La página de B'nai B'rith

 

 

 

La realidad quema
por Dr. Eduardo Kohn


El Diario El País publica un artículo del Dr. Eduardo Kohn en su edición dominical del 15 de septiembre. En el mismo analiza la situación en Siria y la dificultad para resolver una situación que ha tomado ya más de cien mil vidas.
El Dr. Eduardo Kohn es Director Ejecutivo de B´nai B´rith Internacional para América Latina.

El genocidio que se está cometiendo en Siria hace más de dos años es un paso más de los enfrentamientos fratricidas entre chiíes y suníes, una división del mundo musulmán que hizo eclosión violenta casi sin pausa desde el sigloXVI.
Los alawitas (una secta chií) son minoría en Siria, pero gobiernan con puño de hierro el país desde 1970 cuando Hafez al Assad (padre del actual dictador) diera un golpe de Estado y se convirtiera, al igual que otros autoritarios de la región, en amos y señores de la vida y la muerte de sus conciudadanos.

El odio entre chiíes y suníes no es algo que Occidente va a solucionar ni política ni militarmente. Tienen diferencias históricas y doctrinarias que los llevan desde hace más de cinco siglos a una feroz disputa de poder político, económico y religioso.
El genocidio actual en Siria no exculpa ni mucho menos a ninguno de los dos bandos.

El gobierno comandado por Bashar al Assad con el apoyo incondicional de los chiíes iraníes (dinero, armas, y entrenamiento) más Hezbolah, aunado al respaldo político, diplomático y económico de Rusia y China, se siente fuerte para asesinar, violando todas las normas de derechos humanos que alguien haya imaginado.
Pero los llamados rebeldes, los suníes no cometen menos violaciones y barbaries.
Cien mil asesinados, varios cientos de miles con heridas de todo tipo y millones de refugiados en medio de un país destruido, muestran la capacidad de criminalidad de esta guerra civil, donde todo vale en ambos lados.

El 7 de octubre de 2011, el Consejo de DD.HH. de la ONU hizo una fuerte advertencia contra la matanza en Siria. Pero nada sucedió. Al revés: Cuba, Venezuela y Ecuador ya expresaron entonces su incondicional apoyo a Bashar al Assad y Venezuela felicitaba al gobierno sirio "por su compromiso con los DD.HH."
El 1 de junio de 2012 el Consejo de Derechos Humanos de la ONU votó una resolución condenando "el deterioro de la situación de los Derechos Humanos en Siria", que reunió 41 votos afirmativos, 2 abstenciones y 3 negativos.
Las abstenciones fueron de Ecuador y Uganda, mientras que por la negativa se pronunciaron Cuba, Rusia y China. Y otra vez, retórica y cero medidas por parte de la ONU para frenar las masacres.
Un año después volvió la retórica, pero esta vez tuvo la publicidad mediática que no había tenido antes porque los que tienen derecho a veto en el Consejo de Seguridad comenzaron una disputa sobre "atacar o no atacar a Siria ya que se habían usado armas químicas".

Para que haya una tregua (que será todo lo que podrá suceder algún día en Siria) entre chiíes y suníes, uno de los bandos deberá estar agotado y sin fuerzas para resistir al otro. Y ese bando no parece ser el de al Assad. Rusia, China e Irán es demasiado apoyo. Mucho más cuando por su lado, la retórica ya arrasó con cientos de miles de vidas humanas y dejó un país en escombros.

 

 

 

 

Cristianos y judíos, minorías de oriente medio, en alerta: "primavera árabe" entra en fase peligrosa


David Michaels

Director de B’nai B’rith Internacional ante la ONU

El despertar de Oriente Medio anunciado por los medios de comunicación del mundo,   siempre cautivados por la "calle árabe",  hace un tiempo que se torció, dejando al descubierto la cruda realidad de los resentimientos arraigados, fallas estructurales para una solución pacífica, la búsqueda unificada de la democracia y las libertades civiles en respuesta a la humillación y el suicidio de un vendedor callejero de Túnez en 2010. La Primavera Árabe ha degenerado en un familiar, y a menudo brutal, enfrentamiento entre los islamistas y el establishment de autócratas seculares. Sin embargo, los más vulnerables a la violencia que envuelve posiciones claves en el Medio Oriente son las minorías: en el contexto nacional, los cristianos y en una visión regional,  en términos más generales, los judíos de Israel.  

En Siria y Egipto, dos de los más importantes países árabes, ambos ahora amenazados  de distintas maneras por la posibilidad de la desintegración social  generalizada y la agitación prolongada,  los cristianos que constituyen hasta el diez por ciento de la población total  en esos países, que  por supuesto tienen fronteras con  Israel, han sido parte integral de la consecución de un cierto grado de seguridad para el estado judío.

Lamentablemente,  la aparición de un amplio rechazo de los árabes a la situación anterior de autoritarismo y el estancamiento socioeconómico no ha ido acompañada de una postura coherente del liberalismo musulmán hacia los seguidores de otras religiones.

Israel (comúnmente  "judíos"), junto con los Estados Unidos, sigue siendo considerada en toda la región como el “hombre del saco” con independencia de sus políticas actuales  o de sus extraordinarios esfuerzos para mantenerse en silencio sobre los difíciles acontecimientos locales. Mientras tanto, en una encuesta realizada por el Pew Research Center publicado este año, el 74 % de los egipcios musulmanes apoya  hacer la “ley shari'a”,  sin embargo, esta  aún no es  ley en Egipto.  De manera descarnada  tres cuartas partes de los que  defienden esta preferencia están a  favor de la imposición del sistema legal islámico a todos los ciudadanos, incluidos los no musulmanes. Ninguna  otra encuesta en un  país musulmán ha ofrecido tal predisposición sustancial hacia una transgresión del espacio de fe  y civil de las comunidades religiosas minoritarias.

En consecuencia, tal vez sea sorprendente que incluso algunos elementos egipcios apodados "liberales " por los observadores externos han hablado de romper relaciones con Israel. Y no puede ser una sorpresa que los cristianos coptos del país se sientan   más que nunca  acosados  A pesar de la sospecha y animosidad hacia los coptos, que es anterior al reciente ascenso político de los Hermanos Musulmanes, el llamativo respaldo extendido por la iglesia egipcia a los militares para deshacerse  del gobierno islamista, ha servido como pretexto para desatar la violencia colectiva contra los cristianos de Egipto por los radicales islámicos.

Durante el mandato de Mohamed Morsi como presidente de Egipto, un ataque mortal en la catedral de San Marcos de El Cairo  en el acto de duelo por  los caídos en enfrentamientos sectarios, pareció marcar el punto más bajo en la condición de los cristianos egipcios.  Sin embargo, los islamistas enfurecidos por el retroceso fundamentalista por la toma militar del poder,  parecen comprometidos a exigir un precio por la orientación de los cristianos relativamente indefensos, quemando iglesias en todo Egipto, matando a compatriotas no musulmanes como la niña de  diez años de edad, sobrina de un pastor de El Cairo y el desfile por la fuerza de monjas ante multitudes abusivas.

En Siria, por su parte, los cristianos se encuentran entre las minorías religiosas que desesperadamente  y cada vez más desesperadamente, tratan de evitar enredarse en la desgarradora guerra civil del país. Mientras afirman lealtad al régimen de Bashar al- Assad, en parte a causa del temor a  una oposición sunita violentamente fragmentada cuyos actores principales son islamistas extremos, como los de Al-Qaeda, unidos  a Jabhat al- Nusra. Sin embargo, el conflicto ha comenzado a ponerse al día con los cristianos, con varios informes que hablan de  asesinatos y secuestros  incluyendo al Obispo ortodoxo griego Boulos Yazigi y al Arzobispo ortodoxo siriaco Yohanna Ibrahim, ambos de Aleppo, cuya condición y paradero se desconocen desde abril.

Irán y Hezbollah,  su base chiíta en Líbano, por su parte, han participado activamente, en nombre de la lucha contra "extremistas " y "terroristas ", en el mantenimiento de sus aliados alauitas, pero mayoritariamente  seculares, como es el gobierno de Assad.  Así, en un terrible  y esencialmente  Oriente Medio, que gira, los ciudadanos israelíes de a pie, al margen de los acontecimientos en los países árabes, así como cristianos regionales , se han puesto en la posición de considerar qué es peor: la victoria del letal eje Irán - Hezbollah  o de una filial de reciente introducción de Al- Qaeda en el lado opuesto de los Altos del Golán  con la perspectiva de que uno de ellos  logre apoderarse del famoso arsenal de armas químicas de Siria .

La contención de los Hermanos Musulmanes en Egipto, que se apoya en la Franja de Gaza controlada por Hamas,  puede estar en el interés de Egipto y de Israel por igual. Sin embargo, la "elección" entre un continuo empoderamiento de Hezbollah  (pero con un régimen razonablemente previsible: el interés propio en lugar del de Assad) y una presencia de Al- Qaeda en una volátil, potencialmente fragmentada  y  anárquica Siria (pero con el país eliminado como el eje de conexión entre Teherán y Líbano) parece una propuesta totalmente perdida.

Mientras tanto Israel debe seguir estando consciente de la posibilidad de que los elementos desesperados, oportunistas o fanáticos en Siria y Egipto podrían recurrir a la vieja táctica de instigar el conflicto con Jerusalén con el fin de protegerse de rivales domésticos  y para conseguir apoyo interno.

Del mismo modo,  muchos cristianos de Oriente Medio,  indudablemente conscientes de lo ocurrido en Irak,  donde sobre el 50% de casi un millón de fieles cristianos  han huido a lo largo de la última década,  sólo pueden mirar hacia el futuro con gran cautela.

Assad de Siria probablemente se sintió  alentado por el desvío de la atención internacional a la crisis en Egipto, lo que provocó reacciones divergentes por parte de  los turcos, saudíes y qataríes que respaldan la insurgencia anti- Assad, pero la situación cambió sustancialmente el 21 de agosto.  Ese día  las fuerzas de Assad al parecer lanzaron  armas químicas en gran escala  contra la población civil, incluso estando los inspectores de las Naciones Unidas  en su país.

Las señales de Washington indican por primera vez que el gobierno estadounidense se siente obligado a responder militarmente a la masacre en Siria. Gran Bretaña, con el apoyo de otras naciones europeas,  avanza en una moción del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que obligue a la protección de los civiles sirios.

Sólo podemos suponer lo que las consecuencias de esta última fase de la primavera árabe serán para los cristianos, los judíos y todos los  pueblos de esta atormentada región, así como para todos nosotros,  que vivimos más allá de ella.

 

 

 

UNIÓN EUROPEA:
HEZBOLLAH ES UNA ORGANIZACIÓN TERRORISTA


B'nai B'rith Internacional felicita a la Unión Europea por designar al "ala militar" de Hezbollah como una organización terrorista, pero sostiene que la totalidad de Hezbollah, incluyendo su "brazo político"  necesita también ser incluidos en la lista negra.

Washington, DC, 22 de julio de 2013.
B'nai B'rith Internacional felicita a la Unión Europea por designar al "ala militar" de Hezbollah como una organización terrorista, pero sostiene que la totalidad de Hezbollah, incluyendo su "brazo político" - necesita también ser incluidos en la lista negra.

"La decisión de la Unión Europea de prohibir al "ala militar" de Hezbollah es un primer paso importante, pero no es suficiente", dijo el presidente de B'nai B'rith Internacional Allan J. Jacobs. "La distinción entre Hezbollah" militar "y " brazo político " ha sido inventada -es una distinción no reconocida por el propio Hezbollah. Sin una designación de la totalidad de Hezbollah como organización terrorista, lo resuelto podría ser sólo un poco más que una medida simbólica sin poder reducir de manera significativa las operaciones de la organización terrorista".

Después de una investigación realizada por las autoridades búlgaras que confirmaron que Hezbollah estuvo detrás del atentado contra un autobús en Burgas, Bulgaria, hace un año, en el que murieron seis personas (incluyendo  cinco israelíes y otras 32 resultaron heridas, la designación de la Unión Europea es un importante reconocimiento oficial de las prioridades terroristas de Hezbollah. Sin embargo, al distinguir entre Hezbolá "militar" y "brazo político", la Unión Europea ha otorgado legitimidad a operaciones políticas de la organización, a menos que prohíban también la rama política.

No está claro qué impacto tendrá esta decisión en la capacidad de Hezbolá para llevar a cabo sus atrocidades terroristas. Una prohibición parcial probablemente resulte ineficaz en la prevención de futuros ataques terroristas como el de Burgas, sobre todo porque el liderazgo político de Hezbollah también dirige las operaciones militares y terroristas. Con legitimidad dentro de Europa, la rama política de Hezbollah puede recaudar fondos, reclutar, adquirir materiales de capacitación y tecnológicos, y difundir propaganda incendiaria a través de medios como la cadena de televisión Al-Manar, todo lo cual podría inevitablemente servir para apoyar a Hezbollah respaldado sus actos de terror".

La Unión Europea debe garantizar que este primer paso de incluir en la lista negra al
"ala militar" de Hezbollah es sólo eso, un primer paso", dijo el Vicepresidente Ejecutivo de B'nai B'rith International Daniel S. Mariaschin. "Sin una denominación similar a la "rama política" Hezbollah, es probable que esta organización sea capaz de continuar el negocio como de costumbre, pidiendo el apoyo político y financiero a través de Europa sin restricciones. Esta designación es importante, pero, a menos que la Unión Europea está dispuesta a hacer más, que muy bien podría ser una medida irresponsable".
 

 

LA SINRAZON


Dr. Eduardo Kohn
Vicepresidente ejecutivo, B'nai Brith Latinoamérica.


Este 18 de julio de 2013, las víctimas del atentado contra la AMIA habrán sido asesinadas otra vez. Sus familiares, sentirán la gelidez  invernal y la fría realidad del proceso de acuerdos entre Argentina e Irán, que han logrado borrar la remota ilusión de derrotar la impunidad.

Cuando el año pasado, en el día más sagrado para el pueblo judío, el Día del Perdón (Iom Kipur) el Canciller de Argentina y su par iraní anunciaban en Nueva York que se había llegado a un acuerdo para “investigar conjuntamente” el ataque a AMIA, comenzaba el proceso para asesinar otra vez a las víctimas.

Dicho proceso encontró otra fecha emblemática para profundizar la perversidad: el 27 de enero de 2013, Día Mundial de Recordación del Holocausto (fecha aprobada por Naciones Unidas) Irán y Argentina firmaban públicamente el “acuerdo”.

Cuando este 18 de julio, los familiares escuchen la sirena que recuerda el momento del atentado, la angustia y la frustración se agudizarán, si es que todavía hay espacio para tanto dolor.

Innumerables observadores  se han hecho decenas de preguntas respecto al “acuerdo” entre Argentina e Irán, y no han encontrado respuestas claras.

Es propicio entonces exponer algunos hechos recientes, los cuales, se comentan por sí solos.

- Irán aún no envió al Ministerio de RREE de Argentina la nota con la ratificación del acuerdo el 27 de enero pasado por la causa AMIA.

- Los medios de difusión de Argentina señalan (y no han sido desmentidos) que el Gobierno aceptó como "un moderado" al Presidente electo de Irán, Hasan Rohani , quien asumirá en agosto. ¿Qué es “moderación” en un régimen teocrático, que es condenado por violar los derechos humanos y donde la última palabra en todas las decisiones no la tiene el “Presidente” sino el clérigo “líder supremo de la revolución”?

  • El columnista de LA NACION Martín Dinatale(3/7) en un artículo sobre este tema, puntualiza tres hechos muy significativos:

La diplomacia iraní apuntó, aunque sin nombrarlo, al fiscal de la causa AMIA Alberto Nisman, que emitió un dictamen en el que acusó a Irán de tender "una red de inteligencia para preparar atentados en América Latina". El vocero de la cancillería iraní consideró: "Agentes extranjeros y sionistas están detrás del atentado contra la AMIA".

Anteayer hubo claras señales contra Nisman desde la Casa Rosada: la procuradora  general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, le denegó la autorización al fiscal para viajar a Washington y dar una charla en el Congreso de los Estados Unidos sobre el resultado de su investigación.

A todo ello se suma el sugestivo silencio del Gobierno ante los ataques de Irán hacia la figura de Nisman. 

- Dinatale también informa de un hecho (otro más) muy grave:

El Canciller argentino Héctor Timerman recibió hace unas semanas una carta de la Alianza Internacional de Recuerdo al Holocausto (IHRA, por sus siglas en inglés), en la que le pidieron desvincular a la Argentina de este grupo, a raíz del acuerdo con Irán. Esta organización, que reúne a 30 Estados y realiza programas de concientización en áreas de derechos humanos, educación y justicia, tiene un fuerte peso político en todo el mundo. Hasta ahora el Gobierno no dio muestras de malestar por esa potencial expulsión, que será vista con simpatías desde Teherán.

- Como culminación de la lista de hechos que se suceden después de la firma del “acuerdo”, cabe señalar que el comercio entre Irán y  Argentina tuvo un cambio cuantitativo: en 2012 las exportaciones de la Argentina a Irán fueron de US$ 52.134.000, mientras que en el primer trimestre de este año fueron de US$ 76.407.000: un aumento mayor al  52%.

En una democracia, los gobernantes se deben a todos, a quienes los votaron y a quienes son oposición. Cuando la mitad de un país le dice que no a sus gobernantes, podrán ejercer con legitimidad jurídica el derecho de las mayorías, aunque ella sea muy pequeña. Pero, a la larga, también deberán responder por sus actos y decisiones al resto.

19 años después, los sobrevivientes del atentado contra la AMIA y los familiares de los muertos y los heridos sólo conocen promesas e impunidad, nada de respuestas claras.

Por eso, creemos que cuando sean casi las 10 de la mañana de este próximo 18 de julio y suene la sirena desde la AMIA, también se escucharán  los gritos de angustia y dolor de las familias de las víctimas, y todos recordaremos que las han asesinado otra vez.
 

 

PLENARIA BBLA 2013
GRAN ENCUENTRO FRATERNAL


50 hermanos del extranjero · 200 asistentes en la Noche Inaugural · 160 QQ.HH en actividades del día domingo... más de 100 el día lunes


SÁBADO 22 -  NOCHE INAUGURAL

Las actividades oficiales de la Plenaria comenzaron al término de Shabat con un acto de inauguración que comenzó con la ceremonia de Havdalá hecha por los QQ.HH. Isaac y Mónica Kuperman. Durante el acto, el director ejecutivo de B’nai B’rith Chile, Mario Sadovnik, presentó la nueva edición de uno de los libros más emblemáticos que se han escrito sobre la historia de la creación del Estado judío: “Así Nació Israel”, del diplomático guatemalteco Jorge García Granados, quien fuera  miembro de la Comisión Específica de Palestina de las Naciones Unidas (UNSCOP). Esta edición fue hecha por la Filial Yavne de BB Chile. El orador central de la noche fue el ministro Secretario General de la Presidencia, Cristián Larroulet, quien expuso sobre el tema de su último libro, “Chile Avanzando en Tiempos Difíciles”.

DOMINGO 23

El domingo de mañana se efectuaron dos paneles: el primero tuvo como participantes a Cristián Goldberg, presidente de Desafío Levantemos Chile, y Sebastián Zulueta, director ejecutivo de “América Solidaria”, quienes bajo el título “Liderazgo social voluntario. Todos somos responsables de todos”, motivaron desde sus experiencias en organizaciones de voluntariado a los asistentes para persistir y profundizar en esta labor. El QH.Roberto Gejman  condujo el panel.

Después fue el turno de “Creando comunidad en un mundo 2.0” donde el periodista Rodrigo Guendelman y un sorprendente Nicolás Copano cautivaron a la audiencia con el desarrollo y énfasis de sus exposiciones. El QH. Alan Gringras fue el coordinador de este panel.

Durante el almuerzo el ex presidente de la CJCh, Gabriel Zaliasnik, expuso un análisis de las relaciones Israel- diáspora y el rol de las comunidades judías en América Latina, lo que fue un preámbulo para el taller de la tarde en que el profesor Edward Kaufman trabajó con los asistentes en el “Conflicto árabe-israelí y comunidades judías y árabes en América Latina”.

La cena de gala permitió que los invitados extranjeros conocieran y los chilenos recordaran a Daniel Fodor, el joven ganador del concurso “Jewish Talent Party 2012”, parte central de la fiesta de recaudación de fondos del Programa de Becas para la Educación Superior del año pasado.

La noche concluyó con la exposición del ex Primer Ministro de, Perú Salomón Lerner. Su visión del continente la plasmó bajo el título “Latinoamérica. Desafíos, claves políticas y sociales”. De una manera clara, franca y directa, fue capaz de reflejar aquellos fantasmas que mantienen a un sector importante del continente con gobiernos populistas y a millones de seres humanos viviendo en la pobreza.

LUNES 24

El lunes fue el turno de la presentación del “Proyecto Shoá: memoria y legado del Holocausto”,  que ha tenido gran éxito en Uruguay y que cuenta con todos los ingredientes para ser replicado en más países.

El QH. Benjamín Trajtman volcó su amplia experiencia profesional como consultor de empresas en  el taller “Tú, yo, nosotros. Creando futuro”. Fueron tres horas de un dinámico trabajo que esperamos de frutos en cada distrito. El final del taller fue quizás lo más emotivo con más de 100 Hermanos bailando “hora” y lanzando al cielo globos con mensajes de esperanza.

La Plenaria finalizó con la investidura de las nuevas autoridades de B’nai B’rith Latinoamérica, siendo elegido como su presidente para los próximos dos años nuestro QH. León Cohen.

¡Sin duda, una vibrante fiesta de Fraternidad de la Hermandad del continente! 

 

 

B´NAI B´RITH INTERNACIONAL SECCIÓN LATINOAMERICA

DECLARACION DE SANTIAGO, CHILE, JUNIO 2013

El Comité Ejecutivo de B'nai B´rith Latinoamérica (BBLA) reunido en Santiago para la Plenaria BBLA 2013 ha emitido la siguiente declaración:

 B´nai B´rith Latinoamérica tiene la convicción que a pesar de los esfuerzos de Estados y sociedades civiles por mejorar los índices de inequidad en la región, se debe perseverar en las acciones públicas y privadas destinadas a combatir las enfermedades sociales que aquejan a la región, en especial en mejorar en forma sostenida la calidad y el acceso a la educación.

Como BBLA asumimos  que las características esenciales para hacer medible la calidad de la democracia son las siguientes:

- Derechos políticos y libertades civiles: su garantía efectiva resulta necesaria para que

los ciudadanos puedan elegir en forma libre e informada a sus gobernantes.

- Sensibilidad para responder a las preferencias de los ciudadanos

- Participación, inclusión. Esto es que las decisiones que toma un representen al mayor número de sus ciudadanos

.- Rendiciones de cuentas. Tanto vertical, a través de elecciones regulares y justas; como horizontal, por la vía de ciertas  instituciones estatales; y social, a través del escrutinio que ejerce la sociedad civil

-Estado de Derecho. Un sistema legal que hace efectivos los derechos políticos, las libertades civiles y los mecanismos de rendición de cuentas, defendido por un poder judicial independiente.

B´nai B´rith Latinoamérica, rama regional de B´nai B´rith Internacional, la mayor y más antigua organización judía de servicios a toda la sociedad, reunida en Santiago, Chile, en su Reunión Anual Plenaria, con representación de miembros de sus 18 países en el área, reitera su compromiso con la acción social y política que desarrolla en aras de poder lograr una mejor calidad de democracia para todos los ciudadanos de nuestra región.

En ese contexto, B´nai B´rith Latinoamérica manifiesta que continuará con sus programas de desarrollo en las áreas de la salud y la educación; y declara que se siente plenamente reconfortada por la aprobación de la Convención Interamericana contra la discriminación aprobada por la Asamblea General de la OEA el 5 de junio en Guatemala, Convención en la cual B´nai B´rith ha formado parte de su Grupo de Trabajo; al tiempo que reitera que seguirá  desarrollando tareas que permitan potenciar la inclusividad ,la calidad de la democracia, y en su marco, la educación para todos los ciudadanos.

 

 

 

 
 

B'nai B'rith Internacional expresó su satisfacción por la aprobación de la Convención Interamericana contra la Discriminación

La organización B’nai B’rith Internacional expresó su satisfacción por la decisión de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) de aprobar la Convención Interamericana contra toda forma de Discriminación e Intolerancia.

“Es un hecho muy importante para nosotros como B’nai B’rith porque se aprobó después de diez años la Convención Interamericana contra toda forma de Discriminación y todo tipo de racismo y xenofobia, es un trabajo que nosotros como ONG estuvimos presentes en estos diez años, insistiendo para que esto salga”, afirmó Eduardo Kohn, director para América Latina de B’nai B’rith Internacional, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).

El dirigente destacó la importancia de este documento porque “una vez aprobado por los estados los obliga a regirse por una misma norma contra la discriminación racial y fue aprobado después de mucho trabajo”.

“Consideramos que tenemos un instrumento para luchar contra la discriminación en todo el continente y en segundo término un documento que permite que nuestra institución cuando trabaja lo hace por temas que nos involucra a todos”, resaltó.

Kohn comentó que desde 2004 B’nai B’rith pasó a integrar el grupo de trabajo de ONGs e instituciones dedicadas a definir esta convención.

“En la evolución de estos diez años tuvimos muchas interrupciones porque por distintos problemas los estados no apoyaban una convención. No nos olvidemos que estamos hablando de una región donde hay discriminación de sexo, edad, religión, y hasta en el caso de menores de edad por trabajo”, agregó el representante de B’nai B’rith.
Asimismo comentó que “había muchos rubros de discriminación y no todos los estados querían leyes antidiscriminatorias”.

“Estamos todos satisfechos de que tenemos un documento, solo falta que los estados lo ratifiquen cada uno y que se pongan en práctica las sanciones cuando se violan los derechos individuales de las personas por razones raciales”, aseveró el dirigente.
En realidad, la Asamblea General de la OEA finalizó con la firma de dos importantes documentos: la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y formas conexas de Intolerancia; y la Convención Interamericana contra toda forma de Discriminación e Intolerancia.

Previamente, las instituciones que participaron en la Asamblea intervinieron en las reuniones de Sociedad Civil y se entrevistaron con el secretario general, Miguel Angel Insulza.

Justamente en ese ámbito, los delegados hicieron sus preguntas y planteos, pero se debatió sobre el tema central que tuvo que ver con la droga y su vinculación con el narcotráfico.
Kohn señaló que en ese ámbito se hizo mención al reciente dictamen que difundió el fiscal federal Alberto Nisman en la causa AMIA, en el que acusó a Irán de intentar insertarse en América Latina a través de grupos de inteligencia con el fin de cometer, fomentar y patrocinar actos terroristas, en consonancia con sus postulados de exportación de la revolución islámica.

El representante de B’nai B’rith comentó que durante el encuentro con Insulza se hizo un planteo en referencia al dictamen de Nisman y se le apuntó que el fiscal fue “muy claro en demostrar que llevamos 30 años con una red terrorista que abarca la mitad de los países de la región y eso incluye indefectiblemente el tema del narcotráfico”. “Insulza confirmó que la OEA está atento a esto y hay un organismo que se llama CICTE (Comité Interamericano contra el Terrorismo) que tiene en cuenta el tema”, comentó.

“No sé si se incluye el informe de Nisman, pero el narcoterrorismo y el hecho de que en Latinoamérica hay un terrorismo denunciado que tuvo víctimas en la Argentina es parte del tema”, consideró Kohn.

Siempre en diálogo con esta agencia, el representante de B’nai B’rith también hizo referencia el exabrupto antisemita manifestado por el Representante Permanente de Venezuela, embajador Roy Chaderton Matos.

La polémica surgió durante el Diálogo de la Sociedad Civil con el secretario general cuando un delegado venezolano, Lorent Saleh, (Red Democracia Joven de las Américas), cuestionó la legitimidad de las recientes elecciones presidenciales en su país.

Fuera de agenda, irrumpió el embajador Chaderton Matos, que exigió el uso de la palabra y acusó a Saleh (cuyo abuelo inmigró a Venezuela desde Ramallah) de ser “un agente palestino financiado por el Mossad, que es un organismo terrorista”.

Kohn indicó que B’nai B’rith tuvo una fuerte reacción frente al comentario antisemita del diplomático venezolano. “Repudiamos la incitación violenta al antisemitismo que hizo el embajador de Venezuela que sin duda está incitando al odio”, expresó el dirigente.

Justamente durante el debate sobre la convención contra la discriminación, B’nai B’rith planteó que “la discriminación aumenta y el antisemitismo entra de la mano de un país que niega el Holocausto”, en referencia a Irán.

En el marco de la Asamblea General de la OEA, los representantes de B’nai B’rith también se reunieron con la delegación de Israel que estuvo encabezada por el director para América Latina de la Cancillería israelí, Itzhak Shoham.

Durante este encuentro se analizaron temas importantes como la situación de Guatemala, que recientemente cambió su voto en relación al reconocimiento del Estado palestino, lo que causó sorpresa en Israel.

En la Asamblea General de la OEA participaron los representantes de los 34 países miembros, salvo Cuba, que está suspendida, y contó con la presencia de 28 cancilleres.
“Lo más importante probablemente haya sido que la presentación por Estados Unidos del secretario de Estado, John Kerry, lo cual no es un hecho habitual que venga a las reuniones de la OEA”, comentó Kohn.

El dirigente contó que Kerry dio una presentación muy importante sobre el tema de la droga y mantuvo reuniones bilaterales incluso hasta con Venezuela.

 


DISCURSO DEL PRESIDENTE DE B’NAI B’RITH, Eduardo Weinstein
Seder Interconfesional de Pesaj 18  abril 2013

presidente bnai brith.JPG

Ma nishtana halaila  aze mi col ha leilot?

Es una tradición que el presidente de nuestra institución comience sus palabras con esta frase que son las que el niño menor de la casa pronuncia desde hace miles de años para iniciar durante la noche del Seder el relato del éxodo de Egipto. Del mismo modo al igual que hace casi treinta años aquí en nuestra casa de Bnai Brith, se reúnen amigos y hermanos de diversas tendencias políticas y religiosas, para celebrar en conjunto, un año más, la fiesta de las fiestas, la fiesta de la libertad,  la fiesta  de Pesaj.
El relato de la salida de Egipto en que como pueblo judío celebramos la recuperación de nuestra libertad hace más de 3000 años, tiene un significado muy profundo y poderoso para nosotros, como comunidad y como individuos, y nos da la oportunidad de dedicarle al menos una vez al año un tiempo de reflexión al hecho de ser personas libres, con los derechos y deberes que la misma libertad nos confiere.

Miles de años atrás un pueblo esclavizado, nuestros ancestros judíos  rompen las cadenas que lo subyugan.

 Deja salir a mi pueblo para que me sirvan  a Mí, son las palabras de Di-s al faraón, y es un mensaje muy poderoso, no es la libertad por si misma, es un derecho pero también una responsabilidad. Pesaj, esta pascua milenaria  refleja la razón para reunirnos hoy, autoridades religiosas y de gobierno, parlamentarios diplomáticos,   profesionales, empresarios,  a personas de diferentes credos, todos unidos pues Pesaj representa la aspiración de todo ser humano a vivir su humanidad en plenitud.

Para b’nai brith la defensa de los derechos humanos ha sido y por siempre será uno de los objetivos fundamentales de nuestra acción, y es precisamente en esta festividad de Pesaj que encontramos como judíos el cimiento para esa identificación con el rechazo a todo tipo de esclavitud y la valoración del derecho a la libertad.

El pueblo judío salió de Egipto hacia la tierra prometida, y es en ella, en Israel, donde todo judío encuentra sus raíces.
Hace 21 siglos, Israel cayo bajo el yugo romano y nuestro pueblo fue obligado a la dispersión a través del mundo y nuestros antepasados condenados a vivir como minorías en países donde por el solo hecho de tener creencias religiosas o costumbres diferentes a los de la mayoría se convirtieron en ciudadanos de 2ª clase, y una vez más, como antes en Egipto, privados al derecho de ejercer sus libertades públicas.
El holocausto, la Shoá, ocurrido tan solo 70 años atrás, marcó el punto más bajo al que haya caído el ser humano, y no fue más que la culminación de un largo proceso de intolerancia y judeofobia, generalmente aceptado o visto con indiferencia,  un odio muchas veces instigado por las autoridades de muchos países que solo raras veces fue combatido por la sociedad.

Entonces, cuando ya el respeto por la libertad y el derecho de todo ser humano a la diversidad se pierde, comprobamos que la condición de humano también ha perdido todo sentido.

En el libro sobre el cielo y la tierra el entonces cardenal Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco diría: la shoá es un genocidio, como los otros del siglo 20, pero tiene una particularidad, una construcción idolátrica contra el pueblo judío.

La raza pura, el ser superior, son los ídolos sobre las bases de los que se conformó el nazismo. No es solo un problema geopolítico, existe también una cuestión religiosa cultural. Y cada judío que se mataba era una bofetada al Di-s vivo en nombre de los ídolos.
Para nuestro pueblo la aspiración de un mundo mejor donde se respete el derecho a convivir en una sociedad pluralista y democrática, donde ser minoría no sea sinónimo de rechazo, donde la libertad se asuma en plenitud es su razón de ser. Mencionar el Holocausto no es antojadizo.

Quienes tenemos el privilegio de vivir en un país como chile, donde hemos podido vivir como ciudadanos, no tenemos la opción de callar frente a transgresiones y ataques de ciertos gobernantes que han llamado a la destrucción del estado de Israel como es el caso del presidente de Irán, quien además expresa públicamente su negación y relativización del holocausto.
No podemos ser pasivos ante los atropellos de aquellos que desprecian el valor de la vida ni podemos ser indiferentes al que hace un culto de la violencia, al que llama a matar en nombre de Dios y ve en el hombre un medio y no un fin, al que valora la muerte  por sobre la  vida. Mis amigos, no nos equivoquemos, ese desconocimiento del horror que afecto a varios millones de seres humanos es intolerable en este mundo mejor que todos pretendemos construir, un mundo donde las enseñanzas del pasado no queden simplemente en el olvido para volver a ser cometidas una y otra vez.

Nosotros valoramos el camino trazado por líderes que han dejado profundas huellas en la difícil búsqueda de la paz, y hoy más que nunca, pensamos que nuestra misión es la de acortar las diferencias y estrechar los lazos de amistad y hermandad entre los pueblos.

Por ello estamos orgullosos de vivir en esta bendita tierra que fue  asilo contra la opresión para nuestros padres y abuelos. Ellos llegaron a nuestra querida patria, trabajaron para hacerla más grande, y nos traspasaron a sus descendientes los más altos ideales de patriotismo.
Nuestra institución, B’nai B’rith, hijos del pacto, fue creada hace ya 170 años en nueva york y en chile hace 76 años.

Desde el lejano 1843 sigue vigente nuestro lema: Benevolencia, Fraternidad y Concordia.
Es nuestra manera de ver la vida y por ello creemos en el diálogo interconfesional.

Nuevamente cito al entonces Cardenal Bergoglio

El diálogo nace de una actitud de respeto hacia otra persona, del convencimiento de que el otro tiene algo bueno que decir; supone hacer lugar en nuestro corazón a su punto de vista, a su opinión y propuesta.

Dialogar entraña una acogida cordial y no una condena previa. Para dialogar hay que saber bajar las defensas, abrir las puertas de casa y ofrecer calidez humana.
Ma nishtana ha laila aze mi col a leilot?

¿Porque esta noche es diferente a las demás noches?
Porque en esta noche de Pesaj  este grupo de amigos  y hermanos nos unimos y ofrecemos un canto a la vida, a la cordura, a la fraternidad, a la tolerancia, al fin de toda esclavitud, a la elevación del ser humano, y todos juntos hacemos un llamado a la paz. Una vez más, gracias por compartir con nosotros nuestro Seder de Pesaj.

 

 

Un escandaloso encubrimiento de la verdad

por Marcelo Burman,
Presidente Bnai Brith Costa Rica

Los días 18 a 21 de julio de 1994 no fueron para mí los que un joven de 24 años suele pasar normalmente.

Vivía aún en Argentina y, como líder de una agrupación juvenil judía, me tocó coordinar el trabajo de grupos de remoción de escombros para búsqueda de sobrevivientes, o cuerpos para ser debidamente enterrados, luego del terrible atentado que destruyó la sede de la AMIA, en Buenos Aires, que dejó un saldo de 85 muertos, centenares de heridos y cuantiosas pérdidas materiales.

Subido a piedras que tratábamos de sacar con el mayor cuidado, porque un error podía costar una vida, me preguntaba a cada minuto como podía ser que la locura humana llegue a tanto.

Como puede ser que el terrorismo se salga con la suya, llevándose la vida de inocentes.

Recuerdo todavía hoy el llanto que nos produjo a todos, cuando ya pasados unos días del atentado, el saber que Jacobo Chemanuel, quien trabajaba como personal de limpieza de la AMIA y había sido rescatado de los escombros 40 horas después del atentado, había fallecido luego de tres días de luchar por su vida.

Era la posibilidad de haber salvado una vida (y como dice el Talmud, quien salva una vida salva un mundo)… pero el terror había triunfado también con él.

Tengo en mi mente el abrazo en que me fundí con Mario, el papá de Yanina Averbuch Z´L, quien vivió y estudio de pequeña en Costa Rica y se había ido con su familia a Argentina. Perdió la vida a sus 19 años, cuando trabajaba en el departamento de ayuda social de la institución… una vez más por la locura terrorista.

Tengo todo muy fresco en mi memoria.

El Fiscal Alberto Nisman, quien tomó la causa luego de varios intentos de desviarla de su línea de investigación, determinó que el atentado fue ideado y perpetrado por el gobierno iraní.

Con ello giró la captura vía Interpol de 5 funcionarios iraníes, entre ellos su actual ministro de Defensa.

