Entrevista:

"Cada uno de nosotros hace la diferencia..."

Gabriel Zaliasnik conversa con Anajnu

Poseedor de una indudable capacidad política probada en múltiples oportunidades, con un hablar sencillo y directo sin los arranques del divismo que podría esperarse de un dirigente de alta visibilidad, y  con una asegurada presencia en los medios de prensa, el Presidente de la Comunidad Judía de Chile conversa con Anajnu sobre varios temas que en las últimas semanas han asomado a la palestra con fuerza propia. Conocedor a la perfección de los alcances del Portal Judío de Chile y de las cifras exactas del volumen de lectores a la fecha, busca despejar con especial energía los errores de apreciación que a veces asoman desde todos los sectores, consolidar la ansiada unidad, y fortalecer las redes que aseguren una comunicación eficaz  y esclarecedora, tanto en el plano interno como en el mundo de lo público... posee, sin dudas, la seguridad de lograrlo...y a decir verdad, lo logra.

-Han sido unas semanas complejas para todos, ¿cómo ha sido su agenda pública para salir al paso de la tremenda campaña que se nos vino en contra por el asunto de la "flotilla de Hamás"?

Ha sido muy intensa. Debimos salir a contrarrestar la desinformación que predominaba en muchos medios de comunicación. Para ello priorizamos algunas entrevistas en medios radiales donde es posible explicar con más calma y con mayor profundidad las cosas. Así por ejemplo estuvimos en Radio Cooperativa, en el programa de radio 95,3 de Mauricio Hoffman etc. También hicimos frente a la precipitada reacción de algunos parlamentarios, organizamos encuentros con el grupo chileno israelí etc. Por último también sostuvimos junto al grupo parlamentario un encuentro con el Canciller chileno de modo de explicarle la inconveniencia de tomar posiciones en forma precipitada en hechos cuyos antecedentes aún no se conocen del todo, y pudiendo con ello avalar la posición extrema de un grupo terrorista como Hamas.

- Pero lo real es que el Gobierno, a primera hora y de una manera sorprendente para todos, se apresuró a condenar al Estado de Israel. La propia Secretaria General de Gobierno ocupó las cámaras durante todo ese día lunes para solazarse en la condena. Pareciera que el Gobierno, o actuó de manera precipitada, o directamente no escuchó ninguna voz de sensatez y prudencia. Curioso, teniendo un Primer Ministro judío...

En primer término creo conveniente despejar la idea de que hay un primer ministro judío. Rodrigo Hinzpeter es el Ministro del Interior pero la política exterior de un país no esta definida por los ministros del respectivo gobierno. Quienes creen que por ser el Ministro del Interior judío el gobierno no pueda tener una posición critica de Israel están profundamente equivocados y demuestran una pobre capacidad de análisis.

Dicho esto, conviene no dar opiniones infundadas. El gobierno de Chile se encontraba en una situación extraordinariamente compleja ya que los hechos se hicieron públicos precisamente encontrándose en Chile el Primer ministro Turco Erdogan. El canciller llegó a Chile esa mañana proveniente de la OCDE en París y se encontró con que Erdogan estaba en Chile (había cancelado su visita a Argentina por temor a protestas de la comunidad Armenia por el genocidio turco a ese pueblo) y ahora cancelaba su visita oficial a Chile para regresar a Turquía por estos acontecimientos. Es en esas circunstancias que el Canciller lamenta los hechos. Con todo si Ud. revisa esa declaración –en contraste con otras- fue bastante ponderada. Es más me atrevo a decir que en ocasiones anteriores con menos premura, la Cancillería chilena ha condenado a Israel en términos tanto o más duros. Lo importante aquí no es la primera reacción de la Cancillería sino que en definitiva ahora, con calma y prudencia, Chile y el resto del mundo puedan entender las actuaciones del gobierno de Israel.

