literatura, galardón que lo tenía como candidato desde la década del ’80.

La comunidad judía de Perú recibió con satisfacción la noticia del Premio Nobel de Literatura otorgado al escritor Mario Vargas Llosa, galardón al que había sido nominado en varias ediciones desde la década de 1980, pero que siempre se le había escapado

“Como peruano estamos todos muy contentos y orgullosos de que Vargas Llosa haya sido premiado con el Nobel de Literatura porque se merece esa distinción, pese a que ha tenido opiniones variables respecto del Estado de Israel”, expresó, John Gleiser, presidente de la Asociación Judía del Perú, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).

El dirigente comunitario relató que la noticia sobre la distinción a Vargas Llosa fue conocida a primera hora de la mañana. “Muchos medios lo han tenido hablando desde Nueva York, y también se lo notaba muy contento Vargas Llosa. La opinión pública en general lo ve con muy buenos ojos”, subrayó Gleiser.

Sobre los desencuentro con la comunidad judía, el dirigente comentó que el autor de obras como Pantaleón y las visitadoras ha tenido declaraciones contra Israel que obligaron a la comunidad a hacer “los comentarios del caso”.

“Es un escritor con muchos años y tuvo sus años de declarar apoyo al Estado de Israel y después ha tenido algunos comentarios a favor de la supuesta causa palestina, lo que ha incomodado a mucha gente no solo en Perú sino también en el resto del mundo”, indicó.

No obstante, Gleiser aclaró que Vargas Llosa “no es considerado una persona contraria a los judíos o el pueblo judío”.

Incluso, Morgana Vargas Llosa, hija del escritor, se casó Stefan Reich, hijo de un destacado ex dirigente de la comunidad judía de Perú.

Lo que se le critica a Vargas Llosa son sus comentarios filosos sobre la situación que se vive en Medio Oriente. En una de sus últimas declaraciones, el escritor peruano apuntó que “cada día es más difícil ser amigo de Israel, salvo para los incondicionales convencidos de que todo lo que hacen las autoridades israelíes es bueno, que todos los palestinos son terroristas y que las críticas a la política de Israel son siempre producto del antisemitismo”.

En ese mismo comentario, Vargas Llosa aclaró que sigue siendo amigo de Israel “pese a la repugnancia” que le inspira el gobierno actual de Benjamin Netanyahu, “la intransigencia fanática de sus colonos y los abusos y, a veces, crímenes que Israel comete en los territorios ocupados y en Gaza”.

La crítica estaba dirigida al incidente que las fuerzas israelíes protagonizaron en mayo pasado cuando la Armada frenó el intento de una flotilla turca por quebrar el bloqueo marítimo a la Franja de Gaza, hecho que terminó con nueve muertos y varios heridos.

“Esta última es sólo una de las caras de Israel. Hay otra, admirable y ejemplar, desdibujada por la primera, pero más permanente y representativa, la de un país democrático y pionero que, en medio de un desierto y a la vez que libraba tres guerras, ha sido capaz de construir una sociedad del Primer Mundo”, aclaró en el mismo comentario.

Vargas Llosa siempre fue un personaje polémico, ya en la década del ’70 cuando abandonó su admiración por la revolución cubana pasó a criticar a Fidel Castro.

Incluso, recientemente, cargó otra vez contra el líder cubano como así también contra el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, uno de los aliados más fuerte de Irán en el continente latinoamericano.

Más allá de la polémica, Vargas Llosa, a los 74 años y a pocos días del debut de su nueva novela, El sueño del celta, alcanzó uno de los máximos halagos: el Premio Nobel.

Nacido en la ciudad andina de Arequipa en una familia de clase media, Vargas Llosa escribió su opera prima en 1963, “La ciudad y los perros”, que relata sus años en el colegio militar de Lima.

Vargas Llosa está casado en segundas nupcias con su prima Patricia Llosa (la primera boda fue con su tía Julia Urquidi, amor plasmado en “La tía Julia y el escribidor”) y tiene tres hijos.

El escritor peruano ya ganó el premio Cervantes, el Príncipe de Asturias, el Planeta o el Rómulo Gallegos, y doctor Honoris Causa de universidades americanas, asiáticas y europeas.
 

Fuente: AJN

 

volver a página principal