Todo esto lo presentó en su reciente visita a Costa Rica.

Las pruebas están, pero nunca quisieron los imputados someterse a la justicia para demostrar su inocencia o cumplir la condena por su culpabilidad.

Irán se ha negado permanentemente a cooperar y los cinco acusados siguen en libertad (incluso con alerta roja de Interpol).

Más aún, Irán ya ha declarado que no obligará a nadie de aquellos identificados como responsables a ser interrogados por la justicia argentina y que uno de sus objetivos es que se remuevan las órdenes de captura de Interpol contra sus funcionarios, incluyendo al Ministro Vahidi.

En este contexto, el gobierno argentino firma con su par de Irán un memorándum de entendimiento por el cual se crea una “Comisión de la Verdad” que, en pocas palabras, investigará la investigación.

Históricamente, las comisiones creadas para zanjar conflictos en otras partes del mundo han dado como resultado que se retiraran las acusaciones penales y probablemente en este caso ocurrirá lo mismo.

¿Qué hay verdaderamente detrás de la decisión de crear dicha Comisión?

Irán y Argentina son hoy socios comerciales y sus gobernantes están interesados en poner fin a la causa del atentado.

La Presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, al anunciar el acuerdo vía Twitter insistió en que “nunca permitiremos que se use la tragedia de la AMIA como un peón de ajedrez en un partido de intereses geopolíticos marginales”, una frase que presumiblemente se refiere al esfuerzo internacional para impedir que Irán obtenga capacidad nuclear.

El Presidente Ahmadinejad, con la economía de su país en caída libre, dijo que las investigaciones “precisas e imparciales” permitirán “el incremento de los lazos entre Irán y Argentina”.

Además del aumento del intercambio comercial, espera también ampliar la influencia política de su país en América Latina, donde Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Ecuador ya tienen a Irán como aliado.

Este cómodo arreglo entre Argentina e Irán para encubrir la verdad es escandaloso.

La mera idea de que un país de quien se sospecha que ha conspirado para llevar a cabo acciones terroristas habrá de participar en una “Comisión de la Verdad” que investigará su propia conducta es el colmo del absurdo.

En términos prácticos, la Comisión permitirá que los criminales evadan la justicia, insulten el recuerdo de las víctimas, agravien al sistema judicial argentino y el sentido de la justicia del pueblo argentino, afecten negativamente los esfuerzos por aislar diplomáticamente al régimen de Teherán y alienten a Irán y a los grupos terroristas que respalda a cometer crímenes similares con impunidad, en cualquier lugar del mundo.

Ya no será solo negar el Holocausto, no será solo promover la destrucción de Israel, no será tener capacidad nuclear, ni será financiar organizaciones terroristas.

Será hacer todo eso… y que el mundo calle.
 

 

 

Milagro, luces y algo de suerte

por Gregorio Jusid

Jag Janucá Sameaj Le culam. La alegría de la fiesta de las luces se confunde con la satisfacción de ver nuestra institución con renovados bríos. Hemos culminado la 14ª Convención del Distrito 27 con un proceso que no sólo ha implicado cambios en la dirección, ahora encabezada por el Querido Hermano Eduardo Weinstein Gottlieb, sino también ha sido el término de un taller que, con una importante convocatoria, nos reunió para repensar y renovar nuestra querida B’nai B’rith, bajo la conducción del Querido Hermano Benjamín Tratjman.
Producto de este seminario se han formado pilares de comunicación, liderazgo, filiales, acción política y se han fortalecido la acción social y la actividad presupuestaria. Asimismo se ha dado inicio a un proyecto de desarrollo cultural liderado por la Filial Heschel que pretende convocar a la comunidad judía en torno a sus saberes y quehaceres, en el más amplio sentido.

Junto con ello, me alegra haber sido elegido por mis Hermanos de Filial, para presidir Kineret el año 2013; por lo que desde ya les comento que será el propósito de mi presidencia activar junto a las demás filiales y con la comunidad en general en torno a nuestro luaj milenario y también en la acción política en defensa del pueblo judío y el Estado de Israel que forman parte de la misión fundamental de B’nai B’rith. En este último aspecto los miembros del pilar de acción política de la institución, al que me incorporé, hemos asumido el mandato de fundar el Centro de Estudio Políticos y Sociales Teodoro Herzl (CTH), que resolvió crear nuestra última Convención Distrital, por lo que desde este medio convoco a todos quienes deseen colaborar en la materialización de esta iniciativa.

Así, escribir en este medio - lo que para mi comenzó siendo un acto de voluntad,– en el que he intentado convocar uniendo identidad judía, historia, valores y contingencia, todo mezclado en una cazuela bien mestiza, bien chilena, que transcurre en torno a las fechas tradicionales de la vida judía, veo que fructifica por todas partes. Ahora estoy en compañía de otros que quieren hacer comunidad, fortalecer los lazos de pertenencia, que deseamos mejorar y profundizar nuestra participación y manifestarnos como judíos en todos los ámbitos de la cultura.

Estoy consciente que, como el milagro de Jánuca, todo ello no es posible si no empezamos prendiendo una luz; también es verdad que nuestra existencia como judíos en Chile, después de miles de años, en la distancia y con los avatares que hemos sufrido, parece milagrosa, como si en el zebibón de la vida el nes gadol es po y no sham; pero tal vez el vez el mayor milagro haya sido que nuestros antepasados hayan llegado a esta tierra generosa, de gente sencilla y buena, donde se vive en paz y muchos de nosotros con bienestar.

Por esto hermanos, junto con desearles jag sameaj, una vida plena de luces y de milagros provenientes de nuestros propios actos de bien, los llamo nuevamente para que sigamos aportando nuestro grano de arena, para mejorar el mundo partiendo por nosotros, nuestra comunidad y nuestro país.
 

 

 

Los que sobran

por Sven Bruchfeld

Shabat en Toronto. Una ciudad con al menos 100.000 judíos. Siempre depende de donde se pongan los límites de la ciudad. Otros hablan de 200.000. Cualquiera sea el caso, me dije: "Esto va a ser fácil". Simplemente la sinagoga ortodoxa o conservadox o modern orthodox o conservadora más cerca del hotel.
(Las clasificaciones de las comunidades es un tema aparte que sin duda da para otro comentario).

Media hora caminando. Derechito, derechito. Sin problema. No había información sobre horarios en el sitio web. No me respondieron los mails.

Por fuera se ve un edificio viejo... muy viejo y a maltraer en medio del barrio chino. Si no hubiese sido por las letras en hebreo, pudiese haber sido cualquier centro comunitario cantonés.

¿Bitajón? ¡Nada! Simplemente abro la puerta y entro. 8:45 A.M. Nadie visible. Doy un par de vueltas. Leo los nombres en las plaquitas. Rosenberg, Levi. Suena familiar. Me acerco a la habima. Un gran pedazo de lulav aún tirado sobre el púlpito. Tres shofarot en una silla. El etrog probablemente podrido aún en su cajita. No la abrí. O aquí no limpian nunca o a este lugar no entra nadie desde Sucot. Me doy un par de vueltas y escucho ruidos desde la sección de mujeres en el segundo piso.

De pronto aparece una cabeza. Alguien había pasado la noche ahí arriba. Gut shabes! Se incorpora un jóven, se pone su kipá negra y sale. Sigo escuchando ruidos. Baja corriendo la escalera una segunda persona y sale a la calle. Sólo lo vi por atrás en su apuro.

Reviso los Sidurim. Todos Artscroll Sefad. Los mismos que se usan en algunas comunidades en Las Condes y Lo Barnechea. Busco un talit. Todos muy sucios. Selecciono el menos sucio de todos. Tengo que rehacer dos nudos. El olor era intenso. Me lo pongo sobre los hombros. No cubro mi cabeza con el.

Entra alguien. Ain Mensh! Zapatos rotos, camisa mal abrochada, bigote muy mal afeitado, kipá deshilachada. Me saluda. Le pregunto cuántos miembros tiene el shul. Me dice 400 o 500 pero que tienen problemas. Que no sabe lo que está pasando. Entra, sale, entra, sale. Se va. Vuelvo a estar solo.

Decido comenzar con mi tefilá. De pronto vuelvo a escuchar ruidos desde el segundo piso. Baja las escaleras un hombre de unos 80 años. Camisa afuera y despeinado. Desaseado. Claramente venia despertando. Lo acompañaba su gato. Se sienta a pocos metros míos en la última fila apoyado en la pared y no hace nada. Luego entra alguien más. Una persona de unos 60. Se instala lejos y empieza a rezar. Ya somos tres.

Aparece un hombre elegantísimo. Se sienta echado para atrás con sus piernas cruzadas y un brazo apoyado en el asiento contiguo, claramente en postura de espera. Somos cuatro. Se terminaba el tiempo para decir shemá. Me acerco al caballero elegante. Quería saber si había alguna remota posibilidad de tener minián y poder decir Barju. Me responde que no tiene idea. Que es de Londres y que está de visita igual que yo. "Pero el viernes en la noche hubo minian al final", me dice. Definitivamente decido continuar. Shemá, Amidah. Entra un señor con cuatro bolsas de esas que se usan para llevar verduras en la feria. Bajo su chaqueta sucia aparece un chaleco con agujeros. Le faltaban varios botones. Tal vez un indigente. Tal vez simplemente alguien que gustaba llevar cosas en bolsas plásticas. Quién sabe. Y llega "Cohen", un hombre con dificultades, le decían “meshiguene”. El sólo sonreía. Y otro señor de ropas elegantes. Vuelve el primero con el que había hablado, luego un par de israelíes mochileros y somos diez. El inglés decide oficiar. Esperé que llegaran donde yo había quedado. Lectura de la Torah. El señor que rezaba solo leía la Torah de maravilla. Una voz casi apagada, muy aguda, hermoso. Kadish y a nuestro lector de Torah le corren las lágrimas.

El inglés me dice que nunca antes en su vida había oficiado. Me pregunta si yo quería oficiar Musaf. Le dije que no me atrevía ya que no sabía suficiente. En eso entra un joven con tzizit. No, no era el rabino. El rabino estaba de viaje. Este joven era el oficiante de reemplazo pero vive a 1:30 hrs. caminando y se quedó dormido.

Musaf, Kidush y almuerzo en el subterráneo. Llega una señora ciega. Por error se bebió el agua de los jarritos para netilat yadaim. Tanto la limpia como la sucia. Nadie le dice nada. Todos ríen. La cocina toda negra, sucia y pegajosa. Estoy seguro que habitaba más de algún animalejo ahí. Por algo la Sinagoga la cuidaba un gato. Me recordó algunos "restaurantes" en Asia. Bueno. al final era el barrio Chino. Servicio de Minja, Shabat Shalom y a casa.

Judíos pobres. Judíos indigentes que pasan las gélidas noches canadienses abrigados en una sinagoga. Una comunidad en decadencia. Una comunidad en la que habitan los que sobran. Los que tal vez nadie quiere. Esperaba un Shabat normal, en una de las ciudades más bullantes del judaísmo contemporáneo. Un lugar raro. Un lugar extraño e incómodo, pero fue un verdadero regalo haber estado ahí. Cuidemos lo que tenemos, cuidémonos los unos a los otros para que NUNCA nadie sobre. Para que nunca nadie esté solo.

 

 

 

Memorial en Plaza Lo Prado

Memorial en recuerdo de los once deportistas israelíes asesinados

La placa recordatoria de los 11 atletas asesinados en las Olimpiadas de Munich, en 1972, por el terrorismo palestino.
 

Como resultado de un trabajo conjunto entre la Municipalidad de Lo Prado y B’nai B’rith Chile se inauguró la primera de tres plazas activas en dicha comuna, las que tendrán memoriales en recuerdo de los once deportistas israelíes asesinados en los JJ.OO. de Munich 1972.




• Se inicia la ceremonia con la interpretación de los himnos nacionales de Chile e Israel



Un grupo de alumnos del Instituto Hebreo, interpretó hermosas canciones que fueron ovacionadas por el público asistente.



Numeroso público asistió a la inauguración de esta plaza, la primera de tres, equipada con máquinas de acondicionamiento físico, en la comuna.

 



El dueño de casa, el alcalde subrogante de Lo Prado señor Eduardo Suarez, hace uso de la palabra.

 


La Orquesta Juvenil de Lo Prado se inició en el año 2007 con un grupo de alumnos y su profesor de música del Complejo Educacional Pedro Prado.
A comienzos del año 2008, la orquesta pasó a ser parte del listado de la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles de Chile y comenzaron a trabajar de manera itinerante en los Colegios Golda Meir, Mariscal de Ayacucho y Gladys Valenzuela. Actualmente son veinte jóvenes de Lo Prado que conforman la Orquesta Juvenil, además de un semillero de alrededor de 80 niños y niñas de la comuna.


El Vicepresidente de la Comunidad Judía de Chile Señor Leopoldo Drexler, se dirige a los asistentes, con un conmovedor discurso y una notable improvisación. Al fondo se puede apreciar parte del equipamiento.




Eduardo Weinstein, Vicepresidente de B’nai B’rith Chile resaltó los valores de su Institución: Benevolencia, Fraternidad y Concordia.
 


El mensaje del Embajador de Israel, señor David Dadonn, quien se refirió a la importancia de recordar.



Concluye la ceremonia con el corte de la tradicional cinta que inaugura el memorial en recuerdo a los once atletas, víctimas del odio y la violencia irracional

 


.Se descubre la placa recordatoria,




 

 

 

Re- inauguración del Monumento de Raoul Wallenberg

El 12 de noviembre, fue reinaugurado el Monumento de Raoul Walllenberg, ubicado en América Vespucio a la altura del 2000. El acto fue convocado por las Embajadas de Suecia e Israel, la Comunidad Judía de Chile y el Distrito 27 de la Bnai Brith Internacional. Intervinieron los embajadores de Suecia e Israel, el presidente de la Filial Raoul Wallenberg de la Bnai Brith, Claudio Schlessinger y el Vicepresidente de la Comunidad Judía, Leopoldo Drexler,
 


Previo a este acto, a las 11.00 horas, tuvo lugar un acto de homenaje a Wallenberg en la sede de la CEPAL , organizado por la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, las Embajadas de Suecia e Israel, y la Representación Regional para América del Sur de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ( ACNUDH ).
Existen diferentes versiones sobre el número de judíos que Raoul Wallenberg rescató en Budapest. Algunas fuentes le adjudican haber salvado 30.000 personas. De acuerdo con otras estimaciones, el número de personas que directa o indirectamente agradece a Wallenberg por sus vidas es de alrededor de 100.000. Sin importar cuál es la cifra correcta, Raoul Wallenberg es, sin lugar a dudas, uno de los héroes más destacados de la Segunda Guerra Mundial.
En Jerusalén se ha erigido un monumento a los seis millones de judíos asesinados por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Se denomina Yad Vashem y fue construido en 1953. Una calle llamada “Avenida de los Justos” cruza dicha área. Una brisa constante corre a través de las hojas de los seiscientos árboles que bordean la calle en líneas rectas. Todos fueron plantados para honrar la memoria de personas no judías que arriesgaron sus vidas para salvar judíos de los verdugos nazis.
Uno de esos árboles lleva el nombre de Raoul Wallenberg, un sueco Justo entre las Naciones.

 

Conmemoración de Kristallnacht, en el Instituto Hebreo

Hace setenta y cuatro años, en las noches del 9 y 10 de noviembre de 1938, alborotadas turbas por toda Alemania, Austria y Checoslovaquia, atacaron libremente a judíos por las calles, en sus casas, en sus lugares de trabajo y oración, en un estallido de violencia cuidadosamente orquestado y apoyado por el gobierno. Al menos 96 judíos fueron asesinados y cientos heridos, cientos de sinagogas fueron incendiadas, al menos 7.500 negocios judíos fueron destruidos, cementerios y escuelas fueron destrozadas, y 30.000 judíos fueron arrestados y enviados a campos de concentración – muchos de ellos para nunca más regresar con vida.

Muchos historiadores consideran aquello como el real comienzo del Holocausto, el primer paso en la exterminación planificada del pueblo judío, que llevó a la muerte de seis millones de víctimas, del programa de genocidio Nazi.

Toda la noche duró el estrépito de los cristales rotos, de allí su nombre, Kristallnacht, Noche de Cristal o como es reconocido hoy día, “El primer pogrom del Reich”

El viernes 9 de noviembre se realizó, en el Instituto Habreo, un solemne acto de recordación organizado en conjunto por B´nai B´rith, la comunidad B´nei Israel, Fundación Fobeju, Instituto Hebreo y Vaad Hajinuj, para recordar y conmemorar esa nefasta noche.

El acto contó con la asistencia de numerosas personalidades, entre ellas: el Embajador de Israel, Señor David Dadonn, el Embajador de Alemania, señor Hans-Henning Blomeyer-Bartenstein, la Embajadora de Austria, señora Dorothea Auer, El Embajador del Reino Unido, señor Jon Benjamin, La Embajadora de Grecia, señora Aglaya Baltá, el Encargado de negocios de Estados Unidos, señor James Williams, la Consejera de Alemania, señora Aneette Weerth, la Agregada Asuntos exteriores de Francia , señora Laure Vive (Lor Viv), el Vicepresidente de la Comunidad Judía de Chile, señor Leopoldo Drexler, el Presidente de la Comunidad Benei Israel, señor Tomás Munzer, el Presidente de B’nai B’rith Chile, señor Sergio Bitrán, el Director General del Instituto Hebreo, señor Sergio Herskovits, la Directora de la Fundación Memoria Viva, señora Alejandra Morales Stekel y el Presidente de la Comunidad Sefaradí Beit Yosef, señor Salomón Sarfatis, además de rabinos, numeroso público y estudiantes del Instituto Hebreo.

Especialmente significativa fue la asistencia de delegaciones de alumnos del Colegio Alemán de Santiago, del Colegio Alemán Sankt Thomas Morus, del Santiago College, y del Craighouse, así como la actuación del Coro del Instituto Hebreo, dirigido por la morá Claudia Rebolledo.

También estuvieron presentes los sobrevivientes de la Shoa: Elie Alevy, Tamara Barón, Walter Borchheim, Martin Zanberk, Claude Iglitzki, y Enrique Schocken. Alumnos del Instituto Hebreo, entregaron a cada uno de ellos un simbólico clavel blanco al inicio del acto.

Durante el tradicional encendido de seis velas memoriales, una por cada millón de judíos víctimas de la shoa, se llamo a encender la primera vela al Vicepresidente de la Comunidad Judía de Chile, Sr. Leopoldo Drexler junto al Embajador de Alemania Sr. Hans-Henning Blomeyer-Bartenstein, la segunda vela al Presidente de la Comunidad Benei Israel Thomas Munzer acompañado por el Embajador del Reino Unido, Sr. Jon Benjamin, la tercera vela por la Directora de la Fundación Memoria Viva Alejandra Morales Stekel y la Embajadora de Austria Sra. Dorothea Auer, la cuarta vela a la Embajadora de Grecia Sra. Aglaya Baltá y al presidente de la Comunidad Beit Yosef Señor Salomón Sarfatis, la quinta vela por el Director del Instituto Hebreo, Sr. Sergio Herskovits acompañado del encargado de negocios de Estados Unidos James Williams y la ministra Consejera de Croacia Renee Ivin, y la sexta vela por el Presidente de B’nai B’rith Sr. Sergio Bitrán y el Embajador de Israel David Dadonn.

Destaco el testimonio del sobreviviente Sr. Enrique Schocken, quien dirigió un potente mensaje a los jóvenes asistentes sobre la importancia de recordar, cabe mencionar que don Enrique fue presentado previamente por su hija, la Directora del Gan del Instituto Hebreo Evelyn Schocken. Tambien impactó a los presentes el contenido del discurso del Embajador de Alemania, que publicamos in extenso en esta edición, y la alocución del Embajador de Israel, David Dadonn, quien llamo a no tener vergüenza por ser Israel un país fuerte capaz de defenderse y de evitar que vuelva a repetirse, en cualquier lugar del mundo, una Shoa.

El Rabino Alejandro Bloch, procedió a recitar El Male Rajamin, el rezo a los difuntos, previo a lo cual dio un emotivo e impactante testimonio personal, sobre una visita a una sobreviviente del holocausto.
 

 

 

¿Somos para nosotros o junto a los demás?

por Gregorio A Jusid Froimovich

En las oportunidades que he tenido el honor de dirigirme a ustedes a través de este medio he intentado convocar sobre la identidad judía, desde un punto de vista que va más allá de la liturgia. Espero haber aportado en algo a integrar la cosmogonía de judío galútico en Chile.

Sobre esta base he convocado para que las diversas comunidades que conforman nuestro Yishuv se integren para que desde sus particulares visiones formemos una masa crítica capaz de recrear nuestra cultura milenaria en el aquí y ahora.

Esta vez me dirijo a Uds. Hermanos de B’nai B’rith y lectores de ANAJNU para plantear la interrogante de cómo construir la identidad y propósito de nuestra organización en el futuro, ya que a partir del jueves 17 de octubre pasado iniciamos un taller, junto a más de una treintena de miembros de la organización, en el que, además de fortalecer los vínculos entre todos los miembros de B’nai B’rith, pretende un importante crecimiento, así como el desarrollo de las principales áreas temáticas o pilares institucionales, entre los que se cuentan la comisión de becas, que financia la educación universitaria a una cincuentena de jóvenes judíos, una comisión de filiales, una de comunicaciones, otra de crecimiento, una de finanzas y una política en que me tocó participar. No puedo dejar de mencionar la presencia de Hermanos que postulan nuevos proyectos institucionales, entre ellos uno de desarrollo cultural en el que espero colaborar desde mis claras limitaciones.

Cabe resaltar el hecho que, previo a separarnos en grupos de 3 a 5 personas, desarrollamos una serie de dinámicas que nos demostraron cuan poco nos conocemos con nuestros Hermanos, así como lo fácil y entretenido que es hacerlo. Si profundizamos estos lazos seremos una gran fuerza creadora.

Una vez claros en el propósito de encuentro fraternal para desarrollo de nuestra institución, nos dividimos en los grupos de interés provisional, es decir sólo para los efectos de realizar las primeras propuestas sobre el tema. En nuestro caso, se planteó la creación de un centro de estudios políticos y sociales.

Sobre este órgano de estudios y acción política y social, al igual que en el tema cultural, me pregunto: ¿Tenemos que buscar solamente entre quienes tienen membrecía institucional a los que se integren a los trabajos o participen en las actividades?, o bien, seremos los anfitriones y facilitadores de un proceso institucional y cultural que conforme la comunidad judía de Chile como un solo todo, del que no seamos sino parte importante de su faz organizacional.

Prefiero formar identidad con mis próximos, aunque no paguen cuotas o asistan sólo esporádicamente a lo que les interesa, o simplemente aprovechen nuestras instalaciones y masa crítica. Creo que todos nos necesitamos y si los Hermanos podemos aportar nuestra organización y medios, en buena hora, si podemos convocar a los profesionales y artistas, a la calle judía, mejor.

Y ustedes, ¿que opinan?
 

 

 

La reelección de Chávez en Venezuela:
¿El futuro será diferente?

por Eduardo Kohn, director de Asuntos Latinoamericanos de B’nai B’rith Internacional

El presidente venezolano Hugo Chávez, de 58 años de edad, ex oficial militar, líder de lo que él llama "socialismo del siglo XXI", ganó su cuarta elección presidencial consecutiva el domingo pasado y fue felicitado inmediatamente por los presidentes de América Latina afines a sus ideas: Cristina Fernández (Argentina) , Rafael Correa (Ecuador), Raúl Castro (Cuba), Evo Morales (Bolivia) y Daniel Ortega (Nicaragua).

Al día siguiente, el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, envió una nota de felicitación a su "hermano" Hugo.

Con casi el 98 por ciento de los votos ya escrutados, el Consejo Nacional Electoral, dijo que Chávez recibió el 55 por ciento de los votos. Su rival, el ex gobernador de Miranda, Henrique Capriles, recibió un 44 por ciento.

La oposición dijo que la votación ha sido auditada y no cuestionó los resultados. Capriles incluso escribió en un tweet el día lunes que había tenido una muy "civilizado conversación telefónica con el presidente Chávez y le ha exigido diálogo y respeto".

Por primera vez en los 14 años de gobierno de Chávez hay una oposición organizada y unida en el apoyo a un candidato único. A pesar de que los partidarios de Capriles están sintiendo la agonía de la derrota, el resultado positivo es que casi siete millones de venezolanos se atrevieron a votar por alguien diferente a Chávez. El cuarenta y cinco por ciento de los votantes demostraron que les gustaría cambio de gobierno.

La campaña estuvo llena de acidez y de amenazas contra Capriles y sus seguidores. Chávez llamó Capriles de todo, desde "cerdo" a "mediocre” pero nunca lo llamó por su nombre. El antisemitismo también se utilizó contra Capriles. Sus abuelos fueron víctimas de la Shoah, sin embargo fue criado como, y sigue siendo, un devoto católico.

Por un lado, nadie dentro o fuera de Venezuela se opone a la elección celebrada el domingo pasado, ni Capriles, ni el resto de los presidentes latinoamericanos ni la OEA. Todos están de acuerdo en que las votaciones fueron limpias y el pueblo de Venezuela ha hablado.

Pero, por otra parte, Chávez negó el acceso a los observadores electorales internacionales, controla el sistema judicial, amedrenta al periodismo independiente y juega con el miedo de los que recibieron todo tipo de "regalos" durante su campaña.

La oposición tendrá de ahora la oportunidad de demostrar qué tan lejos pueden moverse en diciembre, cuando el país se enfrente a las elecciones regionales y municipales. Una vez más, Chávez está en completo control, por lo que el desafío para la oposición aun es grande.

Según Chávez, Venezuela se ha convertido en el aliado más fuerte de Irán en la región y ha abierto la puerta para la penetración iraní en América Latina. Después de esta elección la relación entre los dos países aumentará tanto política como económicamente.

Aunque las sanciones económicas que buscan evitar la construcción de armas nucleares han aislado a Irán, Teherán ha intentado, gracias al apoyo de los regímenes simpatizantes, debilitar estas sanciones. Mediante la explotación de sentimientos anti norteamericanos en América Latina, la República Islámica ha aumentado constantemente el número de sus embajadas en la región y construido fuertes lazos con Cuba, Nicaragua, Bolivia y Ecuador.

El encuentro entre los ministros de relaciones exteriores de Irán y Argentina en la ONU en Nueva York para discutir temas legales vinculados con el atentado a la AMIA en Argentina en 1994 fue la última forma en que Irán inserta su influencia en la región. Es un hecho ampliamente aceptado que el ataque fue planeado en Teherán.

Esta reunión conmocionó a los familiares de las víctimas del atentado a la AMIA y a las comunidades judías en toda la región. La influencia de Venezuela en Argentina ya era fuerte, y este inesperado cambio político sólo va a empeorar después de la reelección de Chávez.

Mientras Chávez estaba abriendo las puertas a Irán y sus aliados, este y sus partidarios comenzaron a vomitar el antisemitismo y el odio a Israel en el gobierno, las empresas y los medios.

El antisemitismo ha crecido de manera exponencial y, al mismo tiempo, se estima que el número actual de judíos que viven en Venezuela es la mitad de lo que era antes del comienzo del gobierno de Chávez. En el futuro, se espera que haya más emigración.

Venezuela ha tenido una serie de incidentes antisemitas, incluyendo dos redadas policiales contra el centro judío Hebraica de Caracas, la profanación de la sinagoga Tiferet Israel, los ataques contra otras sinagogas, y la publicación permanente de artículos contra la comunidad judía en el sitio web aporrea.org son sólo algunos ejemplos. La actividad de este sitio web pro-gobierno también aumentó durante la campaña electoral, acusando a Capriles de estar detrás de un "complot sionista". Después de la guerra del Líbano en 2006, Chávez rompió relaciones con Israel y el odio al estado judío ha pasado a convertirse un elemento permanente en su programa de televisión "Aló Presidente".

Está claro que en el futuro cercano de América Latina, después de la reelección de Chávez y la reunión de los cancilleres de Argentina e Irán, más puertas se seguirán abriendo en nuestra región para Irán.

Mientras tanto, Capriles y sus millones de votantes deberán acreditar en su país y el resto del mundo que ellos pueden continuar con el esfuerzo de ser una fuerte oposición, tal como expusieron en las elecciones presidenciales. Pero va a ser una batalla cuesta arriba en un país donde la prensa no es libre y el poder judicial es altamente corrupto.
 

 


 

Las amenazas actuales que enfrenta el mundo judío (2ª Parte)

A pesar de la injusticia y el absurdo de la caracterización en el mundo del estado judío y sus acciones, Israel, de hecho, hizo todo lo posible por abrirse a los palestinos. Se ha corrido el riesgo de eliminar obstáculos a través de la Ribera Occidental. Israel ha disminuido dramáticamente sus restricciones sobre el paso de carga hacia Gaza controlada por Hamas. Se han defendido los "derechos" y "privilegios" de los terroristas en sus cárceles, en última instancia, Israel accedió a liberar a más de 1.000 prisioneros palestinos, entre ellos asesinos condenados, a cambio de Gilad Shalit, algo que tal vez ningún otro país haría.

Israel es acusado - y los palestinos pretendían que el Consejo de Seguridad formalizara la colocación de este tema encima de la jerarquía de las fechorías regionales - de presentar el mayor obstáculo para la paz en la forma de construcción de asentamientos. Pero no era otro que Ariel Sharon, quien se retiró incondicionalmente de todos los asentamientos de la Franja de Gaza – con la sola obtención a cambio de los ataques con cohetes sin fin - y no era otro que Benjamín Netanyahu, que congeló por completo la construcción de asentamientos en Cisjordania, recibiendo a cambio la disposición palestina a negociar sólo en las últimas semanas del plazo otorgado. Y aunque desde entonces, el gobierno israelí ha pedido con insistencia a los palestinos conversaciones serias y directas - todavía rutinariamente se describe a los líderes de la AP como socios dignos de paz - mientras que esos mismos funcionarios de la AP han rechazado y denigrado el liderazgo de Israel. Los palestinos continúan ignorando las necesidades fundamentales de seguridad de Israel, incluyendo el final largamente esperado de la incitación, el desmantelamiento de la infraestructura terrorista, y la aceptación del derecho de Israel a existir como estado judío.

Sin embargo, el mito de la intransigencia israelí persiste y crece.

El presidente palestino Mahmoud Abbas ha sido sincero acerca de sus intenciones, las describió de manera inequívoca en un artículo de opinión en el New York Times. Escribió que "la admisión de Palestina ante las Naciones Unidas allanaría el camino para la internacionalización del conflicto como un asunto legal, no sólo de carácter político”. Él continuó diciendo que "también allanaría el camino para que podamos presentar reclamaciones contra Israel en las Naciones Unidas, en los organismos de Derechos Humanos y la Corte Internacional de Justicia. "

Por lo tanto, la muy alabada "moderación" de la política palestina, el hombre que no estaba dispuesto a aceptar una oferta de paz ofrecida por Ehud Olmert en 2008 y que Yasser Arafat recepcionó de Ehud Barak en 2000, ha establecido su marca, el compromiso primario es el de todas las garantías vacías a un lado, rechazar el trabajo duro de hacer la paz manteniendo el viejo juego de aislar y estigmatizar a Israel.
Como Primer Ministro Netanyahu dijo en la ONU, a sólo una hora después de que Abbas hizo oficial su candidatura para ser miembro de la ONU, "Israel quiere la paz con un Estado palestino, pero los palestinos quieren un estado sin paz".

Al recurrir a la ONU, donde se encaja la hostilidad hacia Israel en la cultura institucional, los líderes palestinos están buscando, entonces, no sólo aumentar su popularidad interna, sino también castigar y avergonzar al Estado judío ante la comunidad internacional, para completar su fin de ejecutar todo el proceso de negociación, lo que priva a Israel de poner fin al conflicto y limitar los vitales esfuerzos antiterroristas israelíes amenazando con el enjuiciamiento de soldados israelíes, civiles y políticos por igual después de haber puesto un pie en los tribunales internacionales.

Y si esto no fuera suficiente, el movimiento de la AP refuerza uno de los motivos más regresivo y siniestro: poner la legitimidad misma de Israel en tela de juicio. Haciéndose eco de los peores tiranos que quedan en el mundo árabe, en la conferencia del décimo aniversario de Durban del año pasado, Abbas decidió perpetuar la difamación sionismo=racismo en la ONU acusando a la única democracia de Medio Oriente de "discriminación racial", "limpieza étnica", y "apartheid".

Por lo tanto, más que para simplemente seguir avanzando en los organismos especializados de las Naciones Unidas, la Autoridad Palestina ha solicitado y obtenido la calidad de "Estado miembro" en la UNESCO, organización científica, cultural y educacional de la ONU, precisamente para que se pueda avanzar en un programa político de "nacionalización" impugnando sitios sagrados descritos en el corazón de la Biblia. No sólo de Hebrón y la Cueva de los Patriarcas, también la Tumba decididamente judía de Raquel en Belén, han sido calificadas como lugares musulmanes. Ahora los palestinos podrán solicitar que los lugares más sagrados para el Pueblo Judío aparezcan como palestinos en los sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO, trayendo oscurecimiento a milenios de historia judía. Miembros de la UNESCO este año también estuvieron de acuerdo, contra el consejo de expertos técnicos, en agregar la Iglesia de la Natividad en Belén dentro de la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en una situación de "emergencia", dando a entender falsamente que la soberanía israelí amenaza el lugar.

Lamentablemente, incluso en su discurso de la Asamblea General en septiembre pasado, Abbas sólo se atrevía a reconocer los lazos musulmanes y cristianos a Tierra Santa. Y todos sabemos demasiado bien su negativa a aceptar a Israel como un Estado judío, una designación establecida en la resolución de 1947 del plan de partición que Abbas ahora invoca, 65 años más tarde.

Los palestinos podrían haber llegado a un callejón sin salida en el Consejo de Seguridad, ya que habían conocido con anterioridad la firme oposición de EE.UU., pero decidieron continuar la confrontación de todos modos. Su determinación de mantener este supuesto, como era de esperar, se mantiene firme. Funcionarios de la AP han dicho que si bien pueden tomar un descanso de exigir la pertenencia a otros 16 organismos especializados de la ONU, otros elementos más pragmáticos de la AP se preocupan por un corte de la ayuda exterior.

Mientras tanto, a diferencia de Israel, los palestinos no han acordado un conjunto de parámetros para nuevas negociaciones planteadas por el Cuarteto internacional para la paz en Medio Oriente y se han adelantado con una vaga y tenue ruta de reparto de poder con Hamas, cuyos objetivos y métodos, por supuesto, nunca han cambiado.

No nos engañemos con Hamas, ellos controlan Gaza y la incitación vil contra un existente miembro de la ONU saturando sus propios libros de texto y medios de comunicación. La Autoridad Palestina no está calificada para ser un estado miembro permanente en la ONU. Lo que sí necesitamos es expandir aún más su progreso el que no ha tenido precedentes en los últimos años, en la mejora de las condiciones de su pueblo y no socavar sino aumentar la cooperación con Israel.

De hecho, el único beneficiario de la probable decisión de marcha de Abbas lejos del progreso es el fanático régimen en Teherán, junto con sus aliados terroristas. Comprometidos como nunca para evitar la paz, Irán está desesperado por una distracción internacional, ya que la carrera para completar un programa nuclear ilícito ha sido definitivamente desenmascarada por la Agencia Internacional de Energía Atómica.

Ya sea que en el frente los Estados miembros se preste una mano a la elusión palestino, la exclusión de un proceso de paz o en forma continua la reorientación de la atención mundial sobre las políticas iraníes que responden a la retórica abierta y muy peligrosa del régimen, B'nai B'rith seguirá estando en la vanguardia de la defensa de Israel en los campos de batalla diplomática, en cualquier lugar.

Y mientras Israel continúa evitando el unilateralismo palestino en la ONU, hay otro desafío que enfrentar: la demonización y deslegitimación de Israel, dirigido a relegar al Estado judío a la condición de paria. Así como los judíos han sufrido el antisemitismo desde hace miles de años, el Israel de hoy, se ha dicho, es “el Judío entre las Naciones”. Que los enemigos de Israel, en repetidas ocasiones, lo acusen de ser un ocupante nazi y un Estado de apartheid que priva de derechos a los palestinos se ha convertido en un suceso aparentemente cotidiano. Intentos de Israel de defenderse de los ataques terroristas son rutinariamente condenados por la comunidad internacional. Falsedades sobre el estado judío se repiten con tanta frecuencia que son ampliamente aceptadas en la cultura popular. Los ejemplos recientes de esta tendencia abundan:

 Emad Hajjaj, un palestino jordano ofrece historietas editoriales para Abu-Mahjoob Producciones Creativas, regularmente y de manera abierta esboza provocadoras imágenes antisemitas, caricaturiza crudamente a los judíos como monstruos sedientos de sangre y equiparara a Israel con el Tercer Reich. Entre los clientes Abu-Mahjoob se incluyen organismos de las Naciones Unidas tales como UNICEF y grandes empresas como Visa y Siemens. Incluso Richard Falk, Relator del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para los territorios palestinos ha publicado dibujos animados antisemitas y anti-estadounidense de Hajjaj en su blog.

 Zayzafuna, una revista infantil distribuida por la Autoridad Palestina que contiene regularmente material antisemita, recibió fondos de la UNESCO antes de diciembre de 2011. Una carta del embajador de EE.UU. David Killion a la Directora General de la UNESCO Irina Bokova, ha llevado al corte de la ayuda financiera.

 Cinco dirigentes de la comunidad judía griega fueron juzgados a principios de este año por cargos de cometer delitos de "difamación agravada". Se acusa al autor de extrema derecha Konstatinos Plevris, un auto-declarado antisemita, de insultar a la comunidad judía, después de haber escrito que los “judíos son sub-humanos".