- En efecto, muchos factores jugaron para el "apresuramiento" del Gobierno chileno. No hay que descartar el análisis que se ha hecho en orden a reconocer, con cierta ironía, que el "Partido Palestino" es el más grande de Chile en la actualidad, tanto en poder económico, político, como electoral.

No comparto esa apreciación. SÍ es evidente que hay algunos que hablan de "bancada palestina" en el parlamento, lo que a mi juicio por su comportamiento en este tipo de asuntos puede resultar cuestionable, ya que supeditan los intereses de nuestro país, a las agendas propias de algunos movimientos palestinos, incluso como ahora a la agenda de un grupo terrorista como Hamas. A mi me sorprende que algunos como el senador Tuma o el diputado
Fuad Chahin por ejemplarizar, se esfuercen en traer el conflicto del Medio Oriente a Chile, afectando con ello la convivencia nacional. Creo que la responsabilidad de nuestros parlamentarios, sean de ascendencia árabe, judía o de cualquier otra es velar por el bienestar de Chile. Quienes importan el conflicto se olvidan de Chile.

- El tema es que, en esta oportunidad, el conflicto llegó a Chile, se instaló con enorme y coordinada fuerza mediática, el Gobierno se hizo eco, la Cámara de Diputados, y hasta el Senado hicieron lo suyo en cuestión de horas. Que hasta Lily Pérez haya votado favorablemente el Acuerdo de condena a Israel, dejó al Ishuv bastante perplejo...

Lo que ocurrió en Chile no es distinto a lo que ocurrió en todo el mundo. La fuerza mediática de este hecho se tradujo en un verdadero "pogrom comunicacional" contra Israel. Lamentablemente la cancillería israelí entregó información tardíamente lo que impidió a muchos reaccionar de manera oportuna.
Respecto del voto en el Senado hay que analizarlo en su mérito y con la información que se disponía en ese momento. Es muy fácil para algunos criticar por ejemplo a Lily Pérez pero para hacerlo debieran conocer el contexto político en que debe actuar. El Ishuv a veces tiende a mirar las cosas sin perspectiva política y con una mirada "de ghetto". Hay que estar en la trinchera para juzgar. Hacerlo desde la comodidad de nuestras casas mientras otros dan la cara y arriesgan por nosotros, me parece francamente vergonzoso. No queremos que el mundo juzgue a Israel precipitadamente pero miembros del Ishuv precisamente juzgan la acción de otros -como Lily o incluso a veces actuaciones que yo despliego como Presidente- con esa misma precipitación y carencia de fundamentos. Seamos al menos consecuentes.

- Lo de falta de consecuencia, sin lugar a dudas es un problema siempre presente a la hora de evaluar el rol de los líderes, dirigentes o personajes públicos de nuestro Ishuv. Es claro que Lily Pérez está en el Parlamento por sus méritos, no por causa de los "votos judíos" que son muy pocos. El asunto central, a la hora de evaluar los daños de esta batalla mediática, es que lo vivido en esa semana no fue una falta de consecuencia, sino una perplejidad que dejó inmovilizado al Ishuv. ¿Dónde estaba la bancada parlamentaria favorable? ¿Dónde quedó el trabajo de esclarecimiento que por años se ha venido haciendo en el nivel político? ¿Qué fue lo que sucedió, realmente, según su análisis?

No comparto la pregunta pues implícitamente contiene una crítica injustificada. Creo que al igual que el año pasado en la operación "plomo fundido" nuestra comunidad pese a enfrentar posiblemente el escenario más adverso de cualquier otra comunidad, reaccionó razonablemente. Uno siempre desearía que existieran más y mejores equipos para enfrentar estos escenarios pero al final siempre son unos pocos los que hacen las tareas.

En cuanto a lo segundo, Yo reformularía la pregunta: ¿que hubiera pasado sin el trabajo de esclarecimiento de todos estos años?

- En el marco de esta crisis mediática, se da el caso del neonazi que agredió a Lily Pérez. ¿Qué opinión le merece el desenlace del juicio?