 El Primer Ministro británico, David Cameron, quien visitó Washington este año y fue recibido en la Casa Blanca por el presidente Obama, poco después de asumir el cargo declaró que el bloqueo defensivo de Israel ha convertido la Franja de Gaza en un "campo de prisioneros".
 En Venezuela, la comunidad judía vive con el temor constante a medida que el régimen del presidente Hugo Chávez sigue vilipendiando a Israel en los términos más duros. La periodista Cristina González ha promovido abiertamente la falsificación antisemita "Los Protocolos de los Sabios de Sión" en una emisora de radio controlada por el Estado nacional.

 Durante el otoño pasado en El Cairo, un grupo establecido de manifestantes egipcios trataron de derribar el muro que había sido construido por la policía egipcia para proteger la Embajada de Israel, atacaron la construcción con martillos y palos. La multitud destruyó la barrera quemando banderas israelíes. También irrumpieron en la embajada buscando documentos y lanzando algunos de ellos a la calle, asaltaron también a un funcionario israelí.

 En Gabes, Túnez, incendiaron una sinagoga, quemando rollos de la Torá. La policía no detuvo el ataque.

 BBC Radio 3 suspendió una transmisión en vivo de un concierto de la Filarmónica de Israel en el Royal Albert Hall de Londres el año pasado a raíz de las protestas de grupos pro-palestinos. Cuatro músicos de la Orquesta Filarmónica de Londres también abogaron por la cancelación del concierto.

 Después de un aluvión implacable de críticas por parte del gobierno turco a las políticas israelíes, la televisión estatal turca transmitió un episodio de la popular telenovela "Valle de los Lobos: Ambush", que representa el Mossad de Israel como secuestrador de bebés turcas y tomando como rehenes al embajador turco en Tel Aviv y su familia.

 En el año 2005 se inició un movimiento global de boicot, de desinversión y sanciones a Israel y ha dado lugar a la cancelación de conciertos en Israel por artistas musicales como Elvis Costello. El movimiento apoya el derecho de los palestinos a la libre determinación, pero se opone al derecho judío a la autodeterminación. Universidades, sindicatos, gobiernos locales, organizaciones culturales y grupos religiosos han considerado las propuestas del boicot. Durante los últimos meses solamente, aquí en los EE.UU., una serie de las principales denominaciones protestantes, la Iglesia Metodista Unida, la Iglesia Presbiteriana (EE.UU.), y la Iglesia Episcopal, han sido empujadas por los activistas pro boicot a debatir propuestas de "influencia económica” para presionar a Israel.

Tales manifestaciones de flagrante sentimiento anti-Israel van mucho más allá de la mera crítica política del estado judío. Por el contrario, demuestran su voluntad de difamar a Israel y aplicar un doble rasero para condenar al Estado judío por actividades que ningún otro país en el mundo recibe críticas similares. Demonización, deslegitimación y una doble moral, lo que Natan Sharansky ha llamado el "3 D's" de la crítica anti-Israel, son evidentes en muchas partes del mundo, a menudo la fusión de los tradicionales motivos antisemitas que ahora están empleados en el servicio de un mensaje anti-Israel. Esta es una práctica común de la lucha contra Israel de periodistas y caricaturistas en Europa y Oriente Medio que piden prestado a menudo símbolos y motivos de propaganda nazi para evocar el virulento antisemitismo de Der Sturmer. Así, uno ve imágenes de judíos en macabras, incluso satánicas, caricaturas con narices deformes, adornados con signos de dólar o de llevar bolsas de dinero y de los israelíes que llevan esvásticas o beben sangre de niños.

Mientras que el estado judío ha sido el blanco preferido de anti-semitas en el siglo 21, la religión judía también parece estar llegando cada vez al más bajo asalto. Un tribunal de distrito en Colonia, Alemania, este verano falló en contra de la circuncisión, excepto en casos de necesidad médica, lo que provocó en algunos hospitales de Austria y Suiza a imponer una moratoria breve sobre la circuncisión. La retórica hostil de los medios de comunicación y los políticos en los países escandinavos ha intensificado el estigma en contra de la circuncisión en esa región, mientras que un médico en el estado alemán de Hesse incluso presentó una denuncia contra un mohel bávaro por realizar un brit mila. La práctica de la masacre ritual kosher, o shechita, está prohibido en cuatro países europeos, los intentos de levantar la prohibición en Suiza dio lugar a una reacción anti-semita. Durante un debate similar en Noruega, un parlamentario declaró que si a los judíos no les gustaba la prohibición, "que se vayan a otro lugar."

Todos estos acontecimientos se producen en un momento en que el barrio de Israel se enfrenta a un período de agitación e incertidumbre representada por la Primavera Árabe. Para Israel, que siempre ha confiado en los tratados de paz, la disuasión, una ventaja militar cualitativa, los lazos comerciales y alianzas estratégicas para contrarrestar su aislamiento internacional, la situación de seguridad ha cambiado considerablemente.

La propagación del islamismo en el mundo árabe ha traído consigo temores de radicalización y el aumento de la hostilidad hacia Occidente. Mucho menos estable son ahora las fronteras con Egipto, Siria y tal vez también Jordania. El sentimiento anti-Israel y el sentimiento anti-estadounidense está aumentando en Egipto, debido a la percepción pública de que esas alianzas están estrechamente vinculados al antiguo régimen. El programa nuclear de Irán y su patrocinio del terrorismo internacional siguen dominando la atención de Israel. Turquía, otrora, el aliado más confiable de Israel en el mundo musulmán, es percibido cada vez más como una amenaza potencial para el Estado judío. Y la crisis económica en Europa tiene graves consecuencias para Israel, algunos de cuyos más confiable de los socios comerciales son miembros de la zona euro.

Por último, el paso del tiempo y las generaciones también han jugado un papel preocupante para la seguridad judía en el siglo 21. Ha sido durante mucho tiempo el temor de los Judíos y otros partidarios de Israel que la generación de políticos europeos que han crecido tanto durante la guerra como en el período inmediatamente posterior daría paso a una generación más joven para quien el Holocausto no era más que un episodio histórico distante, sus lecciones sustancialmente desvanecidas, si no olvidadas por completo. Esto ayuda a explicar el abrazo fácil de actitudes antisemitas-tabú durante muchos años después de la guerra, pero ya no, al parecer. También se ve comprometida la base de la comprensión de la importancia crucial de la existencia de Israel, como algunos críticos del estado judío han afirmado, que el derecho a existir de Israel debe ser puesto en tela de juicio a causa de sus políticas. Sin duda, ningún otro estado en el mundo - democracia o la dictadura - nunca tendría su derecho de soberanía cuestionado sobre la base de una política o una acción.

En un momento en que la prosperidad judía y la integración en la sociedad judía occidental han alcanzado niveles sin precedentes, los desafíos que enfrenta el mundo judío siguen siendo significativos. Han pasado 12 años desde el estallido de la segunda intifada palestina y el inicio del actual aumento del antisemitismo global que le siguió. Lamentablemente, este período ha proporcionado muchos episodios que sirven como recordatorios dolorosos de la urgencia del problema, seguimos enfrentando el odio al Pueblo Judío y al Estado Judío. Al medir nuestro progreso en esta batalla, debemos comprometernos a mantener el impulso hacia adelante de la lucha mundial por la seguridad judía. Esa lucha se llevará a cabo aquí en Washington, en las Naciones Unidas, en sus distintas oficinas en todo el mundo, y en las capitales de Europa y América Latina y en otros lugares.

El camino a seguir será sin duda difícil, pero B'nai B'rith tiene presente el bienestar de nuestra comunidad y continúa trabajando para ello con gran determinación y un firme compromiso. En palabras de Teodoro Herzl, "Nuestros oponentes sostienen que nos enfrentamos a insuperables obstáculos políticos, pero qué se puede decir del menor obstáculo si uno no tiene ningún deseo de superarlo".

Traducción de B’nai B’rith Chile.


 

 

 

Las amenazas actuales que enfrenta el mundo judío (1ª Parte)

En esta entrega y la próxima daremos a conocer la conferencia del Vicepresidente Ejecutivo de B’nai B’rith Internacional, Dan Mariaschin, la que se realizó 10 de septiembre pasado durante la Policy Conference anual de dicha Organización en Washington DC.

A partir de hoy son dos meses los que faltan para que los estadounidenses voten en unas elecciones que decidirán si la Casa Blanca cambia de manos y si el Congreso permanecerá dividido. La comunidad judía tiene particular interés en estas elecciones, ya que muchas de nuestras prioridades de política pública - tanto internacionales como nacionales - penden de un hilo. Estos desafíos son a la vez numerosos y diversos, complejos y profundos. Ellos darán forma a la dirección de nuestra comunidad y el futuro de nuestro mundo en las próximas décadas.

Ninguno de estos problemas es más urgente que la amenaza planteada por la búsqueda incansable de Irán de adquirir armas nucleares. El dictador Mahmud Ahmadineyad ha negado públicamente el Holocausto, se comprometió a erradicar a Israel, apoya el terrorismo y suprimió los derechos humanos. En su último ataque verbal contra el Estado Judío el mes pasado, se refirió a Israel como "un insulto a la humanidad." La semana pasada, un periódico controlado por el estado iraní publicó un informe afirmando que el "régimen sionista", "propaga la homosexualidad, a fin de conseguir su objetivo de dominar el mundo. El mismo texto legitima la ejecución de homosexuales en Irán, ofreciendo a sus presuntos vínculos sionistas como justificación para la matanza.

Las ambiciones nucleares de Irán han sido bien documentadas por las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad, además el organismo de control nuclear de la ONU, la Agencia Internacional de Energía Atómica. La amenaza iraní es un escalofriante eco de los peligros planteados por la Alemania nazi en la década de 1930. La historia nos enseña que cuando un enemigo amenaza con destruir no podemos darnos el lujo de simplemente no creer o ignorar y esperar lo mejor.

Los esfuerzos internacionales para poner fin a las ambiciones nucleares de Irán a través de sanciones y de la diplomacia se hizo más complicada hace diez días, cuando el Movimiento de Países No Alineados (NOAL) de 120 naciones aprovechó la ocasión de una cumbre en Teherán para darle al anfitrión iraní una victoria diplomática importante. En lo que se conoce como la Declaración de Teherán, el NOAL decretó por unanimidad su apoyo al programa de energía nuclear de Irán y criticó el intento liderado por Estados Unidos para aislar y castigar a Irán con sanciones económicas. Esta fue la más fuerte expresión de apoyo para Irán en su enfrentamiento con Occidente por su programa nuclear, viniendo en medio de la mayor reunión internacional en Irán desde la revolución islámica de 1979.

El respaldo unánime de la Declaración de Teherán socava el argumento estadounidense de que Irán era un país aislado. El documento no sólo hace hincapié en el derecho de Irán a la energía nuclear supuestamente pacífica, también apoya el derecho del régimen iraní a la propiedad de un ciclo completo del combustible nuclear, lo que significa el enriquecimiento de uranio - un componente crucial en la fabricación de armas nucleares.

Mientras tanto, Irán aprovechó la ocasión de la cumbre del NOAL para firmar un acuerdo con Corea del Norte de cooperación en la ciencia y tecnología. En la firma del acuerdo, el líder supremo iraní; ayatolá Ali Jamenei, dijo: "La República Islámica de Irán y Corea del Norte tienen enemigos comunes, ya que las potencias arrogantes no aceptan estados independientes".

Otro asunto de gran preocupación es la penetración de Irán en América Latina - facilitada por el gobierno de Venezuela, con la aquiescencia de los gobiernos de Ecuador, Bolivia y Nicaragua. Desde hace muchos años, Irán ha estado expandiendo su influencia en la región a través de diversos medios, incluida la apertura de nuevas misiones diplomáticas, la expansión de las relaciones comerciales y la firma de diferentes tipos de acuerdos: financieros, industriales, energéticos y de cooperación militar.

Mediante el fortalecimiento de los lazos con América Latina, Irán está tratando de escapar de las sanciones internacionales, conseguir apoyo para su programa de proliferación nuclear, disminuir la relevancia de EE.UU. en la región, y crear una red terrorista capaz de atacar intereses estadounidenses, israelíes o judíos.

Esto último quedó demostrado la semana pasada cuando la radio israelí informó que Irán ha establecido una base de entrenamiento en el norte de Nicaragua, cerca de la frontera con Honduras, que es utilizado por Hezbollah. Aproximadamente 30 miembros de la organización terrorista residen dentro de la zona que ha sido cerrada por los lugareños. Los terroristas de Hezbolá supuestamente reciben todos sus suministros de Teherán. Las fuentes deducen que los “alumnos” se preparan para ataques de represalia contra objetivos estadounidenses e israelíes en caso de un ataque militar contra las instalaciones nucleares de Irán.

El régimen iraní ha declarado públicamente que cultivar relaciones más estrechas con los países latinoamericanos es una de sus prioridades de política exterior. Irán incluso ha puesto en marcha un canal de televisión en español llamado HispanTV. El medio, que es operado por la corporación pública de radiodifusión, empresa pública iraní, se utiliza como una máquina de propaganda para promover la ideología antiamericana y antisemita del régimen en toda la región.

Hugo Chávez es, sin duda, el principal promotor de las incursiones en América Latina de Irán. La potencial derrota de Chávez en las próximas elecciones presidenciales de Venezuela, así como su enfermedad actual, sin duda podría afectar las ambiciones de Irán de una manera significativa. Sin embargo, Irán ha construido una importante presencia en la región que no va a desaparecer. Y el régimen seguirá buscando agresivamente a los aliados adicionales, incluso después de que Chávez haya dejado la escena.

Los analistas han especulado con que Bolivia podría suministrar uranio a Irán para su programa nuclear, mientras que los iraníes parecen estar implicados en el funcionamiento de la escuela ALBA, bloque regional de defensa, que se encuentra a las afueras de la ciudad boliviana de Santa Cruz. El año pasado, el ministro de Defensa iraní, Ahmad Vahidi, quien es buscado por las autoridades judiciales argentinas y la Interpol por planear el atentado de 1994 contra el edificio de la AMIA, fue invitado a presidir la ceremonia de apertura de la escuela ALBA.

Los observadores también creen que los iraníes están utilizando no sólo a Venezuela, sino también el sistema bancario de Ecuador para mover el dinero libremente, en flagrante violación de las sanciones internacionales. Ecuador, por su parte, cuenta con yacimientos de uranio; así, podría convertirse en otra fuente de recursos estratégicos para el régimen iraní.

Irán tiene una historia de uso de sus embajadas para planear actividades terroristas. Algunas embajadas iraníes en la región son sospechosamente grandes, con contingentes de diplomáticos que no guardan proporción con el tamaño de los países de acogida y la magnitud de sus relaciones con Irán.

No hay suficiente conciencia entre los líderes de América Latina en cuanto a la necesidad de vigilar más de cerca las actividades de los iraníes en la región. Y el reciente ingreso de Venezuela al bloque comercial Mercosur sólo empeora estos inconvenientes ya que, a partir de ahora, será más fácil para los iraníes moverse por toda la región con papeles venezolanos. Lamentablemente, lo que le pasó a la AMIA hace 18 años podría volver a suceder hoy.

En la ONU, el repiqueteo constante de resoluciones anti-Israel y pro-palestinos tanto de la Asamblea General y el Consejo de Derechos Humanos continúa. También está el esfuerzo continuo de los palestinos para obtener la admisión a las agencias de la ONU en todo el mundo, eludiendo así el proceso de paz y justificando su negativa a negociar directamente con Israel. Mientras tanto, la Conferencia Mundial, irónicamente llamada contra el racismo y sus dos reuniones sucesoras bajo auspicios de la ONU, han demostrado que incluso una causa tan noble como la lucha contra el racismo y la discriminación pueden ser secuestradas por los países cuyo principal objetivo no es proteger las libertades y los derechos humanos de los que tienen poca consideración, sino que su propósito es difundir, en nombre de la ONU, el antisemitismo y el odio a Israel.

Aunque algunos ven en la estrategia de la Autoridad Palestina del unilateralismo en la ONU un nuevo sentido de empoderamiento positivo e iniciativa "no violenta", la realidad es muy diferente.

Al no asimilar la lección principal de las últimas seis y media décadas, que el progreso para los palestinos y para la región, sólo es posible a través de la participación directa, el compromiso y un total acuerdo con Israel - los palestinos de nuevo, no pierden la oportunidad de perder una oportunidad, para parafrasear al difunto Abba Eban.

Muchos en la comunidad internacional han llegado a repetir sin cesar el mantra de que los palestinos - y sólo los palestinos - deben ser fortalecidos y darles esperanza para sus aspiraciones políticas, a través de "gestos" por parte de Israel. Nadie dice, nadie habla de darles esperanza a los israelíes, o de fortalecer la base política interna de los líderes de Israel. Nadie dice, nadie habla de la necesidad de que las acciones de los palestinos no se deben a gestos de caridad, sino que deben llevar al cumplimiento de las obligaciones fundamentales comprometidas por la Autoridad Palestina desde el momento en que Israel permitió su creación hace 19 años.

Traducción de B’nai B’rith Chile.


 

 

Iglesia y Sinagoga: ¿son lo mismo?

por Ariel Meller R.

Hace unos días fui invitado a un matrimonio católico. La ceremonia religiosa se realizó en una hermosa iglesia del sector oriente de Santiago. La pareja que se casaba era muy creyente, por lo que en el interior del templo había varios sacerdotes rezando.

Yo llegué tarde al evento. Cuando ingresé a la iglesia me quedé escuchando parado a la entrada, mirando a todos los invitados que se encontraban de espaldas a mí. Había mucha gente, estaba repleto, en su mayoría católicos, supongo yo.

A lo lejos se veía el estrado con los novios y el cura. También se enseñaban una serie de esculturas de Jesús, de tamaño real. Eran bastante bonitas.

Yo miraba y escuchaba. Todo lo que ahí veía me parecía ajeno, extraño. A ratos la gente se arrodillaba, oraba o cantaba.

Yo intentaba no aburrirme de este mundo desconocido. A veces me parecía todo absurdo, puesto que yo no sólo soy judío, sino que además soy un judío ateo. Era como si la gente fuera extraterrestre. Me preguntaba por qué creen en lo que creen. ¿Cómo les nació esa inquietud?

Miraba la figura de Jesús y me decía: pero si él fue un hombre igual que cualquier ser humano. ¿Por qué tienen fe en él?

En ciertos instantes de curiosidad me daba ganas de imitar lo que la gente rezaba y decía. Incluso pude copiar algunos gestos o cantos. En mi interior me reía de lo divertido que era este nuevo idioma para mí.

De pronto me pregunté en qué se diferenciaba esta iglesia y estos católicos de cualquier sinagoga chilena y los judíos rezando. Me acordé que pronto vendría Iom Kipur y yo iría con mi familia a Casa Piedra.

Como yo soy rebelde y me lo cuestiono todo, por un momento pensé haber hecho un interesante descubrimiento. Me dije:

“¡Esta iglesia es similar a una sinagoga! Porque como yo no creo en Dios, entonces me da lo mismo estar en una iglesia o en una sinagoga. Total, de todas formas no comparto lo que el cura o el rabino comulgan”.

Obviamente, esta aseveración me dejó intranquilo. ¿Cómo podía ser que un judío pensara que una iglesia es idéntica a una sinagoga? ¿Se puede ser judío con esta reflexión?

Pero mi controversia encontró rápidamente una respuesta relativamente satisfactoria.

En la iglesia donde me encontraba yo, no conocía a nadie. No compartía casi nada en común con aquellos invitados. Esa gente tenía otra historia, otra cultura, rituales diferentes.

En cambio, cuando yo voy a una sinagoga conozco a muchas personas, nos saludamos, tenemos el mismo lenguaje, nuestros niños juegan con los demás. Pertenecemos a un mismo pueblo.

De esta forma concluí que sí se puede ser un judío ateo. No hay conflicto en ello. Pues el ser judío en Chile, va mucho más allá de si se es creyente o no. El ser judío en Chile es pertenecer a una enorme familia, en donde hay miles de hermanos. Algunos de ellos son religiosos, otros ateos, otros gays, otros budistas. Se puede ser judío comunista o judío hippie. Judío estafador o judío escritor. Da lo mismo el adjetivo. Al final todos somos judíos.

En consecuencia, da lo mismo si eres un judío religioso o un judío ateo: una iglesia siempre será diferente a una sinagoga.


 

 

 

¡Esto es mío! ¡Mio mío!

por Sven Bruchfeld

Todos los niños lo gritan en reiteradas oportunidades. Basta que un hermano se meta en el cajón de juguetes del otro para sacar uno de sus preciados tesoros e inmediatamente suena la alarma en forma de peleas o llantos. Se acerca la madre o el padre tratando de apaciguar las cosas. Lo primero que se hace es analizar el conflicto y luego muy probablemente se dirá algo del tipo “no le saques los juguetes a tu hermano” a uno de ellos, “tienes que aprender a compartir” al otro, o en caso de una situación menos clara algo del tipo “este juguete es de los dos”. Pasan los años y tras haber aprendido la lección estos ya adultos les enseñan la misma cosa a sus hijos y así generación tras generación. Cualquiera dirá que lo anterior es puro sentido común.

No me deja de llamar la atención, sin embargo, lo difícil que es aplicar esta aparentemente simple práctica a los conflictos territoriales. Jerusalem sin ir más lejos. Una ciudad completa disputada entre hermanos donde no existe figura paternal capaz de poner paños fríos. Un conflicto donde definitivamente el sentido común no ha sido protagonista. Pero entendamos una cosa. ¡Jerusalem es mía! ¡Mía mía! Aparece mencionada no se cuantas veces en el Tanaj y ninguna en el Corán. Aparte de eso yo llegué primero. Si no fuese que me expulsaron al menos dos veces hace 20 siglos, no habría duda que Jerusalem es totalmente mía.

Miro la ciudad a la distancia. Es temprano en la mañana y desde las mezquitas suenan los llamados al primero de los 5 rezos diarios. Por más que lo intento, no logro esquivar con mi vista la figura imponente de esa cúpula dorada a pocos metros de mi kotel. No hay ángulo desde el cual su presencia no se imponga. Ese es el lugar donde alguna vez estuvo mi Beit Hamikdash, mi templo. Pero ya no…

Pero yo soy más sabio que mi hermano y le digo: Hermano, no te preocupes. Este lugar es mío y yo te dejo ser. Yo no voy a destruir tu cúpula dorada para construir mi templo, aunque ese lugar es mío. Pero de todas formas Jerusalem es mía. Te invito. Pero mi hermano no quiere entender. Y le pregunto a mi hermano y me dice que ¡no! Que la ciudad es de el y que no le interesa mi invitación porque el invasor soy yo y no el.

Lo tengo que admitir finalmente. Ese lugar ya no es totalmente mío, sino ahora también de otro. Motivos sobran. Muchos de ellos tremendamente injustos según mi parecer. En mi fantasía infantil, me encantaría revertir la historia y sueño con que los romanos no hubiesen dejado a todo un pueblo sin la casa que los cobijaba. Pero eso no es real. Lo real es que hay dos pueblos peleando por lo que creen es suyo. Y no hay nadie que hasta el momento haya sabido ayudar a dirimir esa diferencia. El motivo para ello es muy simple de explicar: Ambos tienen la razón. Cada uno desde su punto de vista.

Jerusalem no aparecerá en el Corán y los musulmanes habrán llegado “sólo” hace 1.400 años, pero ellos creen que de ese mismo lugar donde estaba mi templo, subió al cielo su profeta Mahoma y si bien yo no creo nada de eso, no soy nadie para decir que eso es falso, tal como ellos no pueden decir que mi Torah esta equivocada tampoco. Lo único verdaderamente importante es resolver de una vez por todas el cómo convivir en paz. La discusión del “quién llegó primero” o los “tengo más derechos” o los del “cuánto más sagrados son mis lugares y no los tuyos” solo ayudan a exacerbar sentimientos nacionalistas que no aportan en nada.

Mi madre alemana decía que NUNCA caería el muro de Berlín… Martin Luther King tenía un sueño… Pues yo también tengo un sueño y la palabra NUNCA la borré de mi vocabulario hace tiempo. Walt Disney decía “Si no lo puedes soñar, no lo puedes hacer”. Sueño con un “lugar” de la paz con un “yeru-shalem” o Yerushalaim donde nos podamos mirar unos a otros. Donde cada uno de sus habitantes esté orgulloso de su vecino, sea este del origen que sea. Una ciudad donde sea irrelevante el quién la administre en un cierto período histórico. Una ciudad que no sea solamente judía sino una ciudad de paz. Luego imagino a un abuelo que con su brazo semi estirado y dedos separados deja caer su mano delante de el, diciendo en tono sarcástico “Jaloimes”… sueños en yidddish… pero sin sueños no hay futuro. Es poco probable que mis Jaloimes se hagan realidad mientras los misiles y las balas adornen el cielo, pero sigo creyendo que es posible y te invito a creer lo mismo. Compartir lo que creemos es nuestro es difícil. Es un acto generoso. Pero una generosidad que puede reportar grandes dividendos. Una generosidad que se logra al ponernos en los zapatos del otro. Un intercambio mutuo, un abrazo fraterno… en Yerushalaim… en Al Quds… da igual.

Shalom, Salam

 


 

 

¿Debemos Reescribir la Torah?

por Gregorio A. Jusid Froimovich

Para quienes descreemos de un dios hominizado que haya podido escribir o dictar el pentateuco y sus derivaciones, la presencia de Zev (Adolfo) Roitman, Director y curador del museo de los rollos del mar muerto, ha venido a confirmarnos, con la evidencia, que el texto que hoy conocemos como Torah no ha sido siempre el mismo, ni necesariamente un texto único, sino que incluso pueden haber coexistido distintas versiones del mismo.

Así, el judaísmo o cosmogonía del pueblo de Israel, no es sino una práctica de vida de inspiración divina, que plantea un ser humano con un sentido y misión en la existencia y una forma en qué alcanzarlos; todo ello hecho por el hombre en comunidad. Esta idea no es en absoluto incompartible con la teología que plantea que lo que oyó el pueblo de la revelación divina no fue más que la aleph del primer mandamiento.

Si esto fue así, todo lo escrito es obra humana y tal como como los sabios de la Mishná y de la Guemará entendían que hacían Torah, es decir enseñanza judía, al redactar sus respectivos legados eternos, y así como nuestro pueblo ha podido dialogar en a lo menos cuatro idiomas propios, el hebreo, el arameo, el idish y el sefaradí, guardando las distancias y las proporciones, si realmente queremos hacer de nuestro judaísmo una vivencia significativa, no sólo podemos, sino que debemos reinterpretar en este tiempo y lugar el sentido de ser judío.

Así nuestro esfuerzo por hacer comunidad, de acercar las mitzvot a las prácticas cotidianas, no es sino una forma de continuar con esta mirada de nuestro actos como la concreción de la trascendencia en cada instante, que no busca propósito utilitario alguno, sino que se complace en el amor a la vida y al prójimo: “Trascender como una onda en el agua que va de ninguna a ninguna parte y veremos extensiones dilatarse en tiempos impensados”. Esto aún con la duda de si realmente estamos cumpliendo con el propósito para el que fuimos creados, algo así como decir “De tu caricia perfecta veo a penas la mano”.

Por eso ahora, cuando estamos próximos a terminar otro año judío, que se cuenta quien sabe desde cuándo; en que debemos revisar nuestros actos y reparar nuestros errores o faltas: reitero el llamado a que sigamos construyendo enseñanza, Torah, sentido de vida judío en comunidad, que es la única forma en que nuestra cultura se puede recrear y así sigamos reescribiendo nuestras enseñanzas, como lo han hecho nuestros antepasados; que busquemos todas las formas de profundizar el conocimiento de nuestras tradiciones y vivirlas cada día en forma más plural e integrada; que las diversas comunidades no sean sino la manifestación en que cada cual contribuye a mantener vivas las chispas de la alegría de ser judío y hagamos de ellas centros de luz y calor que acojan a todos quienes desean preservar la existencia de nuestro pueblo ancestral en nuestro país querido, y, podamos seguir diciendo Am Israel Jai. Viva Chile!
 


 

 

Homeland, la acción. Hatufim, la emoción – Dos Series Hermanas

por Rafael Guiloff

La serie norteamericana “Homeland”, en español “Tierra Natal”, difundida recientemente en la TV, fue premiada como la mejor serie del año 2011. Su relato se desarrolla a partir del retorno a su hogar de un soldado de ese país – un “marine”, hasta ese momento considerado muerto pues ocho años antes había sido capturado, junto con un camarada, por un grupo terrorista islámico en Iraq y nunca más se había sabido de ellos. Es hallado, aparentemente, por accidente, encerrado en un calabozo subterráneo, tras una exitosa incursión de las tropas de los EEUU, a un campamento de los terroristas.

El marine rescatado es traído de vuelta a su país y a su familia. Lo llenan de honores pero también es intensamente interrogado, a fin de detectar posibles indicios de que sus captores le hubiesen “lavado el cerebro” y constituya un eventual peligro para la seguridad de los EEUU. La trama continúa, mostrando las dificultades de la readaptación familiar del ex prisionero, con hijos adolescentes que prácticamente no lo conocieron y la mujer instalada en una relación con su antiguo mejor amigo. Su interrogadora, agente de la CIA, duda de él pero también lo envuelve en una relación amorosa y así, la historia sigue su curso, arrastrando numerosos conflictos laterales, pero retornando siempre al tema central de la seguridad nacional de los EEUU.

Homeland cuenta con un reparto de excelentes actores y una trama compleja, muy bien urdida, que atrapa el interés del espectador en todo momento. No en vano ganó tres Globos de Oro, como mejor serie, mejor actriz y mejor actor de 2011, siendo candidata también a varios premios Emmy. Su segunda temporada está programada para estrenarse a fin de Septiembre.

Homeland se inspiró y reprodujo en su guion numerosos elementos de la serie israelí Hatufim – “Capturados”, difundida en 2009 en Israel, producida por Gideon Raff, también productor de Homeland. Al igual que Homeland, en Israel, Hatufim obtuvo premios como la mejor serie y el mejor actor. Hatufim, que sugirió el guion de Homeland, trata de tres soldados israelíes capturados por un grupo terrorista en el Líbano, en 1991 y mantenidos cautivos diecisiete años en Siria. En 2008, tras arduas negociaciones y duras concesiones por parte de Israel, incluyendo, como es habitual en esas polémicas transacciones, la liberación de numerosos terroristas presos en Israel, dos prisioneros vivos y un cadáver son retornados a Israel. Tal como ocurre en Homeland, en Hatufim tampoco se sabía nada de los cautivos por muchos años, habiéndoselos dados a todos por muertos.

Como Homeland, Hatufim es apasionante para el espectador pero de modo diferente. Sus énfasis y sus enfoques son distintos. Los contenidos de Hatufim se presentan más sinuosamente, de forma menos directa que en Homeland. Sus personajes se van retratando a si mismos con mayor sutileza, en sus emociones. Todos ellos, los ex cautivos, sus parejas, los hijos, el padre, el amigo, se miran en el espejo de sus vidas trastornadas por la inesperada liberación y reaparición en escena, tras toda una vida, tras diecisiete años. Hatufim pone la mirada sobre el drama sicológico que fluye entre los recovecos de sus personajes y sobre las aristas que los retornados encuentran en un Israel que no es el Israel de 1991, que es otro mundo, un mundo ajeno que dice acogerlos pero impone exigencias y sufrimientos que difícilmente logran sobrellevar.

En Homeland impera la acción, la tensión de la persecución y el cerco del enemigo, la sorpresa de los sucesivos hallazgos, un hilo conductor excitante que, a la vez, es el referente vital de los personajes quienes, de la misma manera que en Hatufim, están conmocionados por la reaparición de alguien que pensaban muerto y que vuelve con un algo muerto en su interior. Sin embargo, en Homeland no hay drama sicológico, hay problemas sicológicos que se resuelven abrasados por el frenesí de los acontecimientos, que van desencadenándose y extendiéndose, de acuerdo a la probada fórmula hollywoodense de la acción, por lo demás, muy bien lograda.

Hatufim se afirma también en engranar su relato con temas relevantes para Israel, especialmente, por supuesto, el de los prisioneros israelíes en manos del enemigo. Cuando Hatufim se estrenó, Gilad Shalit llevaba tres años cautivo de Hamas. A través de los ojos de sus personajes principales, los dos soldados que retornan, se observan los cambios experimentados por Israel y su gente en los últimos años. Cambios en la forma de vida, en la situación económica, en el compromiso con el ejército, institución central en la vida israelí, etc. En Israel se espera con entusiasmo la segunda temporada de Hatufim que, se dice, se estrenaría hacia fines de año.

Homeland y Hatufim, dos series muy atractivas y cautivantes. Afortunadamente, Hatufim está ahora disponible con subtítulos en Español. Recomiendo ambas, la intriga y la acción de Homeland, la intensa emoción que transmite Hatufim, particularmente para los que guardamos un lugar muy especial en nuestro corazón paraIsrael.
 


 

 

Israel y Chile: Hacia un Nuevo Milagro de Integración

por Eliel Hasson *

Cuando hablamos de la economía de Israel, hablamos de un milagro económico comparable con el de países tales como Singapur y Corea. En ese contexto, la pregunta natural que surge es cómo países con mercados internos tan pequeños y carentes de materias primas han conseguido niveles tan altos y consistentes de desarrollo. Y el caso de Israel resulta aún más llamativo, en tanto que alberga una población pluriétnica de inmigrantes y está incrustado en el corazón de una región hostil que le demanda ingentes gastos en seguridad y le priva de acceso a los mercados regionales.

Israel cuenta apenas con una población de 7.5 millones de habitantes que residen en un territorio menor de 21,000 KM2, vale decir más pequeño que el estado de New Jersey y unas 35 veces más pequeño que el territorio chileno. El producto nacional de Israel según cifras del 2010 fue del orden de $177 billones y el ingreso anual per cápita supera los $26,000, duplicando el PIB per cápita de Chile. Y si incorporamos en el análisis indicadores sociales tales como la salud y la educación, Israel se encuentra en el lugar 17 (1) en una tabla de más de 180 países del mundo de acuerdo a la más reciente versión del Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas (2) que ubica a Chile en la posición 44.

Por otra parte, es interesante advertir que Israel, al igual que Chile, es un país cuasi dependiente de su comercio exterior, pero a diferencia de éste que ha basado su estrategia de apertura comercial en la venta de materias primas y commodities, el Estado hebreo ha fundamentado dichas políticas en el impulso y desarrollo a la innovación y generación de nuevos conocimientos. De hecho, Israel es el país con mayor inversión en Investigación y Desarrollo (R&D) (3), segundo en términos de calidad de la educación y tercero en materia de emprendimiento (4). El país cuenta además con un altísimo nivel profesional académico y con el nivel de ingenieros per cápita más alto del mundo (5). Esta enorme fuente de talento conjuntamente con las políticas e incentivos proporcionados por el Estado hebreo, han atraído a la mayoría de empresas de tecnologías de información (IT) de renombre mundial a desarrollar centros de investigación y establecer plantas de producción en Israel. A modo de ejemplo, Intel Corp. eligió el talento israelí para desarrollar el cerebro procesador de las computadoras con las que revolucionan el mundo global, estableciendo sinergias virtuosas con el mundo académico local. De hecho, hace escasas semanas, Intel Corp. (6) - con el apoyo de la Universidad Hebrea de Jerusalem (http://www.huji.ac.il/huji/eng/)- lanzó un programa de investigación tecnológica que tiene por objeto “incorporar” las principales capacidades del cerebro humano en dispositivos electrónicos que “aprenderán” los principales hábitos de sus usuarios, facilitándoles la vida cotidiana (7).

El progreso de la ciencia y la tecnología en Israel, ciertamente no pasó inadvertido en términos del impacto en la estructura económica del país: hace escasos lustros, la economía israelí se concentraba en la producción agrícola, diamantes y, en menor medida, en la producción industrial liviana. En la actualidad, dicha participación sectorial ha variado de manera significativa: Agricultura: 3%, Diamantes: 25% e Industria: 72%. Las exportaciones de alta tecnología representan la tercera parte del total de las exportaciones israelíes y la industria de alta tecnología equivale a más del 50% del total de las exportaciones industriales del país, excluyendo el sector agrícola (8).

A diferencia de Chile, la medición de la pobreza que se utiliza en Israel es en términos relativos y no absolutos (9). En efecto, lo que se mide no es el poder adquisitivo, sino las diferencias en los niveles de ingreso de la población. En Israel una persona pobre es aquel miembro de familia cuyo ingreso per capita cae debajo de una línea que representa la mitad del ingreso mediano de la población. En tanto el salario medio se incremente quedando más gente debajo de la línea que ella traza, la pobreza será mayor. Más que un indicador relacionado a la capacidad de subsistencia, entonces, se trata de un indicador de la equidad en la distribución de los ingresos. De acuerdo con esta medición, Israel es menos pobre que los Estados Unidos e Irlanda.

En cuanto a las relaciones económicas bilaterales, es interesante destacar que la participación de Chile como mercado de destino en las exportaciones israelíes se ha incrementado en un 53% en el 2010, en comparación con el año anterior y representa alrededor del 0.2% del total. Las importaciones de productos chilenos al mercado israelí si bien representa tan sólo el 0.05% del total importado si bien dicha ratio se ha incrementado en un 119.5%, en relación al 2009, lo que habla de un mercado potencial de grandes oportunidades de negocios.

En ese contexto, sin lugar a dudas un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos países revitalizaría y diversificaría el comercio de bienes y servicios, así como las inversiones bilaterales de manera cuantitativa y cualitativa. Por de pronto, recientes estudios de factibilidad (10) sugieren que dicho acuerdo comercial permitiría la incorporación de casi 3000 nuevos productos en la canasta exportadora israelí, ello, a partir de la reducción de los costos operacionales asociados a la firma de dicho instrumento internacional. Por otra parte, las inversiones recíprocas entre ambos países se incrementarían de manera progresiva y sostenida, tomando en cuenta las garantías jurídicas que se acordarían en dicho marco, aunado a la reconocida estabilidad financiera y económica; normativa y ambientes no discriminatorios y transparentes; así como a los instrumentos de atracción a la inversión extranjera vigentes en ambos países. Lo anterior, conjuntamente con el diseño e implementación de programas de cooperación bilateral asociados al TLC, prioritariamente en materia de innovación, tecnología, turismo, agricultura, competitividad; etc. Al respecto, es interesante advertir que Israel cuenta con una vasta experiencia en materia de negociación e implementación de TLCs: Estados Unidos y la Unión Europea desde la década del ´80 y en el contexto regional, con México, MERCOSUR, y próximamente, Colombia .

Ben Gurión, líder y estadista israelí y uno de los principales mentores del Estado judío, dijo alguna vez: “los milagros existen, pero hay que ayudarlos a que ocurran”. Chile e Israel, referentes internacionales de milagros económicos, pueden ayudar a sus pueblos a generar un nuevo milagro que traspase los límites económicos y se extienda a una verdadera revolución de integración cultural y social que permita complementar dos historias de éxito que se cruzan, pero que lamentablemente aún no han logrado complementarse y alimentarse de las propias ventajas competitivas. Sin embargo, ese nuevo milagro está a la vuelta de la esquina. Sólo es cuestión de ayudar a que ocurra.

-----------------

Notas:

1.- El detalle por país en: Israel, http://bit.ly/LC0Gkp y Chile, http://bit.ly/aKw6ZB

2.- Informes sobre Desarrollo Humano: http://hdr.undp.org/es/

3.- Israel invierte el 4.5% de su Producto Bruto en R&D, seguido por Suecia y Finlandia con 4% y 3.5%,
respectivamente. En Israel, más de 8,000 personas por cada millón de habitantes trabajan en actividades relacionadas a R&D; en Europa, dicha masa laboral se estima en unos 4.500 empleados.

4.- Fuente: Institute of Management Development (www.imd.org)

5.- En años recientes, diversas publicaciones especializadas han situado a Tel Aviv entre las diez ciudades más influyentes del mundo en los ámbitos tecnológico y creativo respectivamente: http://bit.ly/18qjgv y http://bit.ly/rNJnHm

6.- La compañía abrió sus puertas en Haifa en el ano 1974 con 4 empleados. Hoy en día Intel es considerado como uno de los empleadores privados más grandes del país con 6,600 trabajadores que representan el 11% del total de la fuerza laboral empleada en la industria tecnológica en Israel.

7.- Chicago Tribune Business, 23.5.12: http://trib.in/JU3MpI

8.- Fuente: Bigio Financial Services; Tel Aviv 69013, Israel.

9.- En Chile, la medición de pobreza e indigencia se ha realizado utilizando el método de ingresos o indirecto. estableciendo un límite entre quiénes son pobres o indigentes y quiénes no lo son. El método de ingresos define estos límites, llamados “línea de pobreza” o “línea de indigencia”, en términos absolutos: un mínimo de satisfacción de necesidades básicas, en el caso de la pobreza, o alimentarias, en el caso de la indigencia.

10.- Fuente: Dirección Económica, MRREE. Chile (www.direcon.cl)


* Consultor e Investigador del National Law Center - Chile (www.natlaw.com) y
Director de RRII de la Universidad Hebrea de Jerusalem en Chile (http://www.uhjchile.cl/)
 


 

 


El homenaje que (no) será…

por Benjamín Benzaquen

En Múnich, los Juegos Olímpicos de 1972 no se suspendieron. Apenas un día de duelo recordó que 11 atletas israelíes habían sido asesinados por terroristas que enarbolaron la causa palestina para llevar a cabo su masacre. Cuarenta años después parece que tampoco los tendrán presentes los organizadores de los Juegos Olímpicos de Londres. Más allá de los pedidos de organismos judíos de derechos humanos de todo el mundo o representando a instituciones deportivas para la realización de un homenaje a aquellos 11 mártires, pocos se pronunciaron.

Tal vez hayan transportado a Londres 2012 la siniestra frase de un personero alemán que declaró en aquella ciudad germana “que no podemos suspender los Juegos por la presión que realizan las numerosas delegaciones árabes…”.

Hoy tal vez las presiones las escuchen de otros delegados, más asiáticos que árabes, pero de estados tan importantes o más en cuanto a la exportación de petróleo. Y sumado al recurrente mirar para otro lado de los europeos cuando de cuestiones relacionados con los judíos se trata, el plato estará lleno.

Probablemente no observemos a través de las señales de televisión que enviarán a diario horas y horas de transmisión de los magnos juegos actos relacionados con aquella tragedia que salpicó para siempre al deporte mundial. Tal vez ni siquiera escuchemos palabras alusivas de parte de organizadores, deportistas y enviados de la prensa mundial.

Sin embargo confío en la delegación del Estado de Israel. Espero que ellos, en plena competencia, les hagan recordar a los miles de participantes y millones de espectadores entre el público asistente y televidentes que seguirán las actividades, que 40 años atrás, 11 atletas fueron inmolados en unos Juegos Olímpicos que, paradójicamente, fue el escenario alemán en el que volvió a correr sangre judía, como lo dijera la ex primera ministra Golda Meir…

Tal vez, el más merecido recuerdo. El de los israelíes para sus hermanos de sangre…
 


 

 

En las patas de los caballos

por Sven Bruchfeld

Me encontraba en una sinagoga con mi talit sobre la cabeza y el sidur en mis manos durante la amidá. Era otoño y el tibio sol matinal entraba por uno de los ventanales como catalizador de esos movimientos rítmicos que ayudan a imprimir las emociones en el cuerpo. Al terminar el servicio se me acerca un amigo al que no veía hace tiempo. Me pregunta con actitud de sorpresa: “¿Estai religioso?” La verdad es que no supe que decir. “¿Qué es eso?”, le respondí como buen judío con una segunda pregunta.

ESTAR religioso. SER religioso. ¿Dónde termina lo uno y dónde empieza lo otro? ¿En qué parte del proceso, el estado temporal del ESTAR se transforma en el estado permanente del SER? ¿Se puede considerar religioso a quién asiste regularmente a la sinagoga una vez por año a escuchar el Shofar al final del servicio de Neilá en Yom Kipur? Más de alguien podría argumentar que sí. Bajo esa mirada, todos quienes profesan una religión y la practican de un modo u otro podrían ser considerados religiosos. Judíos en Jerusalem y en Santiago, Católicos en el Vaticano y en Beijing o bien budistas en Lasa o Vancouver.

No es necesario explicar, que dentro del variado espectro de religiosidad existente, hay personas más y otras menos religiosas. Dentro de la religión judía es importante cumplir la mayor cantidad de preceptos (mitzvot) posibles. Quién cumple mitzvot con sinceridad y devoción, es calificada por sus pares como una persona religiosa. “Frum” en Yidish. En ninguna parte está escrito cuantas mitzvot se deben cumplir como pasar a la categoría de “Frum”, sin embargo, el solo hecho de optar por querer avanzar en el camino de cumplir mitzvot, sea a la velocidad que sea y sea en la cantidad de preceptos que sea, es un acto tremendamente religioso.

Las personas religiosas deben entender, sin embargo, que por el solo hecho de creer en que un cierto camino es el correcto, se abre la posibilidad de que lo completamente opuesto sea también verdadero. El solo hecho de creer en un D’s creador, abre la posibilidad de que lo contrario sea posible. Aceptar este punto es un acto de humildad enorme, que por ningún motivo quita fuerza al hecho de creer en un ser supremo o en la entrega de la Torah. Muy por el contrario. Incluso el método científico funciona de esta forma. Está basado en probabilidades de que un cierto hecho ocurra bajo parámetros experimentales, sin embargo, por muchas veces que se obtenga el mismo resultado, lo completamente opuesto puede muy eventualmente ser la respuesta también.

Hay un grupo no menor de judíos, ya sea creyentes en D’s o no, que sienten que las mitzvot y parte de la ley judía (Halajah) no son del todo necesarias para la vida actual. Si bien muchos son miembros de alguna comunidad, la cual visitan con algún grado de regularidad o no, ellos hacen un aporte al pueblo judío y al mundo a partir de un sin número de otras posibilidades o instituciones, sean estas culturales, educacionales, científicas, políticas, sionistas, sociales o filantrópicas. Son personas que se sienten totalmente judías y que consideran que algunas tradiciones, ya sea, combinado o no con un cierto grado de religiosidad moderada, son suficientes como para mantener la vida judía dentro de sus familias o comunidades. Otros simplemente se sienten o saben judíos pero viven totalmente alejados de la comunidad, la religión o las tradiciones. Es lo que se podría denominar como judaísmo laico (“secular judaism” en inglés) y es una postura tan válida como la de quiénes se consideran religiosos.

Si bien la Halajah no es tan prioritaria en el día a día de este grupo es, sin embargo, importante el tratar de aprender lo que hay detrás de la ley judía. Abrir las mentes y no quedarse con respuestas superficiales o incompletas. Agregar conocimientos para poder opinar con más antecedentes. Preguntar a quién sabe más. Es importante tratar de entender el –porqué- y por sobre todo el -para qué- de las mitzvot o las leyes, el cual muchas veces no es práctico sino espiritual. Estudiar no significa estar automáticamente de acuerdo con lo que dicen los textos. Estudiar sólo significa aumentar el conocimiento y el entendimiento.

Ser religioso o no serlo. La definición es finalmente irrelevante. Lo que importa es mirar al lado. No estamos solos. Hay opiniones distintas, pero por sobre todo hay sentimientos diversos. Abramos nuestra mente y tratemos de entender lo que pasa cerca de nosotros. Lo que pasa alrededor nuestro. Tratar de ver las cosas con los ojos del otro. Aprender, caminar. De eso se trata la vida. Laicos, Frum, todos y uno solo a la vez. Un pueblo, una roca.

 


 

 

 

¿Cómo es la educación escolar y universitaria de los judíos chilenos?

por Ariel Meller Rosenblut

Académico de la U. de Chile, U. Santa María, U. Andrés Bello, U. A. Ibáñez y U. Alberto Hurtado


El domingo pasado me encontré con un conocido en el Estadio Israelita de Santiago. Nuestras hijas son compañeras de curso en 2° básico del Instituto Hebreo. Al saludarnos me preguntó: “¿qué promedio de notas sacó tu hija en el 1er semestre?”. Yo quedé sorprendido con la pregunta y le respondí con la verdad: “No tengo idea qué promedio sacó. Qué absurdo que te preocupís de eso”.

Más tarde me quedó dando vueltas la pregunta que me habían hecho. ¿Tiene sentido evaluar con escala de 1 a 7, a una niña de sólo 7 años de edad? ¿La música y el dibujo deben calificarse con cifras? ¿Nos estaremos volviendo locos?

Cuando yo estudié en el Instituto Hebreo jamás existieron las notas en básica. Recuerdo que hasta 5° básico sólo había los “MB, B y S”. En aquella época, ninguna madre llevaba a sus hijos al psicólogo. Cuando yo estudiaba en el Hebreo, ninguno de los niños tomábamos medicamentos, ni tampoco teníamos Tablet, ni Smartphone, ni Wii. Cuando yo era niño, la sala era como estar en un zoológico, era muy entretenido. En contraste, la situación hoy es dramática: extrañamente todos los niños presentan serios problemas neurológicos y de aprendizaje. Nos dicen que la disciplina es un valor fundamental. Muchos son reforzados con clases particulares en sus casas, y varios pasan largas jornadas de estudio en la escuela. ¡Y APENAS tienen 7 años de edad! ¿Qué nos sucede? ¿Estaremos los judíos de Chile involucionando?

Hace algunos meses atrás el Director del Instituto Hebreo, Sergio Herskovits, envió emails felicitando a toda la comunidad por el éxito obtenido en la PSU 2011. El colegio mejoró en el ranking “ATP”, entre el año 2009 y 2011: pasó del lugar 80 al 40. Además, el puntaje promedio PSU se incrementó de 655 a 670 entre esos años. (Cabe recordar que en los años 2003 y 2004 el colegio también se ubicaba entre los 40 primeros).

En el caso del Maimónides, el resultado fue sorprendente: obtuvo la primera posición entre todos los establecimientos chilenos. Un gran orgullo.

Estas noticias parecieran ser alentadoras, sin embargo, hay ciertos elementos que llaman la atención. ¿Para qué sirve obtener un alto puntaje PSU? La respuesta más lógica es: “para ingresar a una buena universidad chilena”. Veamos a qué universidades ingresan los judíos chilenos el año 2012, en orden de importancia (La Tercera, 22/01/2012):

1. Colegio Maimónides: 3 alumnos entran a la U. Adolfo Ibáñez (UAI); 3 a la U. de Chile; 2 a la PUC; y 1 a la U. del Desarrollo (UDD).

2. Colegio Instituto Hebreo: PUC (27%); U. de Chile (18%); UDD (16%); UAI (14%); U. de los Andes (3%); y 22% a otras partes.

En este contexto, el centro de estudios de opinión MORI publicó hace 6 meses el "Barómetro de la Educación Superior" (La Segunda, 15/11/2011). Esta investigación muestra la percepción de 1.200 jóvenes de 3° y 4° medio, desde Arica a Punta Arenas. Los resultados son categóricos: el 91% de los estudiantes de colegios particulares escogieron a la U. de Chile en el primer lugar. El 2° lugar correspondió a la PUC (con el 87% de las preferencias). Luego la USACH (37%); U. Santa María (22%); UAI (17%); y la U. de Concepción (16%). Que conste que esta opinión pertenece a los colegios pagados.

Lo increíble de estas cifras es lo siguiente: da casi lo mismo el puntaje PSU que obtengan los judíos chilenos. Cada año postulan con mayor frecuencia a universidades menos selectivas y de menor jerarquía que las 2 instituciones más prestigiosas del país. Hoy los judíos están optando por las universidades ubicadas en la “Cota 1.000”: no les preocupa el nivel de los profesores ni de los alumnos. No les importa la pluralidad ni la investigación. No les incomoda que los dueños de esas Ues sean incondicionales al régimen del ex dictador Pinochet. Hoy los judíos están prefiriendo el lucro. (La excepción la constituye Noam Titelman, Presidente de la FEUC).

¿Por qué sucede eso? No lo sé. Aunque puedo dar algunas pistas: los invito a pasearse por el interior del Instituto Hebreo. Yo lo hago a diario y siempre me topo con las mismas 2 gigantografías: me refiero a un gran aviso de la U. Adolfo Ibáñez (UAI) en la cancha de fútbol y a otro cartel de la U. del Desarrollo (UDD) en el gimnasio.

¿Dónde está la publicidad y el incentivo a estudiar en las mejores universidades de Chile? ¡No existen! Por ejemplo, la U. de Chile, la PUC, la Usach, la U. Santa María, la U. de Concepción, la U. Austral, la U. de Talca, la U. de Valparaíso. No se ve ningún anuncio.

Me imagino que la respuesta del Colegio será que la UAI y la UDD “pagaron” por el marketing, mientras que las demás Ues no. ¿Será suficiente con esa respuesta? ¿Acaso la educación es un bien de consumo? ¿Qué nos va quedando que no sea comerciable en la vida judía?

Vale la pena recordar que el actual Presidente del Vaad Hajinuj, Alejandro Fosk, y el anterior Presidente, Andrés Guiloff, ambos se educaron en el colegio Grange. También ambos estudiaron Ingeniería Civil en la PUC, en una época en donde la gran mayoría de los judíos preferíamos estudiar esa carrera en la U. de Chile. Lamentablemente hoy en día algunos valoran más la disciplina, la autoridad, el mercado, la productividad, la rigidez y el status. Confunden la educación de los niños con una empresa pesquera o de cerdos.

Yo al menos, tengo lindos recuerdos de cuando Abraham Magendzo era el Director del Colegio. Ojalá este tipo de personajes se pudieran incorporar con mayor fuerza al Vaad Hajinuj: nos faltan intelectuales, judíos de tomo y lomo, educadores, profesores, deportistas, soñadores, religiosos, y liberales.


 

 

Tres Semanas para la Reflexión

por Gregorio A Jusid Froimovich

Este Shabat será 17 de Tamuz, fecha, en que recordamos diversas tragedias del pueblo judío. Este es un día de ayuno (por caer este año en Shabat se posterga al día siguiente), en el que está prohibido comer o beber desde el amanecer hasta la salida de las estrellas comienza un periodo de tres semanas que culmina el 9 de Av, fecha terrible en que se conmemora la caída del templo y la dispersión del pueblo judío.

Ante todo día de reflexión, de lo contrario sería un ayuno sin sentido, como dijera el Profeta Isaías: ´´¿Para qué ayunamos, si Tú nos ves? Pues en el día de vuestro ayuno continuáis vuestros negocios y trabajos… He aquí que ayunáis para reñir y discutir, y hacer la maldad. No ayunéis, si queréis que vuestra voz sea oída en lo alto. No es éste el ayuno que Yo he escogido para liberaros de la maldad, sino para compartir tu pan con el hambriento, y para que traigas a los pobres que rechazaste de tu casa, y vistas al desnudo. Entonces brillará tu luz como la mañana y brotará rápidamente el remedio a tu mal, y se apartará tu injusticia delante de tí y la gloria del Eterno será tu retaguardia. Y te guiará el Eterno continuamente y satisfará tu alma en tiempos de sequía… Y tus descendientes reedificarán los lugares antiguos que fueron desolados´´. (Yeshayahu 58:3-12).

El 17 de Tamuz, 1313 antes de la era común (AEC) Moisés, al encontrarse con el pueblo adorando al becerro de oro destruyó las tablas de la ley que D’s le entregó en Ar Sinai.

¿En qué condición nos encontraría Moisés hoy, haciendo comunidad y amando a nuestro prójimo o adorando con egoísmo nuestros becerros de oro?

El 17 de Tamuz, 423 AEC El servicio del Primer Templo fue interrumpido, tres semanas antes de que fuera destruido por los babilonios. El 9 de este mes Nabucodonosor logró destruir las murallas, pero llegó al Templo hasta el 7 de Av. El 13 de Tamuz, se acabaron los últimos corderos para sacrificios, pero se consiguieron más animales hasta el 17 de Tamuz.

Nosotros ¿en qué medida nos esforzamos por continuar, contra la adversidad, cultivando nuestras tradiciones y profundizando nuestras raíces? ¿Fortalecemos las comunidades? Nuestros actuales templos, o simplemente las criticamos desde afuera porque no son lo que queremos, sin hacer algo porque cumplan con nuestros anhelos.

El 17 de Tamuz, del 69 de la era común (EC) Se abrió una brecha en las murallas de la sitiada ciudad de Jerusalén., El general romano Apostomus quemó una Torá y se colocó un ídolo en el Santo Templo.

Según cuenta Josefus Flavius: ´´Luego de las desgracias ocurridas, en las que fallecieron aproximadamente 10.000 judíos, bandidos de los alrededores de Bet-Horón, atacaron a uno de los siervos del César y, en represalia, Apóstemus tomó ante los ojos de los habitantes de la zona un Séfer Torá, lo desquebrajó y lo tiró al fuego´´.

Me pregunto si nuestros templos galúticos - las instituciones que tanto sacrificio ha costado mantener - son servidos con el respeto que se merecen;si quienes las dirigen se motivan en hacer vívidos nuestras costumbres ancestrales, si aquellos que sentimos pertenencia al pueblo de Israel hacemos el sacrifico de aportar a ellas, aunque sea con nuestra presencia y activismo. ¿Honramos los esfuerzos de nuestros antepasados? o ciegos ante las novedades tecnológicas, ante nuestros pequeños o grandes becerros de oro miramos sólo hacia el futuro, sin aceptar que es nuestra tradición lo que nos identifica, que en torno a nuestro luaj podemos recrear el mundo y hacerlo mejor.
Se aproximan tres semanas para la reflexión, para indagar la forma en qué podemos seguir aportando para rescatar y hacer vívidas nuestras tradiciones; cómo hacemos en torno a nuestro luaj yehudí una convocatoria plural y cotidiana. Tal vez cuando llegue el próximo 9 de Av tengamos una respuesta, una pequeña luz que borre la gran oscuridad del olvido.


 

 

Recordando a mi amiga


Homenaje a la QH Anita Veghazi (z''l)

por QH Isabel Simonsohn

Ayer en la mañana supe de la muerte de nuestra querida Ana Steiner, para mí, Anita Veghazi, esposa del Rabino Doctor Esteban Veghazi (Z.L).

Conocí a Anita en los años 80, fue el complemento perfecto para Esteban, ella silenciosamente traducía y escribía los textos que el rabino le dictaba, buscaba información y la manera más correcta del uso del idioma castellano.

Al fallecimiento de su marido, Anita empezó a darle forma al sueño que había tenido su esposo; fue una trabajadora inagotable y se propuso continuar la obra y abrir espacios.

Muchas veces fui testigo en primera persona de cómo ella llegaba a las embajadas con los libros de su marido bajo el brazo, los cuales permitía abrir puertas y formar la red de contactos que sólo ella, con su simpatía y enorme capacidad, pudo hacer como ningún otro.

Ella posesionó a B’nai B’rith en los círculos intelectuales, políticos y diplomáticos de nuestro país.

Continuó con el Séder Interconfesional que se realiza cada año en nuestra sede preocupándose personalmente de cada uno de sus invitados para que se llevaran el mensaje de unión y fraternidad por el cual tanto trabajó.

Anita tenía la capacidad de pedir audiencia a los rectores de universidades y todos siempre la atendieron con dilecta amabilidad, lo mismo hizo con el Clero, se reunía con los Obispos y los Cardenales conocieron de su infatigable obra por hacer llegar el mensaje de paz y unidad entre judíos y católicos, lo mismo que siguió haciendo luego con los hermanos protestantes y evangélicos que se refleja hoy en la “Confraternidad Judeo Cristiana”.

Los Shabatot en casa de los Veghazi nos dejaba tema para toda la semana. Lo más granado de la intelectualidad criolla, periodistas, médicos, profesores, militares, diplomáticos y gente común pasamos por su casa y disfrutamos de las veladas más increíbles, que muchas veces sólo fue el goce de escuchar. Ella con su amplia sonrisa y sutileza ponía el tema y los comensales la conversación, el debate, las discrepancias y finalmente los acuerdos.

Tomados de las manos con los más diferentes credos nos dimos la paz, pero una Paz con mayúsculas, porque nos mirábamos, nos reconocíamos en los ojos de los otros.

De esto era capaz Ana, con su sencillez, con la enorme facilidad que tuvo para conversar en diferentes idiomas y lo feliz que era cuando podía hablar en su lengua natal. Su Hungría querida, con los mejores y los peores recuerdos de su patria.

Su orgullo eran sus hijos y nietos a los que amaba profundamente. Para ellos nuestro más cariñoso afecto.

Chile les abrió la puerta, los chilenos su corazón. Los que tuvimos la suerte de conocerla lamentamos su partida y bendecimos la posibilidad de llamarnos amigos.

(Publicado originalmente el 8 de junio en el informativo semanal de B’nai B’rith Chile)


 

 

Desafíos en América Latina y cómo nos enfrentamos a ellos

Junta de Gobernadores ---- Washington, DC, abril 2012
 

por Dr. Eduardo Kohn
Vicepresidente Ejecutivo de B’nai B’rith Latino América

Queridos Hermanos y Hermanas:

El antisemitismo, la enseñanza de la Shoah, lar educación y la continuidad judía y el diálogo intereligioso son hoy grandes desafíos para las comunidades judías y B'nai B'rith, en particular, en América Latina.

Por un lado, el crecimiento del antisemitismo en América Latina a través de la política del Gobierno de Venezuela, ha contaminado toda la región con odio y gran virulencia contra nuestras comunidades e Israel.

En segundo lugar, el trabajo político y educativo tiene que ser desarrollado sin vacilar por B'nai B'rith para hacer frente a las amenazas y superar los desafíos.

En tercer lugar, sin una B’nai B’rith fuerte y una continuidad judía, el desafío de las amenazas se convierte en un signo de interrogación para el futuro.

AMENAZAS Y REALIDADES

1. El mes pasado, una delegación israelí liderada por el Viceministro de Relaciones Exteriores, Danny Ayalon, fue a Buenos Aires para conmemorar los 20 años del atentado a la Embajada de Israel, una masacre realizada por iraníes con el apoyo de aliados locales. Dos años después, o sea hace 18 años, los iraníes y sus aliados, una vez más, atentaron contra el edificio de la AMIA en Buenos Aires donde la masacre fue aún mayor.

Dos décadas después nadie ha comparecido ante la justicia por cualquiera de los dos crímenes y es fácil sentir que esto nunca va a suceder.
Dos décadas después los iraníes están distribuidos en toda América Latina, como veremos en pocos segundos.

Y, dos décadas después la Interpol ha requerido a los funcionarios iraníes sospechosos de ser autores materiales del atentado a la AMIA, pero la respuesta de Irán ha sido el rechazo a dicha solicitud y, además, está el nombramiento de Mohammad Vahidi, uno de los presuntos autores, como Ministro de Defensa.

Los gobiernos de Argentina, en la última década han reabierto el caso de la AMIA y han tratado de seguir adelante. Han denunciado a los iraníes ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, pero la sensación es que caminamos por una calle sin salida.

2. ¿Por qué es tan importante para nosotros comenzar este comentario sobre el antisemitismo en América Latina haciendo una nota sobre los dos atentados que tuvieron lugar hace dos décadas?

Debido a la gran amenaza y el peligro real de que el antisemitismo en la actualidad en América Latina está liderado desde Venezuela, junto con una alianza muy fuerte hecha por Chávez con el presidente iraní Ahmadinejad.


Venezuela ha sido el primer país latinoamericano en romper relaciones con Israel tras la guerra del Líbano de 2006. Luego, Bolivia siguió sus pasos.

Las sinagogas han sido objeto de vandalismo en Venezuela, la escuela judía ha sido acosada, varios judíos han sido amenazados y por último, pero no menos importante, el candidato de la oposición para la Presidencia, Capriles Radonski, ha sido demonizado por sus antepasados judíos (es católico) y al mismo tiempo el antisemitismo ha recrudecido.

Radonski ha sido insultado como "nazi sionista", y la B'nai B'rith ha sido "acusada" como un fuerte apoyo a Capriles de "una logia masónica sionista". La ecuación de sionismo igual racismo realizada por la Unión Soviética en los años 70 en la ONU y derrotada años más tarde, ha nacido de nuevo en Venezuela, liderada por el Gobierno.

Venezuela es el líder de esta infamia antisemita y de odio contra Israel. Sus aliados, Cuba, Nicaragua, Bolivia y Ecuador han seguido a Chávez en su conexión iraní y en su hostilidad contra Israel.

El presidente Chávez es el aliado más cercano del presidente de Irán en la región y ha firmado un plan estratégico a 10 años incluyendo un acuerdo de entrenamiento militar.

El primer Vice Ministro de Israel, Moshe Yaalon, dijo abierta y claramente en nuestra última Conferencia Política en diciembre pasado en Montevideo que Venezuela es un paraíso para el entrenamiento de Hezbollah.

3. Hay otros incidentes antisemitas en la región que han sido muy graves y BBI y las comunidades judías han reaccionado vigorosamente.

Por ejemplo en Chile, donde un joven judío fue golpeado, un joven gay fue masacrado hasta la muerte y su cuerpo pintado con esvásticas, B’nai B’rith y la comunidad judía han reaccionado de inmediato solicitando la acción y una legislación anti discriminación.

La gran diferencia entre el antisemitismo en Venezuela vis a vis otros países es que en Chile, o si es necesario en Brasil, Argentina, etc., el gobierno responde, los gobiernos están contra el racismo.

En Venezuela, el antisemitismo proviene del Gobierno, desde sus sitios web, sus radios, sus programas de televisión.


DESAFIOS

1. Educar a las personas, los líderes políticos, funcionarios, medios de comunicación, los sindicatos, es un gran desafío. Ya tenemos algunos medios importantes de la región: leyes contra la discriminación en Argentina, Brasil, Uruguay, Colombia, México, pero se sigue luchando por una en un país muy democrático como es Chile; la enseñanza de la Shoah en la educación pública y los medios de comunicación en casi todos los países; enfrentar y luchar contra el antisemitismo a través de la educación en todos los niveles en una época donde el antisemitismo está por desgracia vivo.

2. Desde 2005, cuando el Día Internacional para honrar a las víctimas del Holocausto fue establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas, B'nai B'rith, en algunos lugares por sí mismo y en muchos otros junto con toda la comunidad judía, ha recorrido un largo camino educando y explicando. Hoy en día casi 20 países de América Latina celebran eventos muy importantes todos los 27 de enero y en varios países hay más de un evento.

El Presidente Lula de Brasil y después la presidenta Dilma Rousseff, han liderado la conmemoración. Pero en Brasil también hay eventos en Sao Paulo, Porto Alegre, Río de Janeiro y otras ciudades.
Eventos en Argentina y Chile son dirigidos por los ministros de Asuntos Exteriores y de Educación.
En Perú, Paraguay, Uruguay, México, Costa Rica, Panamá, Guatemala el evento es acogido por sus Congresos.
El 27 de enero se ha convertido en una conmemoración nacional: Estado y Congreso están involucrados.

3. Otro desafío importante es la aprobación definitiva de la Convención Interamericana contra la Discriminación, el Racismo y la Xenofobia de la OEA.

BBI ha dicho en repetidas ocasiones en los foros de la OEA: Creemos que una referencia específica a la lucha contra el antisemitismo debe ser incluida en el cuerpo del texto. Una referencia general a "la intolerancia religiosa" no expone con suficiente fuerza la naturaleza peligrosa del antisemitismo, que va en aumento, ya que hay, por desgracia, otras formas de discriminación y racismo. El antisemitismo es una enfermedad social contra la cual todos debemos luchar para vencerla en todas sus formas.
La Convención Interamericana contra la Discriminación ha tardado demasiado tiempo: ocho años hasta ahora. BBI está luchando por su aprobación junto con otras organizaciones no gubernamentales. Es una herramienta que necesitamos.

4. B’nai B´rith conmemora la Noche de los Cristales Rotos en casi todos los países de América Latina como un paso de la educación judía y lo hacemos en eventos públicos con presencia de los gobiernos y los oradores principales son escuchados por cientos de personas no judías en Buenos Aires, Montevideo, San Pablo, Santiago, Lima, Quito, Asunción, y otros. Nuestro objetivo es llegar a la sociedad en su conjunto, y tenemos éxito.

Por lo tanto, para resumir, nuestra agenda sobre las amenazas y desafíos es muy clara:

--- Irán ha llevado el terror a la región hace 20 años y la Justicia ante los dos ataques terroristas no ha servido.

--- Irán tiene hoy aliados estratégicos en la región y la mayoría de ellos son una amenaza para todos los países vecinos.

--- Venezuela se ha convertido en el refugio de Irán en la región y desde ahí el peligro iraní se ha extendido hacia América Central en Cuba y Nicaragua y en América del Sur, en Bolivia y Ecuador. (Bolivia alojó al ministro de Defensa de Irán, Mohamed Vahidi hace unos meses. Vahidi es uno de los autores del atentado a la AMIA en Argentina y abandonó Bolivia 48 horas después de una débil protesta de la Argentina y después de haber firmado acuerdos con el Gobierno boliviano)

--- Venezuela, apoyado por Irán, ha extendido la virulencia y el odio contra Israel y el pueblo judío.

--- No estamos en silencio ni tranquilos, estamos luchando por nuestros derechos, hablamos en los países donde estamos y en las reuniones internacionales a las cuales asistimos. Estamos plenamente conscientes de que no siempre somos escuchados, porque Venezuela y Chávez en particular, tienen de hecho fuertes vínculos con funcionarios de varios gobiernos que quieren reducir al mínimo nuestra voz y no quieren ver la amenaza iraní.

EL FUTURO CERCANO

¿Dónde está ahora B’nai B’rith en Latino América y que nos espera en el futuro cercano?
A. La continuidad es un tema clave no sólo para B’nai B’rith, sino para todas las comunidades judías. Nosotros ofrecemos una oportunidad única de voluntariado para las necesidades al interior o fuera de la comunidad judía y estar en la vanguardia de la lucha contra el antisemitismo.
Ofrecemos Seminarios de liderazgo como lo hicimos en Quito (2008), Guatemala (2009), Costa Rica (2010) y Perú (2011).
Hemos sido capaces de hacer nuestra Conferencia Política de 2011, con más de 300 participantes en Montevideo en diciembre 2011 y fuimos capaces de traer conferencistas como el Vice Primer Ministro de Israel, Moshe Yaalon, el ex presidente de Chile Eduardo Frei, la Enviada Especial del Departamento Estado de EE.UU. para el monitoreo del antisemitismo, Hannah Rosenthal, el ex embajador argentino en la ONU Emilio Cárdenas, el científico israelí y educador profesor Danny Brom y tantos otros.

B. B’nai B’rith reúne a cientos de judíos y católicos en Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay cada año para celebrar Pesaj como una de las varias actividades que se desarrollan en una región muy católica. Esta actividad interconfesional, que acaba de celebrarse hace 2 semanas, es uno de los programas interreligiosos desarrollados durante el año.

C. Desarrollamos grandes programas de acción comunitaria. La más conocida es la entrega de los medicamentos sobre todo en Argentina y también en Paraguay, Uruguay, Perú, Venezuela, Cuba, a través de un programa conjunto que comenzó hace 10 años entre BBI, la Fundación Brother’s Brother y las B’nai B’rith locales. BB Argentina ha tenido un éxito maravilloso con este programa: en 10 años casi 80 millones de dólares en medicamentos han sido donados en todo el país, y no sólo las medicinas, también sillas de ruedas y otros suministros.
Hay otros programas que prestan servicios a gran parte de la sociedad en México, Uruguay, Costa Rica, Panamá, Brasil, Chile, etc., y todos ellos ayudan a BB para llegar a la gente, para que se entienda que somos una ONG de trabajo para la sociedad.

D. Estamos enfrentando tiempos perturbadores en América Latina. Todos los días debemos aprender a hacer frente a la nueva ola de antisemitismo liderada por Venezuela y todas sus consecuencias.
BB nunca deja de luchar. Por ejemplo, no estamos de acuerdo con las políticas del actual gobierno uruguayo y de Irán, que van más allá de los negocios y que no es consecuente con la violación de los derechos humanos en Irán.
BB ha hecho mucha acción política en toda la sociedad, los medios de comunicación, líderes políticos, partidos políticos. Hemos hablado y nuestras demandas han sido respaldadas por varios partidos políticos. Esto es posible en democracia, por supuesto. No es posible en Venezuela o en Cuba.
Pero estos son los desafíos que tenemos: ser capaz de superar las amenazas y allí, BB estará a la vanguardia.

E. Debo subrayar que desarrollamos una gran agenda y es mucho más lo que hacemos, pero no tengo tiempo para explicar. Tenemos en América Latina personal de BBI muy dedicado como Adriana Camisar, quien se encuentra en Washington, y hasta el mes pasado Ram Tapia fue nuestro distinguido asesor durante muchos años.
También deben recordar que cada Distrito tiene su staff, los Directores Ejecutivos y Asistentes. Entre todos nos coordinamos a diario para poder hacer que nuestros programas sean más fuertes y nuestro frente más exitoso.

F. No podemos y no debemos cansarnos de explicar a las naciones de América Latina la necesidad de luchar contra el antisemitismo, con leyes propias; explicar acerca de Israel y sus derechos; explicar que sus registros de votación en las Naciones Unidas es sobre todo embarazoso, y el voto registrado en el Consejo de Derechos Humanos, es vergonzoso.
Por otra parte, en algunos países algunos políticos no pueden escuchar, algunos puede que no quieran escuchar, pero todavía tenemos una gran cantidad de personas-funcionarios, medios de comunicación, líderes políticos, quienes sí nos escuchan.
Hace quince días, cuando asistí en representación de BBI a la Cumbre de las Américas en Cartagena, Colombia, nos relacionamos durante 3 días con nuestros colegas de la Sociedad Civil de toda la región y hemos encontrado en varias de esas enormes redes de organizaciones no gubernamentales, entendimiento y apoyo a nuestras preocupaciones
Pero también estuvimos con dignatarios que nos escucharon, incluso en el desacuerdo como el Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Antonio Patriota. Esto es muy importante porque Brasil es la mayor potencia de la región y tiene la mente abierta para nosotros, aunque tengamos desacuerdos en la forma de cómo vemos a Venezuela o frente a la cuestión iraní.
América Latina se une ante los ojos de muchos observadores, pero la verdad del asunto es que América Latina está profundamente dividida política y económicamente y tenemos que entender cómo vivir y trabajar con esta realidad.

G. Vamos a continuar con el desarrollo de iniciativas educativas dirigidas a los líderes de América Latina y a los ciudadanos y con nuestra participación en la política con los gobiernos y la sociedad civil. Ese es el plan de acción de BBLA

H. Tenemos desafíos y deberes: Hacer frente a los gobiernos antisemitas y sus agentes en todas partes y, al mismo tiempo, encontrar a los que nos pueden escuchar y entender. Nuestro deber principal es la defensa de nuestras comunidades judías y derrotar el odio a Israel y al Pueblo Judío.