Creo que sin lugar a dudas nos demuestra que no tenemos que permanecer pasivos ante este tipo de activistas neonazis. Existe la posibilidad de obtener sentencias judiciales que paulatinamente vayan corroborando que en Chile las acciones de esta gente son inaceptables. La xenofobia y antisemitismo deben ser completamente desterrados de nuestro país. En ese sentido Lily Pérez ha sido muy valiente al enfrentar las agresiones antisemitas de neonazis durante su campaña y querellarse criminalmente contra ellos. Ya antes había hecho algo similar al oponerse al congreso neonazi en Chile. Necesitamos muchas Lily Pérez si queremos defender con valor nuestra causa.

- Debe haber sido una situación extraña ver a los neonazis apoyando a su secuaz, al tiempo que Ud. estaba para apoyar a una víctima del antisemitismo. ¿Qué sentimientos se despliegan en el tribunal ante una situación de esta naturaleza?

La verdad es que yo no estaba exclusivamente apoyando a una víctima de antisemitismo. Yo comparecí en calidad de Presidente de la Comunidad Judía de Chile (CJCh) ya que en su oportunidad interpusimos una querella criminal en contra del neonazi Elliot Quijada. De hecho en el día de ayer se dictó precisamente condena en su contra no sólo por los ataques a Lily Pérez sino que por incitación al odio racial y religioso en contra de toda la comunidad judía chilena. En cuanto a los sentimientos que despierta el enfrentar a un neonazi y sus secuaces cara a cara ante un Tribunal, en lo personal sentí orgullo por hacer algo que creo nunca antes se había hecho en Chile. Ellos estaban allí para intimidar y lo único que lograron es reforzar nuestro orgullo de ser judíos y poder exhibir nuestra estrella de David.

- A la luz de estos hechos, y otros del pasado reciente, ¿Ud. piensa que existe una corriente antisemita organizada en Chile?

Evidentemente hay gente interesada en apoyar este tipo de grupos, se trata de una corriente antisemita bien organizada, financiada y jerarquizada, apoyada por grupos o personas que desean generar acciones antisemitas en Chile, las que tratan de enmascarar como antisionistas.

- Es sugestivo que el delincuente haya sido condenado por la Ley de Prensa en ausencia de una Ley Antidiscriminación, que habría sido lo lógico. ¿Cómo avanza ese proyecto en la actualidad?

El proyecto se encuentra actualmente en el Senado de la República en un estado bastante avanzado, pero se ha frenado por algunas diferencias entre la Coalición gobernante y la oposición de la Concertación. Nos hemos reunido con el Ministro Secretario General de la Presidencia Cristian Larroulet y separadamente con su subsecretario el Sr. Claudio Alvarado y creo que existe el propósito de este gobierno en avanzar a una pronta aprobación de dicha ley. Ojala este gobierno logre despachar este proyecto que por tanto tiempo se ha venido dilatando.

- Es de esperar. Pasando a otro tema, a no dudar que el terremoto tensionó todos los recursos humanos, materiales y anímicos de la colectividad. Le vimos en Cauquenes trabajando en terreno junto a su equipo y a los jóvenes, cosa que enorgullece a todo el Ishuv. ¿Puede comentarnos los alcances de esa experiencia tanto en el plano individual como colectivo?

Fue una mezcla de sentimientos: dolor, ansiedad, motivación, espíritu de solidaridad, identidad con los principios de ayuda y pertenencia. En eso los principios de tikún olam y tzedaká que como judíos nos impulsan, nos mantuvieron siempre enfocados. El balance fue muy positivo. Creo que este tipo de acciones le dan sentido valórico y ético a la vida y, sobre todo, plantea la vulnerabilidad del ser humano, lo que indudablemente nos obliga a reflexionar sobre las cosas importantes y las más suntuarias en nuestro diario vivir. Además fue especialmente gratificante trabajar mano a mano con la juventud judía, cerca de 300 jóvenes, en su mayoría integrantes de los movimientos juveniles, quienes actuaron en coordinación con el Consejo Juvenil Sionista encabezado por Roman Yosif. Comprobamos el espíritu de pertenencia y compromiso de la juventud judía; su capacidad de alinearse junto a los de mayor experiencia para formar un equipo en forma respetuosa pero, a la vez, viendo la fuerza y la energía propia de la juventud.