 

 

Ser judío en provincia

por Sven Bruchfeld

Escribo estas líneas, sentado cómodamente en mi nueva casa ubicada en la comuna de Lo Barnechea. Recién llegamos, junto a mi familia, desde la ciudad de Curicó donde vivimos los últimos 11 años. Antes de eso y cuando la vida se pintaba de color aventura, pasamos un par de años viajando por el mundo. Íbamos de la mano. Otras veces no. Pero siempre de a dos. Luego se sumaron los niños…

Vivimos actualmente a máximo 15 minutos caminando de 4 sinagogas y a pasos del Instituto Hebreo. Un poco más allá está el Colegio Maimónides. ¿No alcancé a hacer jalá? ¡No importa! Voy rapidito al Kosher Market o al supermercado de la esquina y compro dos. ¿Perdón? ¿Dijo hacer jalá? ¿Con levadura y harina de verdad?

¿Qué significa eso de “provincia”? Mis amigos aquí en Santiago me dicen “¡Pucha que sacrificado! ¿Y los niños?” Bueno, los niños recibían el Shabat como todas las familias judías del mundo. Alrededor de una mesa y comentando la parashá de la semana. Una o dos veces por mes iban a su movimiento juvenil Tikvah en Santiago y majané no se lo pierden. Sueñan con convertirse en madrijim. También celebraban Pesaj. Cada uno de ellos preguntó al menos una vez “ma nishtaná” y luego le tocó a la hermana menor el año siguiente. En Curicó también se esconde el aficomán y siempre al menos un miembro de las tres familias judías de la ciudad, construía una sucá, donde, al igual que en Lo Barnechea nos congelábamos de frío y nos terminábamos tomando el tecito adentro.

Si bien nunca logramos encender una janukiá en el colegio de los niños, algunos amigos curicanos nos acompañaban en el encendido de una que otra vela en casa, con lo cual al menos hicimos de la festividad algo un poco más público.

Las cadenas de supermercados en Curicó venden exactamente los mismos productos Kasher americanos o chilenos que hay en el resto del país. Incluso se podía comprar matzá. La carne simplemente la comprábamos en Santiago, guardándola en el congelador. Hasta el momento, más de alguien podrá decir “Chuta, estos gallos son más observantes allá en Curicó, que mi familia aquí en Santiago”. Pero es diferente…

Dónde hay dos judíos hay una comunidad. Una familia es comunidad. “Shoin” dirá más de uno. Pero no es suficiente. Se puede ser judío cuando hay pocos, pero es mejor cuando somos más. Cuando estamos juntos. Cuando nos cuidamos y cuando nos importamos unos a otros. Cruzar miradas en la calle y desearnos Shabat Shalom. Rezar en minián… Dicen que la shejiná se posa sobre el minián cuando sus miembros rezan. Sentirlo. Estar ahí bajo esa jupá invisible. Ser parte de ello, sentirse acogido y al mismo tiempo acoger. Y los sedarim de Pesaj seguirán siendo los mismos y el frío durante Sucot no cambiará, pero de alguna forma será distinto.

Ser judío en provincia no es más difícil que ser judío en Santiago, ni ser judío en Santiago más difícil que ser judío en Brooklyn. Lo verdaderamente difícil es ser judío sin suficientes judíos alrededor. No somos más de 20 mil en Chile. No somos más de 20 millones en el mundo. Simplemente no nos podemos dar el lujo de estar solos. Vivir en comunidad es probablemente una de esas tantas mitzvot no oficiales, que junto a las otras 613 nos permitieron llegar a ser lo que somos hoy. En Santiago de Chile y en Temuco. En Kaiserslautern, Worms, Mannheim y Frankfurt. En Singapur. En Narbonne y Strasbourg. En Sydney y el east end de Londres. En Palm Beach Florida y en Davis, California. En todas las otras provincias del mundo y por supuesto, en San José de la Buena Vista de Curicó.
 


 

 

¿Shavuot o Shvuot?

por Gregorio A Jusid Froimovich

El 6 de Siván (27 de mayo en el calendario gregoriano) celebramos la segunda de las fiestas de peregrinaje, esta junto a Pesaj y Sucot constituyen los Shalosh Regalim, tres fiestas en que los Bnei Israel subían al templo a entregar sus ofrendas. Habrán pasado las siete semanas desde el segundo Seder, en que cortamos el omer de cebada y comenzamos nuestro vagar hacia Canaán, tiempo en que dejamos de ser esclavos, pero no teníamos tierra ni ley; para llegar al Har Sinaí(Jag Matan Torateinu) donde prometemos cumplir la ley de Dios y éste promete elegirnos como pueblo y no abandonarnos jamás. Pasamos de la liberación física a nuestra autodeterminación nacional. De modo que sí, SHAVUOT (semanas) pero también SHVUOT (promesas).

Shavuot, la gran fiesta que se aproxima se llama también Jag ha-Bikurim (la Fiesta de las Primicias). He aquí una hermosa novedad: Todas las tnuot, esto es, la actividad judía de educación no formal más relevante de nuestra kehilá, acaban de realizar un seminario conjunto de madrijim en Picarquín, al que asistió el futuro rabino recientemente llegado a la comunidad masortí de Santiago. Hine ma tov umanaim, Shevet ajim gam iajad (Mirad cuan bueno y delicioso es habitar los hermanos juntos). ¿Debemos entender esto como una maravillosa coincidencia, que evoca la época del templo, en que los jóvenes se hacían promesas de amor eterno? o ¿Debemos entender que es parte de Jag Hakatsir?(Fiesta de la Cosecha), es decir, el contexto en que esto se daba, ya que lo que se ha hecho es recoger el fruto del discurso unitario que se repite en todas las instancias comunitarias. Unidad dentro de la diversidad pero unidad para formar colectividad en la que todos debemos comprometernos (shvuot).

¿Cómo se llama esta fiesta? Shavuot? ¿Cuál es el nombre de nuestro pueblo? Judío, Hebreo, Israelita. ¿A qué Tnuá o comunidad pertenezco? Todo esto no puede tener menos importancia: Lo relevante es cumplir en la mayor medida posible las Mitzvot, Shvuot, a saber: No trabajar durante el Jag; pasar toda la primera noche estudiando la Torá en sentido amplio, esto es tanto la Ley Judía, como sus costumbres y todo aquello que nos lleve a una vida mejor y luego rezar en la madrugada; consumir alimentos lácteos al menos una vez y, finalmente, leer el libro de Ruth.

Sobre esto la lectura de la Meguilat Ruth creo relevante destacar que se trata de Ruth, la moabita, la descendente de Moab el hijo que tuvo Lot con la mayor de sus hijas, quien lo emborrachó para intimar con él. La historia de Ruth, nacida en un pueblo cuyos miembros no pueden ser aceptados en la congregación de Israel, es lectura obligada de la fiesta en que se conmemora la entrega de la Torah. Este es el tiempo, la historia, el luaj: Shavuot.

¿Que hizo Ruth para merecer este privilegio? Fácil. Le dijo a Naomi, su suegra pobre y viuda como ella, quien partía de regreso a una tierra en la que le estaba prohibido habitar: “Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios. Dónde tu mueras, yo moriré”. Pero hizo más que esto, no se fue a morir, sino que llegó a Judea durante la cosecha de la cebada y se fue a trabajar. Así fue respetada y acogida por Boaz para convertirse en una verdadera matriarca, nada menos que la bisabuela del Rey David .Aquí esta Hashem, La Torah, el compromiso, la ley: Shvuot.

Atséret (Conclusión). Otro nombre del Jag que vincula la cosecha de la cebada en Pesaj con la cosecha del trigo y las primicias y la recepción de nuestra ley eterna. Qué nos quiere decir la Torah con todo esto, con todos estos nombres y contradicciones. Para mí es claro. En el judaísmo no hay pureza de sangre ni relatos únicos o mejores, sino un reto colectivo marcado por un porfiado luaj, que nos invita a recrear año tras año, con las denominaciones que prefiramos, esta tarea maravillosa de hacer un mundo mejor, de amar a nuestros próximos y hacer justicia, Tzedaká.

Queridos hermanos, con toda esta reflexión se me despertó el apetito. Me dieron ganas de comer unos blintzes, pero también se me despertó el afán espiritual, ganas de oír las Azharot (poesía sobre los 613 mandamientos de la Tora) y espero encontrarlos en algún minián, trasnochando para aprender a ser mejores judíos juntos, disfrutando de alimento espiritual y material que nos ha sido dado en este tiempo y espacio, aquí y ahora. Pero también con tengo el deseo de realizar con mi comunidad judía chilena el sentido profundo de la fiesta y que nos comprometamos además a festejar con nuestras primicias, con parte de nuestra cosecha llevada a nuestra Jerusalem imaginaria, a nuestro Kotel espiritual: Les pido que nos esforcemos por reunir una cantidad significativa de alimentos no perecibles para entregar a Reshet y contribuir con ello a paliar la necesidad de tantos de nuestros hermanos. ¿Shavuot o Shvuot? Las dos y mucho más.
 


 

 

¿Qué piensan los judíos chilenos?

por Ariel Meller R.
Académico de Investigación de Mercados
Universidades con y sin fines de lucro.

Esta es una pregunta que me he realizado muchas veces y generalmente llego a la conclusión de que los judíos chilenos somos bastante “huasos” con respecto a los judíos de otras naciones.

Sería interesante implementar anualmente algún sondeo que permitiera analizar las ideas de todos los judíos chilenos en distintos aspectos, tales como: la religión, Israel, los palestinos, la política chilena, la asimilación, etc.

Mi percepción, por lo que suelo leer en algunas revistas judías, y por lo que observo en las principales instituciones comunitarias, es que somos bastante “derechistas” en materia política – económica; y muy “superficiales” en lo intelectual y en lo espiritual.

Veamos qué sucede donde hay más judíos en el mundo: Israel y EE.UU.

Hace algunos días atrás se publicó una encuesta en el medio israelí The Jerusalem Post sobre la opinión de los israelíes respecto al Presidente Barack Obama. Los resultados mostraron que los israelíes estaban bastante divididos: alrededor de 1/3 dijo que la administración del Presidente de EE.UU. era pro israelí; otro 1/3 indicó que era pro palestino; y el resto 1/3 señaló que Obama era neutral.
Mirando la elección presidencial de EE.UU. del 2012, se acaba de publicar una encuesta del AJC (American Jewish Committee) de los judíos norteamericanos. Este es un estudio muy serio y respetable. En ella, Obama obtendría un 61% de los votos judíos en una competencia contra Mitt Romney, el presunto candidato republicano (quien obtendría el 28% de las preferencias judías).

Además, un 20% de los encuestados se identifica como republicano, el 51% como demócrata, y un 26% como independiente.

Con respecto al programa nuclear de Irán, éste sigue siendo una preocupación para los judíos norteamericanos. En efecto, al 90% le preocupa la perspectiva de que Irán obtenga armas nucleares, y al 10% no le preocupa. Por otro lado, si fracasan la diplomacia y las sanciones, un 64% apoyaría (y un 34% se opondría) una acción militar de EE.UU. contra Irán; mientras que un 75% apoyaría (y un 25% se opondría) una acción militar israelí.

En una serie de preguntas sobre las relaciones entre los judíos norteamericanos e Israel, la encuesta halló que una mayoría de judíos estadounidenses (59%) nunca visitaron Israel, un 19% lo visitó una vez, y un 21% en dos o más ocasiones.

Hubo una pregunta que me llamó bastante la atención: “Dejando afuera las ocasiones especiales como el matrimonio y los Bar Mitzvahs, ¿con qué frecuencia Ud. asiste a la Sinagoga?”. Un 25% indicó que asiste 1 ó más veces al mes; un 30% asiste un par de veces al año; mientras que un 31% nunca visita la Sinagoga.

Un 8% de los judíos de EE.UU. se define como ortodoxo; un 26% es conservador; un 34% dice ser reformista; y un 26% dice ser “sólo judío”.

Finalmente, ante la pregunta: “¿Cuán importante en tu vida es ser judío?”. Un 60% indicó “Muy importante o importante”; mientras que un 32% indicó que “no era tan importante”.

En definitiva, estas cifras confirman que la comunidad judía norteamericana es bastante transversal, pluralista y con opiniones sólidas sobre los asuntos que enfrenta EE.UU. Lo mismo podría afirmarse sobre los israelíes.

Sin embargo, me pregunto ¿cómo pensamos los judíos chilenos?

Por lo que uno ve en los dirigentes chilenos, da la sensación que existe poco espacio para pensar diferente de aquellos que ostentan el poder en los establecimientos judíos. Contamos con una muestra muy poco representativa como para extrapolar al resto de los judíos chilenos. En consecuencia, me tendré que quedar con la duda sobre cómo pensamos realmente los judíos chilenos.


 

 

Desde la bóveda

Datei:Bnai brith certificate.jpg
Historia de la Logia de B’nai B’rith en Berlín

por Cheryl Kempler B’nai B’rith Magazine

La Gran Logia de B’nai Brith en Berlín, Distrito 8, fue establecida en el año 1882. Cerca del año 1930 funcionaban once logias en la ciudad europea más moderna y sofisticada. Tres mil mujeres se habían incorporado como auxiliares de la logia y su función principal consistía en el cuidado de madres solteras y de sus bebés.

Las oficinas palaciegas de la Gran Logia Kleisse Strasse, fueron decoradas con esculturas y murales, y gozaba de salas adaptadas para reuniones, un salón de eventos y un conservatorio. La Academia Judío Alemana, seminario rabínico establecido por las logias, dictaba sus clases en la biblioteca. La membresía iba dirigida a una selecta élite compuesta por hombres de negocios, abogados y médicos, cuyo tiempo libre destinaban a escribir sobre historia judía o a ejecutar música de cámara. Desde sus comienzos, los directores de la logia incluían los nombres de académicos, novelistas, productores de cine y otros, catalogados como gente intelectual de la ciudad.

Estos hombres donaron dinero para muchas causas e inauguraron escuelas y jardines infantiles, lo cual significaba un tremendo avance para la educación moderna. Además, otorgaron fondos a fundaciones educativas y de salud, publicaron libros escolares y periódicos, establecieron un hospital y una academia de enfermería, y manejaban agencias de empleo. Los Tonybee Halls, fuente especial de orgullo, conformaban centros culturales donde los berlineses podían disfrutar de charlas y conciertos mensuales.

Durante la Primera Guerra Mundial, los miembros de la logia de Berlín recibieron medallas por actos heroicos realizados en el campo de batalla. Aquellos que permanecieron en sus casas, brindaron su apoyo a un hospital de 120 camas y una cocina pública que alimentaba diariamente a 450 personas. El tren – hospital de la Gran Logia, donde doctores y enfermeras graduados en la Academia atendían a soldados heridos, fue distinguido por el gobierno. Después de la guerra, la pobreza se extendió por todas partes y los hermanos de la logia utilizaron sus ahorros personales para ayudar a los suyos.

La participación en la logia aumentó después de 1933 mientras las leyes anti-judías de Hitler aislaron a la comunidad y pusieron en peligro una mayor necesidad filantrópica. Los programas Toynbee Hall continuaron funcionando vigilados por la policía berlinesa. El presidente del distrito Leo Baeck, renombrado teólogo, se negó al cierre de las logias. Sin embargo, éstas debieron forzosamente cerrarse en abril de 1937. El rabino Baeck continuó impartiendo las necesidades seculares de los judíos de Berlín hasta su arresto y encarcelamiento en el campo de concentración de Theresiendstadt. En 1945, luego de la liberación, se estableció en Inglaterra y en 1955 retomó su cargo de director de B’nai Brith Europa.

Traducción B’nai B’rith Chile
 


 

 

Israel 1948 – Ni Milagros ni Regalos

por Rafael Guiloff

Israel cumple 64 años de existencia como estado soberano. En 1948, cuando se declaró su independencia, muchos vieron este hecho como un verdadero milagro, digna coronación del también, visto como milagro, de la supervivencia del judaísmo y de su pueblo, tras dos mil años de persecuciones, masacres y dispersión por el mundo, años en los que fueron desapareciendo los imperios y naciones que, desde la antigüedad, sojuzgaron y sometieron a los judíos.

De igual manera, fue considerada milagrosa la avasalladora victoria militar de la naciente nación judía sobre la mayoría de los ejércitos árabes, que invadieron a Palestina, con el propósito de impedir el establecimiento del Estado de Israel y expulsar a los habitantes judíos.

La independencia de Israel no fue un hecho espontáneo, fue el resultado de propuestas, esfuerzos y decisiones conducidos por las fuertes voluntades y la perseverancia de los que lideraron al judaísmo desde fines del siglo XIX y luego a Israel, en el siglo XX. Probablemente el hecho más influyente para obtener un Estado Judío, en la tierra ancestral, fue el movimiento Sionista, el que dio el espacio y la organización para conjugar los afanes en pro de generar un nacionalismo judío y de difundir sus ideas por el mundo.

Sin duda, el horror de la Shoa y sus millones de víctimas judías, fue un importante catalizador de la opinión pública mundial, que inclinó la balanza a favor del voto de Naciones Unidas por la partición de Palestina, en un estado judío y un estado árabe, voto que sentó las condiciones legales para la existencia de Israel. No obstante, la larga historia de anti judaísmo en Europa y las Américas y el nacionalismo árabe, respaldado por la riqueza petrolera de la región, que confrontaron la aspiración sionista, estuvieron muy cerca de derrotar la moción por la partición, la cual ganó estrechamente.

Tras la declaración de la independencia, en 1948 y la invasión árabe, Israel debió luchar por su supervivencia con recursos humanos y armamento muy inferiores a los de sus enemigos pero la victoria judía no fue un milagro, sino la consecuencia de lo adquirido por los judíos en la Palestina británica, en las décadas anteriores, las cuales estuvieron marcadas por las revueltas árabes contra los británicos, provocadas por la creciente inmigración judía y por los movimientos independentistas y nacionalistas árabes. Las autoridades coloniales actuaron con suma dureza frente a estas revueltas: incrementaron su dotación militar, impusieron penas extremadamente severas para castigar a los sublevados y en acuerdo con los dirigentes judíos, quienes tomaron partido franco por los británicos, armaron y entrenaron contingentes judíos de autodefensa, los que operaron conjuntamente con los ingleses contra los rebeldes árabes. La policía del Mandato británico llegó a estar mayoritariamente integrada por judíos.

Las décadas de 1920 y 1930 también vieron un creciente flujo de inmigrantes judíos, trabajadores calificados que aportaron mano de obra y recursos, conjuntamente con las inversiones y la ayuda financiera de las elites judías de la Diáspora, que impulsaron un crecimiento económico sustancial de la economía judía en Palestina. Se establecieron numerosas fábricas de diversos productos, se fue mecanizando la agricultura, se ejecutaron importantes obras de infraestuctura que mejoraron la integración y comunicación de las ciudades y asentamientos judíos, a través del territorio. Por esos años se instalaron hospitales, universidades, museos, teatro y orquestas nacionales. De esta manera, sin existir aún un Estado Judío, a fines de la década de 1930, la población judía de Palestina contaba con los elementos económicos, sociales y culturales de una nación, a la par de una bien organizada y bien liderada fuerza armada de autodefensa.

Estos desarrollos cambiaron la cara de Palestina, pasando de ser un territorio mayoritariamente agrícola, poblado por un campesinado árabe no propietario, muy pobre, a ser una región en vías de industrialización, con una dinámica economía y una cultura judía propia, establecida sobre redes comunitarias sólidas y organizadas lo cual, colateralmente, benefició a la población árabe. En lo político – social, las entidades administrativas judías, especialmente la Agencia Judía, fueron fortalecidas en su rol dirigente por este desarrollo y también porque la pequeña elite árabe fue abandonando Palestina, trasladándose a Damasco, Beirut y El Cairo, huyendo de la inestabilidad y los peligros que para ella significaban las revueltas nacionalistas árabes, las cuales enfrentaban no solamente a los británicos y a los judíos sino también a sus correligionarios más pudientes y poderosos, así como a las comunidades árabes cristianas.

Es posible decir que en los años 20 y 30 del 1900, los judíos, en la práctica, constituyeron un estado en forma en Palestina, dotado de la mayoría de los elementos materiales e intangibles que un estado posee, incluyendo un cuasi ejército. Uno de los elementos esenciales en esta construcción del estado previo al Estado, fue la generalización del uso del idioma hebreo, el idioma ancestral del pueblo judío, que sería ahora el idioma oficial de Israel, gracias al esfuerzo de Eleazar Ben Yehuda (Ben B’rith), que dio el impulso, generó las adaptaciones necesarias y sustentó el uso del hebreo en Palestina.

Los años más duros de las revueltas árabes fueron de 1936 a 1939. Gracias a la rigurosidad de la represión británica y a la colaboración de los contingentes judíos, en 1939, antes que comenzara la II Guerra Mundial, estas revueltas habían sido aplastadas. Durante los seis años que duró el conflicto mundial, Palestina permaneció en relativa paz, la cual se quebró en cuanto dicha guerra terminó. En ese momento, las fuerzas militarizadas judías habían adquirido mejor organización y experiencia en combate, gracias a la creación de la Brigada Judía que, que combatió junto a los ingleses en Europa y en Siria.

Lo ocurrido en los 1920 y los 1930, que resultó en que los judíos de Palestina contaran con una estructurada base económica, política, social y militar, fue un factor determinante en el triunfo sobre los ejércitos árabes que invadieron Palestina en 1948, asegurando la existencia de Israel como Estado Judío independiente. La instalación de Israel no fue un milagro, nadie se la regaló a los judíos, fue fruto de ideas bien concebidas, de propósitos claros y de la construcción de una plataforma material, organizacional y espiritual que, aunada a la voluntad de vencer, lograron para el Pueblo Judío el ansiado retorno a Sion, como nación soberana.

 


 

 

¿Porqué esta noche es distinta a todas las demás noches?

Discurso de Dn. Sergio Bitrán en el Seder Interreligioso de B'nai B'rith

Estas palabras son las que el niño menor de la casa pronuncia desde hace miles de años para iniciar el relato del éxodo de Egipto. - del mismo modo - al igual que hace casi treinta años - aquí en nuestra casa de B’nai Brith, se reúnen amigos y hermanos de diversas tendencias políticas y religiosas, para celebrar en conjunto, - un año más, la fiesta de las fiestas, - la fiesta de la libertad, - la fiesta de Pesaj.

El relato de la salida de Egipto en que como pueblo judío celebramos la recuperación de nuestra libertad hace más de 3.300 años, - tiene un significado muy profundo y poderoso para nosotros, - como comunidad y como individuos, - y nos da la oportunidad de dedicar al menos una vez al año un tiempo de reflexión - al hecho de ser personas libres, - con los derechos - y deberes que la misma libertad nos confiere.

Miles de años atrás un pueblo esclavizado - rompe las cadenas que lo subyugan.

El camino posterior al éxodo es arduo, - son 40 años de penurias, sufrimientos y momentos de duda - en los que la fe y la esperanza son puestos a prueba. - es un camino difícil donde cada día, - cada año, - año tras año, -durante 4 décadas, y solo una meta: - la tierra prometida.

Hace menos de un año el papa Benedicto XVI recibió en la sala de los papas del palacio apostólico a una delegación de B’nai B’rith internacional encabezada por su presidente mundial. - en la ocasión junto con agradecer y reconocer el trabajo que hemos desarrollado históricamente en pos del diálogo - entre los distintos credos - recordó nuestro deber compartido de combatir la pobreza, - la injusticia, - la discriminación - y la negación de los derechos humanos universales.

El pueblo judío salió de Egipto hacia la tierra prometida, - y es en Israel donde todo judío encuentra sus raíces.

Hace veintiún siglos, - Israel cayó bajo el yugo romano y nuestro pueblo fue obligado a la dispersión a través del mundo - y nuestros antepasados condenados a vivir como minorías en países - donde por el solo hecho de tener creencias religiosas o costumbres diferentes a los de la mayoría - se convirtieron en ciudadanos de segunda clase, - y una vez mas, - como antes - en Egipto, privados del derecho a la libertad.

El holocausto, - la shoah, - ocurrido tan solo 70 años atrás, - marcó el punto mas bajo al que haya caído el ser humano, - y no fue mas que la culminación de un largo proceso de intolerancia y judeofobia - generalmente aceptado o visto con indiferencia, - un odio muchas veces instigado por las autoridades de muchos países, - un ancestral odio que solo raras veces fue combatido por la sociedad.

Entonces, - cuando ya el respeto por la libertad y el derecho de todo ser humano a la diversidad se pierde, - comprobamos que la condición de humano también ha perdido todo sentido.

Para nuestro pueblo - la aspiración de un mundo mejor donde se respete el derecho a convivir en una sociedad pluralista - democrática, - donde ser minoría no sea sinónimo de rechazo, - donde la libertad se asuma en plenitud, - es una bandera de lucha que nunca podrá ser abandonada.

Mencionar en esta oportunidad el holocausto no es antojadizo - ya que quienes tenemos el privilegio de vivir en un país como chile, - nuestro chile - en el que podemos ejercer nuestra apreciada libertad, - tenemos la opción de no callar frente a ataques virulentos recibidos por miembros de nuestra comunidad - que ocupando cargos públicos - ya sea en el senado o desde el poder ejecutivo - han debido soportar un trato ofensivo en su condición de judíos.

Tampoco podemos callar - ante la violencia neonazi que en nuestras calles busca cobardemente entre sus víctimas al otro, - al distinto - al diferente.

por lo mismo y ya en un plano general - no podemos callar ante los ataques de ciertos gobernantes - que llaman a la destrucción del estado de Israel - como es el caso del presidente de irán, - quien expresa públicamente su negación al holocausto.

Mas cerca de nuestro país - en nuestro continente, -también nos encontramos, ante la indolencia de todos, - con demostraciones de un presidente quien promueve y apoya lamentables hechos en contra de la comunidad judía, - y se une a Irán desconociendo el dolor y la muerte de nuestro pueblo en el holocausto.

Tampoco podemos callar - como también en nuestro continente este mandatario - “que fomenta el odio” - es recibido como amigo en países como Venezuela, Bolivia, Ecuador y ahora lo será por Brasil y Perú

El terrorismo y la violencia, - formas de expresión física de la judeofobia no ha desaparecido, - no nos engañemos, solo espera el momento y el lugar adecuado para sembrar la destrucción. - no queremos ver otra amia, - y hoy hago un llamado no solo a permanecer alertas y vigilantes - sino a ser proactivos para defender a nuestra sociedad de quienes solo llaman al odio. –

No podemos ser pasivos ante los atropellos de aquellos que desprecian el valor de la vida - ni podemos ser indiferentes al que hace un culto de la violencia, - al que llama a matar en nombre de dios - y ve en el hombre un medio y no un fin, - al que valora la muerte por sobre la vida.

Mis amigos, - no nos equivoquemos, - ese desconocimiento del horror que afecto a varios millones de seres humanos - es intolerable en este mundo mejor - que todos pretendemos construir, - un mundo donde las enseñanzas del pasado no queden simplemente en el olvido - para volver a ser cometidas una y otra vez.

Les pido no callar - y no permitir que Irán avance en su programa nuclear.

Hace pocos semanas el líder religioso de irán, ayatola Jamenei dijo: “el primer paso es la completa destrucción de Israel, - usando nuestros cohetes. La distancia es solo 2.600 kilómetros - así que lo podemos hacer en minutos. -Israel debe ser aniquilado porque ha derramado sangre musulmana. - no hay lugar para judíos en el medio oriente. - debemos escoger los lugares en israel donde hay más concentración de judíos, - tales como Tel Aviv, - Jerusalén y Haifa”.

No nos olvidemos que Israel es también tierra santa - la excusa es aniquilar a los judíos - sin embargo la amenaza no es sólo para los judíos - ella por razones obvias - incluye la desaparición de la historia del cristianismo

Esperemos que la predicción del ex presidente español - José María Aznar falle desde su hipótesis: “si cae Israel caemos todos”.

Mis amigos, el enemigo de la paz no es la guerra, - es la indiferencia, - el enemigo del bien no es el mal, - es la indiferencia.

¿porque esta noche es diferente a las demás noches?

Porque en esta noche de Pesaj - este grupo de amigos y hermanos - nos unimos y ofrecemos un canto a la vida, -a la cordura, - a la fraternidad, - a la tolerancia, - al fin de toda esclavitud, - a la elevación del ser humano - y a la paz.

Hago un llamado, - a todos y cada uno de Uds. - a jamás ser indiferentes - ni mudos testigos - ni del dolor del otro, - ni de las violaciones de los derechos de los otros, - ni del sufrimiento de los otros, - porque si algo hemos aprendido del pasado - es que mañana podríamos ser nosotros - esos otros - y no olvidemos que hoy sí existen esos otros

Una vez mas, - gracias por compartir con nosotros nuestra comida pascual.


 

 

B´Nai B´rith en la Cumbre de las Américas de Cartagena De Indias

 Ariel Seidler del Congreso Judío Latinoamericano, Eduardo Kohn, Vicepresidente Ejecutivo de B'nai B'rith Latino América y el Ministro de Relaciones Exteriores del Brasil Antonio Patriota

En la VI Cumbre de las Américas que tuvo lugar en Cartagena de Indias, Colombia, B´nai B´rith participó del Foro de Actores Sociales que trabajó durante tres días, haciendo especial hincapié en cómo mejorar las inaceptables tasas de pobreza e inequidad de la región, así como la necesidad de enfrentar seriamente la inseguridad ciudadana y la discriminación.

El Director de B´nai B´rith Internacional para América Latina Eduardo Kohn fue el representante de la Organización en el evento. Mantuvo reuniones con varias organizaciones no gubernamentales, así como encuentros no formales con autoridades de varios países, entre ellos los Ministros de Relaciones Exteriores de Argentina, Héctor Timerman; de Brasil, Antonio Patriota y de Uruguay, Luis Almagro.

250 representantes de 200 ONGs de 25 países asistieron a la Cumbre, así como numerosas organizaciones de la minoría indígena; organizaciones de trabajadores y de jóvenes. Asimismo se realizó un Foro empresarial, y finalmente la reunión presidencial que culminó sin un documento final de consenso.

“El antisemitismo y otras formas de racismo y discriminación están aumentando en varios países de la región. Al interactuar con otros miembros de la sociedad civil en esta Cumbre, pudimos dejar en claro lo esencial de una legislación anti discriminatoria como herramienta esencial para todos” dijo el Presidente de B’nai B’rith Internacional Allan J. Jacobs. “Seguiremos trabajando con la Sociedad Civil para poder peticionar fuertemente ante los gobiernos en referencia al combate contra la discriminación”

La seguridad ciudadana fue un tema central de los varios que B´nai B´rith trabajó con sus contrapartes de la Sociedad Civil en plenarios, talleres y conferencias que tuvieron lugar durante setenta y dos horas. El tráfico de drogas, la venta ilícita de armas, son algunos de los graves problemas que enfrenta con dificultades mayúsculas toda la región.

“A pesar de que América Latina vive en un contexto de gran crecimiento económico , hay millones aún en medio de condiciones de pobreza, lo cual genera inequidad e inseguridad” dijo el Vice Presidente Ejecutivo Mundial de B’nai B’rith Internacional Daniel S. Mariaschin. “Los problemas económicos generan inestabilidad lo cual a su vez produce violencia, racismo, discriminación”

B’nai B’rith Internacional ha estado presente en Cartagena y en las Cumbres de Monterrey 2004, Mar del Plata 2005,y Trinidad y Tobago 2009.
 


 

 

La Libertad y el Luaj

por Gregorio A Jusid Froimovich

Paso a cumplir la mitzvá de Pesaj.  Hablaré sobre la libertad.

Para mí, la libertad tiene sólo algo que ver con la cinemática.  Antes del movimiento está la voluntad, esa de recrear sin límites, pero que tiene base.  Hay cierto orden sobre el que ejerce el hecho histórico de la libertad, porque ella supone un sujeto que la enarbola.

Un acto de de libertad lo es de rebeldía, de libre desplazamiento fuera de lo establecido, con vocación de infinito se provoca un hecho concreto y temporal.

Para ejercerla, debemos estar investidos de derechos fundamentales que nuestro pueblo de antiguo ha constituido en patrimonio de buena parte de la humanidad.  El premio René Cassin a los Derechos Humanos de la B’nai B’rith no es sino una expresión del reconocimiento y promoción de estos principios fundamentales a los que nuestra institución se siente llamada.

Entonces debemos reclamar para los habitantes de la República de Chile, para el pueblo de Israel y para toda persona: los derechos humanos de todos los grados, los primarios a la vida, el trabajo, la salud, el bienestar social y los otros culturales, científicos y artísticos, religiosos,  que permiten  pleno desarrollo de la persona.

No podemos esperar menos, ni más: Estamos en el país con mayor ingreso per cápita de Latinoamérica, pero tenemos instituciones públicas deficientes: desde la organización hasta representación  de los partidos; desde la salud, hasta la educación y; la propia del estado y sus órganos del estado, ente ellos un sistema judicial que no otorga ningún valor a los precedentes, provocando la incertidumbre de los justiciados. En fin una sociedad que es presa de la discriminación y la violencia, en que las grandes masas están marginadas de los beneficios económicos, presa de las deudas impagables.

Hemos construido un gran becerro de oro que se gasta nuestros recursos naturales irreemplazables.  En el año 1971 el Congreso Pleno nacionalizó el cobre y antes de eso en 1952 se proclamó la Declaración de Santiago, junto a Perú y Ecuador, extendiendo de 3 a 200 millas náuticas la Zona Económica Exclusiva a favor de los países de Pacífico Sur basado en la fuente de desarrollo insustituible que para los pueblos riberanos las riquezas del mar.

¿Cuánto  recursos naturales aprovecha nuestro pueblo y cómo se desarrolla y ordena; como se administra esta economía, es decir, oikos nomos,  (las normas de la casa). Pero para ordenar la casa, primero hay que conocerla, esto es (oikos logos); el conocimiento de la casa y su amor ante todo, porque allí está lo más próximo.

Ahora al Luaj. La Segunda Noche de Pesaj, , el próximo viernes, el segundo seder de la galut,  comienza  la cuenta del omer, las 7 veces 7 que nuestra agenda hereditaria contiene para cultivar la tierra y la vida sobre ella.  Entraremos en un desierto lleno de símbolos, hasta encontrar la Torá, el conocimiento que nos permite elegir. Entonces, cosechemos nuestro omer de cebada en ayunas de jametz y así mantengámonos, humildes, a lo menos una semana, pensando que Adonaí nos sacó de Egipto a nosotros y no a nuestros padres y llegaremos a las primicias de los frutos, que volveremos a compartir en Shavuot: Los dulces y los amargos, con o sin matzá.

La contingencia y los valores como estrellas rigen nuestros rumbos que encaminamos  en forma colectiva; sino véase el régimen parlamentario multipartidista que rige en Israel.  Podemos criticar la insuficiente separación entre de la religión y el estado, pero basta ver en internet las manifestaciones israelíes, donde miles de personas se reúnen y posteriormente se dispersan, dejando el piso limpio para entender el civismo israelí. Nos podemos reflejar en Israel, pero mayoritariamente ejercemos nuestra libertad en la patria chilena, donde tanto queda por hacer en este y en todo sentido y lo mejor es que ello puede realizarse una un ámbito de paz, sin necesidad de un proceso catártico que nos lleve a cualquier parte.

Justicia, Justicia buscaremos con las luces del judaísmo orgulloso, amante del próximo y de la naturaleza.  Este paraíso, podemos transitarlo con la hermosa experiencia de nuestro pueblo ancestral y de su expresión actual en el Estado de Israel, con quien el pueblo y el gobierno chileno tienen una relación privilegiada, pero para eso los visibles e invisibles nos tenemos que ver las caras.

Por eso debemos esforzarnos por ser cada vez más libres; por tomar, públicamente las decisiones que supone el ejercicio de este derecho sagrado; por ilustrarnos y permitir que nuestro próximo lo haga, para crecer como personas y como pueblo; porque todos fuimos esclavos del faraón en Egipto y sobrevivimos el becerro de oro, y entramos  a la tierra prometida y aquí estamos con nuestra cultura fragmentada, mestiza, queriendo mejorar el mundo, ser socios de Dios.

Hoy somos todos esclavos, séannos dado ser libres el próximo año en Jerusalén y también en Chile.

 


 

 

Identidad judía y valores democráticos

por Thomas Reich

Desde su fundación, la democracia o más específicamente los gobiernos elegidos, la libertad de expresión, la libertad religiosa y la igualdad de derechos han sido las piedras basales del Estado de Israel.

El valor de estos principios democráticos ha sido muy diverso para Israel. Internamente, han proporcionado voz y libertades a sus ciudadanos, en una región del mundo donde tales valores permanecen como aspiraciones y que muchas veces son reprimidas con barbárica brutalidad. Externamente, los valores democráticos de Israel posibilitaron el establecimiento de sus más significativas alianzas estratégicas con regímenes similares.

Pero hace pocas semanas la fragilidad de la democracia israelí fue detectada cuando el juez de la Corte Suprema Salim Joubran, un israelí-árabe, se paró con respeto pero rehusó cantar el himno nacional “Hatikva”, que resalta los anhelos del pueblo judío a regresar a su suelo patrio. El problema no está en el rechazo de Joubran a cantar el himno. El está en su derecho como israelí a no hacerlo. Como dijo Moshe Yaalon, ministro de Asuntos Estratégicos, ¿“por qué forzar un árabe a cantar ´el alma de un judío añora´? Incluso en el ejército nunca exigimos que árabes, drusos, beduinos o circasianos soldados u oficiales canten el himno nacional”.

Más bien el meollo del asunto radica en dos perspectivas políticas opuestas: ofuscados por su rechazo, algunos llamaron a castigar al juez, incluso a expulsarlo de la Corte Suprema. En el otro extremo están quienes propusieron cambiar el himno, reemplazando el verso “el alma de los judío añora” por “el alma de los israelíes añora”.

Ambas posiciones son bastante necias ya que ambas se oponen a la identidad de Israel. Revisar el texto del himno colocando “israelí” en vez de “judío” atenta contra la identidad judía de Israel, la que siendo una democracia castigaría a un ciudadano por ejercer su derecho a la libertad de expresión lo que, a su vez, atenta contra los valores democráticos de Israel.

En Israel la identidad religiosa y la democracia no son mutuamente excluyentes. Más bien estas se encuentran alineadas (con tensiones) y no existe razón por la cual la democracia israelí no pueda continuar creciendo como un estado judío.

Israel podrá ser el único estado judío en el mundo, pero no es el único estado del mundo con una identidad religiosa. De hecho, una mayoría de estados fueron fundados y mantienen identidades religiosas. Más aun esta identidad religiosa penetra en sus símbolos e instituciones.

En los países islámicos predominan las banderas verdes, que es un color importante en el Islam; en el centro de la bandera de Arabia Saudita se inscribe el verso “No hay dios sino Aláh y Mahoma es su profeta”. En la bandera de Irak se inscribe “Aláh es el más grande” y el crescente islámico está presente en las banderas de Malasia, Mauritania, Túnez, Chipre, Argelia y Turquía entre otras. Ciertamente la mayoría de los países islámicos quedan muy abajo en cuanto a libertades civiles, pero algunos países son destacados por su democracia como Turquía.

Pero no solamente los países musulmanes incorporan símbolos religiosos en sus insignias nacionales: las banderas del Reino Unido y Australia llevan la cruz de San Jorge, de San Andrés y de San Pedro. La bandera de Grecia dibuja la cruz de la iglesia ortodoxa griega. En la de las Islas Marshall está la estrella de Belén y la bandera de República Dominicana lleva una Biblia y la cruz de San Jorge. En términos de derechos civiles algunos de estos países están muy bien catalogados.

El himno patrio japonés “Kimigayo” incorpora creencias sintoístas; el himno de Islandia “Lofsongur” dice “Oh, dios de nuestro país” y el himno italiano también incorpora versos dedicados a dios.

Todas esas son democracias, indiscutiblemente, y promueven valores religiosos en sus himnos nacionales. Claramente el fondo de la cuestión no es si el estado es religioso sino más bien si a sus ciudadanos se les permiten iguales derechos y son tratados de la misma forma por las leyes.

Un aspecto mucho más importante es que el derecho internacional permite a cada estado el derecho a su legítima defensa; obviamente esto se aplica a amenazas militares o actos de agresión (definidos en la Carta de la ONU) sin embargo, adicionalmente a las amenazas bélicas, Israel se enfrenta a otra amenaza a su existencia: cual es la deslegitimación como estado judío.

El hecho es que Israel es un estado judío y por ello sus símbolos y el himno son judíos y esto no constituye discriminación contra las minorías no judías. La “Hatikva” puede no ser relevante para ciertos grupos minoritarios de Israel, pero no discrimina contra ellos. Son las acciones de quienes tratan de quitarle derechos a un Joubran lo que resulta discriminatorio.

En 1987 Abba Eban declaró que “originalmente el tema central del sionismo era el liberalismo, la tolerancia y el énfasis en lo ético, junto con un entendimiento que teníamos que hacer ciertos acuerdos con los árabes”; Israel fue fundado como un estado judío democrático y sus valores democráticos son importantes para salvaguardar los derechos de todos sus ciudadanos.

(Basado en un artículo de opinión reproducido en numerosos medios internacionales)



 

 

 

Algo positivo: la Maratón de Santiago 2012

por Ariel Meller Rosenblut
Ingeniero y maratonista

El año 2011 no fue un buen año en términos humanos. Y el año 2012 tampoco pareciera comenzar con vientos positivos. En varios países persisten situaciones políticas y sociales muy complejas: Egipto, Irak, Afganistán, entre otros. Tenemos una casi guerra civil en Siria. Europa se encuentra en recesión económica. EE.UU. aún no se recupera. Irán amenaza a todo el mundo con sus intenciones nucleares y Corea del Norte le lleva la delantera. Últimamente se han producido decenas de disparos desde el territorio de Gaza hacia Israel, y hace sólo unos días el terrible asesinato de 4 judíos en una escuela judía en Toulouse, Francia. En fin, podemos afirmar que el mundo no lo está pasando bien y el futuro tampoco se ve muy auspicioso.

¿Y cómo estamos por casa? En Chile la situación es un tanto distinta. Nuestra economía crece al 6%, el desempleo se encuentra en niveles mínimos y el precio del cobre está en las nubes.

Sin embargo, en Chile existe un malestar generalizado. La gente está con rabia, indignada. Esto es transversal: los jóvenes y los viejos, los ricos y los pobres, la derecha y la izquierda, los del Sur y los del Norte. Todos los chilenos están reclamando y con fuerza. ¿Por qué ocurre esto? La respuesta nadie la sabe. Podemos plantear ciertas hipótesis, pero no tenemos cómo demostrarlas hoy en día.

Peor aún: recién comenzó a aplicarse la ley de tolerancia cero para el alcohol. Por lo tanto, los chilenos no sólo estaremos indignados, sino que además viviremos aburridos. Estamos en un país curioso: no se puede beber una gota de alcohol si se conduce. Pronto no se podrá fumar en los lugares públicos. Somos de los pocos países que no aprueba el aborto terapéutico (pero somos campeones para practicarlo de manera informal). Hace algunos años atrás no se permitía el divorcio. Algunos pretenden prohibir la píldora del día después y el preservativo. Otros agreden a los homosexuales. Hasta hace algunos meses atrás, no se permitía la inscripción automática en los registros electorales. No se admite la representación proporcional del Congreso. No se permite un alza de impuestos. No se quiere el lucro. No se desea la educación pública. No se quiere profundizar la descentralización regional.

Chile es el país del NO!

Todos nos estamos quejando y pareciera ser que hubiera razones justificadas para este enojo.

Afortunadamente en los próximos días los chilenos podremos dar un respiro. Tendremos una buena noticia que comentar. Más de 30 mil “runners” disfrutarán de una experiencia inolvidable. Me refiero a la Maratón Adidas que se realizará el domingo 1 de abril en la ciudad de Santiago.

Quizás éste sea el evento de práctica deportiva más masiva en la historia de Chile. Habrán 3 mil corredores para los 42K; más de 12 mil corredores en media maratón y 15 mil en 10K. Demás está decir que correr esa cantidad de kilómetros representa una hazaña.

También será un gran día para los runners judíos en Chile. Será como si llegase el Mesías para los religiosos. Será similar a ganarles en una guerra a nuestros enemigos. La felicidad será como cuando un judío se entera que ganó el premio Nobel. El nerviosismo de la carrera será equivalente a casarse o tener un hijo.

Ese domingo, se reunirán 30 mil deportistas preparados para luchar contra uno mismo. Todo el mundo estará alegre. Todos se saludarán. Todos serán iguales. Todos serán libres.

Ese día Chile será el país del SÍ!

Durante la carrera no importará si uno es judío o musulmán. Dará lo mismo si uno es rico o pobre, si uno tiene un PhD o educación incompleta. Los feos y los bellos serán idénticos. Mujeres y hombres no se diferenciarán. Todos seremos humanos con un solo objetivo: CORRER!

Por las calles de Santiago circulará adrenalina, alegría, la vida, la música, el arte. La gente que no corra estará apoyando a estos irracionales deportistas.

Ese día lo único importante será nuestro cuerpo, nuestras zapatillas, nuestro chip, nuestra polera, short y calcetines. También el reloj. Nada más. Eso será suficiente para estar feliz.

Durante la carrera sólo sentiremos nuestro corazón. Finalmente cuando crucemos la meta, seremos otra persona. Ya no seremos el mismo. Cada runner habrá dado lo máximo de sí. Cada runner le habrá demostrado al mundo que se puede lograr lo que uno quiere con su vida. El runner será dueño de su destino. El runner se amará a sí mismo y amará a los demás.

Este contraste entre el Chile del Sí y el Chile del No, me hace reflexionar sobre el ser humano. ¿Qué somos realmente? ¿Seremos indescifrables? ¿Seremos buenos o malos? Difícil respuesta…

 



 

 

"SlutWalk” en Israel

Mujeres semidesnudas marchan contra la violencia sexual

Cercano al Día Internacional de la Mujer, con cohetes disparando desde Gaza y manifestaciones varias emergentes en la vibrante sociedad israelí, además de celebrarse Purim, para estos días, está programada una muy especial marcha de mujeres en Tel Aviv, Haifa y Jerusalén. Se trata de la “Marcha de las Putas” o “SlutWalk”, en inglés. Estas manifestaciones, realizadas en numerosas ciudades del mundo, incluyendo Manchester, Singapur, Lima y varias de los EEUU, se originaron en 2010, en Toronto, Canadá, respondiendo a la expresiones de un Jefe de Policía de esa ciudad, quien dijo que las mujeres deberían evitar vestirse como putas, para no ser victimizadas.

Va a ser un Purim con disfraces mínimos pues las SlutWalks se caracterizan porque la mayoría de las manifestantes concurren semidesnudas o en ropa interior reveladora. En general, marchan muy ligeramente vestidas y algunas con la palabra PUTA escrita sobre sus cuerpos. El propósito es expresar que las mujeres no tienen porqué ocultar su sexualidad ni disculparse por ella y que se vistan (o desvistan) destacando su sexualidad, no significa invitar al acoso ni a frases degradantes, ni a que las toquen o abusen de ellas, ni menos a que las violen. Por ello se manifiestan contra la tendencia, en los casos de violación, de culpar a la víctima por la agresión sufrida y no dar crédito a sus denuncias, acusándolas de mentir.

Las organizadoras de la SlutWalk en Israel desean, más que nada, enfatizar la libertad de elegir, pidiendo que cada una concurra vestida como quiera, no especialmente ligera de ropas, marcando así que las mujeres deben tener la misma libertad que tienen los hombres para vestirse como quieran y circular sin restricciones por cualquier lugar o ámbito de la sociedad pues los estudios sobre las agresiones sexuales y las violaciones muestran que, en la gran mayoría de los casos, no es cuan provocativa sea la mujer lo que los causa, sino la cercanía y la familiaridad, siendo mayormente perpetrados por parientes, profesores, cuidadores, jefes o compañeros de trabajo.

Respecto de la violación, la Ley Judía (Halajá), plantea que, primeramente, se debe prevenir, mediante el dictamen de “no desearás la mujer del prójimo” (el prójimo puede ser el marido, el padre o el hermano de la mujer). Ante el hecho de una violación, se determinan obligaciones y penas para el responsable y derechos para la víctima, estableciéndose diferencias según la edad de la mujer y de ser ella virgen o no. La Halajá busca guiar más que penalizar, concediendo un valor importante al reconocimiento de responsabilidad de parte del violador. La víctima puede, si lo quiere, obligar al victimario a tomarla como esposa, en cuyo caso, no le está permitido al hombre divorciarse nunca de ella. Para la mujer, se fijan compensaciones en dinero, que debe pagarle el violador por los diferentes daños sufridos: gastos médicos, pérdida de ingresos durante el período de su recuperación, dolor físico, vergüenza y su efecto sicológico y la pérdida de su virginidad, la cual es asimilada a la pérdida de un miembro. Si la afectada es virgen, la compensación será mucho más elevada que si no lo es. Si es menor de edad, los pagos los recibirá su padre.

Actualmente, en la mayoría de las sociedades, la violación y la violencia sexual contra las mujeres, en lo formal, son fuertemente condenadas y los delitos de esta naturaleza son severamente penalizados. No obstante, en ámbitos informales y tradicionales, todavía es bastante común una actitud discrepante de la condena formal que, por el contrario, acepta la sujeción de la mujer al hombre y su dependencia de él, conservando la perspectiva que la violencia de los hombres contra las mujeres pertenece a un ámbito privado y no debe ser criminalizada y que las mujeres víctimas de estos hechos, son quienes los provocan. Esta situación es más acentuada en los países islámicos tradicionalistas y fundamentalistas, donde la ley imperante es la Ley Islámica o Sharia. En ellos es aceptada la discriminación contra el sexo femenino. En este tipo de sociedades, cuando ocurre una violación, habitualmente se considera que la culpable es la mujer.

Tras una violación, la vergüenza es un resultado fatal. La vergüenza de la mujer violada comprende el despojo de su identidad como persona, la destrucción de su posición social y su vulnerabilidad absoluta, por ser transformada en un objeto sometido a la brutal manipulación de su agresor. Además de esta vergüenza, que afecta a la víctima directa, también la violación de una mujer desata la vergüenza del o los hombres que sienten que debieron proteger a la víctima y fracasaron. Esta vergüenza del protector, combinada con el pensamiento que la víctima es la culpable, en algunas sociedades (especialmente en las tradicionales islámicas), conduce a que el o los protectores (los hombres de la familia), maten a la víctima, en lo que se llama “crímenes de honor”. La vergüenza del grupo protector también conduce a la venganza, desembocando en la violencia tribal y la guerra. La Torah relata el clásico caso de Dinah, hija del patriarca Jacob, violada por Sechem, lo cual motiva a sus hermanos a asesinar a todos los hombres de la ciudad de Sechem, lavando con sangre la vergüenza sufrida.

El poeta judío Bialik, en su obra “En la ciudad de la matanza”, enfoca sin ambages la vergüenza de los hombres judíos en el pogrom de Kishinev (1903), escondidos, mirando a través de las rendijas como sus mujeres, hijas, madres y hermanas eran violadas y masacradas por la turba enloquecida, Algunas líneas extraídas de este extenso relato poético sobre las atrocidades sufridas dicen:

“Maridos, novios, hermanos, agachados, escudriñando a través de las
grietas,
Mirando los sagrados cuerpos forcejeando bajo el aliento bestial
Ahogados en mugre y tragando su propia sangre
Mirando desde la oscuridad y sus intersticios
La turba libidinosa repartiéndose el botín
Sus familias y su carne!
Abrumados en su vergüenza, lo vieron todo; Se quedaron quietos, no se movieron; No se sacaron los ojos; Sus cerebros no azotaron contra la pared!”

Se dice que esta vehemente denuncia estimuló el desarrollo del movimiento sionista, así como los grupos comunitarios judíos de auto defensa y al nacimiento de la Hagana, en Palestina.

El movimiento feminista opina que la violación es uno de los resultados de la cultura patriarcal, comúnmente aceptada en nuestra sociedad, en la cual la mujer es propiedad del hombre y sometida a la supremacía masculina. Según el feminismo, esta cultura debe ser desterrada, mediante el hacer conciencia de la misma, educar y penalizar los actos de violencia sexual. La violencia sexual debe ser sacada de la oscuridad del dormitorio y llevada a la luz de la arena pública. De ser un hecho cultural, la agresión sexual debe ser considerada un hecho político. Gloria Steinem, importante activista y vocera del radicalismo feminista, señala que la violencia sexual, la cual, bizarramente, mezcla el dolor con el placer, se instala culturalmente en sociedades donde quienes se supone que cuidan y protegen a los niños también los hacen sufrir y les inflingen dolor. Según Steinem, en tanto subsista esta crianza contradictoria, seguiremos determinados a resolver los conflictos mediante la violencia.

Otra perspectiva respecto de la violación, de índole conservadora, aprecia la violencia sexual como un mal perpetuo, intrínseco a la naturaleza humana, el que debe ser reconocido como tal, por lo que es necesario que la justicia y la compasión se mantengan y perpetúen, mediante restricciones éticas y respeto a los patrones sociales de conducta (Peter Viereck). Esta perspectiva sostiene también que se debe educar a los hombres para que aprendan a contener sus impulsos y educar a las mujeres para que aprendan a cuidarse.

La compleja interacción de influencias biológicas y sociales que, sea cual fuere el origen que se les atribuya, determinan una mayor vulnerabilidad femenina, con el resultado de mayores restricciones para las mujeres y mayor exposición del sexo femenino a la agresión sexual, lo que afecta al género con menores oportunidades y libertades, aún en las sociedades y culturas más abiertas. Esta vulnerabilidad femenina se ve dramáticamente incrementada en situaciones de conflicto social y guerra, hecho reiterado en la historia humana y con fuerte impacto en los conflictos recientes, en la ex Yugoeslavia, en las guerras civiles en Africa, en las ”primaveras árabes”, etc. Ausentes las normas de la civilización, el sexo femenino es víctima especial de la violencia. La violencia sexual pasa a ser un arma de guerra. La mujer se convierte en territorio conquistado y la violación es la manera de eliminar racialmente al enemigo. La vergüenza de los hombres cuyas mujeres son violadas es parte de su derrota.

Uno de los episodios más estudiados y discutidos de violaciones en masa, en tiempos de guerra, es el perpetrado por los soldados soviéticos, a fines de la 2ª guerra mundial, durante su avance victorioso hacia Berlín, respecto del cual se afirma que hubo órdenes superiores de proceder de esa manera, para hacer sentir a los pueblos conquistados, especialmente a los alemanes, la expresión de la venganza soviética tras las atrocidades cometidas por los nazis cuando invadieron Rusia. El premio Nobel, Alexander Solzhenitzyn, testigo de estos hechos, escribió sobre ellos su poema “Noches Prusianas” que dice:

“Las pequeñas hijas sobre la cama.
Muertas.
Cuantos han estado sobre ella?
Un pelotón, quizás un escuadrón?
Una niña ha sido convertida en mujer,
Una mujer en un cadáver.
Todo se resume en frases simples:
No olvides! No perdones!
Sangre por sangre! Diente por diente!”

Durante la Shoah, la máquina de muerte nazi también se manifestó en “procesar” de diferente manera al sexo femenino. El campo de concentración de Ravensbruck, a 80 kilómetros de Berlín fue utilizado especialmente para las mujeres. Muchas eran utilizadas como conejillos de Indias para experimentos “médicos” o seleccionadas para integrar burdeles destinadas a otros campos de concentración. Las más débiles eran recluidas y abandonadas para que murieran de hambre y los niños nacidos en el campo eran asesinados de la misma manera. Las internas de Ravensbruck procedían de toda la Europa ocupada por los nazis, siendo las judías un porcentaje importante pero no mayoritario de las prisioneras, hecho que indica que el género, más que la raza, era el objetivo del “especial” proceso de ese campo de concentración.

Reconociendo la magnitud y los horrores de las agresiones sexuales contra las mujeres a través de la historia, debemos felicitarnos de la apertura y democracia de la sociedad israelí, que admite expresiones contestatarias y desafiantes, como es la SlutWalk, convocatoria que descorre, de manera festiva y diferente, el tupido velo de incomprensión que las diferentes culturas y sociedades extienden sobre los horrores de la violencia sexual y de la violación. Esta manifestación sin duda será controvertida y comentada, como ya lo ha sido antes de efectuarse, por voces del propio campo feminista, que disienten de la ostentación del cuerpo femenino como medio de promover la causa, señalando que, en eso, se asimila a la explotación comercial y publicitaria de la cual la mujer es objeto. La esperanza está en que, donde sea que se realice esta marcha, cumpla el fin de aportar a una discusión franca y fluida de todo lo relativo al género y a las nuevas políticas que se propongan al respecto, contribuyendo a fortalecer la apertura y la libertad en todas las sociedades.

¿Que efecto tendría una SlutWalk, de hacerse en Chile?
El comercio y los Carabineros de Santiago estarían fuera de todo peligro; los encapuchados quietecitos, turnios mirando las mujeres piluchas por la calle.

 


 

 

Ignorar la influencia de Irán en Latinoamérica es un gran riesgo

por Adriana Camisar
Directora Adjunta del Centro de Derechos Humanos y Políticas Públicas de B'nai B'rith Internacional (Washington D.C.)

El reciente plan iraní para asesinar al Embajador de Arabia Saudita en los Estados Unidos, descubierto por un informante americano que se hizo pasar por un socio del cartel de drogas mexicano Los Zetas, a pesar de generar escepticismo en algunos sectores, aumentó la preocupación acerca de la presencia de operadores iraníes en América Latina.

Los dos terribles atentados terroristas ocurridos en Buenos Aires, Argentina, contra la Embajada de Israel en 1992 y contra el edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994, así como la abrumadora evidencia que apunta a la participación directa de funcionarios iraníes de alto rango en los ataques, debería haber sido una señal de alerta para los gobiernos latinoamericanos sobre los peligros de tratar con Irán, el mayor patrocinador de terrorismo en todo el mundo.

Sin embargo, en los últimos años, Irán ha sido claramente capaz de fortalecer sus vínculos con la región. De hecho, desde que Mahmoud Ahmadinejad asumió la presidencia en el año 2005, Irán abrió (o reabrió) seis embajadas en Latinoamérica - en Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Nicaragua y Uruguay - las que se sumaron a las ya existentes en Argentina, Brasil, Cuba, México y Venezuela.

El Presidente venezolano, Hugo Chávez, un líder ferozmente anti-estadounidense, fue sin duda quien abrió la puerta para que Irán ponga un pie en la región, lo que permitió que su influencia se extienda inmediatamente a Nicaragua, Ecuador y Bolivia, tres de los países que pertenecen a la llamada "Alternativa Bolivariana de las Américas ", o grupo ALBA. Pero la influencia de Irán no se limita a estos regímenes autoritarios de izquierda.

En el año 2010, por ejemplo, en un intento por ser reconocido internacionalmente como un actor global poderoso, Brasil se unió a Turquía en un desafortunado esfuerzo de ayudar a Irán a impedir una nueva ronda de sanciones internacionales. Brasil, por otra parte, tiene importantes relaciones comerciales con Irán.

Incluso Argentina, país que conoce muy bien cuan peligrosos pueden ser los proyectos iraníes en la región, tiene una relación un tanto inexplicable con Irán. Aunque el gobierno argentino constantemente denuncia a Irán ante foros internacionales por su falta de cooperación con la investigación sobre el atentado de la AMIA de 1994, sigue manteniendo relaciones comerciales con Teherán. Además, Argentina recientemente reaccionó favorablemente a la declaración del gobierno iraní de que está dispuesto a cooperar con el caso AMIA - una declaración obviamente absurda por parte de Teherán, ya que el régimen iraní sigue negando cualquier participación en el atentado, y rehusándose a entregar a los sospechosos a la justicia.

Existen muchas preguntas aun sin respuesta acerca de las actividades de Irán en la región, y muchas cosas deben ser investigadas más a fondo, pero hay una serie de hechos que deberían generar una gran preocupación:

En el año 2007, se estableció una misteriosa ruta aérea semanal conectando a Teherán con Caracas vía Damasco. Estos vuelos fueron cancelados abruptamente hace aproximadamente un año. De acuerdo a la información proveniente de grupos de monitoreo, los pasajeros de estos vuelos no se sometían a los controles regulares de inmigración y aduana y la información sobre sus identidades era limitada. Existen fuertes sospechas de que estos vuelos se utilizaron para el transporte de espías, terroristas e incluso materiales radiactivos.

Irán ha firmado varios acuerdos de cooperación con los países del ALBA destinados a la fabricación de maquinaria agrícola y al establecimiento de plantas de cemento, obras hidroeléctricas y proyectos mineros. Fábricas controladas por Irán ya existen en zonas remotas de Venezuela y Bolivia, por ejemplo, y hay poca información sobre sus actividades. Como sugirió el ex fiscal de distrito de Manhattan Robert Morgenthau, en un discurso en la Institución Brookings el año pasado, existen razones para sospechar que algunas de estas fábricas podrían estar produciendo armas ilícitas, especialmente - como señaló - a la luz del descubrimiento en el año 2008 por funcionarios turcos, de un buque iraní que estaba transportando hacia Venezuela materiales explosivos, embalados en contenedores marcados como "piezas de tractor."

También se especula que Venezuela y Bolivia podrían estar suministrando uranio a Irán para su programa nuclear, como lo señaló un informe del gobierno israelí obtenido por The Associated Press el año pasado. Tanto Bolivia como Venezuela tienen grandes cantidades de depósitos de ese mineral.

Los iraníes han abierto un banco en Caracas (llamado Banco Internacional de Desarrollo CA), que está vinculado al Banco de Desarrollo de Exportaciones de Irán (EDBI). Existen sospechas de que Teherán podría estar utilizando el sistema bancario venezolano para eludir las sanciones económicas internacionales.

Muchos creen que Irán ya ha establecido células terroristas activas en toda América Latina, que estarían preparadas para actuar contra objetivos estadounidenses, israelíes o judíos. La investigación llevada a cabo por el fiscal del caso AMIA, Alberto Nisman, da sustento a estas alegaciones. De hecho, Nisman está actualmente investigando las conexiones entre Abdul Kadir - un ciudadano de Guyana recientemente declarado culpable de planear un ataque terrorista en el aeropuerto JFK - y Mohsen Rabbani, uno de los "diplomáticos" iraníes presuntamente involucrados en el atentado a la AMIA. Al parecer, hay muchas similitudes en la forma en que los iraníes se infiltraron en la Argentina y en Guyana.

Finalmente, otro motivo de preocupación es la sospechada cooperación entre extremistas iraníes y organizaciones narco-terroristas en la región. En el año 2002, un informe elaborado por la División Federal de Investigación de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, señaló la existencia de células extremistas estrechamente vinculadas con el narcotráfico y el tráfico de armas, especialmente en Colombia y en el área de la triple frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay.

A pesar de que la enfermedad actual del Presidente Hugo Chávez podría afectar las ambiciones de Irán en América Latina de una manera significativa, Irán ya mantiene una importante presencia en la región que no va a desaparecer. Y sin duda, el régimen continuará buscando aliados adicionales en la región en forma agresiva, aprovechando la falta de atención que Washington destina a América Latina.

Es fundamental que Estados Unidos se involucre y se comprometa con la región de una manera más sistemática, y consiga aliados en la lucha contra estos acontecimientos preocupantes. Las actividades de Irán en América Latina no sólo ponen los intereses estratégicos de Washington en riesgo, sino también la paz y la seguridad de toda la región. Ignorar este hecho es un gran error.

Artículo publicado originalmente en inglés en The Houston Chronicle.



 

 

“El escandaloso silencio de la izquierda caviar”

por Alberto Jabiles
Vicepresidente Ejecutivo Distrito XXIII
B´nai B´rith Internacional Norte Latinoamérica y el Caribe

Utilizamos la denominación “izquierda caviar” para referirnos a aquellos pseudo intelectuales de izquierda que abrazan supuestas ideas progresistas pero que, en paralelo, mantienen una vida lujosa propia de la burguesía capitalista de la que tanto dicen denigrar. Algunos les dicen intelectuales sin rifle, generales de guerras inexistentes o mas bien, utópicos soñadores de lo absurdo. Otros, mas directos y sin pelos en la lengua, les llaman comunistas de aula ya que, fuera de darse golpes de pecho por quienes les conviene defender según sea el mecenas de turno que financie su ostentosa vida, no salen a defender a quienes sus padrinos no les autorizan a hacerlo.

Entrando aun más en materia deseamos utilizar esta introducción para referirnos a la hipocresía con que los así llamados grupos progresista han actuado frente a la feroz represión que el régimen de Bashir el Assad ha puesto en práctica en contra de sus gobernados buscando sofocar, sin éxito hasta la fecha, una revuelta popular que busca poner fin a más de 40 años de dictadura alawita en Siria.

Organizaciones No Gubernamentales de Derechos Humanos hablan ya de más de 6,000 asesinados por la tiranía de Damasco en el último año. El 3 de febrero pasado, en una sola jornada, cerca de 350 civiles murieron en la ciudad de Homs, uno de los bastiones rebeldes que están siendo reducidos a escombros por la artillería siria. El Consejo de Seguridad de las Naciones ha sido incapaz, gracias al veto ruso y chino, de imponer medidas eficaces a fin de parar la carnicería, acción que ha sido catalogada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, como "desastroso silencio” destacando que la falta de acuerdo para condenar al Gobierno de Bashir al Assad anima al régimen de Damasco a intensificar "la guerra sobre su propio pueblo".

Y si todo esto no fuera suficiente, el gobierno de Moscú, último aliado de importancia que le queda a Assad, sigue proveyéndolo con armamento pesado para que siga matando a su pueblo sin poner reparo alguno que sus mismo hermanos de la Liga Árabe han condenado al dictador al ostracismo y que, junto a la Unión Europea y algunos países occidentales con alguna pizca de moral, han llamado a consultas a sus embajadores en Siria, solicitando en paralelo a los representantes diplomáticos de Damasco en sus capitales que abandonen sus países en protesta a la masacre que, por ahora, no tiene fin.

Ya por nuestra tierras, el grupo de países que se reúnen bajo la hegemonía y chequera venezolana en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América, ALBA, acostumbrados a rasgarse las vestiduras cuando Israel se defiende de los ataques de Hezbollah y Hamás, esta vez no solo que guardan silencio ante los crímenes de Lesa Humanidad cometidos por Assad si no que aprobaron una declaración de condena a lo que consideran "política sistemática de injerencia" en Siria y de apoyo a las iniciativas del Gobierno de Bashar al Asad para superar la crisis.

Ante la crisis humanitaria, ¿por qué Turquía no promueve que una “flotilla humanitaria” zarpe en auxilio del pueblo sirio? ¿Por qué Irán no organiza manifestaciones de solidaridad? ¿Por qué tantas páginas WEB que se dedicaron a atacar a Israel por ejercer su derecho a la defensa no salen hoy a atacar a Assad ante lo que es evidente e inocultable? ¿Qué pasó con la Asamblea General de la ONU que no saca una resolución condenando los crímenes en tierras de Saladino?, Si, nos referimos a esa misma instancia internacional que alguna vez dijo que el sionismo es racismo, la misma que cuando Israel rompe el pétalo de una rosa no duda en estamparle los peores epítetos a la única democracia en el Medio Oriente, pero que hoy, calla ante el genocidio que está siendo perpetrado por una de las dictaduras más sangrientas de la región.

Eso se llama Antisemitismo dirigido en contra del judío de entre los países, Israel. Acción de odio promovida por esa misma izquierda caviar que chilla como hiena cuando el mecenas se los ordena pero que calla y huye como cobarde cuando hay que poner las castañas al horno.

¿Cómo pueden dormir tranquilos en la noche? Sencillamente, no nos lo explicamos.

 

 

 

Purim ¿Carrete o Mitzvot?

por Gregorio Jusid Froimovich

El 7 de marzo (14 de Adar) es Purim, fiesta que recuerda el sorteo realizado por el primer ministro Hamán en Persia, hoy Irán, para determinar la fecha del exterminio de los judíos asentados en las ciento veintisiete provincias del reino.. Qué actual ¿no?.

La Reina Ester, una judía renegada, durante un banquete que prepara para su esposo, el rey Ajashverosh (Asuero), le confió su secreto y logró la anulación de decreto y los judíos de todas las provincias del reino se unieron para madrugar y aniquilar a sus enemigos. Este es el milagro de Purim. ¿Tendremos ahora nosotros tanto Pur, tanta suerte de no ser aniquilados por nuestro enemigos o por nuestra indiferencia?

¿Te preparaste para Purim?…No, no me refiero a si compraste copete y disfraces. Esa no es nuestra “ tecnología”, lo que nos mantiene vigente. Sí me refiero a las mitzvot, pero no a ellas en forma abstracta, a cómo estas se entrelazan con nuestro luaj y nos ayudan a construir un mundo mejor sobre la base del amor a nuestros próximos.

Ya que en el pueblo judío no tenemos uno sino cuatro años nuevos. Para nosotros, los judíos chilenos, esta fiesta que marca el comienzo de un nuevo año laboral y escolar. Entonces, comencemos este nuevo año en Anajnu avocados a lo nuestro, hacer Comunidad Judía.

Convencido de que profundizar un sentido y lenguaje común favorece construir esta comunidad plural en la que estamos interesados, creo necesario recordar que Purim dista de ser una fiesta de disfraces y copete. Antes que esto hay que cumplir con las tres mitzvot del Jag, siendo la fiesta la última. Estas son:

Matanot La Hevionim:

Se lee en la Meguilá Ester: Escribió Mordejai estas cosas, y envió libros a todos los judíos de los países del rey Ajashverosh, los cercanos y los lejanos, para comprometerse a hacer el día catorce del mes de Adar y el día 15 de ese mes, cada año, lo mismo que hicieron los judíos en los días en que descansaron de sus enemigos, y en el mes que se les transformó a ellos la tristeza en alegría y el duelo en día festivo… y regalos a los pobres"(Ester 9:20-22).

No podemos festejar desentendiéndonos de los necesitados, debemos apoyar económicamente a lo menos a dos pobres (el mandato es plural) o poner a lo menos 2 monedas en una alcancía que luego se haga llegar como tzedaká. Nuestra comunidad cuenta con una institución que ha hecho de esta mitzvá su misión. Este el mejor momento para apoyar a Reshet. Este mandato de justicia que forma parte de los principios de nuestra institución tzedek, tzedek tirdof ( justicia, justicia buscarás) , dos veces reafirmando el sentido plural de este deber solidario. También se puede apoyar el programa de becas de la B'nai B'rith.

Religiosamente, Los regalos a los pobres deben ser entregados el día de Purim y no los días anteriores a la fiesta. Asimismo, estos se deben repartir durante el día de la fiesta y no por la noche anterior, y es correcto darlos después de la lectura de la Meguilá.
Lo que ha hecho fuerte a nuestro pueblo es la solidaridad, nuestro amor al próximo y este es primer mandato.

Mishloaj Manot

Se lee: "Para convertirlos en días de banquete y alegría, enviando alimentos el hombre a su compañero y regalando a los pobres (Ester. cap. 9, vers.22):

La mitzvá se cumple entregando a lo menos dos comestibles a una misma persona. Al enviar un regalo a nuestro próximo, estamos mostrándole nuestro amor, nuestro cariño. Esto según los estudiosos tiene como finalidad consolidar la paz entre los hombres, como esta escrito: "Sus caminos son placenteros y todos sus senderos son de paz". Esta es la principal razón por el que se envían obsequios comestibles en Purim, motivando el que reine el cariño, el amor y la paz dentro del pueblo de Israel.

A juicio de muchos, entre los que me cuento, esta es la mejor manera de acercarse a que los seres queridos con los que estamos distanciados y sin necesidad de retomar la relación por esa “verdad” dolorosa que eventualmente tendremos que afrontar después de compartir un dulce bocado o que podemos olvidar si es menos importante que el hecho de disfrutar de la mutua compañía en la consciencia que todos somos necesarios apara construir Am Israel ( Hine Ma Tov Umanaim Shebet Ajim Gam Iajad)

Meguilá Ester

Es Obligación leer la Meguilá Ester y “borrar” el nombre de Hamán en nuestras suelas y con ruidos que apaguen su nombre. La víspera es un día de ayuno. En este fiesta debemos celebrar una victoria militar, el hecho de haber sobrevivido a Amalek nuevamente, hecho que ocurrió 191 años antes del milagro de Januca

Es el caso que Ajashverosh (Asuero) líder militar del imperio Persa que habría conquistado Babilonia usurpó el trono y se convirtió en el gobernador supremo. La necesidad de Ajashverosh de imponer y demostrar su poder lo llevó a matar a su mujer por no desnudarse ante sus amigos y así en su soberbia buscó reemplazarla por la mujer más hermosa del imperio, la elegida que no fue otra que Ester, la judía Hadasá, quien renegó su origen y se convirtió en reina.

Pero ninguno de nuestros actos es gratuito, la misma arrogancia que cegó al rey y facilitó el acceso de Ester a trono, permitió que este nombrara como primer ministro a Hamán, descendiente de uno de los enemigos más antiguos y persistentes del pueblo judío; la nación de Amalek, el primer adverso que atacó a los judíos luego del éxodo de Egipto. Este fanático antisemita planeó un pogrom a lo largo de todo el imperio, con el fin de eliminar al pueblo judío. Eligió la fecha para su asesinato masivo a través de un sorteo. Pero la Confesión de Ester de su origen permitió que el decreto se anulara y que tanto Hamán, cuanto sus seguidores sufrieran la suerte de se había fijado para los judíos, quienes consumaron este ataque.

En Persia, la palabra para sorteo es pur. La forma plural es Purim, y por eso el nombre de la fiesta. Tres años después de los eventos de Purim, el rey Darius, hijo de Ester y Ajashverosh, le permitió al pueblo judío retornar a Israel y reconstruir el Templo.

La Meguilá Ester es partedel Tanaj y en ella no menciona en ninguna parte la presencia divina. Sin embargo se ha transformado en una fiesta religiosa, algo que nos re-liga, que nos une e identifica.

La Fiesta.

El Talmud afirma, “Una persona está obligada a emborracharse en Purim hasta el punto que no diferencie entre 'Bendito es Mordejai y maldito es Hamán'” . (Talmud, Meguilá 7b.) Sin embargo, una persona no debe emborracharse tanto como para perder el control de si mismo y actuar o hablar en forma inapropiada. (Shuljan Aruj, Oraj Jaim, 695:2, Biur Halajá). Esta discusión que sostienen en parte ortodoxos y conservadores dista de ser central en el jag. Aquí lo importante es cumplir antes con las mitzvot. Tzedaká, amor al próximo, defensa de la existencia del pueblo judío, estudio de nuestra historia y luego, por supuesto, a celebrar.

Ojalá el próximo año podamos dar luz y alegría al comienzo del año laboral y podamos reunirnos a entonar Shoshanat Ya'akov, la rosa de Yaacob que relata el Cantar de los Cantares. Esa poesía contenida en el libro de libros de que somos herederos. O bien a oír cuentos de Purim, antiguos o inéditos; Osnei Aman, jalot y habas. Tenemos un luaj del que apropiarnos para hacer una vida mejor y por supuesto más alegre.

Ahora, congreguémonos con quien más cerca estemos, con nuestros próximos, ayudemos a quien lo necesita, regalémosles unas u otra golosina a quien estimamos, sobre todo si ha existido un roce y prepararemos esta fiesta para la semana que viene. El próximo año la celebramos, todos juntos y en forma.
 