- En Anajnu publicamos desde el primer momento los alcances de la ayuda a los damnificados que ha hecho la CJCh, así como otras iniciativas. De la misma manera, por causa de la crisis de la flotilla de Hamas estuvimos desde la primera hora lanzando ediciones especiales que miles de nuestros lectores exigían con premura. En su opinión, ¿cual es el rol de los medios de comunicación judíos en
estas situaciones? ¿Qué responsabilidad les cabe en labores de esclarecimiento?

Creo que son importantes en la generación y difusión de material de hasbará. Sin embargo debo hacer el alcance que estos medios deben actuar con extremo cuidado editorial ya que no están ajenos a la responsabilidad que le cabe a cualquier medio. No pueden actuar con la "cabeza caliente" y ni
deben hacerlo sólo para satisfacer el sentido de urgencia. El material debe ser cuidadosamente seleccionado para no caer en errores que después pueden ser replicados por los lectores.

- Felizmente ese no es el caso de Anajnu... Gabriel, en su evaluación como Presidente de la CJCh, finalmente queremos preguntarle ¿qué nos queda por hacer como judíos chilenos para quebrar una eventual nueva ola de propaganda orquestada? ¿qué deben hacer judíos y judías "de a pie" en una situación de crisis, o, inclusive, en tiempos de normalidad?

Aquí no hay que dejar espacios. Cada miembro de la comunidad es en su respectivo ámbito un “embajador”. Tiene que asumir la responsabilidad de contribuir al esclarecimiento con las dificultades e incomodidades que a veces ello conlleva. Los jóvenes en las Universidades, los empresarios en las diversas asociaciones gremiales en las que participan, los profesionales lo mismo. Cada uno tiene sus redes, sus contactos, amistades, gente que lo respeta. Hay que llegar con nuestra voz a cada persona de buena voluntad que esté dispuesta a escuchar. Además se puede participar en los blogs de medios de comunicación donde muchas veces gente escondida en el anonimato nos ataca. Se puede enviar cartas y mails -con el debido respeto y sin prepotencia- a los directores de los medios, a las autoridades del país- representando nuestra disconformidad con el tratamiento de la información o de una eventual votación en el el Congreso Nacional. Tenemos que creer en que cada uno de nosotros hace la diferencia.

 

Nota de ANAJNU:  Gabriel Zaliasnik es Abogado titulado en la Universidad de Chile. Profesor de Derecho Penal desde el año 2000 a la fecha en la Facultad de Derecho de la misma Casa de Estudios, además de haber ejercido como Profesor Derecho Penal en la Universidad Santo Tomás. Instructor en una diversidad de Seminarios de Derecho Civil, y profesor en Talleres de Metodología. Participante destacado en Convenciones Internacionales de diversas especialidades jurídicas. Miembro de la International Bar Association (IBA), del Colegio de Abogados de Chile, Secretario Sección Chilena Asociación Internacional de Derecho Penal (AIDP), International Trademark Association (INTA), Cámara de Comercio de Santiago (CCS), Chilean American Chamber of Commerce (AMCHAM CHILE), Cámara Chileno Canadiense de Comercio, Cámara de Integración Chileno Mexicana (CICMEX) y Cámara Chileno Brasileña de Comercio. De asegurada cobertura en los medios nacionales por causas judiciales de amplia visibilidad que ha asumido, su rol como Presidente de la Comunidad Judía de Chile ha estado signado por una fuerte actividad esclarecedora en diversas tribunas, el éxito en una gestión tradicionalmente difícil, y la movilización de la colectividad en pro de diversas causas solidarias.

 

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.

Lea aquí todas las entrevistas anteriores

 

volver a página principal