 

 

Mochileros Israelíes

por Thomas Reich

El desafortunado incendio en el Parque Nacional Torres del Paine, atribuido a un joven ciudadano israelí, ha hecho eclosionar la judeofobia larvada de muchos sectores de la sociedad chilena. Como sabemos, el prejuicio se manifiesta por una sinuosa y oscura combinación de definiciones que yacen en el subconsciente colectivo, donde el odio hacia lo judío envuelve al Estado de Israel, sus ciudadanos y a los judíos del mundo, sin distingos.

El mochilero Rotem Singer, imputado de haber provocado el mega incendio en Torres del Paine, fue autorizado hace algunos días a viajar hasta Santiago, manteniendo la condición de arraigo nacional, bajo la responsabilidad del Rabino Menachem Perlman (Jabad Lubavich) y a la espera del dictamen del correspondiente tribunal. Esta situación ha permitido aliviar, en parte, el aislamiento del joven.

Diversos personajes, políticos de ancestros palestinos e incluso analistas cercanos a la Colectividad, han propagado el infundio que los turistas israelíes vienen “por miles” al sur chileno porque están levantando cartografías para invadir o establecerse para “cumplir con el sueño de Herzl”: falso de falsedad absoluta, Herzl siempre proclamó que el Hogar Nacional Judío se debía establecer en la tierra ancestral de Palestina.

A raíz de estos hechos traté de averiguar el número de turistas israelíes que ingresan a Chile, pero no me fue posible dar con una cifra adecuada; pero lo que es evidente es que no son “miles”. Tampoco es cierto que todos sean mochileros ya que existen muchos ciudadanos israelíes que llegan por razones familiares, profesionales o a realizar negocios. Y por último, tampoco es cierto que todos los mochileros que se desplazan por Chile tengan un comportamiento incorrecto, lo que ha originado su rechazo e intolerancia hacia la nacionalidad completa.

Documentándome para escribir este artículo, recibí la sorpresiva información que existen algunos ciudadanos israelíes acusados y condenados de diferentes delitos, que se encuentran recluidos en la cárcel. Estos israelíes estarían contando con el apoyo espiritual del mencionado Rabino Perlman.

Me pregunto yo ¿no podría una organización laica – la B´nai B´rith de Chile - cuyos Estatutos prevén la ayuda a los necesitados, colaborar también en la asistencia fraterna a seres que, aún en las circunstancias en que se encuentran, siguen siendo nuestros hermanos?

Un ser humano privado de libertad necesita mucho más que nadie de alguien en quien confiar, que lo abrace y le ayude a olvidar su sufrimiento haciéndole un cariño espiritual.

Dejo planteada la iniciativa.
 


 

 

Visibilizar lo Invisible:

Dar Cuerpo a la Comunidad Judía de Chile

Foto de judíos "invisibles" festejando Januká en Maipú convocados por Anajnu y Ruaj Ami

por Gregorio Jusid F.

Me alegro que por una vez dejes tu transparencia y podamos conversar, le decía Neruda al aire pidiendo que a éste no lo encarcelen ni lo vendan como a la luz, el agua y u otros bienes. Parece que con los invisibles no se puede razonar. Ahora a lo nuestro.

¿Se puede ser judío invisible? ¿Basta con ser un judío cardíaco (de corazón) ? ¿O, por el contrario, la existencia del judaísmo supone el concepto de comunidad? Me inclino por esto último, es decir que la identidad judía de la que somos parte se formó en siglos de vivencias que se transmitieron dor ba dor, de una generación a otra y que la única forma de mantener encendidas las luces de nuestro pueblo están en celebrar cada semana el shabat , aunque sea de la manera más laica y mantener un luaj judío en que atentos a las mitzvot y particularidades históricas o agrarias de cada uno de los jaguim y otras recordaciones, sepamos interpretarlos para el aquí y ahora, sobre la base del amor al prójimo y la alegría que ello produce.

Esto creo que no se puede hacer en la “clandestinidad” o en el individualismo, sino que supone de otros legítimos otros en que nos reflejamos y con quienes encendemos nuestras neshamot para hacer de nuestro entorno un mundo mejor.

El tema es que muchas personas que se reconocen como judíos no se identifican con las instituciones existentes, las que además sienten, no sin parte de razón, los han abandonado, radicándose prácticamente todas en las comunas de las Condes y Lo Barnechea. Este es un hecho histórico, fenómeno sociológico, momento político o como lo queramos ver, pero de que existe, es irrefutable: la mayoría de los judíos no pertenecen a las comunidades rabínicas u otras instituciones actualmente existentes en el Ishuv.

Surge entonces la pregunta y particularmente en este medio, sobre el rol que le cabe a nuestra institución, domiciliada en la comuna de Providencia, el actual centro de la ciudad. ¿Puede o debe B’nai B’rith jugar un rol protagónico en el activismo comunitario?, y, de contestar afirmativamente esta pregunta, ¿en qué se expresa esta convicción para quienes hoy forman parte de los llamados “invisibles”?

Para quienes leen estas páginas y no nos conocen B’nai B’rith es una organización laica y familiar, que en base a la benevolencia, el amor fraterno y la concordia, busca influir en la subsistencia y defensa de nuestro pueblo y de medinat Israel. Esto lo hacemos de manera organizada y sistemática.

Se dice de nuestra institución que es derechista, que es excluyente. A mí me parce que es pluralista y convocante. Para ello tengo por evidencia la recientemente exhibición de la película “Mi vida con Carlos”, documental que relata la historia de un abogado detenido desaparecido presentada por su viuda la jurista Carmen Hertz; también tengo para mí el hecho del Premio de derechos humanos Rene Cassin que recibió la Comisión Valech sobre Prisión Política y Tortura; o los juristas Cecilia Medina Quiroga y José Zalaqett, entre otros; La convocatoria a toda la comunidad para oír e interactuar con los principales líderes de opinión del país y particularmente con los candidatos presidenciales. En fin, creo que con lo dicho es suficiente para descartar tales prejuicios.

La pregunta es si esta organización está en condiciones de ofrecer un marco a personas que se sientan atraídos por nuestros valores, llamados por nuestros objetivos pero que no pueden o no quieren tener la calidad de miembros. ¿Podemos nuclear a la diversidad? ¿Está en condiciones nuestra institución de promover un calendario comunitario, de convocatoria plural, en el que cada uno individual o colectivamente, desde las tradiciones o desde la fe aporte a construir esta nueva y particular realidad diaspórica del judaísmo chileno?

Creo que la única identidad que, tenemos es la que se refleja ante el otro, que los valores superiores que inspiran nuestra organización, la masa crítica que posee, la experiencia y legitimación comunitaria y ante el país y por qué no decirlo, en el mundo entero, nos convoca a ser el canal del expresión de la gran mayoría de judíos que necesita expresar y profundizar la cultura de la que formamos parte. Esto es algo que debemos hacer más que por ellos, por nosotros, un plural que nos incluya.

Tanto los invisibles nos necesitan si se toman en serio, por lo menos a veces, esto de ser judíos, como nosotros a ellos si entendemos que son el prójimo a quien amar, que son quienes pueden y quieren encarnar los ideales de nuestro pueblo ancestral . Luego, este desafío no es una opción sino un deber para quienes creemos y deseamos continuidad.

 


 

 


Abraham Foxman, El Azote De Los Antisemitas

por Rafael Guiloff

Hace unos días, con ocasión de los dichos calculadamente antisemitas y anti Israel de dos parlamentarios chilenos, el senador del PPD Eugenio Tuma y el diputado y vicepresidente de la DC, Fuad Chahin, a raíz del desafortunado incendio forestal en el Parque Nacional Torres del Paine, presuntamente causado involuntariamente por un joven mochilero israelí, la agrupación judía norteamericana ADL (Liga Contra la Difamación) manifestó su indignación por esos alevosos dichos y por la retahila de expresiones antisemitas, acompañadas de falsas y añejas teorías conspirativas, que inundaron los medios sociales y periodísticos.

No es extraño que la ADL, tan norteamericana y lejana a Chile, difunda y se haga parte de la voz judía alzada contra este brote de antisemitismo en nuestro país pues la ADL, probablemente, es la entidad judía mas activamente vigilante y vocal contra el antisemitismo, a nivel mundial. Su base está en los EEUU y su accionar principal ocurre allí, enfrentando enérgicamente los ataques contra los judíos y contra Israel, vengan de donde vengan. No obstante, su influencia es global, condenando por doquier los actos y declaraciones antisemitas y persiguiendo la penalización de sus autores. Su labor declarada es la defensa de los derechos civiles y de la dignidad de las minorías así como la lucha contra los prejuicios que alimentan los hechos de odio y discriminación. La ADL ha implementado numerosos programas en pro de la diversidad y la tolerancia, apoyando a los grupos minoritarios, sean o no judíos. La ADL también promueve, por parte de los estados, la dictación de leyes antidiscriminatorias que penalicen efectivamente los actos inspirados por el odio y la intolerancia. Asimismo, la ADL desarrolla excelentes programas para mantener viva la memoria de la Shoa y educar sobre ella, de igual manera que monitorea sin pausa las actividades y declaraciones de los grupos extremistas y terroristas. Otra área importante para la ADL es la de las relaciones interreligiosas, desarrollando intensos programas con las más diversas confesiones religiosas, especialmente la cristiana y la musulmana.

La ADL nació en el seno de la B’nai B’rith, la cual la instituyó en 1913, con el objeto de de luchar contra la discriminación y el maltrato experimentado por los judíos en los EEUU, especialmente por los nuevos inmigrantes que, por esos años, arribaban sin cesar a la América de la libertad y de la oportunidad.

Desde 1987 la ADL es dirigida por Abraham – Abe – Foxman, de quien puede decirse, sin temor a equivocarse, que es uno de los judíos más influyentes del mundo. Foxman es un personaje controvertido y multifacético. Su compromiso y su energía, la cual no disimula su ebullición cuando enfrenta a los que hablan mal de los judíos y de Israel, le han ganado múltiples calificaciones y descalificaciones, tales como paranoico, matón intelectual, chantajista, censor, cristófobo, flagelo de los antisemitas, vergüenza del judaísmo, kapo y muchos otros. Se dice que Foxman se expresa auténticamente, desde su “guata” judía, sin temor ni contemplaciones. Se dice también que, mundialmente, cualquier autoridad política, religiosa, empresarial, académica, artística o de otros ámbitos, sea quien fuere, tiembla cuando su secretaria le dice: “el señor Foxman está al teléfono”. Los medios de comunicación más importantes del mundo lo piensan dos veces antes de rehusar publicarle a Foxman lo que desea.
Cuando Foxman viaja, es recibido con honores, como si fuera un ministro de estado. Hace algunos años, el entonces presidente, Jacques Chirac, lo honró con la Legion de Honor, la más elevada dignidad que Francia otorga a una persona.

Foxman es muy elocuente. Agita corazones con sus discursos y hace que las chequeras de sus donantes sean pródigas para girar cheques a la ADL. También es un consumado organizador de eventos, en los cuales vuelca sus dotes de director teatral mediante emotivos montajes, que conmueven profundamente a su audiencia, logrando lo que, irónicamente, se llaman “momentos ADL”. En la práctica, Foxman es el amo absoluto de la organización ADL y de su presupuesto anual de US$ 50.000.000, cifra de la cual, el 1% constituye su salario anual, siendo el dirigente judío mejor pagado de los EEUU.

Como Foxman no tiene remilgos en calificar de antisemita a cualquiera que se exprese negativamente acerca de Israel o de los judíos, es muy criticado por el uso frecuente y se dice, indiscriminado de este calificativo. Sin llegar a tratarlo de antisemita pero con mucha dureza, Foxman criticó al general David Petraeus cuando éste, en su calidad de comandante en jefe de las fuerzas de la OTAN en Afganistan, se refirió a, en su opinión, los negativos efectos en la región del apoyo incondicional de los EEUU a Israel. Actualmente Petraeus, nombrado por el presidente Obama, está a cargo de la CIA.

La independencia de análisis y de agenda que tienen Foxman y su ADL hace que, en ocasiones, sus posiciones parezcan contradictorias a los ojos de quienes no conocen las particularidades de la situación. Durante 2011, cuando una congregación musulmana quiso instalar su mezquita y escuela religiosa muy cerca de la Zona Cero de Nueva York, lugar donde se encontraba el World Trade Center, destruido por Osama bin Laden en su ataque del 11 de Septiembre del 2001, la ADL fue una de las entidades norteamericanas más críticas al proyecto el cual, en definitiva, no se llevó a cabo. Por otra parte, poco tiempo después, en el contexto de su actividad interreligiosa, la ADL apareció apoyando a la denominada Coalición Interreligiosa de Mezquitas, en su programa de construcción de numerosas mezquitas en diversos estados de los EEUU.

La ADL, en el ámbito de su postura por la diversidad y tolerancia, ha sido una activa defensora de los derechos de los gay en los EEUU. La Corte Suprema de esa nación también fue objeto de duras críticas por parte de Foxman cuando falló en contra de un instructor scout gay.

Por supuesto, en lo que se refiere a Israel, es probablemente donde Foxman es más temible para con sus detractores, siendo acusado por ellos de ser extremista en sus posturas, sin embargo, también es tildado de vacilante por parte de quienes sostienen posturas intransigentes en este terreno. Con ocasión del controvertido discurso del presidente Obama, cuando habló de las fronteras de Israel, Foxman lo defendió y explicó el sentido de esa mención, en circunstancias que Netanyahu, primer ministro de Israel, rechazó de plano lo dicho por Obama.

¿Quién es Abraham – Abe – Foxman?

Su aspecto es el de un próspero judío de los suburbios, que viene bajándose de su Cadillac, al volante del cual se ve algo pequeño y entrado en carnes. El 1 de Mayo de 2012 cumplirá 72 años, veinticinco de ellos dirigiendo la ADL. De profesión abogado, nació en Polonia, en un pueblo que ahora pertenece a Bielorusia. Siendo aún muy pequeño, tras la invasión nazi a la Unión Soviética, fue entregado por sus padres a su nana polaca cristiana para que lo cuidara. Ella lo crió como propio, bautizándolo católico. Sus padres lograron sobrevivir y recuperaron al pequeño Abraham, no sin una ardua disputa con la mujer, quien se negaba a devolverlo. Estos hechos son relatados por Foxman en su libro publicado en 2003: “Nunca más? – La amenaza del nuevo antisemitismo”, criticando, de paso, a la Iglesia Católica, por su renuencia a dar a conocer los registros de miles de casos de niños judíos, como Foxman, entregados a católicos, cuyos padres no sobrevivieron y nunca fueron devueltos a sus parientes u organizaciones judías y siguieron sus vidas como católicos, ocultos sus orígenes por quienes se hicieron cargo de ellos y por la Iglesia Católica.

En 1950 los Foxman emigraron a los EEUU y el pequeño Abe se cría en el populoso barrio neoyorquino de Brooklyn. Estudia en una yeshiva local y luego Ciencia Política, Historia y Derecho. En cuanto egresa de la universidad, en 1965, comienza a trabajar para la ADL. En 1987 fallece el director y Foxman es elegido para asumir como nuevo director de la ADL. Su gran labor al frente de esta entidad, donde actualmente Foxman es como el ADN de la ADL, hace difícil imaginar una ADL sin Foxman y complica la proyección de un eventual sucesor. El propio Foxman elude este tema cuando los medios intentan indagarlo con él. Se dice que los jóvenes dirigentes judíos no se cuentan entre sus seguidores y que él se ha encargado de anular a quienes podrían llegar a reemplazarlo en su posición.

Con sus luces y sombras, la personalidad de Foxman sin duda dejará una huella indeleble entre los que defendemos a Israel. En su ya mencionado libro “Nunca más?....”, asevera: “…muchos de los actuales ataques a Israel y al Sionismo no son, en el fondo, a las políticas y las conductas de un particular Estado – Nación. Son a los judíos”. Con esta contundente y polémica afirmación, Foxman invalida todos los argumentos que intentan separar a los judíos y el judaísmo, del Estado de Israel.

La fuente de la fortaleza de las palabras y acciones de Foxman podemos hallarla, nuevamente citando su libro, donde dice: “… es importante para todos nosotros trazar una línea en la arena que separa lo que es aceptable de lo que no lo es y luego defender esa línea con claridad, consistencia y coraje”.


 




 

La persecución de cristianos en el mundo musulmán

por Thomas Reich

La persecución de los cristianos en el mundo islámico está en camino de alcanzar proporciones epidémicas, llevando a diversos centros de análisis norteamericanos a comenzar a documentar sistemáticamente estas deplorables situaciones para recopilar algunos-no todos-de los casos, lo que sirve a dos propósitos: (1) Para documentar lo que los medios no hacen; (2) Para demostrar que tal persecución no es "al azar", sino que es sistemática e interrelacionada, que encuentra en última instancia sus raíces en una visión del mundo inspirada en la Sharia.

Puesto que estas recopilaciones de la persecución comprende diferentes etnias, idiomas y localidades-de Marruecos en el oeste, a la India en el este, y en todo el Occidente donde haya musulmanes, debe quedar claro que una sola cosa los une: el Islam, sea la aplicación estricta de la Sharia, o la cultura de la supremacía nace de ella.

Veamos algunos de los últimos acontecimientos (octubre de 2011) ordenados por temas:

Iglesias

Afganistán: Diez años después de los EE.UU. invadieron y derrocaron a los talibanes, se acaba de revelar que en Afganistán la última iglesia cristiana fue destruida . El informe también deja claro que el gobierno afgano instalado por Estados Unidos, es en parte responsable de estos sentimientos anticristianos, por ejemplo, por las leyes de defensa de la apostasía, que la convierten en una ofensa criminal, punible con la muerte, (prohibición a los musulmanes a convertirse a otras religiones).

Indonesia: Las autoridades expulsaron de su iglesia a los cristianos y la clausuraron por supuesta participación en el 'proselitismo' en una zona predominantemente musulmana. Como en casos anteriores en que las iglesias fueron confiscadas, los fundamentalistas eran ayudados e instigados por la administración local.

Kazajstán: La nación ha promulgado nuevas leyes que restringen aún más la libertad de religión : "Todas las iglesias registradas ahora deben volver a registrarse con el gobierno, y sólo las iglesias que cumplan con criterios nuevos serán autorizadas”. Durante una redada, una mujer de 17 años de edad, fue golpeada por un policía, dejándola inconsciente".

Sudán: Poco después de que el presidente Bashir confirmó planes para adoptar una constitución totalmente islámica y el fortalecimiento de la sharia, envalentonados musulmanes atacaron a cristianos tratando de construir una iglesia. Del mismo modo, las autoridades amenazaron con demoler tres edificios de la iglesia "como parte de una oferta a largo plazo para deshacerse del cristianismo en Sudán".

Símbolos cristianos

Egipto: Un estudiante cristiano fue estrangulado y golpeado hasta la muerte por su maestro musulmán y sus compañeros por negarse a cubrir su cruz.

Arabia Saudita: Un futbolista colombiano fue arrestado por la policía moral saudí después de los clientes en un centro comercial de Riad expresaron su indignación por los tatuajes del deportista, que incluía el rostro de Jesús en su brazo. Un evento similar ocurrió el año pasado cuando un jugador rumano besó el tatuaje de una cruz que tenía en el brazo después de marcar un gol, que también causó la indignación pública.

Maldivas: La policía arrestó a un profesor de la India 30 años de edad, por tener una Biblia y un rosario y finalmente lo deportaron después de un interrogatorio de dos semanas. Y el año pasado, autoridades de Maldivas rescataron a otro maestro cristiano de la India, cuando los padres de sus estudiantes musulmanes amenazaron con arrojarlo al mar por "predicar el cristianismo" después de utilizar una brújula en la clase, que según ellos era una cruz.

Apostasía, blasfemia, proselitismo

India: Un mufti llamó a un sacerdote cristiano ante su corte: acusándolo que "está implicado en la conversión de los jóvenes varones y niñas musulmanas al cristianismo”.

Irán: Militantes con presuntos vínculos con seguridad iraníes amenazaron con matar a casi una docena de cristianos evangélicos que huyeron de Irán, a menos que "se arrepientan y pidan perdón". Del mismo modo, un grupo de funcionarios que participan en una operación estilo comando en la casa de un musulmán convertido al cristianismo, lo arrestan y le confiscan su Biblia, trasladándolo a un lugar desconocido

Pakistán: Una mujer guardia asignada para garantizar la seguridad en la carcel de Asia Bibi, una madre cristiana de cinco condenada a muerte por "blasfemia", la golpea a causa de prejuicios anticristianos.

"Dhimmitud" (abuso general, degradación y eliminación de
derechos ciudadanos)

Egipto: Los militares amenazaron a un monasterio copto con una " nueva masacre " en un intento de derribar la cerca del monasterio Los militares han asaltado varios monasterios desde la Revolución del 25 de enero de 2011.

Irak: Un nuevo informe titulado " La doble vida de los niños cristianos de Irak", explica su sufrimiento:" Si los niños dicen que creen en Jesús, se enfrentan a golpes y el desprecio de sus profesores “.

Francia: Musulmanes atacaron a cristianos a pedradas durante una celebración católica, aunque los medios de comunicación lo ignoraron: "parece que el silencio mediático en estos hechos, que se están produciendo cada vez con más frecuencia, sirve para exculpar, proteger, incluso, los musulmanes en sus actos racistas y antireligiosos.

Pakistán: Un hombre muerto, dos docenas de cristianos, incluidos niños, hombres y mujeres gravemente heridos, resultaron cuando "bandas musulmanas" contratadas por un influyente musulman atacaron para tomarse un sitio, que la iglesia había comprado para construir un orfanato.

Turquía: El Ministerio de Educación en Ankara publicó un libro de texto, que distorsiona el papel de los cristianos asirios, denunciándolos como traidores que se rebelaron contra Turquía. Sigue negando la histórica masacre de los cristianos: cerca de la mitad de la población asiria, fue asesinada o murieron de hambre o enfermedad en una serie de asesinatos orquestados por el gobierno turco otomano durante la Primera Guerra Mundial.

EE.UU.: un musulmán convertido al cristianismo fue violentamente atacado por los musulmanes a causa de un poema, que expresa el dolor por la pérdida de seis millones de Judíos a manos de los nazis.

Violaciones en Pakistán

• Secuestrada el año pasado la víspera de Navidad ", una niña de 12 años de edad, cristiana fue violada en grupo durante ocho meses , y luego convertida a la fuerza y "casada" con su agresor musulmán ". Ahora que se ha escapado, en lugar de que se haga justicia, la familia cristiana está escondida de los violadores y la policía.

• Una madre cristiana de cuatro hijos fue sacrificado por un musulmán compañero de trabajo, después de que se resistió a su intento de violación en la fábrica donde trabajaban.

• Un nuevo informe afirma: "La conversión forzosa al Islam de las mujeres de los grupos religiosos minoritarios a través de la violación y el secuestro ha alcanzado una etapa alarmante ... “. Parece hoy que nadie, desde el poder judicial a la policía e incluso el gobierno tiene el coraje de ponerse de pie a las amenazas de grupos fundamentalistas musulmanes.

¿Y las consecuencias?

Hasta 900.000 cristianos ya han huido de Irak desde 2003, según un reciente estudio realizado por Minority Rights Group International. Benjamin Sleiman, arzobispo de Bagdad, también habló de "la extinción del cristianismo en Medio Oriente”.

En Egipto, 100.000 cristianos han abandonado el país tras la caída de Mubarak.

En Siria, los principales líderes cristianos apoyan el baño de sangre de Bashar al Assad, por temor a una toma de control islámico por parte de la Hermandad Musulmana. El Patriarca Católico de Líbano, Bechara Rai, bendijo a Assad como un "reformador", mientras que el obispo ortodoxo griego, organizó espectáculos ecuménicos para apoyar al régimen. Por primera vez en la historia de Siria, el actual Ministro de Defensa, Dawud Rajha, es un cristiano. Sin embargo, esto no es un signo de poder sino, más bien, de desesperación. Adnan al-Aroor, el sheikh sirio que se convirtió en la voz religiosa de la sublevación contra Assad, está instando a sus seguidores a "destrozar, picar y dar de comer a los perros" la carne de los cristianos que apoyan al régimen".

A partir de 2005, las marionetas sirias en Líbano desataron una campaña terrorista contra los cristianos de Líbano. Políticos y periodistas cristianos fueron asesinados y se detonaron bombas en zonas cristianas.

En Gaza, los 3.000 cristianos que quedan son objeto de persecución y muerte. Mientras tanto, cada año, unos 1.000 palestinos cristianos abandonan Belén, su ciudadela.

A la luz de estos antecedentes, cabe preguntarse: ¿Dónde están las llamadas de detención? ¿Dónde están los cargos de crímenes de guerra? ¿Dónde están las solicitudes para que estos criminales sean llevados a juicio ante la Corte Penal Internacional o la Corte Internacional de La Haya?

 


 

 

La Marcha Radetzky

por Benjamin Benzaquen

Una tradición que con mi esposa llevamos de año en año: cuando llegamos a la casa después de la cena con la familia esperando la culminación del 31 de diciembre, buscamos en los canales de cable culturales cual de ellos estaría difundiendo el Concierto de Año Nuevo que se realiza en el teatro de la Opera de Viena.

El mensaje nos llegó a eso de las 2 de la mañana por parte de ARTV, pero en una edición con dos años de antigüedad, es decir la de 2009. Ya la habíamos visto, reiteradamente, por una circunstancia especial que relataré en su momento. Pero no hubo sueño que nos venciera hasta poder escuchar y observar como la orquesta se enfocaba, sobre el final del concierto, en la célebre y muy querida por nosotros (mi esposa y yo) Marcha Radetzky. No, no tiene nada que ver con el desfile del 19 de setiembre en Santiago.

El Mariscal de Campo Johenn Joseph Wenzel Graf Radetzky von Radetz, nacido en Bohemia (luego Checoslovaquia) el 5 de noviembre de 1766 y fallecido en Milán el 5 de enero de 1858 fue un célebre militar que defendió a Austria e Italia en casi 70 años de servicio. Amado por sus soldados y por su pueblo, Radetzky y sus hazañas en los campos de batalla le dieron pie al compositor Johann Strauss (padre) para plasmar en el pentagrama la célebre marcha con la cual desfilaron por casi 80 años ejércitos del Imperio Austro-Húngaro, del ejército alemán y de muchas fuerzas europeas…

Hasta el 30 de enero de 1933…En esa fecha, una de las manchas negras de la humanidad, ascendió al poder en Alemania un criminal (“ un cabo bohemio…”, como lo definían sus mariscales y generales) que llevó a Europa y luego a los otros continentes, su sed de sangre, su impronta de exterminio…Entre sus malvadas determinaciones, todas vertidas en las leyes raciales, ordenó que la Marcha Radetzky debía ser eliminada de los ensayos y desfiles de los ejércitos alemanes.

El paso de ganso no se realizaría bajo los sones creados por Strauss.

El Mariscal Radetzky, un héroe nacional austríaco llevaba consigo una marca no digerible para casi 60 millones de alemanes (¿porque la gran mayoría levantaba la mano derecha, no?): era judío…

La Radetzky March fue implantada nuevamente tras la derrota de los nazis en todos los frentes. Un poco más de 60 años después, en 2009, Radetzky fue honrado en la Opera de Viena por la batuta de un insigne músico y director de orquesta cuyo nombre revelaré ahora, algo que señalaba más arriba: Daniel Barenboim

Qué más se puede pedir cuando se trata de disfrutar un concierto en una ciudad que perteneció al Reich, que se hizo eco de las infames leyes del “socio mayor…”, que ayudó a perseguir, echar, encarcelar y finalmente asesinar a nuestros hermanos de sangre?. Nada más. La Marcha Radetzky, en honor al Mariscal del mismo nombre, ejecutada por la Orquesta Filarmónica de Viena y dirigida por un judío llamado Daniel Barenboim y en muchos pasajes de la misma, acompañada por el sonar de las palmas de los miles de vieneses que llenan el magno teatro para disfrutar lo que su famoso compatriota, Johannes Strauss, creó para el deleite de gran parte de la humanidad…

Por ello en los inicios de un nuevo año, llegamos a mi casa y rápidamente encendemos el televisor. En algún canal de cable, nos deleitaremos con la Radetzky March, la batuta de Barenboim y la satisfacción, enorme, de saber que en ese teatro , el mismo que alguna vez ensuciaron con sus botas la pandilla germana de asesinos, aplauden a dos judíos…


 

 

Un judaísmo ético... no ghético


por Ram Tapia Adler

Los preceptos generales de la ética judía se basan en el principio “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Levítico 19:18). Rabí Akiva decía que este concepto engloba la esencia misma de toda la Torá porque equipara el amor divino con acciones de amor de los hombres a la humanidad y la justicia social.

Mantener una conducta honorable y una vida honesta no deberían constituir para el judío algo digno de elogio ya que se trata de cumplir una ley ética formal de carácter obligatorio, cuyas normas no están sujetas a la interpretación y cuyo cumplimiento crea una actitud y relación positivas entre los hombres.

El mismo Maimónides afirmaba que estos principios éticos le fueron otorgados al Pueblo Judío para beneficio de toda la humanidad.

Esta ética es el centro de la cultura y religión judías, debiendo además constituir la base de su educación. El judaísmo no nos conmina a abandonar lo mundano, pero si nos exige observar y respetar ciertos parámetros básicos, tales como: amor a la humanidad, benevolencia, humildad y luchar contra todo atisbo de irracionalidad humana.

Mi pregunta a continuación es entonces ¿cuanto de nuestro judaísmo estamos aportando a la humanidad para crecer junto a ella?

Siempre he sostenido la idea que el judaísmo se enriquece y fortalece en la medida en que los judíos somos capaces de vincularlo a nuestro mundo presente y a la sociedad en que vivimos. Pero algo ocurre en el transcurso del proceso porque en lugar de avanzar en ese propósito, tendemos a encerrarnos más entre nosotros mismos. Nuestra voz y aporte en los grandes temas nacionales como la discriminación, la desigualdad, la destrucción del medio ambiente y nuestra actuación en pro de una sociedad más justa, pluralista y diversa; es tenue y débil por decir lo menos. ¿Por qué?

Nuestra rica y también trágica memoria como Pueblo no la estamos utilizando en beneficio de la sociedad toda. La Shoá es un ejemplo de ello, realizamos una multiplicidad de actos comunitarios que buscan recordar esa tragedia, lo que está bien; pero fallamos al no poder o querer utilizarla como la más potente de las herramientas educativas para todo el país. ¿Por qué?

Desconozco si nuestros empresarios aplican la ética judía en sus prácticas comerciales y en el trato con sus trabajadores, espero que sí. Pero pienso que deberían ser ellos los primeros en marcar diferencia en aspectos tales como la contratación de discapacitados, trato igualitario para las mujeres y en la mejoría permanente del capital humano de sus empresas.

Nuestros colegios y sus educadores, en conjunto con los padres, debiéramos también focalizar la preparación de nuestros hijos bajo esta sólida y cálida formación ética ya que las matemáticas, el inglés o la recitación memorizada de nuestra historia en nada aseguran por sí solas, el desarrollo de vidas más íntegras e incluso mejor preparadas para encarar los desafíos con que ellos se encontrarán cuando salgan del colegio y deban convivir con el país real.
Tal vez esta falta en la formación valórica y por ende la no percepción y estímulo acerca que “desde mi ser judío puedo y debo contribuir en la construcción de una sociedad más justa” explica en gran parte el que -salvo contadas y brillantes excepciones- sean tan pocos los judíos que optan o aspiran a cambiar realidades a través de la función pública.

Así también, dirigentes, profesionales y miembros de las diferentes instituciones comunitarias, incluidos los movimientos juveniles, debieran seguir y promover las mismas pautas de conducta ética. Su deber no acaba al preocuparse del financiamiento de sus operaciones o en cuantos socios nuevos se logró afiliar. Su deber, antes que todo, es preocuparse de la calidad de los contenidos judíos de su hacer institucional y de cómo estos contenidos aportan para que nosotros y el país seamos mejores.

Tengo la seguridad que un judaísmo militantemente activo y coherente, abierto y aportante a la sociedad, que busca y genera alianzas sólidas y sinceras con los diferentes estamentos nacionales en pro de avanzar en nuestras agendas comunes; será un judaísmo mucho más atrayente y motivador para la juventud y los no tan jóvenes; fortaleciendo en cada uno su propia identidad judía y generando en todos un profundo orgullo de pertenencia.

Antes que nada, el judaísmo no es una entelequia ghética, sino una construcción ética.

 


 

 

¿Quo vadis?

por Dr. Eduardo Kohn | Montevideo

En su columna del domingo 18 de diciembre en el diario El País, el expresidente de la República, Dr. Julio M. Sanguinetti, expresa, refiriéndose al "pensamiento único" que sufre la sociedad contemporánea, entre otros conceptos:

Desde ya que quien recuerde que los palestinos no tienen un Estado porque en 1948 -cuando Naciones Unidas creó dos Estados, el árabe y el judío- el mundo árabe rechazó esa creación, es alguien trasnochado. Si añade que la paz solo podrá construirse mediante el diálogo entre palestinos e israelíes, es un yanquista despreciable o una simple víctima ingenua de la propaganda sionista. No importa si Israel es una democracia, como no lo son en cambio los países árabes en general u otros, como Irán, que sin ser árabes, llegan a la negación del Holocausto y de la existencia misma del Estado judío.

Los actuales gobiernos del Mercosur, más varios otros de América Latina, creen en la imposición.

Por ello, apoyaron con sus declaraciones oficiales la creación de un Estado Palestino en forma unilateral, como si no existieran dos partes en el proceso, como si la opinión y propuestas del Cuarteto (el mundo entero ya que lo integran Naciones Unidad, Unión Europea, más EE.UU. y Rusia) no tuvieran valor, y en lugar de generar un proclamado "avance hacia la paz", ayudaron a crear junto con otros votos de África y Asia, un estancamiento profundo y de muy difícil predicción en el futuro de la región, y ni que hablar en la posibilidad de que nazca un Estado palestino en serio, tal como lo merece el pueblo palestino.

La firma de un Tratado de Libre Comercio con la Autoridad Nacional Palestina en el marco de la Cumbre del Mercosur es más de lo mismo. Un acuerdo político sin política; un acuerdo comercial con una entidad que no es un Estado.

¿Cuál es la ayuda que este gesto puede proporcionar para que el estancamiento que tiene hoy el tema del Estado Palestino salga del pantano en que está sumido hoy en el marco de la ONU? Cero.

Al revés, genera distanciamientos y discusiones políticas inútiles e innecesarias.

Pasar por encima de las normas que rigen el Mercosur para que algún Estado entre por la ventana, insistir en declaraciones unilaterales en lugar de apoyar al cuarteto que bastante dificultades tiene para dar medio paso adelante, son parte de lo que el expresidente Sanguinetti menciona al comenzar su editorial ya citado:

Recorre América Latina -y nuestro país no es la excepción- un catálogo de frases hechas y seudoverdades que clasifican de un modo automático al ciudadano que ose pensar.

Pretender que no se avasallen los Tratados; creer que el diálogo es la mejor vía para la paz, van, como lo escribe el expresidente Sanguinetti, contra la corriente del pensamiento único que recorre gran parte de la región, y nos pone a la par de proyectos similares, que, a su vez, nos recuerdan a Voltaire: La pasión de dominar es la más terrible de todas las enfermedades del espíritu humano.

 


 

 

¿Existen Los Milagros?

por Gregorio Jusid Froimovich

Pienso en Jánuca. La fiesta de las luces, la celebración del solsticio de invierno, la noche más larga del hemisferio norte; el paradigma de los valientes que se enfrentan a un enemigo que aparece como inmensamente superior y vencen basado en sus convicciones, en su vínculo con la trascendencia, quienes nos legaron una historia llena de sacrificios y significado.

Pienso en el calor, en la comodidad que nos aletarga y nos hace olvidar de dónde venimos y quienes somos: “El Pueblo del Libro”, aquel en que cada uno es un mundo y es responsable por todos, los que valoramos la vida y la diversidad, ¿Dónde estamos? En esta páginas, seguro.

Pienso que no se puede ser judío pasivo, no se puede “estar judío”. Tenemos que hacer un mundo mejor, tenemos que hacer más para que este milagro de la permanencia del pueblo judío siga existiendo, para ser Luz entre las Naciones.

Esta condición de pueblo elegido para las Mitzvot es la que nos distingue y nos legitima. La que nos hace perdurar frente a los Amalek de la historia, contra quienes deberemos luchar hoy y mañana en la diáspora y para la existencia de Medinat Israel.

Hoy, como nunca, se erige ante nosotros la sombra de una amenaza nuclear. Los musulmanes, que pueblan Europa impiden que se enseñe el Holocausto por que “hiere su sensibilidad”. En todas partes se niega nuestro vínculo ancestral con Eretz Israel. El antisemitismo ha vuelto a América Latina, no sólo vestido de nazismo, ahora también de islamismo.

¿Qué haremos ahora? ¿Quién podrá defendernos?

Haremos lo mismo de siempre: Seguir honrando a nuestros padres y a nuestras parejas, seguir nuestra vida familiar, la enseñanza de nuestras costumbres, haciendo minyán y amando al prójimo como a nosotros mismos, es decir, siendo judíos, aplicando nuestra “tecnología” cultural, la forma “apatotada” y metódica con que nos paramos ante el mundo.

Así nos defenderemos, amándonos mucho y cuidándonos, y no haciendo a los otros lo que no nos gusta que nos hagan; organizándonos para tener presencia en donde nuestra voz tenga que ser oída y reflexionando constantemente sobre el sentido de nuestra conducta, de modo que nuestro actuar sea certero.

Así, seguiremos apoyando nuestra red social Reshet; asistiremos al Patio de Los Naranjos el día 22 de diciembre, a las 11:30 horas; compraremos la rifa del programa Becas para la Educación Superior de B’nai B’rith, visitaremos hospitales infantiles en navidad, visitar enfermos y seguiremos participando en nuestra Dirección de Asuntos Públicos o en cualquier otra forma en que podamos hacer comunidad.

Ese es el secreto de nuestro milagro, nuestra vocación de eternidad, unida a nuestro carácter de “mensch”, de seres humanos, de seres provistos de dignidad y de un soplo divino que dan la fuerza que mantiene el fuego de la continuidad.

 


 

 

Los judíos y el dinero

por Rafael Guiloff

Desde tiempos inmemoriales, perdurando hasta nuestros días, permanece en la conciencia colectiva occidental la estigmatización de los judíos como prestamistas, avaros y usureros. Esta vinculación menoscabante de los judíos con el dinero sustenta la ideología antisemita, habiendo sido utilizada por la propaganda nazi antes y durante el Holocausto y, en Chile, determina que un porcentaje relevante de la población se declare “desconfiada” de los judíos, según la encuesta sobre discriminación que realiza periódicamente la Fundación Ideas. Numerosos judíos asumen con vergüenza la identificación con el dinero que se les adjudica y se apresuran a desmentirla, sintiendo que es un descrédito injusto, especialmente en la sociedad actual, en la cual todo es valorado en dinero y todos valoran el dinero.

El destacado economista francés judío, Jacques Arttali, quien fuera consejero del presidente Mitterand y presidente del Banco de Fomento Europeo, actualmente columnista del semanario L’Express, publicó hace algunos años un extenso y documentado ensayo titulado “Los judíos, el mundo y el dinero”, en el cual encara sin complejos este tema, aparentemente tabú. El judaísmo bíblico fue precursor de la asistencia o previsión social, del trato igualitario con los extranjeros residentes y numerosas otras prácticas en pro de la pacífica y justa convivencia en comunidad, derivadas de su ética humanitaria que, posteriormente fueron emuladas por el cristianismo y la democracia secular y más tarde por el socialismo humanista, valores todos fundadores de la civilización occidental judeo cristiana. Attali postula que, al igual que las normas éticas para la armonía y justicia comunitarias, los fundamentos éticos de la economía de la civilización occidental contemporánea, la cual ha brindado a la humanidad los beneficios de un gran desarrollo económico, están prefigurados en el judaísmo bíblico, por lo que el pueblo judío debería estar orgulloso de su particular aproximación hacia el dinero y la creación de riqueza.

Attali demuestra que, de las normas éticas relativas a la riqueza, contenidas en la Ley de Moisés, cuya antigüedad es de alrededor de treinta y cinco siglos, se desprende que para el judaísmo, el dinero es un flujo creador, un bien fértil, generador de riqueza, al igual que la tierra y la inteligencia humana. La riqueza, producto del trabajo y el empeño humano, es un medio esencial para servir a Dios, colaborando así el hombre con el Creador, para mejorar y reparar el don divino del mundo y, como todo valor, debe rendirse al valor supremo que es la vida, cuyo pasaje es irreversible. Un preciado y venerado rollo de la Tora, puede ser enajenado si los recursos que con él se logran, permiten salvar una vida. Contrariamente a lo que hacen gran parte de los otros cultos religiosos, que destinan la riqueza de los fieles a suntuosas construcciones y monumentos, para la religión, como dijo un filósofo judío, “Israel construye palacios en el tiempo”. El judaísmo reserva la riqueza para la producción de una mejor vida, para asegurar la libertad y la independencia, para organizar el trabajo y los medios de vida, para educar y transmitir las tradiciones éticas y para entregar una solidaridad activa.

El flujo del dinero va y viene, se gana y se pierde pero la vida continúa y crece. Es tarea de la creatividad del hombre orientar ese fluir hacia la generación de nuevas riquezas, evitando atesoramientos que frenen el mejoramiento y la reparación del mundo. La milenaria Ley de los judíos especifica con detalles lo relacionado con la actividad económica, preceptuando normas éticas y comportamientos conducentes a los designios divinos señalados. A tal fin, la Ley exige la precisión y la confiabilidad en los pesos y medidas y asimila los precios justos en el comercio con la verdad de la palabra empeñada. La Ley previene el atesoramiento y la concentración de la riqueza mediante el Jubileo, cuando las tierras retornan a sus antiguos propietarios y los esclavos pasan a ser libres. La Ley asegura la hospitalidad prohibiendo cosechar los frutos de una esquina de cada campo cultivado, para que con ellos puedan abastecerse los extranjeros de paso. Estas y muchas otras disposiciones contribuyen a establecer un concepto esencial para el judaísmo, cual es que la riqueza real es hacer la riqueza de los otros. No hay beneficio si no se crea beneficio para los demás.

Cuando, entre los antiguos hebreos, se sustituye la sangre de la venganza barbárica por la compensación material, donde Dios, en Su Ley, establece las formas para dichas compensaciones, aflora una innovación civilizadora sin precedentes, abriéndose el espacio para una justicia más humana, en la cual se reduce y acota el uso de la violencia y de las represalias como resolución de las reyertas y diferencias dentro de las comunidades. Es interesante notar que la palabra hebrea para pagar es leshalem, que quiere decir “completar” o “hacer la paz”, destacándose así cómo el pago en dinero permite retornar las cosas a su integridad original y da lugar a la paz.

Durante la antigua historia del pueblo de Israel, según Attali, la mentalidad judía, inspirada en la Ley y añadida a su espíritu nómada, promovieron un gran desarrollo de sus redes comerciales, estableciéndose desde la India hasta la península Ibérica. Estén donde estén, los judíos mantienen su Ley y su identidad. Las comunidades distantes permanecen siempre abiertas para recibir a nuevos inmigrantes, facilitándoles los medios, si no disponen de ellos, para que generen su propio sustento, practicando la tradición de ser un pueblo a la vez solidario e individualista. Por aquella época se fue generalizando el uso de la moneda como medio de cambio y de mantener riqueza. Con la moneda, los judíos idean nuevas fórmulas de crédito y empréstitos que permitieron a los mercaderes reducir sus riesgos, ampliándose así el intercambio comercial, trayendo consigo el enriquecimiento particular el cual es bienvenido por el judaísmo cuando, como está preceptuado, no es un fin en sí mismo ni se ostenta con lujos, sino que se utiliza para mejorar la vida de la comunidad. Sin embargo, la proliferación del mencionado lujo y la ostentación, provoca el clamor de los profetas de Israel, quienes condenan el uso de la riqueza para finalidades distintas de las prescritas para el mejoramiento del mundo, ordenado por Dios a los hombres. Esta pugna por el uso que se le da a la riqueza es una constante entre los judíos, siendo recogida posteriormente por el cristianismo, entonces joven creencia, que cancela la discusión, descalificando la riqueza como intolerable y destacando a la pobreza como la virtud a perseguir.

Esta postura de los primeros cristianos pondrá trabas al desarrollo de la actividad económica y al comercio, al tiempo que acarreará nefastas consecuencias para el pueblo judío, expulsado de la tierra de Israel por el Imperio Romano. Un gran número de judíos emigra a Europa, donde el cristianismo, al cabo de pocos siglos es la fe dominante. La Iglesia Católica proclama la virtud de la pobreza para los hombres, debiendo la riqueza entregarse a Dios, representado en la tierra por ella. El lucro es descalificado y el interés proveniente de los préstamos de dinero, prohibido. Ante las necesidades de crédito en las pequeñas economías aldeanas, aprovechando la presencia de las minorías judías, a las que su Ley autoriza los préstamos con interés a personas ajenas a la comunidad, se las coerciona para que presten dinero, presionándolas también mediante la prohibición de poseer propiedades o afiliarse a cualquier gremio profesional o productivo, lo que les impide ganarse la vida explotando la tierra o ejerciendo otros tipos de labores remuneradas. Para sobrevivir, todos los jefes de familia judíos se ven obligados a ser prestamistas, a tal punto que las palabras “judío” y “prestamista” llegan a utilizarse indistintamente. Los señores obligan también a los judíos a ser sus recolectores de impuestos o administradores, a la vez que les imponen tasas por su actividad de prestamistas, permitiéndose así concentrar la riqueza de sus señoríos y disponer de ella fácilmente, participando además, indirectamente, en el lucro de los préstamos. De esta manera la energía creativa y los recursos de las comunidades judías fueron apropiados sin miramientos por los señores, los soberanos y la jerarquía eclesiástica. El involuntario desempeño de oficios que hacía odiosos a los judíos para el resto de la comunidad provocaba que, en tiempos de escasez, de plaga o cuando la conveniencia política lo recomendara, se volcara sobre ellos todo el encono y la ira de los campesinos, los burgueses y la de los propios señores, desembocando muchas veces estos sentimientos en sangrientas masacres y persecuciones e imprimiendo en las mentes, hasta nuestros días, profundos prejuicios contra los judíos.

El ensayo de Jacques Attali rescata los valores positivos originales de la relación judíos – dinero y expone como la ética del pueblo judío, en la cual se inscribe la valoración del trabajo y la riqueza para los fines divinos, determinó un aporte más que proporcional de los judíos en el desarrollo de la humanidad. La precariedad de su situación durante su dos veces milenario exilio, su apego por la vida y su intransable compromiso de permanecer como pueblo para testimoniar a Dios sobre la faz de la tierra, agudizó sus capacidades generando lo que, ulteriormente, sería la aproximación científica al conocimiento “siempre buscando lo nuevo en los intersticios dejados por las certidumbres de los otros, rechazando las definiciones absolutas de verdad, justicia, belleza y normalidad, apreciando, admitiendo y creyendo cosas contradictorias ..., llegando a ser los espíritus más emancipados de su tiempo” .

En las sociedades abiertas y democráticas de la modernidad, en las cuales las diferencias, en lugar de ser rechazadas, son apreciadas, es posible para los judíos el integrarse sin perder su particularidad y pueden mostrarse sin temor a ser excluidos o agredidos por ser distintos, poniendo en práctica su antigua ética de buscar el bienestar propio haciendo el bienestar de los demás, enriqueciendo así a la comunidad toda. Esta energía y creatividad se expone nítidamente en su recuperada tierra ancestral, el Estado de Israel, donde en cincuenta años, habiéndose multiplicado por siete el número de sus habitantes, se logró multiplicar el nivel de vida de la población por cuarenta. A pesar de que un cuarto de su producto ha debido destinarse a la defensa, Israel ha llegado a ser el primer país del mundo en nivel de educación, en investigación, en exportación industrial, en formación de profesionales y en innovación tecnológica. La cristalización del sueño sionista, de progreso y emancipación para las empobrecidas y oprimidas masas judías de la Europa Oriental del siglo XIX, se ha logrado en la tierra de Israel gracias al empuje inspirado por la orientación ética judía que favorece el flujo permanente del dinero para crear nuevas riquezas, como medio de producir un mundo mejor.

 


 

 

Palestinos y judeofobia

por Thomas Reich

El 29 de noviembre de 1947 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 181, la cual recomendaba un plan para resolver el conflicto entre judíos y árabes en la región de Palestina, que se encontraba en esos momentos bajo administración británica. El plan de la ONU proponía dividir la parte occidental del Mandato en dos Estados, uno judío y otro árabe, con un área, que incluía Jerusalén y Belén, bajo control internacional, a la vez que hizo ajustes en los límites propuestos entre los dos estados. La partición tendría efecto a partir de la retirada de los británicos. El resultado final de la votación fue de 33 votos a favor, 13 en contra y 10 abstenciones: los Estados Unidos y la Unión Soviética estuvieron entre quienes votaron en favor de la resolución, Chile se abstuvo.

Al día siguiente de la Declaración de independencia del Estado de Israel el 14 de mayo de 1948 en el territorio asignado por el Plan de la ONU para la partición de Palestina de 1947, los cinco estados árabes vecinos (Líbano, Siria, Jordania, Irak y Egipto), disconformes con dicho Plan, le declararon la guerra e invadieron al naciente Estado de Israel. En la guerra intermitente que tuvo lugar durante los siguientes 15 meses (con varias treguas promovidas por la ONU), Israel conquistó un 26% adicional del antiguo mandato británico, mientras que Transjordania y Egipto ocuparon la parte restante destinada por la ONU al Estado árabe-palestino: Egipto ocupó Gaza y Transjordania se anexionó Cisjordania y Jerusalén Este, refundando el país con el nombre de Jordania.

La guerra provocó miles de desplazados en ambos sentidos: unos 700.000 árabes de la zona israelí fueron obligados a desplazarse a las vecinas Gaza y Cisjordania, y también a otros países árabes más alejados, dando origen al problema de los refugiados palestinos, que todavía hoy perdura. En la zona israelí quedaron 100.000 árabes, que adquirieron la nacionalidad israelí y que, en general, gozaron de los derechos plenos de ciudadanía. La salida de los árabes de sus lugares de residencia se debió a que la dirigencia árabe instigó a la población árabe en Palestina a abandonar sus hogares para garantizar a las tropas árabes mayor libertad de movimiento. Un número bastante similar de ciudadanos judíos de los países árabes involucrados en esta guerra fueron expulsados y tuvieron que radicarse en Israel y otros países occidentales.

Este conflicto perdura hasta este momento. Los descendientes directos y los simpatizantes políticos de aquellos que solo supieron encauzar su frustración a través de la guerra de la independencia, provocaron sucesivas guerras durante los últimos 64 años.

¿Qué reclaman éstos ahora? La concesión de todo el territorio, libre de judíos para los palestinos. Es decir: estamos frente a un antisemitismo puro y sin ambages. El antisemitismo pretende la desaparición de los judíos, por cualquier medio, o sea exactamente lo que pretenden los palestinos hoy en día.

Y no hay que dejarse confundir cuando determinados sectores señalan que ellos “no son antisemitas ya que los palestinos mismos son semitas”. Esto es una falacia. En principio, “semitas” no hay; puede hablarse de grupos semitas de la remota antigüedad, pero suponer que, por ejemplo, un judío de Inglaterra, uno de Etiopía y uno de Chile pertenecen a la misma “raza semita” es absurdo.

Hasta 1879 el ancestral odio hacia los judíos no tenía siquiera un nombre especial. Wihelm Marr un escritor socialista alemán acuño el término “antisemitismo” para referirse al odio y discriminación hacia los judíos distanciándolo de toda connotación religiosa; eran tiempos de un fuerte nacionalismo alemán en los inicios del proceso de unidad como nación.

Visto lo anterior, parece que, en los tiempos modernos, es más apropiado para nosotros los judíos hablar de “judeofobia”, un término propuesto por un prestigioso pensador judío, León Pinsker (en su opúsculo Autoemancipación, 1882), en lugar del usual “antisemitismo”.

Tampoco debemos aceptar que diversos interlocutores señalen que ellos no son “ni antisemitas, ni judeofobos sino antisionistas”; el sionismo creó al Estado de Israel y nosotros, judíos, en tanto apoyamos irrestrictamente a Israel somos todos sionistas.

Si alguien se declara antisionista está tratando de destruir a Israel, la tierra de los judíos, y se transforma en un antisemita o judeofobo.
 
 


 

 

¿Somos Judíos o estamos judíos?

¿Tiene Sentido Ser Judío Laico Fuera de Israel?

por Gregorio Jusid

Este último Yom Kipur, en medio de una gran congregación que rezaba, mientras miraba al cielo y “veía nublado” me preguntaba de manera incesante el por qué de este particularismo, cuál era el sentido para un judaísmo, no centrado en Dios, fuera de Israel.

Parece que pregunté muchas veces, porque las respuestas han sido cotidianas y van desde el sentido de familia, ejemplificado en la bendición del vino, utilizando una copa que fue el único regalo que su hija de trece años trajo a un amigo desde un largo viaje; en el apoyo a un padre, con su hijo enfermo, que para sorpresa suya recibe la presencia y aliento de cientos de personas que no conocía pero que se interesan por el bienestar de su pequeño; en la reunión de un puñado de personas convocados por Reshet, que logra reunir más de 75 millones de pesos en un par de horas para ayudar a los miembros más necesitados de nuestra comunidad; en las becas de educación escolar y universitarias que brindan el Instituto Hebreo, el Colegio Maimónides y B’nai B’rith. Es decir tenemos una pertenencia, formamos parte de un colectivo en que unos nos sentimos unidos con otros a quien atribuimos un origen común; aunque como hermanos que somos, nos critiquemos.

Sin embargo este sentido de colectividad parece que no es el único motivo por el que perduramos en la historia de la humanidad por miles de años, muchos otros pueblos han tenido una fuerte identidad y han liderado el mundo y hoy están en decadencia o simplemente desaparecieron.

Tal vez en el judaísmo esta permanencia tiene que ver con nuestra vocación de sentido: nos hemos erigido en la conciencia crítica de la humanidad y nos imponemos hacer de este un mundo mejor. Así, no es casual que una organización mutuaria como B’nai B’rith haya devenido en un colectivo de participación social comunitaria y, a la vez, en un grupo de acción de beneficencia y de política. Por eso cuando ayudamos a otro a estudiar hacemos judaísmo, cuando acudimos a nuestra sede de Lyon a ver un documental sobre la muerte de Carlos Berger, hacemos judaísmo, cuando premiamos bienalmente a una persona por su rol destacado en los Derechos Humanos a través del premio René Cassin , hacemos judaísmo.

Pero en esta tarea fundamental de mejorar el mundo no estamos solos y así, cuando en aplicación de los valores que forman los principios de nuestro actuar acudimos a repudiar el homenaje que, en un espacio público y bajo el patrocinio de una autoridad política, se hace a un torturador y asesino, condenado por sus crímenes de lesa humanidad, por matar entre otros a la joven embarazada, hoy detenida desaparecida, Diana Aron, de quien luego de matar con sus manos, “esta perra además de comunista era judía” y en ese momento nos encontramos con otros que usando kipá dicen a los medios que están allí porque estas cosas no se pueden permitir en una sociedad humana, porque no se puede olvidar si no queremos repetirlo.

Entonces la pregunta inicial de que si somos o estamos judíos - distinción que en otro idioma sería difícil de plantear, cobra respuesta - Nuestro judaísmo tiene que ver con nuestra participación, con el sentido de nuestros actos personales, familiares y sociales, sin distingo. Esta es la consecuencia del amor a sí mismo y al prójimo de la misma manera.

Somos polvo de estrella en solución acuática, animados por el sol y nos movemos, pero debemos elegir hacia donde y con quien.

Quizás sea nuestra capacidad de llevar los pensamientos más abstractos y profundos a la acción cotidiana lo que nos ha llevado a destacar en el concierto de las naciones. Esta dialéctica entre la introspección y nuestra actos, entre idea y conducta, es la que nos ha caracterizado y nos permite ver la humanidad y lo humano cono una condición de lo amable y perfectible.

Aquí no se trata de pontificar, pero movidos por ese amor al prójimo en que se basa la cultura que elegimos, nuestra participación tiene el sentido de urgencia, la de una vida que corre y se nos va si no la “orientamos”.

Así nuestro sentido de ser judíos laicos fuera de Israel es trabajar en el esclarecimiento y la defensa de la legitimidad de nuestro estado y su derecho de autodeterminación. También nuestro sentido de ser judíos es acudir a la funa del “homenaje” Krasnoff. Por supuesto en la ayuda a los miembros de la colectividad solos o desvalidos. Pero también se manifiesta en el miembro de nuestra comunidad que se atreve a encabezar un gobierno y logra una relación inquebrantable con el jefe del estado basada en su lealtad; en el equipo de hándbol del Instituto Hebreo que representará a Chile en el Panamericano de Colombia; y en la persona de Noam Titelman, ex alumno de esta institución que cursa Ingeniería Comercial y Letras y lidera el movimiento estudiantil.

Para esto y mucho más, a diferencia de otros pueblos, llevamos miles de años en la práctica de una “tecnología” insuperable, nuestro sentido de comunidad para la trascendencia, hermandad para el bien, de equipo basado en el respecto de cada uno como si fuera un mundo. También contamos con la preservación de nuestras costumbres y tradiciones, nuestras fiestas llenas de sentido y sobre todas ellas el shabat y la lectura del texto sagrado con que reinterpretamos la vida para completar la creación que nos fue dada.

Para esta tarea todos somos necesarios y en B’nai B’rith pretendemos ser un canal para la concreción de estos valores que deseamos practicar. Nuestras filiales y comisiones son espacios institucionales en los que se puede compartir la vida y luchas por nuestros ideales de un mundo mejor.

Ahora tenemos en Anajnu un medio privilegiado para integrarnos a este Am Israel que vive en Chile y en el mundo a la vez. Podemos integrarnos en las actividades de toda la comunidad judía e integrar a cualquiera de sus miembros a trabajar en nuestra institución sobre la base del respeto a nuestros principios fundamentales, de benevolencia, fraternidad y concordia.

Luego, más allá de sentirnos perseguidos o de buscar la pugna con nuestros hermanos, esta es una propuesta para ver la vida desde un prisma judío, esto que sabemos que “Buen korasón aze buen karákter”, a vivir en esta tierra maravillosa el milagro de estar vivos y ser judíos, de vivir con un idishkait

¡¡¡Vivamos el judaísmo mierda!!!
 


 

 

Por una gota de miel

por Mario Sadovnik

En uno de los tantos seminarios y campamentos que asistí entre mi infancia y juventud hubo uno que me marcó profundamente. Más aún, una actividad que presencié me sigue hasta el día de hoy. Frente a una gran medurá (fogata) un grupo de javerim uruguayos representó una brevísima obra, su nombre “por una gota de miel”. En ella contaban la historia de un pueblo que sucumbió por una gota de miel ¿Cómo puede ser? La trama era más o menos así : Entró a un bar un leñador que venía de la montaña, mientras bebía, una mosca cayó en una gota de miel que había en la barra, la mosca con sus patas pegajosas se alojó en el vaso del leñador, este pretendió espantarla con un ademán pero el insecto permaneció firmemente adherido al vaso, entonces tomó el vaso, lo agitó y este escapando de sus mano voló directo a la cabeza de un agricultor que bebía tranquilamente, el hombre cayo con tan mala suerte que golpeó su cabeza en un escabel de fierro junto a la barra, al ver la herida de muerte de inmediato la reacción de su compañero que extrajo un cuchillo de su cinto y lo clavó en el corazón del hombre cuya mirada perpleja se perdió junto a la del agricultor moribundo. Así comenzó la violencia, la noticia corrió como reguero de pólvora, los agricultores dejaron sus faenas y salieron a atacar a sus vecinos montañeses, estos no permanecieron tranquilos, los cuchillos y las hachas sucedieron a los golpes de puño; las armas de fuego fueron el siguiente paso; casas quemadas, muerte por doquier, cuando la ley impuso la calma la desolación reinaba y ya nadie recordaba que todo fue por… una gota de miel.

¡Cómo quisiera que solo fuera un cuento!

Pero ¿Cuántas veces hemos visto esta escena? Tantas vidas arruinadas, tantas amistades deshechas, padres contra hijos, matrimonios disueltos, rabia, odio y tanto más por ¡Una gota de miel! Por no saber decir ¡Detente! O razonar ¿Vale la pena responder? ¿No es mejor callar y no actuar? ¿Qué obtengo al hacer crecer un problema nimio?

Estas últimas semanas he observado desde mi privilegiada ubicación de Director Ejecutivo de B’nai B’rith una serie de hechos, cartas al director, solicitadas, artículos de opinión, correos anónimos, que están minando nuestra vida comunitaria y que no hacen más que traer como novedosos una cantidad de antiguos y trasnochados seudo argumentos para ampliar la desunión en el “Klal Israel”

¿Dónde está el origen? ¿Quién comenzó? ¿Quién tiene la razón?

¿Es eso lo importante? ¿No nos basta con lo que hay fuera que tenemos que buscar adentro?

Como respuesta a esta lamentable situación B’nai B’rith da muestras de ser “la Voz Global del Pueblo Judío”. Con orgullo podemos mostrar que nuestros principios de Benevolencia, Fraternidad y Concordia no son letra muerta o escrita para causar simpatía sino que nuestros hechos lo dicen. Hace pocas semanas exhibimos, por primera vez en una institución judía de Chile “mi vida con Carlos”, un emotivo documental que muestra lo que fue la vida de la familia Berger Hertz después que Carlos Berger Guralnik se convirtiera en un detenido desaparecido por la caravana de la muerte en octubre de 1973. Y la noche de ayer hemos realizado la presentación del libro “El gran Diseño y Di-s” escrito por el Rabino Matías LIbedinsky. Así como desde hace años en nuestra sede se reúne la Confraternidad Judeo Cristiana (y Hermanos nuestros forman parte de ella) hemos organizado seminarios de kabbalah con importantes expositores de categoría mundial y fuimos los primeros (¿únicos?), en 1997, en facilitar nuestra sede para hacer un homenaje a los quince judíos detenidos desaparecidos durante los años de dictadura militar. Y cómo no mencionar nuestro Tribunal de Honor, abierto a todo el Yishuv, para ayudar a solucionar disputas en un clima de absoluta discreción.

Por ello creo que podemos pedir a nuestra dirigencia, desde la CJCH a la más humilde Comunidad poner paños fríos, no permitir esta escalada y poner el foco donde realmente están los problemas. Pero también es responsabilidad de cada uno de nosotros limpiar la barra y eliminar esa gota de miel que tanto daño nos hace.

 


 

 

El relato judío

por Rafael Guiloff

Cuenta la leyenda familiar que mi bisabuelo Anschel pasó la mayor parte de su vida, en el siglo XIX, como soldado cantonista en el Ejército Imperial Ruso. Sirvió 30 años y siendo judío, probablemente nunca ascendió mucho en el escalafón militar. Los cantonistas eran muchachos judíos, secuestrados de sus familias a muy temprana edad, a los doce años o menos y enviados a lejanos destacamentos militares, impidiéndoles los contactos con sus familias y pueblos, con el propósito de desarraigarlos de su judaísmo, sirviendo veinte o treinta años en el ejército.

Pues bien, Anschel, tras haber cumplido este larguísimo período de reclutamiento forzado, siendo ya un hombre mayor, no se sabe cómo ni por qué, retornó a su pueblo natal y se casó una joven judía, mi bisabuela Sara Lea, cuyos restos reposan aquí en Chile, en el Cementerio Israelita de Conchalí. Puedo solamente imaginar o especular sobre las circunstancias que permitieron esta verdadera odisea por la que pasó mi bisabuelo. ¿Por qué no sucumbió a la asimilación predestinada por su condición de cantonista? ¿Qué lo llevó a retornar a su pueblo natal, retornando así a su Pueblo? Pueden haber sido motivos muy personales, pueden haber sido sentimientos por su condición de judío que, de una u otra forma perduraron en él a través de sus largos años en el ejército, en un ambiente hostil a todo lo judío. Desde la distancia de casi un siglo y medio a los hechos, escojo imaginar que lo que impulsó su retorno, fue el relato judío que Anschel tenía integrado profundamente en su identidad, relato por la vida que, por milenios ha perdurado y hecho perdurar el judaísmo y a los judíos, incluso ante las condiciones más adversas.

Para la generación de los que nacimos y hemos vivido con el Estado de Israel estos últimos decenios, aquí en Chile y en el mundo occidental en general, nuestras limitaciones como judíos han sido prácticamente inexistentes y hemos disfrutado de las condiciones más favorables desde que el patriarca Abraham encaminó sus pasos fuera de la tierra de sus padres. Hoy sin embargo, los judíos enfrentamos un escenario que sentimos como amenazante e incierto, pues el conflicto entre Israel y los árabes, con sus aliados de los movimientos izquierdistas mundiales, se extiende por todos los ámbitos y su virulencia ideológica no tiene coto.

En el relato mediático global, la legitimidad de Israel es, a menudo, puesta en tela de juicio. Los medios, en forma incesante (e insensata) se refieren a Israel como el estado del apartheid y repiten el slogan del “muro de la vergüenza”. Los estudiantes universitarios judíos, en los EEUU, en Europa y también en América Latina, enfrentan organizadas y bien montadas campañas en contra del “estado sionista”. El boicot contra Israel se promociona sin pausa en las universidades y en los sindicatos de trabajadores. Muy pocos días atrás un profesor de historia de Kent State no tuvo problemas en gritar “¡Muerte a Israel!” en la sala donde un funcionario diplomático israelí daba una charla. El presidente de la universidad calificó estas expresiones de “inapropiadas”.

El primer ministro Netanyahu ha calificado la campaña de deslegitimación de Israel, por parte de árabes e izquierdistas, de “amenaza estratégica”. Caroline Glick, editorialista de derecha, del Jerusalem Post, no comparte esta calificación, señalando que dicha campaña es una amenaza política pero no estratégica, pues “Israel no será destruido ni por las Naciones Unidas, ni por los académicos de Oxford, ni por los sindicatos noruegos”.

Vemos que nada ha cambiado, contra los judíos todo vale. Al efecto de atacarnos, somos los extraños más próximos y alcanzables para la difamación. En Occidente no estamos sometidos a zares, pontífices ni tiranos que nos maten, nos persigan, nos expulsen o secuestren a nuestros hijos. Nuestros derechos ciudadanos como chilenos o como nacionales de sea cual fuere nuestro país, no están puestos en duda. No obstante para calumniar y mentir acerca de Israel y los judíos, no existen barreras. Lo que sí ha cambiado, es que ahora existe un Estado de Israel que, a pesar del desgaste político sufrido estos últimos años, materialmente cuenta con las capacidades para repeler y dañar severamente a cualquiera que lo ataque.

Pese a esta seguridad y al hecho que nuestra vida diaria transcurre distante del conflicto, en algún recóndito trozo de nuestro ADN, resuena el eco de virulentas palabras anti judías que, poco tiempo después, dieron lugar a columnas de tanques avanzando por calles y caminos de Europa, trayendo para el pueblo judío y para toda la humanidad, un horror y una mortandad sin precedentes. Esa resonancia y las de todas las persecuciones pretéritas, sufridas durante milenios por nuestros ancestros, nos provocan un deseo, quizás infantil, de tener el poder de, sin más, acallar las agresiones de nuestros actuales enemigos pero sabemos que ello no ocurrirá, no el terreno de los argumentos y las palabras. Debemos estar preparados para que, muy probablemente, por muchos años más, continuemos escuchando, viendo y leyendo en los medios, falsedades y arteros ataques contra Israel y los judíos.

Sin perjuicio que los disfemismos con los cuales nos agreden nunca deben dejar de ser respondidos y que debemos persistir en la batalla de las ideas, ir a los medios y estar en todos los foros, enfrentando a nuestros enemigos y exponiendo las falacias a las cuales constantemente recurren, es preciso tener siempre presente que nuestro apoyo para sobrellevar y tolerar esta situación, es el potente relato judío que conforma nuestra identidad. Somos quienes somos no por tener la razón o ser más fuertes, sino por nuestro judaísmo, la idea ética más antigua que logró sobrevivir hasta el presente. El judaísmo no es un relato de glorias ni certidumbres, no persigue alinear al pueblo con mensajes de superioridad y dominación de los otros. El relato judío es, como bien lo sabía mi bisabuelo Anschel, un relato de vida y convivencia, de esperanza y de confianza en las propias capacidades, tanto individuales como comunitarias, aun ante las circunstancias más hostiles.

Nuestra identidad judía no se afirma en la supremacía ni en la conquista. Judíos somos para la vida, la mejor vida posible, la vida buena y generosa, sean cuales fueren las circunstancias. Hoy los cohetes de nuestros enemigos caen sobre Ashkelon pero si en la mañana de este Shabat vamos a caminar junto a la playa de Tel Aviv, veremos cómo grandes grupos de personas, de muy diversas edades bailan, alegre y animadamente, al son de la música o siguiendo los pasos y los ritmos que les muestra un instructor. Con la imagen de este feliz evento, que sigue repitiéndose semanalmente y en el cual he tenido la suerte de participar con mi familia, mi imaginación retorna a mi bisabuelo y estoy seguro que Anschel, durante su prolongado cautiverio de treinta años en el Ejército Imperial Ruso, escuchó siempre, desde algún luminoso rincón de su memoria, la melodía que unos klezmorim interpretaron, un día de fiesta en su lejano pueblo, al cual nunca perdió la esperanza de retornar.




 

 

Los Judíos y la Iglesia en la Actualidad



“No habrá paz en el mundo hasta que no haya paz entre las religiones, y no habrá paz entre las religiones hasta que no haya diálogo entre ellas”.

por Thomas Reich (*)

La Declaración Nostra Aetate, emitida por el Concilio Vaticano II en octubre de 1965, significó un punto de inflexión en las relaciones conflictivas y complejas a lo largo de dos mil años entre cristianos y judíos, al poner fin a la secular enseñanza de que los judíos son culpables de deicidio, rechazando la doctrina según la cual sobre ellos pesaba la acusación colectiva por la crucifixión de Cristo. Nostra Aetate declara que “aunque las autoridades de los judíos con sus seguidores reclamaron la muerte de Cristo, sin embargo, lo que en su Pasión se hizo no puede ser imputado, ni indistintamente a todos los judíos que entonces vivían, ni a los judíos de hoy”.

Desde entonces, el odio a los judíos es considerado por la Iglesia Católica incompatible con el cristianismo. Esta nueva postura se convirtió en doctrina y al menos en teoría contribuye a derribar acendrados prejuicios. El Concilio Vaticano II y su declaración Nostra Aetate constituyeron también los cimientos de un nuevo edificio teológico, construido ladrillo a ladrillo, que desde entonces modifica en forma gradual la actitud de la Iglesia Católica hacia el pueblo judío y el Estado de Israel.

El antisemitismo había sido tratado en Nostra Aetate, pero ésta sólo “deploró” los odios y persecuciones antisemitas (evidente concesión a aquellos que en el Concilio Vaticano II se opusieron a una condena del antisemitismo, especialmente los representantes de la Iglesia en países árabes, por temor a las repercusiones que pudiera tener en ellos). Pero en 1975, como expresión del cambio de sensibilidad, en “Orientaciones y Sugerencias”, documento que desarrolla Nostra Aetate, recuerda a los cristianos “el cuidado del lenguaje, que los vínculos espirituales y las relaciones históricas que unen a la Iglesia con el judaísmo condenan como contrarias al espíritu mismo del cristianismo todas las formas de antisemitismo, cosa que de por sí la dignidad de la persona humana basta para condenar”.

“Nunca más antisemitismo, nunca más el genocidio”, declaró Juan Pablo II en la conmemoración del cincuentenario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz, donde los nazis asesinaron casi un millón y medio de judíos.

El establecimiento de relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y el Estado de Israel fue la culminación de un proceso de casi un siglo, de adaptación por parte de la Iglesia a una nueva realidad en abierta contradicción con principios teológicos seculares: la creación de un Estado judío en Tierra Santa como resultado de la acción del sionismo comenzada a fines del siglo XIX.

Meses antes del primer congreso sionista, celebrado en Basilea en agosto de 1887, La Civiltá Cattolica, revista jesuita y semioficial de la Santa Sede, publicó un artículo donde se establecía que, de acuerdo con el Nuevo Testamento, “los judíos habían de vivir en la diáspora como esclavos de los gentiles hasta el fin de los tiempos, en cumplimiento de la maldición que habían invocado sobre sus cabezas y las de sus hijos. Por lo tanto, sería impensable confiarles la custodia de los Santos Lugares, y mucho menos alimentar la idea de Jerusalén como capital de un Estado judío, lo que sería contrario a las palabras del propio Cristo”.

La solicitud de apoyo a la creación de un Estado judío, dirigida en 1905 por el fundador del movimiento sionista, Teodoro Herzl, al papa Pío X, mereció su inequívoca y tajante negativa: “los judíos no reconocieron a nuestro Señor, por lo tanto no podemos reconocer al pueblo judío; así pues, si ustedes van a Palestina y asientan allí a su pueblo, estaremos dispuestos con iglesias y sacerdotes a bautizarlos a todos”.

Pero como consecuencia del Concilio Vaticano II se establecieron relaciones diplomáticas entre el Estado Vaticano e Israel en 1994 y más recientemente dos Papas visitaron Israel Juan Pablo II y el actual Benedicto XVI; numerosos y relativamente frecuentes han sido los contactos sostenidos entre las mayores autoridades del mundo judío con ambos.

Sin embargo las señales que emanan desde el trono de San Pedro son menos auspiciosas que las que uno cree ver con tantos vínculos. El actual Papa es un teólogo serio pero profundamente conservador; él entiende que solamente la Iglesia Católica contiene el camino hacia la salvación y por lo tanto su acercamiento a las demás grandes religiones puede tener aspectos políticos y emocionales, pero nunca será total, abrasador, acogedor.

En estos días se celebró en la ciudad de Asís un nuevo encuentro interreligioso y ecuménico denominado “Jornada de Oración por la Paz” al que asistieron 200 altas autoridades religiosas del mundo y por cierto que también incluyó a judíos. La frase del título de esta crónica es del superior de la orden franciscana José Rodríguez Carballo anfitrión de la magna reunión. Dado que se trataba de celebrar el 25° aniversario del primer encuentro de Asís, el papa Benedicto condujo el programa en persona. Durante este encuentro no fue posible concordar en una liturgia única y común ya que para el Papa no resulta apropiado orar entre distintos credos. Los grupos lefebrianos que todavía mantienen una voz potente se manifestaron contrarios a la realización de este evento. Obviamente la prensa chilena que habitualmente no cubre en profundidad las noticias internacionales ignoró este hecho.

Estando así las cosas, no podemos esperar que las Iglesias locales reciban desde la Santa Sede algún dictamen nuevo, instrucciones o pautas a seguir para enfrentar a los no creyentes o a los restantes credos. Los vínculos más estrechos o más distantes son materia de cómo se manejen las relaciones en cada país y caso particular.
 

(*) Integrante del Directorio de la Confraternidad Judeo Cristiana de Chile




 

 Comparta este artículo con sus contactos:

 Tweet   

 

Ir a página principal